Tottenham 1-2 Juventus: Higuain y Dybala resucitan a la Juventus.

post

La Vecchia Signora era superada por Tottenham en Wembley, pero aparecieron los argentinos en tres minutos y sentenciaron la eliminatoria a su favor.

Impensado. No lo merecía para nada, pero Juventus apeló a sus figuras, a los argentinos, para avanzar a los Cuartos de Final de la Champions LeagueGonzalo Higuaín Paulo Dybala marcaron los goles en momentos justos y dieron vuelta en Wembley, para dejar en el camino a Tottenham, que se había llevado un valioso empate por 2-2 en Turín.

Los Spurs fueron muy superiores en la primera mitad. Dominaron la pelota, los tiempos del partido y las ocasiones de gol. Pero esa fue la faceta que le terminaría costando al dueño de casa, que se perdió grandes oportunidades de abrir el marcador. Finalmente, el que pudo abrir la cuenta fue el coreano Son Heung-Min, una de las figuras de su equipo en ese aspecto.

En la segunda parte, la Juventus, obligada a dar la vuelta, pareció ir más al ataque. Pero este equipo de Allegri ya no es el de la temporada pasada, cuando era infalible en la defensa y creativo en ataque.

Desaparecidos todo el partido, los argentinos solo necesitaron un momento de lucidez para dejar su marca: primero el Pipa definió después de una bonita jugada colectiva y luego fue “La Joya”, tras una asistencia descomunal del 9 argentino, quien definió ante la salida de Lloris.

¿Qué tuvo que hacer la Juve el resto del partido? Defender. Lo que más le gusta y sabe hacer. Y lo hizo y de qué manera. Con Barzagli y Chiellini sacando todo, la Vecchia Signora lo aguantó y terminó sacando su pase a Cuartos de Final.

Juventus 2-2 Tottenham: Higuaín brilló pero no pudo evitar el empate.

post

El delantero argentino marcó dos goles para la Vecchia Signora, que terminó empatando 2-2 ante los Spurs.

Gonzalo Higuaín fue el protagonista principal del partido de ida de los Octavos de Final de la Champions League de Juventus ante Tottenham . El argentino marcó los dos goles de su equipo, pero no pudo evitar que los Spurs se despertaran a tiempo y terminen empatando por 2-2.

El ex de Napoles fue implacable en las primeras dos oportunidades que tuvo dentro de los primeros 10 minutos del encuentro en el Juventus Stadium. Primero la cruzó de manera notable en una jugada preparada y luego dejó sin opciones a Lloris en un penalti que le habían cometido a Bernardeschi.

Pero la Vecchia Signora agotó todas sus energías en ese primer cuarto de hora. El resto del capítulo le cedió la pelota a Tottenham y se dedicó a defender. Y eso los Spurs lo aprovecharon, marcando el descuento con una excelente definición de Harry Kane, otra de las grandes figuras del partido. El Pipa tuvo la oportunidad, otra vez de penalti, de gritar el tercero sobre el final del primer tiempo, pero el travesaño le dijo que no.

La segunda parte siguió con la tónica de la etapa anterior: los de Pochettino manejaron la pelota y la posición dentro del terreno, aunque el gol del empate terminaría llegando gracias a una falta que definió Eriksen ante la estirada de Buffon. La Juve tuvo también sus ocasiones jugando a la contra, pero no gozaron con la suerte de los primeros minutos.

De esta forma, el empate por dos goles deja mejor parado al equipo inglés para el partido de vuelta que se jugará en Wembley el 7 de marzo. Aunque los Bianconneri pueden pensar en positivo ya que podrán contar con un Dybala recuperado para dicho partido.

Tottenham 3-1 Real Madrid: Se alarga el luto.

post

El equipo merengue, de riguroso negro en Wembley, sufrió una de las derrotas más deshonrosas en mucho tiempo (3-1). Impotente en todo momento.

