Sevilla 0-0 Manchester United: Los ‘Red Devils’ salen vivos del Sánchez Pizjuán.

post

De Gea salvó el empate y el utradefensivo planteamiento de Mourinho para los ingleses con varias paradas de mérito.

El Manchester United salió vivo del Ramón Sánchez Pizjuán en la Ida de los Octavos de Final de la UEFA Champions League. El Sevilla hizo todo para ganar, menos lo más importante marcar, algo que hizo posible un imperial De Gea.

Los de Montella fueron superiores en la primera parte apoyados en la subidas de Navas y Escudero en las bandas, los locales desbordaron el planteamiento ultradefensivo de Mourinho y sólo De Gea evitó el 1-0 con tres paradas soberbias, dos a Muriel, especialmente espectacular la segunda, y otra N’Zonzi.

Lukaku indultó al Sevilla con una volea que mandó alta con todo a favor en el único acercamiento verdaderamente peligroso de los ‘Red Devils’ en el primer tiempo. La dinámica no cambió en el segundo acto, el cuadro local lo intentó por tierra, mar y aire pero siempre faltaban centímetros para cantar el ansiado gol.

Mourinho sacó velocidad con Rashford y Martial en la recta final para buscar el 0-1 a la contra. El plan estuvo a punto de salirle de sobresaliente si en el 82, el árbitro no hubiera anulado un gol de Lukaku por mano previa del delantero belga. Todo se decidirá en Old Trafford.

Chelsea 1-1 Barcelona: Messi saca petróleo de Londres.

post

El delantero argentino marca el empate para el Barcelona frente a un buen Chelsea en Inglaterra. Willian había abierto la cuenta para los Blues.

El Barcelona ha logrado un buen empate ante el Chelsea en su visita a Inglaterra, en los Octavos de Final de la Liga de Campeones.

El equipo de Ernesto Valverde se fue al descanso con una igualdad sin goles que bien pudo ser derrota, especialmente por los dos tiros al poste que tuvo el equipo inglés, ambos por mediación de Willian.

El propio mediocampista brasileño fue el encargado de abrir la cuenta en Stamford Bridge, también con un remate desde media distancia.

Sin embargo, el Barcelona pudo encontrar el empate a través de Lionel Messi, que no falló tras el pase de Andrés Iniesta dentro del área.

Así las cosas, el Camp Nou dictará sentencia en una eliminatoria que está abierta después del intenso encuentro disputado en Londres.

Bayern Munich 5-0 Besiktas: Eliminatoria sentenciada.

post

Bayern Munich mostró su poderío goleando 5-0 al Besiktas en la Ida de Octavos de Final de Champions League. La revancha será el 14 de marzo.

En un entretenido desafío, el Bayern Munich consiguió un valioso triunfo de local en la Ida de los Octavos de Final de Champions League y quedó con un pie en cuartos.

Así los bávaros se impusieron por 5-0 al Besiktas, en un desafío que se jugó en el Allianz Arena.

En el arranque del partido, el elenco muniqués impuso sus términos y comenzó complicando al representante turco que terminó jugando con 10 hombres tras la expulsión de Domagoj Vida (15’) por derribar a Robert Lewandowski a centímetros del área.

Ahí emergió la figura de Vidal, quien tuvo el primero para su escuadra: le quedó el balón al chileno tras un rebote, pero su remate dio en Pepe y desvió su trayectoria.

Sin embargo, y al término del primer lapso, fue Thomas Müller -después de un desborde de Kingsley Coman- quien abrió la cuenta sobre los de Şenol Güneş, quienes regresaban a esta ronda tras 31 años de ausencia. Y es que el mejor resultado del conjunto otomano en la escena internacional fueron los Cuartos de Final alcanzados en la antigua Copa de Europa en la temporada 86-87.

El gol permitió a los germanos manejar el partido con comodidad y aumentó la diferencia con gol de Coman (52’), tras asistencia del polaco Lewandowski.

