Sevilla 0-0 Manchester United: Los ‘Red Devils’ salen vivos del Sánchez Pizjuán.

post

De Gea salvó el empate y el utradefensivo planteamiento de Mourinho para los ingleses con varias paradas de mérito.

El Manchester United salió vivo del Ramón Sánchez Pizjuán en la Ida de los Octavos de Final de la UEFA Champions League. El Sevilla hizo todo para ganar, menos lo más importante marcar, algo que hizo posible un imperial De Gea.

Los de Montella fueron superiores en la primera parte apoyados en la subidas de Navas y Escudero en las bandas, los locales desbordaron el planteamiento ultradefensivo de Mourinho y sólo De Gea evitó el 1-0 con tres paradas soberbias, dos a Muriel, especialmente espectacular la segunda, y otra N’Zonzi.

Lukaku indultó al Sevilla con una volea que mandó alta con todo a favor en el único acercamiento verdaderamente peligroso de los ‘Red Devils’ en el primer tiempo. La dinámica no cambió en el segundo acto, el cuadro local lo intentó por tierra, mar y aire pero siempre faltaban centímetros para cantar el ansiado gol.

Mourinho sacó velocidad con Rashford y Martial en la recta final para buscar el 0-1 a la contra. El plan estuvo a punto de salirle de sobresaliente si en el 82, el árbitro no hubiera anulado un gol de Lukaku por mano previa del delantero belga. Todo se decidirá en Old Trafford.

Real Madrid 4-1 Sevilla: Un paso más hacia La Liga.

post

El equipo blanco sólo necesitó unos chispazos al principio y al final del partido para golear al equipo de Sampaoli, fallón e inocente.

El Real Madrid ha dado este domingo el antepenúltimo paso para lograr el título de La Liga tras vencer por un contundente 4-1 al Sevilla en una tarde redonda en la que Cristiano Ronaldo llegó a los 401 goles como merengue.

Los dos equipos salieron prudentes pero Nacho tenía prisa por sentenciar el partido y por eso fue el más listo de la clase para hacer el 1-0. El central aprovechó que sus rivales protestaban una falta para lanzar el tiro libre desde la frontal sin oposición y marcar el 1-0. Sin tiempo para la reacción sevillista, Ronaldo cazó un rechace dentro del área y puso el 2-0 que sentenciaba el partido.

Sin embargo, el Sevilla quiso resarcirse de sus errores y se echó arriba ante la relajación madridista y a punto estuvo de dar un susto a los blancos. Correa falló un mano a mano claro, mientras que Jovetic estrelló hasta dos balones en la madera y se encontró con otro paradón de Keylor Navas.

Tras el descanso, el delantero montenegrino del Sevilla se resarció haciendo el 2-1 con un bonito disparo desde la frontal del área e hizo temer al Madrid con un empate que nunca se concretaría.

Los de Nervión se acabaron desesperando ante el muro merengue y el Madrid sentenció a la contra en la recta final con un espectacular zurdazo de Cristiano a pase de Kroos y el cuarto, obra del propio alemán tras carrera de Asensio. Los blancos siguen dependiendo de sí mismos para ganar La Liga, si suman cuatro puntos ante el Málaga y el Celta, La Liga volverá al Bernabéu 5 años después.

Sevilla 2-1 Real Madrid: Adios a la imbatibilidad.

post

El conjunto de Sampaoli remontó en 5 minutos finales el gol inicial de Cristiano con un autogol de Sergio Ramos y otro de Jovetic.

El Real Madrid cayó 40 partidos después sin conocer la derrotar tras perder en el Sánchez Pizjuán por 2-1 ante Sevilla. El conjunto de Jorge Sampaoli remontó en los cinco últimos minutos finales el gol de inicial de Cristiano Ronaldo con un autogol de Sergio Ramos y otro de Jovetic.