El Real Madrid alarga el luto. Lo de Girona no era casual. Tampoco lo de Valencia, Betis y otros tantos partidos en los que los blancos no jugaron a nada. Y ante el Tottenham volvió a quedar demostrado que el equipo de Zidane no está para nada en este arranque de temporada. Es más, en Wembley el Real Madrid sufrió una de las derrotas más deshonrosas en mucho tiempo: 3-1, y sin enterarse completamente de nada. Ni por fútbol, ni por táctica, ni por corazón.

Sólo en minúsculas fases del encuentro, el Real Madrid pareció querer pelear por la victoria. Demasiado pocas. El resto del tiempo, fue persiguiendo sombras en defensa y totalmente cegado en ataque, sin encontrar huecos ni saber por dónde forzarlos siquiera. El Tottenham, mientras tanto, con su trabajado 3-5-2 pareció tener bajo control el partido en todo instante. Marcó el 1-0 antes del descanso en una jugada aprovechando un fuera de juego, como en el partido en el Santiago Bernabéu. La sensación fue que hubiera llegado igualmente siguiendo cualquier otro camino. Y fue el peor desencadenante posible para los visitantes, de riguroso negro, como manda la festividad de Todos Los Santos en España, porque reforzó al Tottenham en su táctica y desquició al Real Madrid.

Al descanso, Zidane optó por cambiar de dibujo y probar un 3-5-2 para igualar los espacios y posiciones con el Tottenham. Más sencillo para sus jugadores. Pero ni con ésas. Dele Alli marcó el 2-0 aprovechándose de un rebote en Sergio Ramos. Y poco después, en el minuto 65, Eriksen anotaba el 3-0 en un contraataque. En la primera parte, a Pochettino se le había lesionado Alderweireld, y aun así, parecía que jugaba con 15 jugadores. Empequeñecieron totalmente a un irreconocible Real Madrid. El resultado era más que merecido, además.

En el último cuarto de hora, Zidane tiró de Borja Mayoral, Marco Asensio y Theo Hernández para revitalizar su once. Aunque fuera por casta, los blancos sacaron la cara en el tramo final. Incluso Cristiano Ronaldo marcó un gol, y hubo alguna que otra ocasión para recortar distancias. Maquillaje, tan sólo. Este Real Madrid no puede camuflarlo más. La crisis se extiende a España, a Europa, al Santiago Bernabéu y a los partidos fuera de casa. Riguroso luto en la Casa Blanca.

Real Madrid 1-1 Tottenham: Empate bajo palos en el Santiago Bernabéu.

post

Impresionante actuación de Keylor Navas y Hugo Lloris, que evitaron que hubiera más goles en el coliseo blanco.

Un punto para Real Madrid y Tottenham en un duelo al más puro estilo Champions League. El liderato del grupo en juego a falta de tres jornadas más y ambos conjuntos buscaban los tres puntos que le colocarían en lo alto de la tabla. Comenzó golpeando el Tottenham gracias a un tanto de Varane en propia puerta, pero Cristiano se encargaría de poner el resultado final desde los once metros. Espectacular encuentro realizado por Keylor Navas y Hugo Lloris, claros artífices de que el choque terminara en empate.

Comenzaban bien las cosas para los pupilos de Zinedine Zidane después de una doble ocasión clarísima para que se pudieran adelantar en el marcador. Achraf, que realizó un muy buen partido haciendo la labor de sustituir a Carvajal –tarea nada sencilla-, llegó forzado a línea de fondo para poner un centro al primer palo, donde Cristiano remató directo a la madera. El rechace le cayó a Benzema solo en el punto de penalti con Lloris vencido, pero mandó, de manera últimamente habitual, el esférico desviado. Muchos errores del ariete que le cuestan la mayoría de las críticas por parte de la afición madridista.

