PSG 7-1 Monaco: Una paliza de campeonato.

post

El conjunto parisino goleó al Monaco por 7-1 y así logró definir la Ligue 1 con cinco jornadas para el final. Cavani, Di María, Draxler y Lo Celso vieron la red.

PSG se consagró campeón de la Ligue 1 tras golear categóricamente por 7-1 al Monaco, su escolta en la tabla de posiciones y justamente el equipo que ya no tendrá oportunidad de remontar la diferencia de 17 puntos, a falta de cinco jornadas para que acabe el campeonato.

El conjunto parisino, todavía sin Neymar, refundó sus bases con un estilo solidario y netamente ofensivo. Ante los del Principado, esto quedó más claro que nunca cuando en la primera media hora los de Unai Emery ya habían hecho cuatro goles.

Lo Celso marcó por duplicado, Di María se inventó un golazo y Cavani extendió su marca en lo más alto de la tabla de goleadores con un cabezazo perfecto.

La historia ya estaba sentenciada, pero quedó tiempo para más gritos. Primero, Monaco recorto distancias gracias a una aparición de Rony Lopes. Mientras tanto, en la segunda parte volvió a aparecer Di María para extender la ventaja, luego Falcao tuvo la mala fortuna de hacerse un gol en propia y Draxler cerró la cuenta. Así, PSG celebró un nuevo título de Liga.

PSG 1-2 Real Madrid: Siguen tachando cuentas.

post

El equipo de Zidane consiguió dos bombazos por primera vez: ganó en el Parque de los Príncipes y eliminó al conjunto francés.

De todo un poco en la victoria del Real Madrid ante PSG. Historia, pura historia. El equipo de Zinedine Zidane consiguió por primera vez dos cuentas pendientes: logró ganar en el Parque de los Príncipes, por un lado, y liquidó al equipo francés en un mano a mano, en su segundo enfrenamiento.

En un partido más bien cómodo para el conjunto de Zidane, Real Madrid ganó 2 a 1 en el partido de vuelta, con goles de Ronaldo y Casemiro, y se clasificó a los Cuartos de Final de la Champions League.

De esta manera, tachó algunas de las espinas que tenía clavada en un torneo que le sonríe cada vez más.

Real Madrid 3-1 PSG: Cristiano y Zidane le declaran amor eterno a la Champions.

post

Los blancos desarman a un notable PSG (3-1) con dos goles al final. Zidane fue clave con su atrevimiento. Doblete de Ronaldo ante Neymar.

El Real Madrid pidió a su afición que les llevara en volandas al inicio del partido, y el Santiago Bernabéu se vistió para las grandes ocasiones. Parecía que la Copa y La Liga daban pereza a los de Zidane, pero demostraron que la Champions no. Y es que en un primer cuarto de hora impoluto exhibieron pundonor y personalidad como seguramente no lo habían hecho aún en la presente temporada.  Los de blanco eran leones ante un PSG desarmado en la arena de un coliseo madridista entregado. Lástima que sólo durase cuarto de hora.

Poco a poco el equipo parisino fue emergiendo de la lona y tomándole temperatura al partido. No a costa de Neymar, por cierto, magníficamente defendido por Nacho. Sino a costa de un empuje global inversamente proporcional al aguante local. Y Cristiano llegó a tener un mano a mano con Areola desviado con la boca milagrosamente. Sin embargo, se olía que el campo iba desnivelándose hacia la portería de Keylor conforme pasaban los minutos y el Real Madrid cedía en la presión, amodorrado. Así, Rabiot lo aprovechó en un rechace a una jugada aparentemente inofensiva para marcar el 0-1 a la media hora. Llegaba solo desde atrás con los medios merengues marcándole con la vista.

En un momento, el gran Real Madrid se difuminó por completo. Como le pasó en el Clásico. Ya nada salía en ataque, bajo una pasividad impropia de una cita así. Ya nada salía en defensa, persiguiendo las sombras de un PSG que se hizo gigante. Afortunadamente para los intereses blancos, el colegiado sancionó como penalti una internada de Kroos que Ronaldo materializó desde los once metros justo antes del descanso. Oxígeno a toneladas para un equipo blanco que amagó con evaporarse en la primera parte. Y Cristiano ganándole el duelo individual a un Neymar que amagaba pero no golpeaba.

