Panathinaikos 82-89 Real Madrid: Desde la defensa es posible soñar.

post

El Real Madrid se anota una trabajadísima victoria en Atenas (82-89) ante Panathinaikos y consigue empatar la eliminatoria de Cuartos de Final (1-1). Los de Laso cortan además doce victorias consecutivas del equipo griego en distintas competiciones y regresarán a Madrid con el factor cancha. El capitán Felipe Reyes jugó uno de sus mejores partidos del año y con 18 puntos lideró el triunfo blanco.

Dos días después de la paliza recibida en el mismo escenario en el choque inaugural de la serie, las tornas se cambiaron gracias a la demostración de casta de un equipo liderado por su capitán, Felipe Reyes (18 puntos), en el que también rayaron a gran altura otros jugadores como Jaycee Carrroll (17).

El dominio en el rebote (37/18) fue clave para volver a soñar con la Final Four de Belgrado, cuyo billete se jugará en el Palacio el miércoles y viernes de la próxima semana.

Al contrario que ocurrió el martes, el Panathinaikos empezó fallando sus primeros ataques y el Real Madrid, de la mano de Jeffery Taylor, respondía a las acometidas griegas y ofrecía una imagen muy distinta en la retaguardia, que se fue diluyendo con el paso de los minutos.

Antetokounmpo asfixiaba en defensa a Luka Doncic, lo que mermaba la producción ofensiva de su equipo, y un parcial de 8-0 tras varias concesiones blancas facilitó el primer tirón heleno en el marcador (15-7, min 6). De nuevo, a los de Pablo Laso les costaba un mundo ver aro, especialmente desde el perímetro, lo que no les impidió ir sumando a base de garra y dobles esfuerzos hasta terminar el primer cuarto con un panorama muy distinto al del primer partido a pesar del triple sobre la bocina de Chris Singleton (21-16).

Un 5-0 de salida culminado por un triple de Jaycee Carroll volvió a igualar la batalla a los tres minutos de la reanudación. Las defensas se imponían a los ataques en ambas zonas y los puntos llegaban con cuentagotas, muchos de ellos desde la línea de tiros libres. El dominio en el rebote (22-7 a favor del Madrid al descanso, con nueve capturas ofensivas) compensaba el preocupante 27 por ciento en tiros de dos de los de Pablo Laso en un choque sin un dominador claro que a esas alturas tenía a Felipe Reyes y Adreian Payne como hombres más acertados, con ocho puntos cada uno.

Tras varios minutos intercambiando golpes, el Panathinaikos dio otro acelerón a base de triples, lo que no amedrentó a un Real Madrid herido por la paliza recibida 48 horas antes que, a base de fe y esfuerzo, se fue a los vestuarios con vida (40-36).

Laso reconoció al descanso que, aunque sus hombres no estaban jugando un gran partido, al menos se mostraban sólidos en su juego y así siguieron en la reanudación, aunque James y Calathes amenazaban con hacer daño como en el primer partido de la serie.

Se lo impidieron un certero Carroll, que golpeó desde todas las posiciones, y un colosal Felipe Reyes, con su habitual lucha y hasta dos triples sin fallo. Ambos lideraron la reacción blanca en un excelente tercer cuarto que, gracias al acierto desde el perímetro, dominaron por 32-21. A los últimos diez minutos se llegó con la máxima ventaja visitante en el marcador del OAKA (61-68), aunque esos siete puntos se desvanecieron en tan solo 72 segundos de juego. Empezaba un nuevo partido con empate a 68.

Calathes intentó echarse el equipo a su espalda, aunque fue James quien metió el miedo en el cuerpo al conjunto blanco en los últimos instantes. Ya era tarde porque el Real Madrid siguió muy firme y se fue directo a por un partido que le permite arrebatar a los de Xavi Pascual el factor cancha. El miércoles y viernes, la batalla continuará en Madrid.

