PSG 3-1 Monaco: Título con hat-trick de Mbappé y la vuelta de Neymar.

post

El campeón de la liga francesa derrotó 3-1 a Monaco con pleno de goles del joven atacante. Además, el brasileño regresó después de tres meses, así como también Edinson Cavani.

Paris Saint-Germain no pudo cumplir con su deseo de ser campeón mediante un triunfo propio, por lo que fue su escolta, Lille, el que le facilitó dicho trámite: el empate sin goles a primer turno consagró automáticamente a los de Thomas Tuchel antes de salir a jugar al Parque de los Príncipes frente al Monaco.

El conjunto de la capital francesa salió dispuesto a vivir una fiesta y así fue como se lo tomó. En lo futbolístico, tuvo a Kylian Mbappé en su mejor versión y el joven atacante no tuvo piedad de su ex equipo, al que le anotó un hat-trick.

La acción del primer gol fue orquestada por el propio delantero Nº 7 al iniciar jugada desde la mitad del campo, abrir con Moussa Diaby a la izquierda y éste volvió a servir a un Mbappé que voló y le ganó la posición a sus marcadores, para recibir el balón en el área y empujarlo para la apertura del marcador a los 14 minutos.

A los 37′, el veloz galo volvió a golpear al aprovechar una asistencia de Dani Alves, con quien realizó una notable pared para burlar a la defensa visitante.

En la segunda parte se vivieron más momentos especiales: el regreso de Neymar después de tres meses fuera por haberse resentido de la lesión en el metatarsiano de un pie, la vuelta de Edinson Cavani, otro que se encontró al margen durante dos meses por una molestia en la cadera, y un nuevo tanto de Mbappé para celebrar su hat-trick y seguir en la lucha por la Bota de Oro.

 PSG cortó la racha de tres partidos sin victorias y pudo al fin celebrar su título en la Ligue 1 con cinco fechas de antelación. Acumula 84 puntos, producto de 27 partidos ganados, 3 empatados y 3 perdidos y buscará dentro de seis días coronarse frente a Rennes en la Final de la Copa de Francia para cerrar la campaña con un doblete.

A nivel histórico, el equipo parisino igualó al Nantes y Monaco con 8 títulos y acecha el trono de Olympique de Marsella (9) y Saint Etienne (10) y sostiene su hegemonía en esta década al haber ganado seis de las últimas siete ediciones.

Del lado de Monaco: Aleksandr Golovin convirtió el gol del honor en París, continúa con su pelea por no descender y Radamel Falcao preocupó por su salida en el inicio de la segunda parte por Carlos Vinicius.

BATE Borisov 0-2 Barcelona: La conexión Neymar-Rakitic conquista Borisov.

post

El brasileño y el croata finiquitan un partido que solo tuvo historia hasta el primer gol. El BATE ni inquietó.

Se impuso sin problemas el Barcelona en un partido en el que el único misterio estuvo en cuánto tardaría en llegar el primer gol culé y cuál sería la cifra final en el electrónico. Los bielorrusos pasaron de prudentes a entregados tras el primer gol de Rakitic y el único arreón que tuvieron fue el de las patadas en los últimos diez minutos de partido.

Se esperaba un BATE más atrevido en el Borisov Stadium tras su gran victoria ante la Roma de la pasada jornada pero optó por el clásico repliegue total en su campo. Dos líneas de 4 sobre su frontal, los dos puntas algo por delante pero en definitiva, cerrojazo e iniciativa para los culés.

Ante este escenario salieron desatados los de Luis Enrique, que a través de la conexión Alves Neymar produjeron muchísimo peligro en los diez primeros minutos del partido, una riada de ocasiones en las que incomprensiblemente no llegó el gol, en parte gracias a un inspiradísimo Chernik.

Pero sobrevivió el BATE al acoso y comenzó a encontrar vías para respiración. No generaba peligro alguno pero conseguía encadenar tímidas posesiones que, sin servirles para inquietar a los culés, sí conseguían romper su ritmo de juego y poner fin al vendaval ofensivo. Bajó el Barça al que a la menor claridad ofensiva se le unió la baja inesperada de Sergi Roberto, que tuvo que ser sustituido por molestias por Ivan Rakitic. Llegó el inevitable arreón final culé pero entre un Neymar demasiado individualista y unos Suárez y Munir muy discretos dejaron el 0-0 en el electrónico tras los primeros 45 minutos.

Comenzó la segunda parte con dominio culé pero con un cambio en la actitud de Neymar, que dejó atrás el individualismo para ponerse el traje de asistente. Dos jugadas brillantes suyas en el 48 y en el 65 valieron dos goles de Ivan Rakitic, el primero con un zambombazo desde la frontal, el segundo picando con mucha clase ante la salida de Chernik.

Poca historia más tuvo el partido. El Barça contemporizó soltando latigazos de cuando en cuando a través de un Neymar que buscaba con ahínco su primer gol en esta edición de la Champions. El BATE tuvo un momento de orgullo en el que encadenó un par de ataques casi infantiles, seguidos por diez minutos finales de frustración en los que las piernas de los culés corrieron serio peligro. Por fortuna no hubo que lamentar ningún lesionado más, salió indemne el Barça que ya encarrila su primera posición en el grupo.