El encuentro transcurría con un dominio pasmoso del Real Madrid ante un Tottenham apático que apenas ofrecía peligro durante los primeros minutos en el Santiago Bernabéu. Cristiano volvería a disfrutar de otra ocasión clarísima cuando el crono del colegiado Szymon Marciniak, muy acertado durante los 90 minutos, señalaba el minuto 17. Sin embargo, su remate cruzado se marchó lamiendo la cepa del poste derecho de un Lloris que desesperó sobremanera a los blancos. Dos minutos más tarde aparecía Keylor Navas para evitar el primero de los ingleses después de un testarazo de Kane.

En el momento donde el Tottenham comenzó a disfrutar de algo más el balón llegó a tener acto de presencia un importantísimo Aurier en el carril derecho. Sería gracias a él cuando llegaría el primer tanto de la noche madrileña. Internada por la derecha que centra buscando a un Harry Kane que no logró enchufar un remate de tacón, pero Varane en la cobertura no se esperó el fallo del ariete y termina introduciendo el esférico en su propia portería. Corría el minuto 27.

El Real Madrid, sin embargo, no se vino abajo y sabía de la importancia de lograr devolver la igualada al marcador antes de que el colegiado internacional polaco señalara el camino a los vestuarios. Primero fue Benzema a centro de Achraf, pero no terminó de enganchar correctamente el remate con la testa 10 minutos tras el gol. Fue en el minuto 42 cuando llegó un penalti clarísimo de Aurier sobre Kroos, que llegó hasta la cocina. Cristiano se encargaría de lanzar la pena fatídica con potencia y no perdonó a Lloris.

La situación no parecía moverse después de que los protagonistas de ambas escuadras regresaran tras el tiempo de descanso, aunque con ambos porteros siendo los actores principales de esta magnífica obra. El guardameta francés del Tottenham volvió a dar muestra de su habilidad y detuvo a bocajarro un testarazo de su compatriota: Benzema. El ariete del Real Madrid remató en la frontal del área pequeña, pero Lloris voló de manera instintiva para detener el disparo.

El cancerbero de los Spurs aparecería en dos ocasiones casi consecutivas, minutos 62 y 64, para evitar que Cristiano Ronaldo firmara un nuevo doblete en otra jornada de Champions League. Primero con un lanzamiento muy potente desde la derecha y después tras un jugadón maradoniano del portugués que terminó disparando con la zurda por bajo, donde Lloris pudo estirarse para evitar un auténtico golazo.

El Tottenham despertó entonces en ataque tras haber levantado un muro defensivo prácticamente impenetrable, rechazando cualquier tipo de acercamiento por parte del ataque madridista. Ahora le tocaba el turno a Keylor Navas de brillar bajo una lluvia que se echaba de menos en la capital de España. El cronómetro señalaba los minutos 71 y 73. Primero Harry Kane se quedó solo ante el costarricense, que se estiró por bajo para desviar con la yema de los dedos un gol cantado. Acto seguido se vistió de héroe para rechazar un lanzamiento fortísimo de Eriksen desde la derecha al primer palo. Puro espectáculo, y pura vida.

Comenzaron Zinedine Zidane y Mauricio Pochettino a mover el banquillo tratando de encontrar la solución que resultara eficaz en vistas de poder alzarse con unos tres puntos valiosísimos. Poca incisión tuvieron en el guión del choque. El Real Madrid volvía a hacerse con el control del balón y encerró al Tottenham en su área, donde estaba jugando muy cómodo e hizo ver fácil la tarea defensiva ante las acometidas merengues.

Así las cosas, se terminó señalando el final del encuentro con el 1-1 en el luminoso. Un auténtico partidazo vivido en el Santiago Bernabéu donde ambos equipos se jugaban ser líder de grupo en solitario. De continuar igual en la fase de grupos, el primer puesto se decidirá en Wembley. Una final anticipada en un estadio de ensueño.

Manchester City 2-2 Tottenham: La remontada de los Spurs alarga la pesadilla de Guardiola.

post

Los Spurs revierten un 2-0 para llevarse un punto del Etihad. Los citizens siguen fuera de puestos de Champions League.