Real Madrid 1-3 Juventus: Cristiano Ronaldo nunca falla.

post

El ‘7’ salva al Real Madrid con un penalti en el descuento después de un partido dramático donde la Juventus acarició una remontada histórica.

Dicen que la primavera la sangre altera, y desde luego que la presente semana es buen reflejo. El lunes se despidieron Fernando Torres y Fabio Capello. El martes lo hicieron en la Champions League tanto Barcelona como Manchester City. Y este miércoles la Juventus puso el corazón en un puño a todo el madridismo. Parecía que el 0-3 en Turín con aquella majestuosa chilena había puesto siete candados a la eliminatoria, pero Mandzukic se empeñó en negarlo desde el primer minuto. Literalmente. Porque fue lo que tardó en poner el 0-1 en el marcador aprovechando un fallo en defesa y una laguna en el segundo palo.

Era el gol más tempranero que encajaban los blancos en su estadio en la historia de la competición. Y aunque entonces nadie quiso acordarse de los fantasmas de Roy Makaay, lo cierto es que el partido llevó aquel mismo guión. Con un Real Madrid errático y nervioso en casi cada jugada. Dicen que un equipo juega lo que juegan sus mediocentros, y en este caso, el equipo blanco era el reflejo de lo que hacían sus centrales. Zidane apostó por Vallejo de inicio haciéndole debutar en Europa, y el central español nunca terminó de quitarse los nervios.

Al contrario, contagió a Varane y a todos los suyos mientras la Juventus olía la sangre a kilómetros de distancia. Sólida en el centro del campo, fue armándose hasta terminar la primera parte con cada jugador midiendo 30 centímetros más por lo menos. El segundo gol de Mandzukic al borde del descanso en similares circunstancias al primero bien lo valía.

Al descanso, en el ambiente del Santiago Bernabéu flotaba la sensación de que la clasificación estaba pendiendo de un hilo con el 0-2. Zidane también lo sintió. Porque hizo un doble cambio en vestuarios para revolucionar el once: Bale y Casemiro se quedaron fuera para dar entrada a Asensio y Lucas en un 4-5-1 con el que recuperar la temperatura al partido. La Champions fue la tumba del galés. Merecida, por otra parte. Las circunstancias así lo demandaban. Sin embargo, apenas cambiaron matices en el equipo. Un poco más de control, pero la Juventus nunca se quitó el disfraz del Milan de Sacchi que estaba luciendo y los locales parecían todos fuera de su sitio sobre el césped. Cada error blanco llevaba el drama a las gradas. Y a la hora de partido, se terminó por consumar: cantada de Keylor para regalarle el gol a Matuidi.

El tercer gol. Un 0-3 en sesenta minutos en el Santiago Bernabéu. Impensable, pero cierto. Vuelta a empezar, y la Vecchia Signora con la ventaja del campo. La sangre de todos, alterada definitivamente.

Sin embargo, justo en ese momento en el que a todos les tiemblan hasta las pestañas, el Real Madrid empezó a ser el Real Madrid en el último tramo del partido. Moviendo el balón de banda a banda, castigando por su flanco izquierdo con Asensio y Marcelo, cercando cada vez más el área bianconera. Así, hasta que en el descuento, el equipo blanco encontró una fuga de escape mientras la Juventus pedía la hora. Un centro de Kroos que dejó atrás Cristiano de cabeza y que acabó con Lucas arrollado dentro del área y con Buffon expulsado por reclamar el penalti al trencilla Michael Oliver. Puede ser su despedida, el Bernabéu se lo reconoció cuando se marchaba a vestuarios con una ovación de gala. Porca miseria acabar así tu carrera, sea como fuere. Cristiano Ronaldo, el que nunca falla, marcaba desde los once metros para meter a los blancos en Semifinal.

