Milan 0-2 Arsenal: El Arsenal se llevó una valiosa victoria de San Siro.

post

Los goles de Mkhitaryan y Ramsey dejaron al borde de la eliminación al Milan y permiten una positiva ventaja a favor de los Gunners para la vuelta.

El caprichoso destino quiso que  Milan y Arsenal , dos de los peso pesados que tiene la actual edición de la  UEFA Europa League , se cruzaran en los Octavos de Final. Y los de Arsene Wenger se encargaron este jueves de dar un fuerte golpe en su visita a San Siro para quedar con claras oportunidades de avanzar a cuartos:triunfo por 0-2.

La tenencia de pelota y el dominio en el juego no fueron suficientes para el inofensivo dueño de casa. Suso y Hakan Calhanoglu condujeron a partir de su habilidad, Ricardo Rodriguez intentó llevar peligro a través de su proyección, Patrick Cutrone no se encontró con el gol, mientras que Giacomo Bonaventura fue otro de los que se aproximó con riesgo al área gunner.

Por el contrario, el visitante dio el primer cachetazo a los 14 minutos, gracias al potente remate del armenio Henrickh Mkhitaryan , quien ya había dado un aviso a la porteria de Gianluigi Donnarumma y que en la segunda opción no perdonó.

El conjunto Rossoneri se apagó y el Arsenal celebró su segundo tanto sobre el cierre de la primera mitad después de un fenomenal pase de Mesut Özil, quien dejó mano a mano a Aaron Ramsey con el portero local: lo dejó en el camino y definió con la porteria vacia.

Los de Gennaro Gattuso no reaccionaron en la segunda parte y, pese a que su rival lo esperó, no consiguió profundidad en sus avances ni amenazar la portería defendida por el colombiano David Ospina. La entrada del portugués André Silva no surtió efecto y el equipo italiano quedó resignado. Los Gunners hicieron un gran trabajo y en la vuelta sólo les quedará defender la buena ventaja en el marcador global frente a su gente, la próxima semana, en el Emirates Stadium.

Tottenham 1-2 Juventus: Higuain y Dybala resucitan a la Juventus.

post

La Vecchia Signora era superada por Tottenham en Wembley, pero aparecieron los argentinos en tres minutos y sentenciaron la eliminatoria a su favor.

Impensado. No lo merecía para nada, pero Juventus apeló a sus figuras, a los argentinos, para avanzar a los Cuartos de Final de la Champions LeagueGonzalo Higuaín Paulo Dybala marcaron los goles en momentos justos y dieron vuelta en Wembley, para dejar en el camino a Tottenham, que se había llevado un valioso empate por 2-2 en Turín.

Los Spurs fueron muy superiores en la primera mitad. Dominaron la pelota, los tiempos del partido y las ocasiones de gol. Pero esa fue la faceta que le terminaría costando al dueño de casa, que se perdió grandes oportunidades de abrir el marcador. Finalmente, el que pudo abrir la cuenta fue el coreano Son Heung-Min, una de las figuras de su equipo en ese aspecto.

En la segunda parte, la Juventus, obligada a dar la vuelta, pareció ir más al ataque. Pero este equipo de Allegri ya no es el de la temporada pasada, cuando era infalible en la defensa y creativo en ataque.

Desaparecidos todo el partido, los argentinos solo necesitaron un momento de lucidez para dejar su marca: primero el Pipa definió después de una bonita jugada colectiva y luego fue “La Joya”, tras una asistencia descomunal del 9 argentino, quien definió ante la salida de Lloris.

¿Qué tuvo que hacer la Juve el resto del partido? Defender. Lo que más le gusta y sabe hacer. Y lo hizo y de qué manera. Con Barzagli y Chiellini sacando todo, la Vecchia Signora lo aguantó y terminó sacando su pase a Cuartos de Final.

Manchester City 1-2 Basilea: El City se dio el lujo de clasificarse con una derrota.

post

El conjunto celeste perdió como local frente a Basilea, pero el 0-4 conseguido en la Ida había dejado la eliminatoria virtualmente sentenciada.

Sólo 90 minutos le habían alcanzado a Manchester City para cumplir el objetivo. El 0-4 en territorio suizo dejó encaminada la serie de Octavos de Final, que debía cerrarse este miércoles en el Etihad Stadium.

Como muestra de la tranquilidad que reinaba en los Citizens, Pep Guardiola decidió dejar en el banquillo a Sergio Agüero, Kevin De Bruyne y Nicolás Otamendi. Y la calma fue tanta, que llevó al equipo inglés a clasificarse a los cuartos con una derrota por 1-2 con Basilea.