Luego repitió Müller (65’) tras un brillante centro al área de Joshua Kimmich. Y, cuando ya se bajaba el telón al partido, Robert (78’ y 87′) cerró la goleada local.

Real Madrid 3-1 PSG: Cristiano y Zidane le declaran amor eterno a la Champions.

post

Los blancos desarman a un notable PSG (3-1) con dos goles al final. Zidane fue clave con su atrevimiento. Doblete de Ronaldo ante Neymar.

El Real Madrid pidió a su afición que les llevara en volandas al inicio del partido, y el Santiago Bernabéu se vistió para las grandes ocasiones. Parecía que la Copa y La Liga daban pereza a los de Zidane, pero demostraron que la Champions no. Y es que en un primer cuarto de hora impoluto exhibieron pundonor y personalidad como seguramente no lo habían hecho aún en la presente temporada.  Los de blanco eran leones ante un PSG desarmado en la arena de un coliseo madridista entregado. Lástima que sólo durase cuarto de hora.

Poco a poco el equipo parisino fue emergiendo de la lona y tomándole temperatura al partido. No a costa de Neymar, por cierto, magníficamente defendido por Nacho. Sino a costa de un empuje global inversamente proporcional al aguante local. Y Cristiano llegó a tener un mano a mano con Areola desviado con la boca milagrosamente. Sin embargo, se olía que el campo iba desnivelándose hacia la portería de Keylor conforme pasaban los minutos y el Real Madrid cedía en la presión, amodorrado. Así, Rabiot lo aprovechó en un rechace a una jugada aparentemente inofensiva para marcar el 0-1 a la media hora. Llegaba solo desde atrás con los medios merengues marcándole con la vista.

En un momento, el gran Real Madrid se difuminó por completo. Como le pasó en el Clásico. Ya nada salía en ataque, bajo una pasividad impropia de una cita así. Ya nada salía en defensa, persiguiendo las sombras de un PSG que se hizo gigante. Afortunadamente para los intereses blancos, el colegiado sancionó como penalti una internada de Kroos que Ronaldo materializó desde los once metros justo antes del descanso. Oxígeno a toneladas para un equipo blanco que amagó con evaporarse en la primera parte. Y Cristiano ganándole el duelo individual a un Neymar que amagaba pero no golpeaba.

Tras el descanso, aunque el Real Madrid mejoró muchos enteros, fue el PSG el que de nuevo se hizo con el control del balón. De hecho, se pudo desnivelar la balanza antes del 60 si no llega a ser porque Navas sacó un tiro de Mbappé dentro del área, mientras que Sergio Ramos le sacó otro a Rabiot. Francos para el gol los dos. Un aviso de lo que estaba por venir. Y es que ni la salida de Cavani por un lateral como Meunier, ni la entrada de Gareth Bale hizo que el Real Madrid recuperase el balón. Al contrario, con Emery igualando el 4-4-2 que inventó Zidane sorpresivamente, los blancos definitivamente perdieron el duelo del físico y del balón.

El técnico madridista, mostrando una sobrada personalidad en un momento muy sensible, intentó darle un nuevo giro de timón: Lucas y Asensio por Casemiro e Isco. Sangre fresca en busca de la victoria, sin que el empate hubiera sido censurable siquiera. Y el Real Madrid tuvo su recompensa a falta de siete minutos para el pitido final en una jugada lanzada precisamente por Bale y Asensio que acabó en las mallas de rebote, favoreciendo a Ronaldo para cerrar su doblete. Ese gol lo metió el atrevimiento y la flor de Zidane, la historia del Real Madrid, y el karma de Cristiano. Cuatro minutos después Marcelo marcó también de rebote y también a centro de Asensio. Un 3-1 que es una inyección moral para los blancos en el mejor momento posible, y quizás cuando peor lo estaba pasando. Pero el amor es así. Y todo el mundo sabe que el club blanco y la Champions League tienen un romance eterno.