Zidane sorprendía dando un giro táctico y colocando una defensa de tres con Varane, Ramos y Nacho en el Sánchez Pizjuán; y colocando dos carrileros en las bandas con Carvajal y Marcelo. Los primeros 45 minutos fueron de extrema igualdad. Dos equipos ordenados que no concedieron apenas ocasiones de gol. A ambos conjuntos les faltó precisión y creatividad en los últimos metros, donde se fallaba en el último pase. El mayor ejemplo fue la primera llegada del Madrid tras una genialidad de Modric, pero su centro ya dentro del área se marchó muy desviado.

Los locales fueron los primeros en inquietar la portería de Keylor Navas. Un remate de cabeza de Iborra a la salida de un córner y una disparo de Nasri alto desde la frontal hicieron creer al Sevilla que podía sorprender al Real Madrid. El conjunto blanco lo intentó con rápidez por medio de Cristiano, pero su lanzamiento raso desde el costado izquierdo lo atrapó sin problemas Sergio Rico. Un imperial N’Zonzi dejó en la frontal un balón a Mudo Vázquez, pero el argentino disparó de nuevo alto. En el tramo final los de Zidane apretaron y fueron superiores, pero no aprovecharon su ocasión. Benzema envió una gran balón dentro del área a Cristiano, pero el portugués no logró girar el interior del pie correctamente y el remate claro se marchó desviado.

La segunda parte siguió por el mismo guión. Mucha intensidad y orden en ambos equipos. Ben Yedder tuvo la más clara para los hispalenses al finalizar un contrataque dentro del área, pero su disparo lo sacó con una gran estirada Keylor Navas. Poco a poco el Real Madrid fue creciendo y avisó con ocasiones de Cristiano Ronaldo y Benzema, esta última la más clara del partido tras rematar alto un balón ‘muerto’ tras un robo de Modric.

La mejoría de los madridista se consumó tras un error del Sevilla. Robo de Carvajal a Escudero, auto-pase con Rami, y Sergio Rico derribó al lateral dentro del área. Cristiano transformó engañando a Sergio Rico y marcó su duodécimo tanto en La Liga. Cuando parecía que la victoria iba a ser blanca apareció Sergio Ramos. Pero esta vez en la portería contraria. Sarabia lanzó un falta envenenada desde el costado derecho y el central, al intentar despejar, se introdujo el balón en su propia portería. El Sánchez Pizjuán celebraba muchos años después un tanto del excanterano hispalense. Jovetic, que debutaba en La Liga, culminó la remontada local en el descuento con un golazo desde fuera del área tras un error de Benzema. Sevilla era un fiesta.

Con esta derrota, el Real Madrid sigue líder y se coloca con dos puntos, y un partido menos, por encima del Barcelona. Los sevillistas siguen en el segundo puesto con 39 puntos, uno por encima del conjunto blaugrana.

Real Madrid 3-0 Sevilla: Año Nuevo, James nuevo.

post

El Real Madrid se regaló un partidazo y mete un pie en la siguiente fase de la Copa del Rey a costa del Sevilla.

El Real Madrid dejó la eliminatoria de Copa del Rey prácticamente vista para sentencia en el partido de ida en el Santiago Bernabéu (3-0). Merced, sobre todo, a una primera parte de manual. Para regalar a todos los aficionados al fútbol por Reyes. Haciendo parecer que el Sevilla era un rival asequible, cuando se trata de una de las más firmes amenazas para la Liga.

Al descanso se llegó con una clara ventaja para los blancos de 3-0 gracias a los goles de James Rodríguez (2) y de Raphael Varane. El colombiano fue una de las figuras del partido con su doblete, el segundo gol desde el punto de penalti.

Antes de que terminara la primera parte, el equipo sevillista se indignó con el árbitro Mateu Lahoz por la señalización del penalti que dio origen al tercer gol. Poco antes, se había pedido penalti en el área contraria, terminando Carvajal y Marcelo amonestados por quejarse al colegiado, que pareció no contentar a nadie.