La Juventus estaba fuera de la Champions habiendo muerto en la orilla después de tanto y tanto remar. El Real Madrid, rescatado por el de siempre cuando el agua le llegaba al cuello. Nunca una derrota se celebró más. Nunca un jugador fue tan decisivo e influyente en los éxitos de un equipo campeón.

Real Madrid 1-1 Atletico Madrid: Europa manda en la capital.

post

Blancos y colchoneros empatan un bonito derbi marcado por los compromisos europeos de ambos equipos. Cristiano adelantó al Madrid y Griezmann empató.

El derbi madrileño abría la tarde del domingo en el Santiago Bernabéu. El Atlético de Madrid llegaba con 4 puntos de ventaja al coliseo blanco por lo que los madridistas tenían la necesidad de ganar. Pese a ello Zidane dio prioridad a la Champions y dio descanso a Modric, Casemiro, Isco y Benzema. El francés volvió a confiar en Bale, Lucas, Asensio y Kovacic en el once. Simeone por su parte dio la oportunidad a Vitolo en detrimento de Correa o Gabi (que descansaron).

De inicio se pudo ver a un Madrid dominar. El equipo blanco se hizo con la posesión y protagonizó buenas combinaciones en ataque que provocaron que el Atlético se replegase en su campo. A los 10 minutos Asensio avisó con un fuerte zurdazo al larguero. Antes, en la misma jugada, los blancos reclamaron penalti de Juanfran sobre Kroos. El dominio blanco crecía y Cristiano lo intentó de zurda desde lejos. Oblak desvió a córner. A los 26 minutos el portero esloveno volvió a parecer con una gran parada a remate de Varane.

Tras una primera media hora de asedio, los rojiblancos mejoraron y se dejaron ver en ataque. Diego Costa tuvo el 0-1 pero acabó esquinándose en un remate que Keylor salvó con otra gran intervención. Saúl disparo alto poco después para confirmar la mejoría colchonera. Pero el Madrid volvió a apretar al final del primer tiempo. Marcelo estuvo a punto de adelantar a su equipo antes del descanso pero su derechazo se estrelló contra el larguero. Lucas en el rechace enganchó un potente disparo pero Oblak se empeñó en que la primera parte acabase sin goles.

El segundo tiempo comenzó como el primero. El Madrid dominaba ante un Atlético bien replegado. Zidane cambió el dibujo, puso a Asensio en la media punta y a Bale en la banda izquierda. El galés, desde su carril, comenzó a causar estragos sobre la zaga colchonera. Lo primero que hizo fue asistir a Cristiano, que inauguró el marcador con un golazo de volea.

El gol del luso hizo reaccionar a los colchoneros que solo tardaron 4 minutos en nivelar el encuentro. Griezmann empató tras hacer una bonita pared con Vitolo. El canario se deshizo de Keylor y el francés empató a uno a puerta vacía. El tanto dejó tocado a los locales y espoleó a los colchoneros. Poco después Koke tuvo el segundo en sus botas pero Keylor respondió con una excelente parada.

Después del susto Zidane sustituyó a Cristiano para dar entrada a Benzema. Parece que estaba pactado que el portugués jugase solo 60 minutos. Simeone hizo lo mismo 10 minutos más tarde retirando a Diego Costa y dando entrada a Gabi. Modric e Isco se unieron al carrusel de cambios con el que los madridistas volvieron a volcarse en ataque. Los locales perdieron claridad en ataque y solo tuvieron opciones de llevarse los 3 puntos en el descuento. Sergio Ramos estuvo a punto de batir a Oblak con una falta directa pero el portero esloveno despejó a córner. El central remató también el saque de esquina pero el esférico se marchó rozando el travesaño.

Al final un empate que deja las cosas como estaban. El Atlético de Madrid sigue segundo con cuatro puntos de ventaja sobre los madridistas.

Juventus 0-3 Real Madrid: Cristiano conquista Turin con una chilena para la historia.

post

El Real Madrid triunfó por 0-3 en su visita a la Juventus en Turín en la Ida de los Cuartos de Final de la Liga de Campeones, liderado por un doblete y una asistencia del portugués Cristiano Ronaldo, que firmó una ‘chilena’ para la historia.