La energía y ambición del equipo local se apagaron con el correr de los minutos. Porque empezó con entusiasmo e intentó demostrar que quería hacer más abultado el marcador global. Y lo consiguió rápido, gracias a la conducción de Leroy Sané, quien asistió a Bernardo Silva y el portugués que brindó el pase debajo de porteria para que el brasileño Gabriel Jesus sólo la tuviera que empujar a los 7 minutos de juego.

Marchó de mayor a menor el líder de la Premier League y le concedió la posesión -de esa que tanto presume el equipo de Pep- al conjunto helvétivo. Es por eso que no tardó en llegar con riesgo al área local. Y a los 16′ fue Mohamed Elyounoussi el que sacó rédito de una estática defensa y remató fuerte ante un Claudio Bravo que no pudo evitar la igualdad.

Pese a la desconexión, el elenco de Manchester consiguió sostener el resultado y sufrió el segundo golpe a los 25′ de la segunda parte, a partir del tanto de Michael Lang. Brahim Diaz -en lugar de Ilkay Gündogan- y Tosin Adarabioyo (por Phil Foden) fueron las únicas modificaciones del técnico catalán, que no se desesperó ante la caída y su equipo sólo debió consumir minutos hasta el final.

Segundo traspié de los Citizens en la actual edición de la Champions League, otra vez en un partido de relleno como fue en la fase de grupos con Shakhtar Donetsk, que juegan con margen y administran energías para la recta final de la temporada.

PSG 1-2 Real Madrid: Siguen tachando cuentas.

post

El equipo de Zidane consiguió dos bombazos por primera vez: ganó en el Parque de los Príncipes y eliminó al conjunto francés.

De todo un poco en la victoria del Real Madrid ante PSG. Historia, pura historia. El equipo de Zinedine Zidane consiguió por primera vez dos cuentas pendientes: logró ganar en el Parque de los Príncipes, por un lado, y liquidó al equipo francés en un mano a mano, en su segundo enfrenamiento.

En un partido más bien cómodo para el conjunto de Zidane, Real Madrid ganó 2 a 1 en el partido de vuelta, con goles de Ronaldo y Casemiro, y se clasificó a los Cuartos de Final de la Champions League.

De esta manera, tachó algunas de las espinas que tenía clavada en un torneo que le sonríe cada vez más.

Liverpool 0-0 Oporto: Liverpool cerró su pase a la siguiente ronda con un empate.

post

Tras el 5-0 en la ida, los Reds igualaron sin goles frente al Oporto, en Anfield, y se metieron dentro de los ocho mejores equipos del continente.

Las hazañas ocurren en contadas ocasiones. Y el encuentro de este martes entre Liverpool y Oporto no fue una de ellas .Tras el 5-0 en el Estadio do Dragao, los Reds igualaron 0-0 frente al elenco dirigido por Sérgio Conceição, en Anfield, y avanzaron a los Cuartos de Final de la Champions League.

La abultada ventaja en el partido de ida le permitió a Jurgen Klopp cuidar a sus dos máximas figuras, el delantero egipcio Mohamed Salah y el defensor holandés Virgil Van Dijk. Más allá de esa elección, el entrenador alemán dispuso de un equipo con mayoría de titulares, que mantuvo la posesión de balón en la primera mitad, pero inquietó poco a Iker Casillas.

Durante la segunda parte, la pasividad que mostró el conjunto portugués, prácticamente obligó al dueño de casa a ir por una victoria que decorase la clasificación. Sin apuro, monopolizó el balón y avanzó hacia la porteria rival.

En una de las pocas ocasiones claras que tuvo el encuentro, Roberto Firmino ingresó con balón dominado al área, superó al exportero de Real Madrid con una gambeta y definió débil para que la defensa visitante se luciera sacando el balón en la línea.

Sobre el final, el técnico local decidió hacer ingresar a Salah por Sadio Mané -que se fue ovacionado por todo el Anfield-, para darle vértigo al ataque. Sin embargo, el extremo poco pudo hacer y no consiguió darle el triunfo a su equipo, que, gracias a la avasallante victoria conseguida en Portugal, se metió entre los ocho mejores equipos del continente.

Sevilla 0-0 Manchester United: Los ‘Red Devils’ salen vivos del Sánchez Pizjuán.

post

De Gea salvó el empate y el utradefensivo planteamiento de Mourinho para los ingleses con varias paradas de mérito.

El Manchester United salió vivo del Ramón Sánchez Pizjuán en la Ida de los Octavos de Final de la UEFA Champions League. El Sevilla hizo todo para ganar, menos lo más importante marcar, algo que hizo posible un imperial De Gea.