El Manchester City se dejó dos puntos más al dejarse remontar un partido que ganaba 2-0 ante el Tottenham. Los tantos de Alli y Son neutralizaron las dianas de Sané y De Bruyne y dejan a los citizens fuera del Top 4.

El City fue mejor en la primera mitad pero se llegó al descanso sin goles. Silva y Aguero se mostraron muy activos pero la zaga de los spurs mantenía a raya las ofensivas locales. Consciente de la superioridad rival, Mauricio Pochettino cambió las cosas en el intermedio, dando entrada a Heung Min Son. Y fue en la segunda mitad cuando el partido se animó y llegaron los goles.

Se adelantaron los de Guardiola, por partida doble gracias a dos acciones de poca fortuna de Hugo Lloris. Leroy Sané 49′ y Kevin De Bruyne 54′ ponían el 2-0 en el electrónico y el Etihad celebraba ya tres puntos importantes pero este Tottenham llevaba 6 victorias consecutivas y llegó su reacción. Menos de cinco minutos tardó Dele Alli, en un estado de forma envidiable, en recortar distancias. Y en el 77′, Son daba la razón a Pochettino logrando las tablas tras una buena asistencia de Harry Kane.

El debut de Gabriel Jesus en el 82′ fue insuficiente para la machada final y el encuentro acabó en un empate que sabe mejor a los Spurs, que siguen segundos tras el pinchazo del Liverpool. Por su parte, los de Guardiola quedan a nueve puntos del Chelsea -con un partido menos- y en la quinta posición.

Manchester United 1-0 Tottenham: Mkhitaryan da la victoria al United y sale lesionado en camilla.

post

El extremo armenio anotó el tanto que dio los tres puntos a los Red Devils, pero no completó el encuentro tras sufrir una dura entrada de Danny Rose.

El Manchester United ha vuelto a la senda de la victoria en la Premier League tras imponerse al Tottenham en Old Trafford con un solitario gol de Henrikh Mkhitaryan (1-0) que además saldría lesionado en camilla en el tramo final de partido.

El armenio anotó el tanto de la victoria a la media hora del primer acto. Ander Herrera trazó un gran pase en profundidad para la carrera de Mkhitaryan, que a pesar de tener desmarcado a su lado a Ibrahimovic, se la jugó con un derechazo para batir a Lloris.

Pero no todo fueron buenas noticias para el exjugador del Borussia Dortmund, porque a falta de cinco minutos sufrió una dura entrada de Danny Rose que obligó a los servicios médicos a retirar del campo a Mkhitaryan en camilla. A pesar de ello, la lesión no parece de gravedad.

El conjunto de José Mourinho ha vuelto a ganar tras sumar tres empates consecutivos en la Premier League y se encuentra en estos momentos en la sexta plaza a seis puntos del Manchester City, que marca los puestos de Champions League.

Chelsea 2-2 Tottenham: Hazard Corona al Leicester City.

post

Los blues remontaron el 0-2 en la segunda parte y acabaron dando el título a los ‘foxes’ a dos jornadas del final de la Premier League.

El Chelsea ha completado el cuento de hadas del Leicester. Los blues protagonizaron una espectacular remontada ante el Tottenham y acabaron dando el título a los foxes de Claudio Ranieri tras empatar (2-2) en Stamford Bridge.

Los blues empezaron mejor con un cabezazo de Cahill en los primeros compases que pudo abrir el marcador para unos locales que habían salido muy motivados y Cesc volvió a tener el 1-0 en el 25 con un tiro que cruzó demasiado ante Llloris.

Ahí se descompuso el Chelsea y el Tottenham aprovechó sus despistes defensivos a través de una presión alta. En el primer robo en campo propio, Eriksen acabó dejando solo al hombre gol Kane, que sentó a Bregovic en el regate e hizo el 0-1 a puerta vacía.