Juventus 2-2 Tottenham: Higuaín brilló pero no pudo evitar el empate.

post

El delantero argentino marcó dos goles para la Vecchia Signora, que terminó empatando 2-2 ante los Spurs.

Gonzalo Higuaín fue el protagonista principal del partido de ida de los Octavos de Final de la Champions League de Juventus ante Tottenham . El argentino marcó los dos goles de su equipo, pero no pudo evitar que los Spurs se despertaran a tiempo y terminen empatando por 2-2.

El ex de Napoles fue implacable en las primeras dos oportunidades que tuvo dentro de los primeros 10 minutos del encuentro en el Juventus Stadium. Primero la cruzó de manera notable en una jugada preparada y luego dejó sin opciones a Lloris en un penalti que le habían cometido a Bernardeschi.

Pero la Vecchia Signora agotó todas sus energías en ese primer cuarto de hora. El resto del capítulo le cedió la pelota a Tottenham y se dedicó a defender. Y eso los Spurs lo aprovecharon, marcando el descuento con una excelente definición de Harry Kane, otra de las grandes figuras del partido. El Pipa tuvo la oportunidad, otra vez de penalti, de gritar el tercero sobre el final del primer tiempo, pero el travesaño le dijo que no.

La segunda parte siguió con la tónica de la etapa anterior: los de Pochettino manejaron la pelota y la posición dentro del terreno, aunque el gol del empate terminaría llegando gracias a una falta que definió Eriksen ante la estirada de Buffon. La Juve tuvo también sus ocasiones jugando a la contra, pero no gozaron con la suerte de los primeros minutos.

De esta forma, el empate por dos goles deja mejor parado al equipo inglés para el partido de vuelta que se jugará en Wembley el 7 de marzo. Aunque los Bianconneri pueden pensar en positivo ya que podrán contar con un Dybala recuperado para dicho partido.

Basilea 0-4 Manchester City: Goleada en Suiza.

post

Un doblete de Gundogan y los restantes tantos de Bernando Silva y de Agüero sentenciaron la serie en la ida para el equipo de Guardiola ante Basilea.

Manchester City ofreció una nueva exhibición de su fútbol que le sirvió para aplastar por 0-4 a Basilea en Suiza en la ida de una serie de Octavos de Final de Champions League que parece sentenciada, a falta de la revancha del 7 de marzo en Inglaterra.

La primera ventaja llegó desde arriba, con el córner ejecutado por Kevin De Bruyne al primer palo y que encontró el cabezazo de Ilkay Gundogan directo hacia el fondo de la red al minuto 14.

Con la confianza a pleno tras el 0-1, el City aceleró por izquierda con Raheem Sterling, listo para sacar un centro hacia Sergio Agüero, un desvío le dejó el balón servido para el ingreso de Bernardo Silva y, al minuto 18, el portugués resolvió para sacar un zurdazo que se clavó contra el palo.

A los 23′, Agüero subió su tanto al marcador al tomar el balón fuera del área y con un remate bien esquinado que dejó sin reacción al arquero Tomas Vaclik bajo los tres palos.

Basilea no reaccionó en ningún momento del encuentro y el segundo tiempo sólo sirvió para aumentar el resultado. Agüero tocó con Gundogan y el alemán, al minuto 53, probó desde media distancia con total éxito para sellar el 0-4 que deja al equipo de Pep Guardiola con la cabeza en cuartos de la máxima competencia europea de clubes.

Nadal supera el test de Schwartzman.

post

El N° 1 del mundo se cita ahora con Marin Cilic por un puesto en semifinales.

Fue un test para valientes. Un examen de paciencia e insistencia. Rafael Nadal ya está en los Cuartos de Final del Abierto de Australia. Pero tocó remar, y mucho, para lograr el pase a la ronda de los ocho mejores. El español se llevó un intenso choque de tres horas y 51 minutos ante el argentino Diego Schwartzman, a quien se impuso por 6-3, 6-7(4), 6-3 y 6-3.

