Inglaterra 12-32 Sudafrica: Los Springboks ganan el Mundial a la Rosa en una Final casi perfecta.

post

Tercer título del equipo sudafricano.

Sudáfrica es el nuevo Campeón del Mundo. En un intenso partido venció a Inglaterra 12-32 (ensayos 0-2) en la Final de la Rugby World Cup Japón 2019, y se consagró campeón por tercera vez en su historia. Curiosamente, los Boks son campeones cada 12 años (1995, 2007, 2019) y rompieron con la maldición que decía que quien ganaba el Rugby Championship no ganaba el Mundial ese año. Otra curiosidad es que Sudáfrica marcó su primer ensayo en una Final del Mundial. Las otras 2 las había ganado con penales y drops.

Sudáfrica salió a atacar desde la patada inicial y consiguió un penal antes de cumplirse el primer minuto, aunque Handré Pollard no pudo sumar. En el minuto dos, Kyle Sinckler fue a placar a Mapimpi y chocó su cabeza contra la cadera del sudafricano. Se detuvo el juego para atenderlo y tras unos minutos salió caminando, pero no volvió a la cancha y fue reemplazado por Dan Cole.

Sudáfrica mostraba superioridad en las melés y se la hacía sentir a Inglaterra. Siguieron en campo inglés y obtuvo otro penal que esta vez sí convirtió Pollard a los nueve minutos. Recién pasados los 20, Inglaterra pudo cruzar la mitad de cancha y en esa jugada Sudáfrica sufrió las lesiones de Mbonambi De Jager (ambos reemplazados), y llegó el primer penal para los de La Rosa, con los primeros tres puntos gracias a Owen Farrell.

Los Boks volvieron al campo inglés por un rato y se fueron con tres puntos más sumados por Pollard. Inglaterra respondió con un tremendo ataque de varias fases en las que intentó imponer la fuerza de choque de los hermanos Vunipola, de Lawes, de Tuilagi, siempre rechazados por la defensa sudafricana incluso sobre la línea de ensayo. La jugada se diluyó cuando abrieron hacia la derecha para jugar con los tres cuartos, y retrocedieron metros. El árbitro decidió volver a un penal anterior y Owen Farrell empató. Sudáfrica volvió otra vez a campo inglés aprovechando su fuerza, y algunos errores permitieron al pie de Pollard poner el 6-12 al descanso.

El segundo tiempo fue un poco más parejo, sobre todo con el ingreso de Colin Slade por George Ford , que no estuvo fino en la conducción. Con un intercambio de penales el marcador se puso 12-18 para los Boks hasta que en el minuto 24, sobre la izquierda se escapó Makazole Mapimpi, pateó a la carrera para que la tomara Lukhanyo Am que lo acompañaba y tras romper su marca la devolvió para que Makazole Mapimpi apoye el primer ensayo de Sudáfrica en una Final del Mundial.

Sudáfrica comenzaba a sentirse campeón y remató faltando siete minutos, con Cheslin Kolbe por la derecha en una jugada individual en la que se sacó la marca de encima y corrió para apoyar el segundo ensayo, que sería el cierre del marcador. Sudáfrica festeja por tercera vez e iguala los tres títulos All Blacks. La Webb Ellis se queda en el Sur.

Sudáfrica 24-13 Argentina: Los Springboks se comen a los Pumas.

post

Sudáfrica devoró a Argentina en la final de consolación con un marcador (24-13) que los Pumas maquillaron en el último minuto con un ensayo agónico de Orlandi.

Los albicelestes se vieron penalizados con una amarilla a Cubeli por antijuego en el minuto cinco y cuando el medio melée volvió al campo diez minutos después su equipo ya perdía por 10-0. Argentina se mostró errática, sin ideas para romper la defensaSpringbok y apenas pisó el campo rival en la primera mitad. Demasiado errores jugando a la mano que no se solventaron a base de patadas por más que lo intentaron los de Hourcade.

Físicamente los Pumas estuvieron muy por debajo de los sudafricanos y eso se evidenció en las melées, que se venían abajo del bando albiceleste. Con estos mimbres no hubo nada que hacer y el marcador al descanso señalaba un 16-0 que lo decía todo tras el ensayo tempranero de Pietersen y la bota de Pollard.

En la reanudación la cosa no mejoró y el drop de Nicolás Sánchez en el segundo minuto no fue más que un espejismo contestado (una reacción de impotencia al no poder superar la zaga rival) con un ensayo de Etzebeth.

Si atacando los Pumas mostraron sus debilidades, defendiendo tampoco les fue nada bien. Todo ello contribuyó a crear un estado de ansiedad que les tuvo bloqueados ante un equipo con mucho oficio, mayor potencia física y claridad de ideas. Bryan Habanahizo un mal partido y se quedó con las ganas de romper el récord de ensayos de Jonah Lomu.

Sudáfrica 18-20 Nueva Zelanda: Los All Blacks pueden con los Springboks y defenderán el título.

post

Los All Blacks se impusieron hoy en la primera de las semifinales de la Copa del Mundo de rugby a unos valientes Springboks por 18-20 y defenderán el próximo sábado su título de campeones frente al ganador del duelo entre Argentina y Australia.

No afectó la maldición del campeón a Nueva Zelanda, que este sábado, en un abarrotado estadio de Twickenham, sufrió lo indecible para derrotar a una Sudáfrica que peleó por el triunfo durante los 80 minutos de partido.

Sudáfrica 23-19 Gales: Remontada y a semifinales.

post

Sudáfrica, gracias a un ensayo a falta de seis minutos para el final de Fourie Du Preez, derrotó este sábado en el primer partido de cuartos de final del Mundial de Inglaterra de rugby 2015 a Gales por 23-19 y reservó su plaza para semifinales, donde espera al ganador del duelo entre Francia y Nueva Zelanda. Los Springboks, campeones del mundo en 1995 y 2007, lograron el primero de los cuatro cupos de semifinales en un partido intenso, en el que el acierto a los palos de Handré Pollard resultó a la postre decisivo.

Solo se vio un ensayo en los primeros 40 minutos, obra de Gareth Davies, que mediado el primer tiempo recibió el oval tras una buena jugada del ’10’ de los Dragones, en la que lanzó un kick que él mismo fue a buscar y ganó en el salto a Le Roux. Fueron los europeos, que solo han conseguido derrotar a los Boks en uno de los últimos 30 test disputados, quienes se marcharon al descanso en ventaja, merced a un drop con el tiempo ya cumplido del gran Dan Biggar. El apertura de los Dragones esperó a la salida de un ruck para acertar con el drop y poner por delante a los suyos (12-13, m.41).

En la segunda mitad subió la intensidad de juego, con unos Dragones agresivos, que veían más cerca que nunca en su tercera semifinal de Mundial. Las lesiones, que ya de por sí han sido crueles con Gales, volvieron a hacer mella, y el apertura Biggar tuvo que retirarse lesionado mediado el segundo tiempo. El encuentro, competido hasta el final, se decidió a falta de seis minutos para la conclusión después de Vermeulen sacara muy bien el oval de un scrum y abriera para un Du Preez que solo tuvo que acelerar y apoyar para poner por delante a los Boks.