Durante la segunda parte, el Real Madrid mantuvo el holgado margen en el marcador con cierta suficiencia. El resultado final deja a los blancos con un pie en la siguiente fase de la Copa del Rey.

Liverpool 1-3 Sevilla: Coke convierte a los andaluces en tricampeones de Europa League.

post

Los sevillanos consiguieron venir de atrás para convertirse en el único Pentacampeón histórico del torneo.

El Sevilla de Unay Emery ya es historia del fútbol europeo. En la que fue probablemente su final más sufrida, se impuso a un Liverpool que le barrió totalmente en la primera parte en una demostración del fútbol de altísima intensidad con el sello Klopp. Pero el idilio del Sevilla con la competición parece no tener fin y en un segundo tiempo en el que aunó fútbol con toques de fortuna en los momentos clave, acabó imponiéndose por 3-1 para levantar su quinta UEFA Europa League.

La primera parte, salvo en su inicio, siguió los derroteros que se preveían. Pero sorprendieron los primeros 15 minutos en los que los Reds se mostraron más tímidos de lo que se les suponía. Unos primeros 15 minutos de respiro para los Sevillistas en los que reinó Banega, que consiguió plantar a los suyos en campo del Liverpool. Sin generar peligro, pero sin dejárselo generar a los reds.

Pero los de Klopp encontraron una vía de agua en la defensa hispalense a la espalda de Escudero. Las subidas de Clyne comenzaron a hacer daño al lateral izquierdo de los de Emery y el Liverpool comenzó a frecuentar las inmediaciones de David Soria. Fruto de estas cabalgadas llegaron los dos primeros avisos de los de Klopp, con un tiro de Can desde la frontal tras pase del lateral o un centro del propio Clyne que remató Sturridge de cabeza al segundo palo y que salvó Rami casi bajo línea de gol. El dominio del encuentro había virado.

Animado por estas primeras aproximaciones, el Liverpool subió la intensidad del partido y la presión. Y el Sevilla comenzó a ahogarse en su propio campo. Ya fuera con presión limpia como primera opción o en falta en segunda, los ingleses no dejaban al Sevilla atravesar la línea divisoria y en las pocas ocasiones que lo hacían, la jugada iba demasiado forzada. El dominio y las ocasiones ya eran del Livepool y el gol no tardó en llegar. Fue Sturridge el que recibió en la frontal del área sevillista para sacarse un tirazo espectacular de exterior que no pudo alcanzar David Soria. 1-0 de justicia por lo visto hasta el momento.

Quedó KO el Sevilla tras el tanto y pudo recibir un par más en el momento del encuentro más crítico para los de Emery en especial tras un testarazo de Lovren que acabó en las mallas de Soria y que solo la innecesaria intervención de Sturridge, que amagó con rematar, convirtió en fuera de juego, salvando a los hispalenses del que habría sido un duro 2-0. Y así, superados pero vivos se fueron los jugadores del Sevilla al descanso.

Tardó tan poco en llegar la igualada en la segunda parte que nunca se sabrá si el encuentro viró por el paso tras vestuarios o fue el propio gol el que lo transformó . Porque tan solo necesitó 17 segundos de la segunda parte el Sevilla. El tiempo que tardó en caer el balón a los pies de Mariano que se marcó un slalom espectacular, caño incluido para ganar línea de fondo y poner un centro perfecto ante el que Gameiro solo tuvo que poner el pie. 1-1 y el partido otra vez a donde empezó.

Solo que en este reinicio de encuentro, el dominio tanto emocional como futbolístico viró al Sevilla. Los de Klopp no esperaban un mazado de ese calibre y tras el tanto quedaron totalmente KO.  Los hombres que se habían comido el campo en los primeros 45 minutos se convirtieron en muchachos de piernas temblorosas. Y el Sevilla que no era doble campeón, ya triple, por casualidad, olió sangre y no dejó escapar a su presa.