De esta manera, Nadal llega a la ronda de los ocho mejores por insistir sin desesperar. El N° 1 del Ranking ATP pisa la ronda de los ocho mejores con autoridad, ampliando su head to head con Schwartzman a 4-0. Ya son diez Cuartos de Final en Melbourne Park para el mallorquín, que fue campeón aquí en 2009 (v. a Federer) y finalista en 2012 (p. ante Djokovic), 2014 (p. ante Wawrinka) y 2017 (p. ante Federer).

La primera ocasión de break llegó tras un sensacional globo de Schwartzman, si bien no pudo materializar el quiebre tras dos grandes servicios de Nadal. El parcial de arranque, muy parejo, mostró una versión muy acertada del argentino, que en el séptimo juego forzó a su rival a tres errores que le otorgaron tres bolas de break más. La respuesta del mallorquín fue contundente, enlazando cinco puntos marca de la casa.

No aprovechar las oportunidades pesó para Schwartzman e impulsó a Nadal, que en el posterior juego peleó hasta hacerse con el primer break del encuentro. El español cerró el set con un juego en blanco aunque con números discretos: cuatro golpes ganadores y 11 errores no forzados. Eso sí, en los puntos decisivos imperó su ley.

Nadal continuó con la inercia ganadora y quebró de entrada al argentino pero no pudo evitar ceder su servicio en el juego posterior. Fue el inicio de un parcial de constantes alternativas. Otro intercambio de breaks entre ambos se dio en el quinto juego -a favor de Nadal- y en el octavo -esta vez para Schwartzman. Y de nuevo dos más en el undécimo y duodécimo juego. Nadal no pudo cerrar la segunda manga desde su servicio con 6-5 y saque y en la muerte súbita Schwartzman se creció. Sin rendirse, el argentino puso las tablas en el marcador pasadas las dos horas de encuentro. Era una batalla sin cuartel.

El español puso una marcha más y en la tercera manga estuvo intratable. Un suspiro de Schwartzman en el cuarto juego significó el único break del parcial. El pestañeo del argentino significó un duro correctivo de Nadal, que no perdonó. Tanto fue así que, en el cuarto set, Nadal salvó un eterno segundo juego -neutralizando hasta cinco bolas de break- y en el juego posterior castigó a Schwartzman a la primera. Aunque el argentino siempre estuvo cerca en el marcador, incluso tuvo dos bolas de break que le podrían haber dado el 4-4, los puntos decisivos siempre fueron para el español. Nadal logró el quiebre definitivo que puso el 6-3 del cuarto set. El pase a la siguiente ronda era suyo.

En Cuartos de Final espera un Marin Cilic que alcanzó las 100 victorias en Grand Slam tras superar en un durísimo encuentro al español Pablo Carreño. El croata, campeón del US Open en 2014 (v. a Nishikori) y finalista de Wimbledon la pasada campaña (p. ante Federer) fue semifinalista aquí en 2010.

Nadal firma su triunfo N° 50 en el US Open.

post

El dos veces campeón avanza a Cuartos de Final tras superar a Dolgopolov.

En el día del trabajador en Estados Unidos, Rafael Nadal lo celebró como mejor sabe. En una pista de tenis. El español firmó su triunfo No. 50 en Flushing Meadows al superar a Alexandr Dolgopolov en un duelo que se estiró por hora y 41 minutos y terminó con 6-2, 6-4 y 6-1 en el marcador.

“Estar en cuartos es un gran resultado para mí”, apuntó Nadal. “He jugado muy sólido. No he cometido muchos errores y Alexandr es muy impredecible y ha combinado muchos golpes buenos con errores por lo que he tratado de mantenerme concentrado”.