Tras el descanso, aunque el Real Madrid mejoró muchos enteros, fue el PSG el que de nuevo se hizo con el control del balón. De hecho, se pudo desnivelar la balanza antes del 60 si no llega a ser porque Navas sacó un tiro de Mbappé dentro del área, mientras que Sergio Ramos le sacó otro a Rabiot. Francos para el gol los dos. Un aviso de lo que estaba por venir. Y es que ni la salida de Cavani por un lateral como Meunier, ni la entrada de Gareth Bale hizo que el Real Madrid recuperase el balón. Al contrario, con Emery igualando el 4-4-2 que inventó Zidane sorpresivamente, los blancos definitivamente perdieron el duelo del físico y del balón.

El técnico madridista, mostrando una sobrada personalidad en un momento muy sensible, intentó darle un nuevo giro de timón: Lucas y Asensio por Casemiro e Isco. Sangre fresca en busca de la victoria, sin que el empate hubiera sido censurable siquiera. Y el Real Madrid tuvo su recompensa a falta de siete minutos para el pitido final en una jugada lanzada precisamente por Bale y Asensio que acabó en las mallas de rebote, favoreciendo a Ronaldo para cerrar su doblete. Ese gol lo metió el atrevimiento y la flor de Zidane, la historia del Real Madrid, y el karma de Cristiano. Cuatro minutos después Marcelo marcó también de rebote y también a centro de Asensio. Un 3-1 que es una inyección moral para los blancos en el mejor momento posible, y quizás cuando peor lo estaba pasando. Pero el amor es así. Y todo el mundo sabe que el club blanco y la Champions League tienen un romance eterno.

PSG 4-0 Barcelona: Goleada histórica en París.

post

Baño total del equipo de Emery al de Luis Enrique, que tiene prácticamente imposible la clasificación a la próxima ronda.

Goleada histórica del PSG. El equipo de Unai Emery pasó por encima del barça como un ciclón en el Parque de los Príncipes y pone prácticamente imposible la clasificación del conjunto culé para Cuartos de Final de la Champions League.

El equipo local fue tremendamente superior desde el primer minuto. En el minuto 19 llegaría el primero con un lanzamiento de falta imparable de Di María. Poco antes del descanso, Draxler puso el 2-0 en el luminoso tras un buen pase de Verratti, el mejor del PSG. Antes, André Gomes tuvo el empate en sus botas, pero falló ante Trapp.

En la segunda mitad llegaría el naufragio total del Barça. No hubo ni amago de reacción. En el 55, Di María anotaría otro golazo para el 3-0, y minutos después Cavani pondría el definitivo 4-0.

Paliza al Barça, que buscará la remontada en el Camp Nou, pero deberá mostrar una imagen muy diferente a la ofrecida en París para siquiera soñar con ello.

PSG 1-1 Monaco: El Monaco conservó el liderato.

post

Cavani lideraba a la victoria de los locales y los ponía a tiro de la cima, pero Bernardo Silva lo igualó sobre la hora.

Toda la atención en esta 22ª fecha de la Ligue 1 estaba concentrada en el choque directo entre París Saint-Germain y Monaco, dos de los grandes candidatos al título y que se encuentran en la pareja pelea por el liderato, situación que dista de las anteriores temporadas en las que los parisinos dominaban a placer.

Los de Unai Emery parecían quedarse con los tres puntos gracias al penal convertido por Edinson Cavani a 10 minutos del final, pero Bernardo Silva apareció con el tiempo cumplido para silenciar el Parque de los Príncipes y estampar un 1-1 que mantiene al cuadro monegasco en lo más alto junto con el Niza.

El colombiano Radamel Falcao y su compañero Thomas Lemar generaron ocasiones previamente como para adelantar al conjunto del Principado, mientras que el argentino Ángel Di María estuvo cerca también de abrir la cuenta para los locales.

Hasta que llegó la falta adentro del área de Djibril Sidibe sobre Julian Draxler, que le permitió a PSG ponerse en ventaja con la efectividad desde el punto del penal de Cavani. El uruguayo no perdonó con su remate a colocar al palo izquierdo, mientras veía cómo Subašić se arrojaba hacia el otro costado.

El elenco parisino se relamía al verse conectado nuevamente en la lucha, ya que el éxito parcial lo dejaba en la línea de Monaco y a una unidad del puntero. Sin embargo, el cuarto triunfo consecutivo para los de Emery, que iniciaron la campaña un poco rezagados y levantaron su nivel, se vio empañado en la agonía.