Puso el 2-1 en el marcador tras una espectacular jugada entre Banega, Vitolo y un Coke que se convertiría en el héroe de la noche y que hacía su primer gol de la noche con un derechazo ajustado imposible para Mignolet. Y además del fútbol, a los hispalenses les sonrió la suerte del campeón y tras una jugada casi de pinball, el balón rebotó en dos defensas del Liverpool para acabar en los pies de Coke, que solo ante Mignolet hacía si segundo tanto de la noche, el tanto que acabaría convirtiendo al Sevilla FC en triple campeón de la Europa League. El Liverpool no compareció en la segunda parte y los hispalenses cerraron la que quizás es su Europa League más especial. Por el rival que tenían en frente y porque con ella, los de Emery ya son indiscutible historia del fútbol europeo.

Sevilla (5) 1-2 (4) Athletic Bilbao: Los penaltis deciden semifinalista.

post

Sufrió el Sevilla para ganar una eliminatoria que igualó en dos ocasiones el Athletic, dando paso a la prórroga y por último, a la tanda de penaltis.

El Sevilla espera ya rival en las semifinales de la Europa League tras la victoria conseguida ante un digno rival como el Athletic Bilbao, en una emocionante tanda de penaltis. El Athletic remontó la eliminatoria en la segunda mitad con el tanto de Aduriz, empató a los dos minutos Gameiro y Raúl García, a diez minutos de final, volvió a igualar el global dando paso a la prórroga y a los penaltis donde se decidió la eliminatoria.

No era un jueves cualquiera  de Feria en Sevilla. La capital  hispalense se conjuraba para afrontar una noche tan gloriosa como la de 2006 donde empezó su idilio con la Europa League. Imborrable recuerdo en la memoria del sevillismo el gol de Antonio Puerta durante la prórroga, ante el Schalke 04 y que les encumbró hasta aquella memorable final de Eindhoven. Diez años han pasado de aquel partido en el que el Sevilla sufrió hasta la prórroga, hoy ha tenido que esperar hasta una tanda de penaltis que les ha vuelto a colocar en  las semifinales de su competición talismán.

La primera mitad del partido estuvo muy igualada, alternando la posesión de balón entre los dos conjuntos pero no contó con demasiadas ocasiones de gol pese a todo lo que aconteció después en el choque.  El Sevilla se mostraba mucho más conservador, en parte porque el resultado de la ida le favorecía. El conjunto vasco pisó mucho más el área rival en el primer acto y su primer aviso llegó antes de los diez minutos, salvó Kolo en defensa el disparo de Aduriz. A continuación, fue Rami el que contó con la ocasión más clara para el Sevilla. El francés recibía un magnífico pase al área de Krohn- Delhi que no lo supo aprovechar, finalizando su disparo por encima del travesaño. El cuadro andaluz comenzaba a sufrir por la banda derecha, Escudero era incapaz de poner freno a las llegadas de De Marcos y Susaeta por ese costado provocando la desesperación de Unai Emery. A un minuto del descanso, un error de Kolo en defensa provocó el robo de balón de Raúl García y por consiguiente, un remate que salva David Soria.

Ya en la segunda mitad, la tensión y el nerviosismo se apoderó del Ramón Sánchez Pizjuán. Rondaba el minuto 57 cuando el Athletic empataba la eliminatoria. No podía ser otro que Aduriz, el máximo goleador de la competición con diez tantos. El disparo raso del donostiarra en el área tras recibir una asistencia de Beñat, fue suficiente para batir a David Soria que se lamentaba tras encajar el tanto.

En dos minutos, el Sevilla volvió a adelantarse en la eliminatoria tras un contraataque rapidísimo iniciado por Vitolo, y que finalizó Gameiro con un remate a placer en el área después de una asistencia de Krychowiak. No llegaron de llegar las malas noticias para los leones, al gol del Sevilla se sumó la lesión de Aduriz que tuvo que abandonar el terreno de juego entre la tristeza y la decepción. Un duro revés para el delantero y para los leones que se quedaban sin su máximo referente circunstancia que no impidió que los vascos volviesen a empatar la eliminatoria. El encargado de poner la igualada fue el navarro Raúl García  que cabeceó un centro al área de Beñat. El global de la eliminatoria (3-3) fue preámbulo de una prórroga anunciada.