El Madrid conquistó el fortín de la Juventus, donde los turineses solo habían perdido uno de sus últimos 75 partidos, con una actuación sobresaliente de Cristiano, que lleva 14 goles en esta Copa de Europa y que marcó en los nueve partidos que ha disputado.

El portugués desbloqueó el choque a los tres minutos, firmó el 0-2 con una ‘chilena’ de leyenda que le valió la ovación de la afición turinesa y dio la asistencia para el 0-3 del brasileño Marcelo ante una Juventus que perdió por doble amonestación al argentino Paulo Dybala.

El técnico del Real Madrid, el francés Zinedine Zidane, apostó por el mismo once que ganó 4-1 hace diez meses la Final de Cardiff contra el Juventus, con Isco de titular en el centro del campo y el galés Gareth Bale en el banquillo.

El Real Madrid llegará con una contundente ventaja al partido de vuelta, programado para el miércoles 11 de abril en el Santiago Bernabéu, en el que no estará por acumulación de amonestaciones el capitán Sergio Ramos.

Real Madrid 88-81 Zalgiris Kaunas: Paso de gigante para el factor cancha.

post

El Real Madrid sumó un triunfo fundamental ante Zalgiris en sus aspiraciones de tener el factor cancha en cuartos de final (88-81). Los de Pablo Laso se apoyaron en un gran partido de Felipe Reyes, con 16 puntos y 21 de valoración. En Zalgiris el más destacado fue Paulius Jankunas, con 16 tantos. Con el triunfo, los madridistas mantienen la cuarta plaza empatados con Panathinaikos a 17 victorias.

Victoria trascendental del Real Madrid ante Zalgiris Kaunas de cara a conseguir el factor cancha en los cruces de cuartos de final. En un partido muy igualado, los de Pablo Laso cuajaron un gran último cuarto que les permitió cerrar el encuentro sin apenas complicaciones.

Los madridistas dependen de sí mismos en las últimas dos jornadas y ganando al Estrella Roja a domicilio y al Brose Bamberg en el WiZink Center en el último partido tendrán el factor campo. Luka Doncic reapareció con un buen partido en el que aportó 11 puntos y 7 asistencias. El mejor en los blancos fue el capitán Felipe Reyes, que aportó 16 tantos y lideró un parcial fundamental en el último cuarto.

El equipo lituano se clasificó para los cuartos de final pese a la derrota sufrida en su visita a Madrid.

Real Madrid 92-75 Panathinaikos: El mejor Causeur permite soñar.

post

El Real Madrid consiguió una importante victoria ante el Panathinaikos, rival directo en la lucha por la ventaja de campo en las eliminatorias por el título (92-75), liderado por un Fabien Causeur desatado, autor de 26 puntos, junto a Facu Campazzo, 15, y Edy Tavares, 14, que no se quedaron atrás.

La buena puesta en escena del Real Madrid se vio recompensada con un 8-0 en los tres primeros minutos de un partido fundamental para ambos protagonistas. La buena defensa, con Jeffery Taylor sobre Matt Lojeski, y la intimidación de Edy Tavares hicieron su efecto, hasta que Xavi Pascual, entrenador del Panathinaikos y perfecto conocedor del juego madridista, decidió empezar a mover piezas desde el banquillo para equilibrar la balanza.

Lo consiguió en apenas 3 minutos (10-10, min.6.30), pero no solo logró el equipo griego equilibrar el partido sino que pasó a dominarlo tras obtener un parcial de 0-12 (desde el 10-4 a un 10-16), gracias a 4 triples consecutivos, dos de ellos del exmadridista KC Rivers.

El roto defensivo del Real Madrid coincidió con el momento de mejor puntería helena y la cosa pudo haber sido peor, así es que el 19-20 con el que se llegó al final del primer cuarto hay que darlo por bueno.