El fuerte zurdazo desde fuera del área y frontal a la porteria del portugués Silva venció la resistencia del portero local y puso a festejar al visitante, que si bien ahora comparte la cima con Niza (49 unidades), evitó que PSG (46) se les encimara.

PSG 2-2 Niza: Edinson Cavani da un respiro a Unai Emery.

post

Los parisinos remontan un 0-2 adverso para sumar un punto y no perder distancia con el líder.

El Paris Saint Germain salvó un punto ante el Niza al remontar un 0-2 adverso gracias a un doblete de Edinson Cavani. Sin embargo, los parisinos acaban el encuentro con una sensación agridulce, ya que tuvieron muchas más oportunidades que su rival para ganar.

Las cosas no empezaron bien para el equipo parisino, que vio como los visitantes se pusieron 0-2 en la primera mitad. Cyprien y Plea, justo antes del descanso, hicieron temblar el Parque de los Príncipes, que empezó a impacientarse y pitar incluso a su equipo. No obstante, tras el paso por vestuarios, los locales salieron a por todas y encontraron un tanto en el primer minuto de la segunda mitad.

La fortuna se alió con un equipo que se hizo con el control total del encuentro y una nefasta salida del guardameta Cardinale dejó el balón muerto para que el uruguayo solo tuviera que empujarla para completar su doblete. El conjunto de Emery dominaba posesión pero Cardinale y la expeditiva defensa del Niza mantenía la igualdad en el marcador, que ya no se movió. Este empate beneficia al Mónaco, que queda a tan solo un punto del Niza y tres por delante del PSG.

Manchester City 1-0 PSG: Los parisinos siguen decepcionando en Champions.

post

Los franceses quedan a deber, una vez más, en el máximo torneo de Europa.

Espectacular duelo en el Etihad Stadium que finalizó con la victoria y el pase a la siguiente ronda del Manchester City ante un PSG que le complicó la clasificación. El encuentro llegó con el empate a cero en la segunda mitad, después de que Sergio Agüero fallase un penalti en el primer acto. Tras el descanso, los dos equipos salieron desatados con ocasiones en ambas porterías pero un Joe Hart salvador y  de Bruyne en el minuto 76, certificaron el pase a las semifinales.

Para el Manchester City era la primera vez que se jugaba los cuartos de final de la competición, la misma ronda en la que el PSG tiene sobrada experiencia. Cuarta ocasión consecutiva en la que alcanzaba los cuartos donde perdieron la eliminatoria en los tres últimos años (2013 y 2015 frente al Barcelona y en 2014 ante el Chelsea). Y hoy volvieron a sucumbir ante un rival que mostró su mejor cara.

El empate a dos en el Parque de los Príncipes dejaba el partido de vuelta totalmente abierto, con una ligera ventaja para el conjunto inglés. Salió mejor un PSG  que con el transcurso de los minutos fue adueñándose del balón. La mejor ocasión para los parisinos se produjo en un libre directo de Ibrahimovic, un potente disparo que obligó la intervención de Hart. Pese a que el PSG dominaba en posesión, no inquietaba la portería del cuadro inglés en el que destacó por encima de todos la figura de Agüero. Para bien y para mal. De sus botas salieron dos remates que rozaron la madera en dos contraataques orquestados por De Bruyne.

A punto de cumplirse la media hora, llegó en forma de penalti la mejor oportunidad para que al City se le pusiera de cara la eliminatoria. Falló Kun Agüero. Clarísima la acción del cancerbero Kevin Trapp que arrolló al argentino. Agüero ajustó tanto el disparo desde el punto de penalti que acabó por enviarlo fuera ante los lamentos de la grada del Etihad. A pesar de todo, el City buscó en el tramo final del primer acto con más insistencia el gol que su rival y eso que el 0-0 le beneficiaba. El partido se marchó al descanso con una mala noticia para el PSG con la lesión de Motta que tuvo que abandonar el terreno de juego.

Trepidante comienzo de la segunda mitad, con dos equipos lanzados, provocaban las ocasiones en una y otra portería.  Asustó de nuevo Ibrahimovic con un libre directo que hizo temblar la portería de Joe Hart. No fue gol pero el sueco metió el miedo en el cuerpo a su rival. El Manchester City siguió atacando la portería de Trapp y en el minuto 76 el estadio estalló de alegría con el gol de De Bruyne. Latigazo del belga desde la frontal del área tras la asistencia de Fernandinho. Apenas hubo tiempo para celebraciones, porque en la siguiente jugada, Hart salvó a los suyos en un mano a mano con Cavani. Y no fue la única acción que cortó la respiración de los allí presentes. Ibrahimovic marcó tras recibir un centro en el área pero el sueco estaba en posición ilegal y el asistente no dudó en anular la jugada.