Una prórroga que tuvo ocasiones en su primer tiempo, en la segunda ninguno de los dos equipos quiso arriesgar, condenando su clasificación a los penaltis. Una lotería. Durante la prórroga, Susaeta tuvo el gol en un mano a mano con David Soria en otro gran balón de Beñat. El Sevilla respondió en una doble ocasión, primero Knoplyanka a través de un centro que pegó en la madera, y en la segunda, fue San José el que sacó bajo palos una chilena de Coke en el área.

La emoción del choque continuó hasta los penaltis donde un mal lanzamiento de Beñat facilitó la parada de David Soria. Un duro castigo para el equipo vasco que estuvo a la altura durante todo el encuentro. Los andaluces se ponían por delante, y finalmente, Kevin Gamerio fue el encargado de certificar el pase a las semifinales que provocó el estallido de alegría de las gradas. El conjunto de Unai Emery sueña ya con poder alcanzar la final de Basilea pero antes tendrá que superar al rival de la siguiente ronda. Que siga la fiesta en Sevilla.

Athletic Bilbao 1-2 Sevilla: Iborra da ventaja al campeón.

post

Un gol de Kolo y otro del valenciano neutralizaron al de Aduriz para que los anadaluces dieran un golpe en la mesa en la ida.

El Sevilla vence en San Mamés (1-2) ante el Athletic Bilbao. Se adelantaron los vascos con el gol de Aduriz de cabeza en la segunda mitad. Los de Nervión lograron empatar con un gol de Kolo e Iborra en el minuto 83, marcó el tanto de la victoria. Resultado que les acerca más a las semifinales pero que les deja una mala noticia, Ever Banega se pierde la vuelta tras ver su quinta amarilla.

Era la primera vez que Athletic y Sevilla cruzaban sus caminos en competición UEFA. El destino ha querido enfrentar al aspirante contra el vigente campeón que persigue obtener  por tercer año consecutivo el trofeo, algo que ningún equipo ha conseguido. Hasta hoy, solo se habían visto las caras en una ocasión esta temporada, fue en Liga donde el  cuadro andaluz venció en su estadio con dos goles de Kevin Gameiro. Pero hoy “los leones” jugaban en San Mamés que se ha convertido en un verdadero fortín, hasta hoy invictos en los anteriores siete partidos disputados en competición europea.

El encuentro no pudo iniciarse de forma más igualada, con una lucha titánica por adueñarse del balón. Pero en el primer remate del Sevilla llegó un serio contratiempo para los andaluces cuando aún no se había cumplido el cuarto de hora de partido. Tremoulinas se hizo daño y su lesión  provocó que Unai Emery se viese obligado a recomponer el equipo dando entrada a Fazio -que en su primer balón cometió un error que a punto estuvo de costarle el primer tanto al Sevilla- tras un absurdo resbalón en el área y el robo de Iñaki Williams. El conjunto hispalense se recompuso, tanto fue así que Herrerín fue el protagonista en el primer tramo con dos intervenciones providenciales. La primera, tras un disparo del argentino Banega desde fuera del área y la siguiente, en  un remate de Vitolo a ras de suelo en el interior del área después de una gran asistencia de Krohn Dehli.

En los últimos minutos del primer acto, fueron los leones los que contaron con las mejores ocasiones, la más clara fue para Aduriz. Magnífico testarazo del donostiarra que se elevó hasta el cielo de Bilbao para peinar un balón que acabó estrellándose en la madera tras un centro de Beñat.  Hubo tiempo para las polémicas, con dos jugadas en las que Gameiro reclamó penalti pero el colegiado  polaco Clattenburg no vio nada punible en ellas.