Los de Montella fueron superiores en la primera parte apoyados en la subidas de Navas y Escudero en las bandas, los locales desbordaron el planteamiento ultradefensivo de Mourinho y sólo De Gea evitó el 1-0 con tres paradas soberbias, dos a Muriel, especialmente espectacular la segunda, y otra N’Zonzi.

Lukaku indultó al Sevilla con una volea que mandó alta con todo a favor en el único acercamiento verdaderamente peligroso de los ‘Red Devils’ en el primer tiempo. La dinámica no cambió en el segundo acto, el cuadro local lo intentó por tierra, mar y aire pero siempre faltaban centímetros para cantar el ansiado gol.

Mourinho sacó velocidad con Rashford y Martial en la recta final para buscar el 0-1 a la contra. El plan estuvo a punto de salirle de sobresaliente si en el 82, el árbitro no hubiera anulado un gol de Lukaku por mano previa del delantero belga. Todo se decidirá en Old Trafford.

Chelsea 1-1 Barcelona: Messi saca petróleo de Londres.

post

El delantero argentino marca el empate para el Barcelona frente a un buen Chelsea en Inglaterra. Willian había abierto la cuenta para los Blues.

El Barcelona ha logrado un buen empate ante el Chelsea en su visita a Inglaterra, en los Octavos de Final de la Liga de Campeones.

El equipo de Ernesto Valverde se fue al descanso con una igualdad sin goles que bien pudo ser derrota, especialmente por los dos tiros al poste que tuvo el equipo inglés, ambos por mediación de Willian.

El propio mediocampista brasileño fue el encargado de abrir la cuenta en Stamford Bridge, también con un remate desde media distancia.

Sin embargo, el Barcelona pudo encontrar el empate a través de Lionel Messi, que no falló tras el pase de Andrés Iniesta dentro del área.

Así las cosas, el Camp Nou dictará sentencia en una eliminatoria que está abierta después del intenso encuentro disputado en Londres.

Bayern Munich 5-0 Besiktas: Eliminatoria sentenciada.

post

Bayern Munich mostró su poderío goleando 5-0 al Besiktas en la Ida de Octavos de Final de Champions League. La revancha será el 14 de marzo.

En un entretenido desafío, el Bayern Munich consiguió un valioso triunfo de local en la Ida de los Octavos de Final de Champions League y quedó con un pie en cuartos.

Así los bávaros se impusieron por 5-0 al Besiktas, en un desafío que se jugó en el Allianz Arena.

En el arranque del partido, el elenco muniqués impuso sus términos y comenzó complicando al representante turco que terminó jugando con 10 hombres tras la expulsión de Domagoj Vida (15’) por derribar a Robert Lewandowski a centímetros del área.

Ahí emergió la figura de Vidal, quien tuvo el primero para su escuadra: le quedó el balón al chileno tras un rebote, pero su remate dio en Pepe y desvió su trayectoria.

Sin embargo, y al término del primer lapso, fue Thomas Müller -después de un desborde de Kingsley Coman- quien abrió la cuenta sobre los de Şenol Güneş, quienes regresaban a esta ronda tras 31 años de ausencia. Y es que el mejor resultado del conjunto otomano en la escena internacional fueron los Cuartos de Final alcanzados en la antigua Copa de Europa en la temporada 86-87.

El gol permitió a los germanos manejar el partido con comodidad y aumentó la diferencia con gol de Coman (52’), tras asistencia del polaco Lewandowski.

Luego repitió Müller (65’) tras un brillante centro al área de Joshua Kimmich. Y, cuando ya se bajaba el telón al partido, Robert (78’ y 87′) cerró la goleada local.

Real Madrid 3-1 PSG: Cristiano y Zidane le declaran amor eterno a la Champions.

post

Los blancos desarman a un notable PSG (3-1) con dos goles al final. Zidane fue clave con su atrevimiento. Doblete de Ronaldo ante Neymar.

El Real Madrid pidió a su afición que les llevara en volandas al inicio del partido, y el Santiago Bernabéu se vistió para las grandes ocasiones. Parecía que la Copa y La Liga daban pereza a los de Zidane, pero demostraron que la Champions no. Y es que en un primer cuarto de hora impoluto exhibieron pundonor y personalidad como seguramente no lo habían hecho aún en la presente temporada.  Los de blanco eran leones ante un PSG desarmado en la arena de un coliseo madridista entregado. Lástima que sólo durase cuarto de hora.