El pitido final metía al equipo de Manuel Pellegrini por primera vez en las semifinales de la Champions ante un rival que complicó por momentos un encuentro en el que el conjunto inglés mostró su mejor versión.  El Manchester City ya espera rival para las semifinales, dispuesto a seguir haciendo historia.

PSG 2-2 Manchester City: Empate a errores en el Parque de los Príncipes.

post

El valor de los goles en campo contrario puede encarrilar el partido de vuelta para el conjunto inglés.

Cita de Champions en el Parque de los Príncipes entre dos equipos con una misma inversión en forma de sueño, ser campeones en el viejo continente. Paris Saint Germain y Manchester City llegaban a cuartos de final, los franceses por cuarto año consecutivo, y los ingleses haciendo historia logrando la clasificación por primera vez.

El City salió sin tapujos y no tardó en complicarle la vida a David Luiz, que fue amonestado en el primer minuto sabiendo la que se le venía encima, y sabiendo además, que se perdería la vuelta. No tardó en llegar la jugada polémica con un posible penalti sobre Matuidi, pero el colegiado no lo consideró como tal y el juego continuó.

Sin embargo, pocos minutos después sí señaló la pena máxima en el área del City tras un penalti claro de Sagna sobre David Luiz. El encargado de ejecutarlo Ibra, enfrente el “parapenaltis” Hart. El guardameta inglés adivinó la intención del delantero y lanzándose sobre su derecha detuvo el penalti de forma magistral.

Primer macth point salvado por los de Pellegrini que a pesar de no tener el control del partido no se sentía nada incómodo. Además, Zlatan parecía no tener el punto de mira fino, pues desaprovecho un mano a mano con su verdugo mandando el balón a las nubes del parque de los príncipes.

El conjunto francés dubitativo en las salidas de balón cometido un error en la medular que origino una contra del City que De Bruyne finalizó perforando la red de Trapp con un derechazo imparable.

Se ponía muy de cara el choque para el Manchester hasta que cometió un error infantil imperdonable en estas alturas de la película. Hart sacó en corto para Fernando que intentó devolver a su portero pero se encontró con Ibra que esta vez sí, aunque de rebote, encontró el gol.

Tras el descanso el City comenzó a sufrir y poco a poco se fue metiendo en su propio campo a disposición de un PSG que estaba convencido a dar la vuelta al marcador. La cuerda no tardó en romperse y los parisinos lograron el segundo tanto. Cavani cabeceó un saque de esquina y el despeje de Hart fue aprovechado por Rabiot que empujó al fondo de la red llegando desde segunda línea.

A partir de ese momento el partido fue cuesta arriba para los ingleses que hubiesen firmado acabar así el partido sin encajar más goles. Sin embargo, cosas del fútbol, cuando peor lo estaban pasando los de Pellegrini, encontraron la luz al final del túnel.

Fernandinho consiguió el empate con un gol que puede valer oro finalizando un barullo dentro del área del PSG donde ni Aurier ni Thiago Silva supieron mandar el balón fuera.

Este tanto cambió las tornas, y fue al PSG al que le entraron las dudas y comenzó a renunciar al ataque para cubrirse mejor las espaldas. No hubo tiempo para más, y el City consiguió sacar oro del Parque de los príncipes, los novatos sorprendieron a los favoritos en el primer asalto. La vuelta está viva, el pase a semifinales se venderá caro en Manchester.

PSG 0-2 Monaco: Vagner Love y Fabinho conquistan el Parque de los Príncipes.

post

El conjunto parisino, ya con el título ganado, encajó una dolorosa derrota en casa ante uno de los equipos que le hacen algo de competición en su país.

El gol del ex –delantero brasileño, Vagner Love, sirvió como pistoletazo de salida para el Mónaco. Un Monaco que al principio se centraba en la defensa y que poco a poco ha ido atacando hasta devorar al campeón PSG. Los parisinos no perdían en casa en Liga desde mayo de 2014.