Tras el descanso, llegaron los goles a La Catedral. Rapidísimo el tanto de los locales, en el minuto 47 Aritz Aduriz inauguró el marcador de cabeza, tras rematar un centro al área de Iker Muniain. Dominó el conjunto de Valverde a balón parado pero la alegría duró poco en San Mamés. Un error en defensa de Muniain -se confió al entregar el balón a Herrerín- facilitó la recuperación de Ever Banega sobre la línea de fondo y la asistencia para Kolo que perforó la red con un disparo con la zurda en el área. El técnico del conjunto vasco reaccionó rápido introduciendo un doble cambio, se marcharon Williams y Munian -quien no paró de lamentarse tras su fallo- y entraron al terreno de juego Susaeta y Lekue. Iborra salió al terreno de juego en sustitución de Banega que vio la quinta amarilla y no jugará el partido de vuelta. Iborra fue el hombre clave en el último tramo con el gol de la victoria en el minuto 83. Contraataque orquestado por Kevin Gameiro que realizó un pase en profundidad para el valenciano quien solo tuvo que empujar el balón en el área.

El Sevilla sale fortalecido de San Mamés con esta victoria dejando muy encarrilada la eliminatoria para el encuentro de vuelta en el Sánchez Pizjuán aunque los leones no lo pondrán nada fácil. Partidazo asegurado.

Sevilla 1-0 Juventus: Llorente sella el billete a la Europa League.

post

El gol del riojano en el minuto 65 y la sufrida victoria del Manchester City ante el Borussia Mönchengladbach sellaron el pase del cuadro andaluz a la competición.

El Ramón Sánchez presenció una de las grandes noches. El 1-0, gracias al remate de cabeza de Fernando Llorente,  les dio el pase a la Europa League pero sufrieron y mucho para conseguir tan preciada recompensa. La Juventus finalmente, acabó segunda de grupo y ahora le toca esperar rival para octavos.

Sevilla y Juventus se jugaban mucho en el último enfrentamiento de la fase de grupos de la Champions.  Los hispalenses encaraban el choque ya eliminados pero con la posibilidad de jugar la Europa League.  Los italianos, con los deberes ya hechos,  querían ponerle “la guinda” a su clasificación siendo primeros de su grupo. Diferentes intereses pero un mismo objetivo: la victoria.

El primer tramo de partido estuvo marcado por la intensidad en el juego. Llegaba más y con contundencia  la Juventus pero el Sevilla también contó con algunas ocasiones. Avisó a los pocos minutos del comienzo Morata, con dos remates casi consecutivos. El madrileño y su compañero Dybala crearon serios problemas a la zaga sevillista. No tardó en responder el cuadro andaluz con un disparo de Konplyanka,  al borde del cuarto de hora de encuentro pero su derechazo desde fuera del área salió muy desviado.

Las oportunidades de uno y otro fueron la tónica del partido. Si uno “golpeaba”, el otro también respondía. Stefano Sturaro remató de cabeza desde el centro del área tras un buen pase de Alex Sandro pero Sergio Rico salvó a los suyos. Buena primera parte del portero sevillista que tuvo grandes intervenciones durante el trascurso de la primera mitad. La ocasión más clara para el Sevilla fue cumplida la media hora de partido pero la falta botada por Konoplyanka ,que colgó el balón al área para que el riojano rematase de cabeza, no subió al marcador. A punto de llegar al descanso, un libre directo del argentino Dybala dio el susto a los sevillanos pero Sergio Rico despejó el balón con una gran estirada. Imponente el cancerbero en el choque.