Con la ventaja, los Spurs empezaron a gustarse y Son pudo ampliar la cuenta pero se resbaló cuando estaba en boca de gol. El coreano se resarció sólo un poco después cuando hizo el 0-2 justo antes del descanso nuevamente a pase del danés definiendo con criterio ante la portería blue.

La ventaja parecía finiquitar el partido y el Tottenham salió con una marcha menos y lo acabó pagando cuando Cahill aprovechó un error en la marca tras la salida de un córner para acortar distancias. El Chelsea se creció y apretó en busca del empate que tuvo William pero salvó Lloris in extremis.

Con el partido roto, Mason tuvo un mano a mano ante Bregovic en la única oportunidad visitante de la segunda parte y el error acabó siendo fatal cuando Hazard puso el balón en la escuadra a siete minutos, empató el partido y dio el título al Leicester City.

Liverpool 1-1 Tottenham: Los Spurs tiran la Premier League.

post

Los de Mauricio Pochettino empataron el partido por medio de Harry Kane, pero amarraron sólo un punto que les puede dejar a 7 puntos del liderato.

El Tottenham ha podido tirar la Premier League con el empate de esta tarde en Anfield. Y es que el Leicester City se podrá colocar hasta en 7 puntos mañana si consigue una victoria en casa ante el Southampton.

Tras una primera mitad con apenas efectividad por parte de ambos equipos, fue el Liverpool el que se adelantó en el marcador por medio de Coutinho, que con su pie derecho no desaprovechó la asistencia de Daniel Sturridge para transformar en gol una gran jugada colectiva.

Pero a los pocos minutos Harry Kane puso la contienda en el marcador a pase de Christian Eriksen, lo que animaba a los Spurs a buscar un gol que les permitiese seguir la estela del Leicester City. No obstante, un gran Simon Mignolet acabó desesperando a los de Mauricio Pochettino, que se pueden quedar lejos de su sueño por levantar la Premier League.

Tottenham 2-2 Arsenal: El Leicester gana en las tablas del derbi londinense.

post

El líder de la Premier podría sacar provecho del empate entre sus principales perseguidores.

El Leicester, líder de la Premier, es el gran ganador de este derbi marcado por la expulsión de Coquelin, la cual permitió a los ‘Spurs’ aprovechar su ventajan numérica y remontar en cuatro minutos un duelo igualado nuevamente por Alexis. Un empate que no beneficia a ninguno y sí a los ‘foxes’ de Ranieri, quienes podrían aumentar su renta esta tarde ante sus más directos perseguidores.

El más esperado derbi del Norte de Londres de los últimos años cumplió con las expectativas en cuanto a ritmo y emoción, aunque no en cuanto a oportunidades, al menos en un primer tiempo más anodino que fue relevado por un segundo acto espectacular y vibrante.

Erik Lamela puso a prueba a Ospina en un extraño golpeo del argentino que no despistó al meta colombiano, quien sustituía al lesionado Petr Cech. Los ‘Spurs’ dominaban pero carecían de oportunidades. Un mal compartido por los ‘gunners’, quienes a diferencia de sus vecinos sí sacaban rédito de su única ocasión antes del descanso.

Un balón rebotado fue aprovechado por Welbeck para aparecer por el costado izquierdo, frenarse y tener la visión de divisar a Bellerín, quien también tiró de clase para no disparar y asistir al galés Ramsey, quien elevaba la apuesta con un remate de espuela con el que batía a Lloris.

El segundo tiempo era un ida y vuelta constante donde los ‘gunners’ estaban muy cómodos. Un duelo alocado del que se contagió Coquelin al ver su segunda amarilla, condicionando el resto del choque.

Harry Kane remató a bocajarro sobre Ospina, quien por milímetros sacaba el cuero lejos de la línea de gol, anticipando el huracán de la remontada, el cual varió el marcador en apenas cuatro minutos.