Poco a poco el equipo parisino fue emergiendo de la lona y tomándole temperatura al partido. No a costa de Neymar, por cierto, magníficamente defendido por Nacho. Sino a costa de un empuje global inversamente proporcional al aguante local. Y Cristiano llegó a tener un mano a mano con Areola desviado con la boca milagrosamente. Sin embargo, se olía que el campo iba desnivelándose hacia la portería de Keylor conforme pasaban los minutos y el Real Madrid cedía en la presión, amodorrado. Así, Rabiot lo aprovechó en un rechace a una jugada aparentemente inofensiva para marcar el 0-1 a la media hora. Llegaba solo desde atrás con los medios merengues marcándole con la vista.

En un momento, el gran Real Madrid se difuminó por completo. Como le pasó en el Clásico. Ya nada salía en ataque, bajo una pasividad impropia de una cita así. Ya nada salía en defensa, persiguiendo las sombras de un PSG que se hizo gigante. Afortunadamente para los intereses blancos, el colegiado sancionó como penalti una internada de Kroos que Ronaldo materializó desde los once metros justo antes del descanso. Oxígeno a toneladas para un equipo blanco que amagó con evaporarse en la primera parte. Y Cristiano ganándole el duelo individual a un Neymar que amagaba pero no golpeaba.

Tras el descanso, aunque el Real Madrid mejoró muchos enteros, fue el PSG el que de nuevo se hizo con el control del balón. De hecho, se pudo desnivelar la balanza antes del 60 si no llega a ser porque Navas sacó un tiro de Mbappé dentro del área, mientras que Sergio Ramos le sacó otro a Rabiot. Francos para el gol los dos. Un aviso de lo que estaba por venir. Y es que ni la salida de Cavani por un lateral como Meunier, ni la entrada de Gareth Bale hizo que el Real Madrid recuperase el balón. Al contrario, con Emery igualando el 4-4-2 que inventó Zidane sorpresivamente, los blancos definitivamente perdieron el duelo del físico y del balón.

El técnico madridista, mostrando una sobrada personalidad en un momento muy sensible, intentó darle un nuevo giro de timón: Lucas y Asensio por Casemiro e Isco. Sangre fresca en busca de la victoria, sin que el empate hubiera sido censurable siquiera. Y el Real Madrid tuvo su recompensa a falta de siete minutos para el pitido final en una jugada lanzada precisamente por Bale y Asensio que acabó en las mallas de rebote, favoreciendo a Ronaldo para cerrar su doblete. Ese gol lo metió el atrevimiento y la flor de Zidane, la historia del Real Madrid, y el karma de Cristiano. Cuatro minutos después Marcelo marcó también de rebote y también a centro de Asensio. Un 3-1 que es una inyección moral para los blancos en el mejor momento posible, y quizás cuando peor lo estaba pasando. Pero el amor es así. Y todo el mundo sabe que el club blanco y la Champions League tienen un romance eterno.

Juventus 2-2 Tottenham: Higuaín brilló pero no pudo evitar el empate.

post

El delantero argentino marcó dos goles para la Vecchia Signora, que terminó empatando 2-2 ante los Spurs.

Gonzalo Higuaín fue el protagonista principal del partido de ida de los Octavos de Final de la Champions League de Juventus ante Tottenham . El argentino marcó los dos goles de su equipo, pero no pudo evitar que los Spurs se despertaran a tiempo y terminen empatando por 2-2.

El ex de Napoles fue implacable en las primeras dos oportunidades que tuvo dentro de los primeros 10 minutos del encuentro en el Juventus Stadium. Primero la cruzó de manera notable en una jugada preparada y luego dejó sin opciones a Lloris en un penalti que le habían cometido a Bernardeschi.

Pero la Vecchia Signora agotó todas sus energías en ese primer cuarto de hora. El resto del capítulo le cedió la pelota a Tottenham y se dedicó a defender. Y eso los Spurs lo aprovecharon, marcando el descuento con una excelente definición de Harry Kane, otra de las grandes figuras del partido. El Pipa tuvo la oportunidad, otra vez de penalti, de gritar el tercero sobre el final del primer tiempo, pero el travesaño le dijo que no.

La segunda parte siguió con la tónica de la etapa anterior: los de Pochettino manejaron la pelota y la posición dentro del terreno, aunque el gol del empate terminaría llegando gracias a una falta que definió Eriksen ante la estirada de Buffon. La Juve tuvo también sus ocasiones jugando a la contra, pero no gozaron con la suerte de los primeros minutos.

De esta forma, el empate por dos goles deja mejor parado al equipo inglés para el partido de vuelta que se jugará en Wembley el 7 de marzo. Aunque los Bianconneri pueden pensar en positivo ya que podrán contar con un Dybala recuperado para dicho partido.