Los de Laurent Blanc han perdido 2-0 y en casa ante un Mónaco ágil, fuerte y con mucho hambre de triunfo que se afianza en la segunda plaza de la Liga de Francia.
Comienza el partido en el parisino Parque de los Príncipes. Primer encuentro después de que el PSG ganara el título de la Ligue 1 la semana pasada. Todo va suave hasta que se produce la primera falta sobre Lucas Moura en el minuto 1, provocada por el jugador del Mónaco Bakayoko. El PSG juega en casa, está tranquilo pero aun así tiene ganas de gol. Tras una jugada colectiva perfecta y el pase de Marquinhos se presenta una ocasión ideal para Cavani (3’), pero ahí estaba el arquero del Mónaco para erradicar la jugada del equipo azul con su parada. Di María se hace con el balón, pero falla. Sigue el juego. Di María se vuelve a hacer con el control de la situación. Quiere marcar pero no lo consigue.

Termina la primera parte con 0-0 en el marcador pero con sed de goles por parte del equipo azul con un Di María como protagonista, y un Mónaco ágil y fuerte a la hora de defender. Cosa que cambiará radicalmente en la segunda parte, dónde encontraremos a un PSG más relajado y un Mónaco dispuesto a darlo todo para conseguir la victoria.

Empieza la segunda parte con un pase de Di María para Ibrahimovic que pudo ser gol, pero ahí estaba de nuevo Subasic para impedirlo. Los del Mónaco se ponen las pilas, ocasión de Vagner Love con el pie izquierdo tras el saque de banda de Fabinho que termina lanzando la pelota fuera, lejos del poste. Pero pronto vuelven a tener el control de la situación, esta vez la ocasión es para Bakayoko que dispara con el pie derecho y va a parar a las manos del portero parisino. Parece que el AS Mónaco ha despertado. Los que al principio defendían poco a poco van adentrándose y tomando las riendas del partido.
Y vino el primero, en el minuto 64, de la mano de Vagner Love tras el pase de Lemar. Minutos después se produce el penalti a Fabinho por parte de David Luiz. El del PSG se lleva la amarilla y Fabinho transforma el penalti en el segundo tanto del Mónaco (67’) que sentenció el partido.

(86’) Vagner Love, el héroe del Mónaco, sale del campo y entra Lacina Traore. Se acerca el final del partido cuando el París Saint-Germain empieza a atacar por la banda derecha, Ibrahimovic pone el balón. No pudo ser. El Parque de los Príncipes hoy pertenece al Mónaco. Se produce el final del partido y los jugadores abandonan la hierba.

Chelsea 1-2 PSG: Zlatan Ibrahimovic y Ángel Di María reinan en Stamford Bridge.

post

Los parisinos doblegan a su rival en un encuentro muy serio. El ex del Real Madrid, el mejor de la eliminatoria.

El PSG estará en los cuartos de final de la UEFA Champions League después de dejar en la cuneta a un Chelsea que llegó a estar a un gol de forzar la prórroga, pero que finalmente sucumbió a la calidad de los chicos de Laurent Blanc.

El comienzo del encuentro fue el soñado por el PSG, que controlaba el balón a su antojo y movía a los de Hiddink de lado a lado sin opción. Algún error en la entrega dio alas al Chelsea, pero los de Blanc eran los dominadores absolutos en los primeros compases.

El dominio parisino finalmente se vería reflejado en el marcador. Di María filtró un pase a Ibrahimovic, que dio un pase de la muerte a Rabiot que remató en el segundo palo y puso el 0-1. A partir de ahí, el PSG siguió dominando a su rival y acercándose con peligro.

El único debe en los de Blanc eran las pérdidas de balón, que daban opciones a los de Hiddink a la contra. Cuando peor estaban los locales, Diego Costa en una gran acción personal con recorte incluido a Thiago Silva puso el 1-1. Se creció el Chelsea y el PSG siguió perdiendo balones, aunque finalmente se llegó al descanso con las tablas en el marcador.

El guión en el segundo tiempo fue parecido, el PSG controlaba y el Chelsea buscaba veneno a la contra. Veneno que duró hasta que Diego Costa pidió el cambio por lesión. Ahí, y tras dos grandes paradas de Trapp, dejaron de existir los locales y aparecieron los de Blanc.

La jugada del 1-2 la montaron entre Motta, Di María e Ibrahimovic. El italobrasileño puso un gran pase en profundidad para el ‘Fideo’, que puso un centro raso perfecto al pie del sueco, que reventaba al eliminatoria.

Así las cosas, será el PSG el que esté en el bombo el viernes que viene. Al Chelsea solo le queda la FA Cup para salvar la temporada.