De esta manera, el español avanza a sus séptimos Cuartos de Final en el US Open, donde se ha coronado en dos ocasiones (2010 y 2013, v. en ambas a Djokovic). Nadal no regresaba a la ronda de los ocho mejores desde 2013.

El No. 1 del mundo amplía su head to head a 7-2 con el ucraniano, que se queda con un 1-9 ante jugadores situados en el puesto más alto de la clasificación mundial. Su única victoria ante un No. 1 vino precisamente ante Nadal en Indian Wells 2014.

El primer break del partido llegó en el tercer juego, cuando con 30-30 Dolgopolov enlazó una doble falta con un error no forzado. Desde la ventaja, Nadal se fue sintiendo más y más cómodo y salvó las dos únicas ocasiones de break que enfrentó.

La segunda manga, más pareja, se decidió en el noveno juego. De nuevo sólo un break fue necesario para Nadal, que sólo cometió 5 errores no forzados en el parcial y se llevó un 82% de puntos con su primer servicio y un perfecto 100% con los puntos disputados con su segundo servicio.

Nadal pisó el acelerador en la tercera manga, con un rápido doble break de entrada y ya no dejó escapar el triunfo. El campeón de 15 Grand Slam se medirá a Andrey Rublev, que superó a David Goffin en tres sets.

Muller sorprende a Nadal en un duelo épico.

post

El luxemburgués se impone 15-13 en el quinto set en Londres.

La sensación de enfrentar una fuerza incontrolable se hace palpable como en pocas situaciones al observar a Gilles Muller competir sobre hierba. El luxemburgués, arropado por un formidable primer servicio y una variedad idónea para dominar la superficie más rápida del circuito, continuó atrayendo miradas entre los muros del All England Club.

A sus 34 años, el número 26 del Ranking ATP firmó sobre la Court 1 de Londres la victoria más notable de su carrera al derrotar por 6-3, 6-4, 3-6, 4-6 y 15-13 a Rafael Nadal en un duelo para el recuerdo, accediendo por primera vez en su vida a los cuartos de final de Wimbledon. El luxemburgués, que rompió una racha de 22 tropiezos seguidos ante rivales Top 5, completó un esfuerzo de cuatro horas y 47 minutos culminado por el reconocimiento de la grada, que despidió con una ovación cerrada a ambos jugadores.

La victoria fue una prueba de la capacidad de resistencia de Muller, el jugador con más triunfo sobre hierba de la temporada (11) y todo un peligro con el marcador a favor, situación que provocó con un inicio de partido desbocado. Invicto en su carrera tras ganar las dos primeras mangas de un encuentro (14-0 en Grand Slam), el luxemburgués fue capaz de levantar una ventaja desde la que construir un cobijo impenetrable.

Durante las dos primeras mangas, resueltas en apenas 76 minutos a su favor, Muller contó con armas clásicas de su repertorio para infundir respeto en el césped: un primer servicio atronador (31 de 37 puntos ganados) y una frialdad total para anular cualquier amenaza (templando los tres puntos de quiebre generados por el español). Así, el luxemburgués hizo gala de una velocidad de juego abrumadora, ni siquiera detenida cuando Nadal trató de sacarse el asedio en el fondo de pista buscando de manera impecable la cinta (11 de 11 en aproximaciones a la red).

Ante los problemas, claro, el carácter de campeón. Cuando más oscuro anduvo el encuentro, cuando dos mangas perdidas en césped actuaban como sinónimo de condena, surgió la mejor versión de Nadal. El español se vio impulsado por una seguridad notable al servicio (cerró el partido con 23 aces por los 30 saques directos de su rival, una referencia en esta suerte), un golpe clave para equilibrar el encuentro (no encaró pelotas de quiebre en la tercera y la cuarta manga) y plantar cara en un duelo titánico.