El segundo acto comenzó con problemas defensivos para el Real Madrid, pero entonces apareció Fabien Causeur para liderar el ataque de los españoles con sus penetraciones y continuaciones a canasta. La escasa ventaja conseguida, 27-25, la cercenó Rivers con su tercer triple sin fallo.

Los dos equipos, conscientes de lo que se jugaban (muchas opciones de poder seguir luchando por el factor cancha en el playoff), tomaron muchas precauciones para no descolgarse en el marcador más de lo deseado y con ambos entrenadores buscando las ventajas en los emparejamientos defensivos de sus hombres. El 38-37 con el que se llegó al descanso prometió lucha, balón a balón, rebote a rebote, centímetro a centímetros y segundo a segundo.

Volvió a salir con brillantez el Madrid tras el paso por vestuarios con un 8-2 de parcial (46-39), con Taylor destacando también en ataque, y con Pascual volviendo a parar el partido para recomponer a sus huestes. Lo primero que pasó es que Rivers clavó su cuarto triple sin fallo.

El partido se descontroló un poco y el Madrid supo sacar provecho, de nuevo Causeur y ahora Tavares, para alcanzar una ventaja ya considerable, 56-42 (min.26), obligando al técnico de los griegos a volver a parar el partido para intentar que sus jugadores no se desenganchasen.

Laso no dejó esta vez margen al error y fue dando entrada paulatina a Gustavo Ayón, Felipe Reyes y Rudy Fernández, su guardia pretoriana en defensa junto con Taylor, para asegurar la ventaja de cara a los últimos diez minutos a los que llegó con un 64-55. La presión y los nervios de los griegos la escenificó Nick Calathes que, pese a su experiencia, se hizo acreedor de una técnica nada más comenzar el cuarto de la verdad.

El Madrid pese a su falta de triples, 3 de 15 en los primeros 30 minutos de juego, se instaló en la decena de puntos de ventaja (67-57 (min.32) para intentar llegar al final del partido sin demasiados sobresaltos, habida cuenta de su pobre bagaje esta temporada en los finales apretados.

El intercambio de canastas, con Mike James como protagonista por el Panathinaikos, y con Reyes por parte madridista favoreció al Real Madrid que fue restando minutos a un partido más o menos controlado, 75-65 (min.34). James se echó el equipo a la espalda y mantuvo un espectacular duelo anotador con Causeur, del que salió vencedor el Real Madrid que acabó ganando por 92-75 y también la diferencia de puntos con los griegos.

PSG 1-2 Real Madrid: Siguen tachando cuentas.

post

El equipo de Zidane consiguió dos bombazos por primera vez: ganó en el Parque de los Príncipes y eliminó al conjunto francés.

De todo un poco en la victoria del Real Madrid ante PSG. Historia, pura historia. El equipo de Zinedine Zidane consiguió por primera vez dos cuentas pendientes: logró ganar en el Parque de los Príncipes, por un lado, y liquidó al equipo francés en un mano a mano, en su segundo enfrenamiento.

En un partido más bien cómodo para el conjunto de Zidane, Real Madrid ganó 2 a 1 en el partido de vuelta, con goles de Ronaldo y Casemiro, y se clasificó a los Cuartos de Final de la Champions League.

De esta manera, tachó algunas de las espinas que tenía clavada en un torneo que le sonríe cada vez más.

Real Madrid 3-1 Getafe: Aguarda el tango en Paris.

post

Partido previo a la importante noche europea que tiene por delante el conjunto blanco, que se llevó a pesar del colegiado.