El esfuerzo de los hombres de Unai Emery tenía que ser recompensado y así ocurrió en la segunda mitad. En el minuto 65, llegó Fernando Llorente para poner el 1-0 en el marcador. Fue en una jugada a balón parado, un saque de esquina botado por Konoplyanka y que remató de cabeza el riojano batiendo a Buffon. Pero la verdadera alegría llegó desde Manchester, el City iba perdiendo pero en pocos minutos logró darle la vuelta al partido (3-2). Las gradas celebraron los goles del equipo inglés y el Sevilla acariciaba  su presencia en la Europa League. El resultado que perjudicaba a los italianos provocó que la escuadra de Allegri buscase el gol insistentemente. Lo tuvo Morata en los instantes finales pero falló el delantero madrileño. Partido emocionante en el Sánchez Pizjuán para un Sevilla que puede seguir con el “sueño europeo”, en esta ocasión en la Europa League, un torneo que no se le da nada mal al cuadro andaluz.

Sevilla 3-2 Real Madrid: Benítez se estrella por primera vez.

post

Partidazo en el Sánchez Pizjuán. Un colosal Konoplyanka lidera a los de Emery ante un conjunto merengue que solo jugó durante los primeros 25 minutos.

El conjunto blanco se presentaba en el Pizjuán con la obligación de ganar tras la victoria del Barcelona. Sin embargo, Konoplyanka -que se marchó con dos asistencias en su haber- y el Sevilla nublaron todas las opciones del Real Madrid para llevarse el partido. Si bien Sergio Ramos adelantó a los de Benítez con una estratosférica chilena, primero Immobile, luego Banega y por último Llorente, lograron una remontada a base de intensidad, mejor forma física y con más ilusión. Un recital en Nervión que tardará en olvidarse en la capital de España. El gol de James en el último minuto solo sirvió para maquillar el resultado.

Comenzó el Real Madrid muy bien, siendo muy superior frente al Sevilla demostrando gran intensidad y repliegue ofensivo. El atosigamiento sobre la portería de Sergio Rico iba a significar gol de un momento a otro, más aún tras el disparo de Nacho en el minuto 11. El hoy lateral blanco golpeó en la madera un zurdazo desde la frontal. Fue otro defensa quien aumentaría la ventaja en el marcador. El de siempre, Sergio Ramos, se sacó de la manga una chilena en el minuto 22 para poner el 0-1 que firmaría cualquier delantero del mundo –y de la historia– sin dudarlo. Se creía una placentera noche para los de Rafa Benítez. La mala noticia fue la lesión del de Camas, que se hizo daño en el hombro en el remate y fue sustituido por Raphael Varane en el 32’.

Sin embargo el conjunto madrileño decidió cerrar filas y bajó la intensidad del encuentro, otorgando al Sevilla la oportunidad de recortar distancias. Con un incombustible Konoplyanka –cabeza pensante y maestro de orquesta de Unai Emery– el empate se veía al alcance de las manos. Fue en un córner cuando llegó la igualada en el marcador. Un despiste defensivo hizo que el balón circulara por el área pequeña hasta que, en el segundo palo, apareció Immobile para fusilar casi sin ángulo. Corría el minuto 35’. El Sevilla se mostraba ahora claramente superior. El descanso supuso un punto y aparte en un partido que no poseía dominador claro –ni en el campo ni en el resultado–.

El Sevilla saltó al terreno de juego tras el descanso con las mismas ganas que acabó la primera. Quería aprovechar el bajón de intensidad de los blancos para ponerse por delante y buscar una victoria que vale oro. Si bien el Real Madrid realizó varias aproximaciones, ninguna tuvo excesivo peligro. Apareció el mejor jugador de los locales para asistir en el 2-1. Konoplyanka realizó una pared impresionante junto a Immobile para entrar en el área y, tras sentar a Kiko Casilla, cedió atrás para que Banega empujara el balón en la portería en el minuto 60’. Se ponía el partido muy cuesta arriba para el equipo de Rafa Benítez, que recurrió a la vuelta de James Rodríguez en busca de algo nuevo.