Primero era Alderweireld el que fusilaba con su zurda un balón muerto en el área tras saque de esquina. Poco después, una acción condenada a perderse por línea de fondo fue rescatada por Alli, devolviéndo el esférico de tacón al césped para que Kane, en posición angulada y desde un lateral avanzara y lo colara por el palo largo.

El 2-1 del Tottenham parecía definitivo ante un equipo de Wenger que ya besaba la lona. El técnico galo quiso insuflar ánimos con la entrada de Giroud, quien a pesar de no participar en la acción decisiva, dio esa moral necesaria para que el equipo se lanzara al ataque, donde Bellerín localizó a Alexis, quien cruzó para batir a Lloris.

La incertidumbre se apoderó del tramo final, donde los rojiblancos estaban más enteros que los locales. Ramsey y Eriksen dispusieron de las últimas balas, lanzadas al aire y dejando a ambos con vida, bajo la atenta mirada del Leicester, quien podría salir ganador de este duelo que ha terminado en tablas.

Manchester City 1-2 Tottenham: Los Spurs van por la Premier League.

post

El equipo de Pochettino gana en el Etihad con un penalti polémico y un gol de Erikssen para quedar a dos puntos del Leicester; Iheanacho había marcado el 1-1 parcial.

Un partido de campeonato es el que ha ganado el Tottenham al Manchester City en el Etihad Stadium por 1-2, por la Jornada 25 de la Premier League inglesa.

En duelo de entrenadores sudamericanos, el equipo del argentino Mauricio Pochettino le robó el balón al del chileno Manuel Pellegrini durante la primera mitad. Los Spurs, lejos de White Hart Lane, demostraban con un fútbol atrevido que estaban para cosas grandes en el Etihad.

La primera parte se iba a ir sin goles y con pocas llegadas claras. Sergio Aguero, verdugo del Tottenham en los últimos partidos (le había marcado cinco dianas en los dos juegos más recientes) dejaba pasar su oportunidad tras un saque de esquina, mientras que al coreano Son le anulaban correctamente su gol por fuera de juego.

La preocupación de Pellegrini era evidente. El 65% de posesión del balón para su rival podía ser una de las razones. El City apelaba al ingenio de David Silva, pero el español no estaba en su tarde. Tampoco era el día de Yaya Touré. El marfileño, más apagado que de costumbre, nunca se hizo cargo del equipo.

En la segunda mitad, los Citizens tomaron protagonismo y empezaron a acercarse más a la portería de Hugo Lloris. Sin embargo, el Tottenham iba a tener el mismo regalo que había tenido el Leicester un par de horas antes en el Emirates: un penalti inventado. No había mano intencional dentro del área de Raheem Sterling. Si Jamie Vardy no lo falló para los de Claudio Ranieri, tampoco lo hizo Harry Kane para los Spurs. Aguero iba a volver a desperdiciar una ocasión antes de que Toure demostrara toda su clase en una falta que pegó en el larguero.

El 1-1 llegaría por mediación del Iheanacho. El delantero nigeriano aprovechó un pase perfecto de Clchy tras una pared con Silva y, ocho minutos después de haber ingresado al campo, igualó el partido. El City iba por la victoria, pero Pochettino se había guardado una carta: Erik Lamela. El entrenador del Tottenham sacó a su compatriota para los últimos minutos y el ex de la Roma no lo defraudó: conducción elegante y asistencia perfecta para un Christian Erikssen que definió sin nervios ante la salida de Joe Hart. Bonita forma escogió el danés para celebrar su cumpleaños número 24.

El triunfo en casa del Manchester City, que se queda a seis unidades de la cima tras la derrota del Leicester, otorga a los capitalinos el traje de favoritos en una Premier League que tiene al Leicester como único líder, ahora sólo dos puntos por encima del Tottenham y del Arsenal. Habrá que ver cómo le queda esa indumentaria a los chicos de Pochettino.