Victoria cómoda en una noche fría y lluviosa de la capital madrileña, que vio el enfrentamiento entre dos equipos de la Comunidad Autónoma. El Real Madrid pudo derrotar al Getafe gracias a un gol de Gareth Bale y a un doblete de Cristiano Ronaldo, que alcanzó la cifra de 300 goles en La Liga. Portillo se encargó de firmar el tanto azulón gracias a un penalti inexistente que se sacó de la manga el colegiado. La escuadra azulona jugó contra 10 durante toda la segunda mitad debido a una expulsión clara de Loic Rémy.

La primera parte no tuvo mucha trascendencia. El Getafe mantuvo una actitud defensiva total desde que el colegiado Mario Melero López, que también quiso ser protagonista, señalara el inicio del derbi madrileño. Con un total de tres remates a portería, las circunstancias parecían indicar un panorama triste y aburrido. Sin embargo, las dos que tuvo el Real Madrid acabaron en la red. Primero en el minuto 24, después de una asistencia sin querer de Isco con la espalda. El balón quedó muerto en el punto de penalti, donde Gareth Bale remató con la zurda al fondo de la red. El segundo llegó al filo del descanso y lo firmó Cristiano Ronaldo. El portugués entra en la historia de la Liga como el segundo jugador en llegar a la cifra de 300 goles en la competición (en 48 encuentros menos que Lionel Messi). Lo hizo tras una gran jugada después de recibir un brillante pase entre líneas de Karim Benzema.

El dominio merengue era más que notable en el Santiago Bernabéu. Se hizo más latente aún cuando en el inicio del segundo tiempo el Getafe se quedó con un jugador menos. Remy vio la segunda amarilla del choque tras un golpe claro sobre el rostro de Nacho. Primera vez en esta temporada liguera que el Real Madrid juega con superioridad numérica. El encuentro comenzó a romperse a partir del minuto 60, siendo en el 65 cuando llegó la primera jugada polémica del partido. Nacho robó de manera limpia el esférico a Jorge Molina dentro del área, el delantero cayó y Mario Melero López señaló un penalti inexistente que Portillo se encargó de materializar. Dos minutos después, el árbitro andaluz anuló, de manera equivocada, un gol por fuera de juego de Cristiano Ronaldo.

A pesar de que el Getafe podría igualar el derbi en cualquier jugada aislada, los jugadores de Zidane no se vinieron abajo. Emiliano Martínez evitó que el portugués pudiera anotar el doblete en primera instancia con una maravillosa estirada a bocajarro, pero no pudo impedirlo en el minuto 78, cuando Marcelo centró desde la banda izquierda y Cristiano Ronaldo cabeceó en el primer palo hacia el fondo de las mallas. Así las cosas, el Real Madrid comenzó a tocar sin riesgo gracias a la ventaja en el resultado y sobre el terreno de juego. El final llegó y toca pensar en la importante noche que le espera a los blancos en la capital de Francia. Los Cuartos de Final de la Champions League en juego, y la plantilla blanca tendrá que bailar un tango en París para poder salvar la única bala que le queda en la recámara esta temporada.

Real Madrid 83-86 Fenerbahçe: Sloukas pone tierra de por medio.

post

El Real Madrid cayó derrotado ante Fenerbahçe y se aleja de las tres primeras plazas de la Euroliga. Un brillante último cuarto de Kostas Sloukas, que aportó 20 puntos, y el gran acierto de Nunnally desde el triple (16 puntos), sentenció a los de Pablo Laso. Los blancos finalizan la jornada en quinta posición con 14-10, muy alejados del 17-7 de los turcos y de Olympiacos.

El Madrid salió espeso en ataque, muy espeso, y a los cinco minutos perdía por un claro 2-14. Sólo dos puntos en cinco minutos. Todos los planes previos de Pablo Laso saltaron por los aires y el quinteto alternativo que presentó de inicio con Santi Yusta y Jaycee Carroll lo tuvo que recomponer.

También cambió el entrenador del Real Madrid el juego interior, dando entrada a Felipe Reyes y Gustavo Ayón para que pusieran orden atrás, porque solo con el trabajo de Taylor en defensa no era suficiente, ante un Fenerbahçe que contó con un James Nunnally más que inspirado en los primeros compases.