El Real Madrid buscaba incansable el empate. Un intento tras otro que se chocaba contra el muro defensivo desplegado por el Sevilla. Fue en el 74’cuando tuvo el empate en sus manos. O en su cabeza. Un testarazo de Casemiro a un centro de Modric hizo lucirse a Sergio Rico para evitar la igualada. Fue en la siguiente jugada cuando el Sevilla adelantó la ventaja del marcador. Un pase que no parecía nada de Trémoulinas desde la izquierda llega a Mariano a la otra banda. El lateral observa a Llorente en el centro del área más solo que nunca y le pone un balón que el delantero cabecea a placer a la escuadra de Casilla. El Sevilla continuó ejerciendo más y más peligro ante un Real Madrid que estaba prácticamente muerto. Fue James Rodríguez quien apareció para maquillar el resultado en el 93′ y camuflar un mal partido de los blancos con un golazo desde fuera del área. Se cuajó la primera derrota de los de Rafa Benítez esta temporada. Próximo partido: contra el Barcelona.

Manchester City 2-1 Sevilla: De Bruyne castiga en el descuento.

post

Los de Emery hicieron un gran partido en el Etihad Stadium pero su falta de puntería y un gol en el descuento del belga le privaron de la victoria.

El Sevilla tuteó al Manchester City pero acabó cayendo por 2-1 en el descuento tras un gol de Kevin De Bruyne y otro de Rami en propia puerta que no hicieron justicia al gran partido que cuajaron los pupilos de Unai Emery.

Los hispalenses salieron mostrando una cara muy diferente a la que enseñaron en su último partido en la máxima competición europea ante la Juventus. Konoplyanka al fin jugaba en su sitio caído a la izquierda y Banega ponía la pausa que el equipo de Emery necesitaba para crear peligro en posesiones largas.

No obstante, las individualidades del equipo inglés le valieron para disfrutar de las primeras incursiones ofensivas del duelo de la mano de sus dos extremos, De Buyne y Navas. Fue el belga el que tuvo la más clara en una contra en la que se coló dentro del área pero cruzó en exceso su disparo.

El equipo de Nervión respondió con gallardía y rozó el tanto con un disparo de Konoplyanka que se estrelló en el palo de Joe Hart que no había olido el sorprendente derechazo del extremo. El ucraniano tendría más fortuna mediada la primera mitad cuando recibió un envío perfecto de Vitolo y la clavó en las mallas de Joe Hart para llevar al éxtasis a los 1.2000 sevillistas desplazados a las gradas del Etihad Stadium.

Sin embargo la suerte no estaba esta noche del lado blanquirrojo y sólo unos minutos después, el Manchester City empataba en una jugada en la que Kolo hizo un calamitoso marcaje a Yaya Touré. El marfileño puso el centro y tras una espléndida parada de Rico, Bony marcaba el 1-1 tras tocar el balón en Rami.

Para hacer aún más triste la caída final, el Sevilla tuvo dos ocasiones claras más. Ambas en la cabeza de un Kevin Gameiro que, aunque trabajó como el que más, no tuvo fortuna de cara a portería. Justo antes del descanso cabeceó en plancha un centro desde la derecha pero en boca de gol la mandó alta.

Tras el paso por el vestuario, el francés se reencontraría con su desgracia al mandar por encima del larguero por escasos centímetros un preciso centro de Tremoulinas. El empate no era malo pero el Sevilla acariciaba la gloria de la victoria y no quiso renunciar a ella y en ocasiones desguarneció demasiado su retaguardia.

A Emery sí le valía el punto y quiso guardar un poco la ropa dando entrada a N’Zonzi por Konoplyanka en la medular y quitando del terreno de juego a Banega, recién salido de una lesión, para meter a Krohn-Dehli. Sin el argentino, el Sevilla perdió claridad en las posesiones pero el danés bien pudo haber firmado el 1-2 en un tiro que se estrelló en el lateral de la red.

Cuando parecía que las tablas serían el destino final del partido, Yaya Touré se empreñó en castigar al Sevilla. En su primer intento la sacó Sergio Rico pero en la segunda oportunidad que tuvo supo encontrar a Kevin De Bruyne para que hiciera el definitvo 2-1 y convirtiera en pesadilla lo que prometía ser una noche para recordar.