El desenlace del partido se fraguó en un quinto set vertiginoso, estirado por encima de las dos horas y decidido con 15-13 en favor de Muller, que logró firmar la victoria con su quinta pelota de partido. Hasta llegar allí, y demostrando una capacidad de sufrimiento excepcional, Nadal atravesó un vía crucis permanente. El español sirvió hasta en nueve ocasiones para mantenerse en el torneo, levantó cuatro pelotas de partido (15-40 con 4-5 y otras dos con 9-10) y hasta puso al límite a Muller, obligado a salvar cuatro pelotas de quiebre cuando el luminoso marcaba el 9-9.

El campeón de 2008 y 2010, batallador como en las tardes más recordadas en Londres, sólo pestañeó cuando el sol ya amenazaba con ocultarse en la capital británica, culminando una participación defendida con uñas y dientes.

Con esta victoria Muller, que ya superó al español en segunda ronda durante la edición de 2005, se une a Roger Federer como único jugador que ha logrado derrotar en dos ocasiones a Nadal en la hierba de Wimbledon.

Nadal, imparable, ya está en Cuartos de Final.

post

El español, cada vez más cerca de ‘La Décima’, sigue sin ceder un set.

Rafael Nadal ya está en los cuartos de final Roland Garros. El nueve veces campeón, que busca ‘La Décima’ en el Bois de Boulogne, superó a su compatriota Roberto Bautista Agut en hora y 51 minutos y un 6-1, 6-2 y 6-2 en el marcador. Sin ceder un set en sus cuatro partidos.

“Estoy muy satisfecho y contento con la victoria porque el partido era muy importante para mí”, apuntó aún en pista el español. “Cada día es una historia diferente y hoy era importante porque Roberto tiene un nivel altísimo y mucha consistencia y tener un triunfo así me sirve mucho”.

Nadal está a una victoria de las 100 sobre tierra batida al mejor de cinco sets. Un dato estratosférico teniendo en cuenta que hoy firmó 99 victorias en 101 partidos sobre polvo de ladrillo al mejor de cinco. Además Nadal amplió a 13-0 su récord ante españoles en Roland Garros, que sigue impoluto.

Ante Bautista, el mallorquín siguió a nivel excelente. Aunque el resultado indique un partido cómodo, la intensidad fue altísima en ambos lados de la red. Eso llevó a que ambos jugadores cometiesen más errores no forzados, aunque también hubo un alto número de golpes ganadores.

En el primer set, Nadal concedió en una ocasión su servicio y tuvo que salvar dos bolas de break más pero contrarrestó ese quiebre haciéndose con tres a su favor. En la segunda manga, mucho más sólido al servicio, pasó de un 50% ganados con el primer servicio a un 93%, estadística que le ayudó a reducir el tiempo del parcial de manera exponencial.

En la tercera manga, Nadal se hizo con otro quiebre en el quinto juego y desde la ventaja, ya no dejó escapar el triunfo. Ya son 76 victorias en Roland Garros. Sus dos únicas derrotas vinieron en los Octavos de Final de 2009 (ante Soderling) y los Cuartos de Final de 2015 (ante Djokovic).

“Rafa está a un nivel muy alto. No descansa ni un punto y juega a la máxima intensidad todo el rato. Eso hace que a veces te precipites y te aceleres tú un poco y hagas más fallos de lo normal”., explicó Bautista tras el encuentro. En el primer set creo que he merecido más porque ha sido mi mejor set sin duda alguna. He empezado bien el partido y he tenido la sensación que mandaba un poco más que él pero el resultado ha sido 6-1. Eso me ha alejado un poco de las cosas que tenía que seguir haciendo y él ha empezado a mandar más y tener más control de puntos”.

En Cuartos de Final le espera Pablo Carreño Busta, que sobrevivió a un maratón y cinco mangas  ante el quinto favorito Milos Raonic, a quien superó por  4-6, 7-6(2), 6-7(6), 6-4 y 8-6. En el head to head, Nadal domina por 3 victorias a 0.