El buen hacer de Luka Doncic, sus puntos y, sobre todo, el mayor rigor defensivo del Real Madrid obró el efecto deseado y la diferencia comenzó a menguar, hasta que Rudy Fernández con seis puntos consecutivos, un triple y tres tiros libres, logró la igualada a 20 con la que acabó el primer cuarto, tras un parcial de 18-6 entre el minuto cinco y el diez.

Restituido el orden inicial, Madrid y Fenerbahçe fue como si comenzaran de nuevo el partido, pero ya con todas las piezas engranadas. Luigi Datome, con dos triples consecutivos, volvió a adelantar al vigente campeón de Europa, pero el Madrid, ya con la lección aprendida, no dejó que los otomanos camparan a sus anchas como en los primeros diez minutos.

El Real Madrid siguió defendiendo y se quitó de encima esa sensación de poco poder ofensivo. De hecho una contra de Randolph tras asistencia de Doncic puso una ventaja de 37-34 (min.17), pero además traspasó la sensación de duda al Fenerbahçe.

Una defensa zonal y la especial dedicación de Taylor al organizador de juego del rival dieron sus frutos y con el control del rebote, sin pérdidas en el segundo acto (cuando en el primero habían tenido siete), y una aceptable circulación de balón en la ofensiva determinaron el 45-40 con el que los equipos se fueron al descanso.

El 7 de 10 en triples del Fenerbahçe, incluido uno a tablero desde Estambul de Ali Muhammed al acabar una posesión, y el 5 de 15 en tiros de dos habla bien de la defensa madridista. Una canasta de Carroll y dos triples consecutivos de Nunnally, 47-46, dejaron bien claro que ninguno de los dos equipos había dicho su última palabra. El equipo de Laso no se desperdigó como en los primeros minutos y tiró de calidad de Randolph, de la altura de Edy Tavares y del trabajo de todos para responder a los turcos, 52-50 (min.23.30).

Fue el momento de la calidad. Kostas Sloukas, Datome, Brad Wanamaker y Nikola Kalinic la pusieron sobre el parqué en cantidades industriales pero el Madrid no se quedó atrás con Carroll, Facu Campazzo, Rudy y Ayón. El marcador apenas registró ventajas considerables para nadie y el 65-68 con el que finalizó el tercer acto dejó las puertas abiertas a cualquier desenlace.

La batuta y los tiros de Sloukas dieron más ventaja al Fenerbahçe, 67-73 (min.32), que en el último cuarto dominó con claridad el rebote.

A falta de cuatro minutos para el final el equipo turco dominaba por 71-77 y cada balón pasó a valer su peso en oro. Los dos equipos alargaron las posesiones buscando asegurar canastas que, a estas alturas, fueron todas y cada una trascendentales.

Apareció Carroll con cinco puntos consecutivos, apareció Nunnally, 76-79, y Sloukas siguió con su particular recital. También apareció la versión buena de la defensa madridista y el marcador volvió a estrecharse, 78-81 (min. 37.30). Al menos hasta que Sloukas descerrajó otro triple en la línea de flotación de los de Pablo Laso, 78-84.

El entrenador vitoriano puso toda la artillería posible en pista, aún a costa de debilitar la defensa, pero no surgió efecto, pese al triple casi imposible de Rudy desde una esquina, 83-84 a falta de 11 segundos. El Madrid perdió otra oportunidad de oro para ir cimentando su posición y al perder por 83-86 sumó la cuarta derrota en las últimas seis jornadas. Doncic intentó inventarse una personal de tres tiros al más puro estilo James Harden en la NBA, pero los árbitros no lo entendieron así.

Real Madrid 4-0 Alaves: La BBC no deja lugar a la siesta.

post

Benzema asistió en dos ocasiones para los tantos de Gareth Bale y de Cristiano Ronaldo, que se marchó con un doblete. El francés anotó de penalti.

Nueva victoria del Real Madrid, que suma cinco de manera consecutiva por primera vez en toda la temporada -en todas las competiciones-. Un dato que explica lo que ha sido el cuadro madrileño durante la campaña hasta este mes de Febrero. Sin embargo, el regreso de la Champions League parece haber despertado a la bestia que dormía en una hibernación demasiado larga. La BBC volvió a ser titular de nuevo y cuajó un partido que significó dejar los tres puntos en el Santiago Bernabéu y acercarse así a la segunda posición. Benzema, que falló un par de ocasiones clamorosas, otorgó dos asistencias para que Cristiano Ronaldo primero y Bale después rompieran el empate inicial. El portugués anotó el segundo a pase de Lucas Vázquez. El francés cerró el resultado de penalti al final. El Alavés lo intentó, pero no pudo batir a Keylor Navas en el partido que más paradas ha hecho con la elástica merengue en esta temporada liguera.

No comenzaba muy bien el encuentro después de que, en el primer cuarto de hora, hubiera multitud de parones por sustos en los jugadores de ambos equipos: Pedraza, lesión en la muñeca, Hernán Pérez sufrió un golpe en la cabeza que le tuvo fuera un par de minutos, Keylor recibió un golpe en la mano en un balón dividido, y Carvajal y Nacho tuvieron que cambiar sus botas. Benzema tuvo la primera ocasión clara en el minuto 18 en un contragolpe de 4 contra 1, pero el francés se resbaló cuando le fue a pegar y la mandó fuera. El partido se rompía con el paso de los minutos y el balón llegaba a las dos áreas. Volvía a ser el Madrid quien se acercó, esta vez gracias a un remate de chilena de Bale que se marchó ligeramente desviado. El primer gol, psicológico, llegó justo antes del descanso. Lucas Vázquez, uno de los jugadores clave en el último mes, llegó por la derecha y se la cedió a Benzema, quien la dejó de tacón y Cristiano Ronaldo, revolviéndose en el área, remató a la red con la zurda.

No tardó mucho el equipo de Zidane en aumentar la ventaja. Inicio de la segunda mitad, Benzema robó en el centro del campo y enfiló área en un 3 contra 2. Bale llegó por la izquierda, se la dio al galés y éste no perdonó para batir a Pacheco por bajo.  El ariete francés quería también el premio del gol, pero se lo anularon en el minuto 51 por un fuera de juego muy ajustado tras un pase de Lucas Vázquez. Sin embargo, 10 minutos después, el gallego volvería a asistir, esta vez a Cristiano Ronaldo, que llegó al área desde atrás y remató con la derecha a la red para firmar su doblete de la tarde.  El equipo blanco dominaba más y más ante un Alavés que no era capaz de organizar ninguna jugada de ataque. Zidane, para quizá resarcirse mínimamente del error que cometió ante el Leganés, le dio casi 20 minutos de la segunda mitad a Dani Ceballos. Laguardia cometió un penalti clamoroso sobre Bale en el minuto 89 que Benzema se encargó de materializar.

Así las cosas, el colegiado Javier Estrada Fernández señaló el final. Los tres puntos se quedaron en la capital de España para un Real Madrid que ha despertado algo tarde en esta campaña, lo que le permite, al menos, seguir peleando virtual y matemáticamente por una Liga que parece tener color azulgrana. Sin embargo, los de Zidane deberán seguir peleando para poder conseguir la segunda plaza ante un Atlético de Madrid que ahora tiene a un importante perseguidor. El Alavés, por su parte, elaboró una buena primera mitad, pero los goles del final del primer tiempo y del inicio del segundo hundieron su moral y apenas volvieron a ofrecer peligro. La vista de Abelardo, en Vitoria ante el Levante. El Real Madrid visitará Cornellá para medirse al Espanyol el martes.