PSG 3-1 Monaco: Título con hat-trick de Mbappé y la vuelta de Neymar.

post

El campeón de la liga francesa derrotó 3-1 a Monaco con pleno de goles del joven atacante. Además, el brasileño regresó después de tres meses, así como también Edinson Cavani.

Paris Saint-Germain no pudo cumplir con su deseo de ser campeón mediante un triunfo propio, por lo que fue su escolta, Lille, el que le facilitó dicho trámite: el empate sin goles a primer turno consagró automáticamente a los de Thomas Tuchel antes de salir a jugar al Parque de los Príncipes frente al Monaco.

El conjunto de la capital francesa salió dispuesto a vivir una fiesta y así fue como se lo tomó. En lo futbolístico, tuvo a Kylian Mbappé en su mejor versión y el joven atacante no tuvo piedad de su ex equipo, al que le anotó un hat-trick.

La acción del primer gol fue orquestada por el propio delantero Nº 7 al iniciar jugada desde la mitad del campo, abrir con Moussa Diaby a la izquierda y éste volvió a servir a un Mbappé que voló y le ganó la posición a sus marcadores, para recibir el balón en el área y empujarlo para la apertura del marcador a los 14 minutos.

A los 37′, el veloz galo volvió a golpear al aprovechar una asistencia de Dani Alves, con quien realizó una notable pared para burlar a la defensa visitante.

En la segunda parte se vivieron más momentos especiales: el regreso de Neymar después de tres meses fuera por haberse resentido de la lesión en el metatarsiano de un pie, la vuelta de Edinson Cavani, otro que se encontró al margen durante dos meses por una molestia en la cadera, y un nuevo tanto de Mbappé para celebrar su hat-trick y seguir en la lucha por la Bota de Oro.

 PSG cortó la racha de tres partidos sin victorias y pudo al fin celebrar su título en la Ligue 1 con cinco fechas de antelación. Acumula 84 puntos, producto de 27 partidos ganados, 3 empatados y 3 perdidos y buscará dentro de seis días coronarse frente a Rennes en la Final de la Copa de Francia para cerrar la campaña con un doblete.

A nivel histórico, el equipo parisino igualó al Nantes y Monaco con 8 títulos y acecha el trono de Olympique de Marsella (9) y Saint Etienne (10) y sostiene su hegemonía en esta década al haber ganado seis de las últimas siete ediciones.

Del lado de Monaco: Aleksandr Golovin convirtió el gol del honor en París, continúa con su pelea por no descender y Radamel Falcao preocupó por su salida en el inicio de la segunda parte por Carlos Vinicius.

PSG 7-1 Monaco: Una paliza de campeonato.

post

El conjunto parisino goleó al Monaco por 7-1 y así logró definir la Ligue 1 con cinco jornadas para el final. Cavani, Di María, Draxler y Lo Celso vieron la red.

PSG se consagró campeón de la Ligue 1 tras golear categóricamente por 7-1 al Monaco, su escolta en la tabla de posiciones y justamente el equipo que ya no tendrá oportunidad de remontar la diferencia de 17 puntos, a falta de cinco jornadas para que acabe el campeonato.

El conjunto parisino, todavía sin Neymar, refundó sus bases con un estilo solidario y netamente ofensivo. Ante los del Principado, esto quedó más claro que nunca cuando en la primera media hora los de Unai Emery ya habían hecho cuatro goles.

Lo Celso marcó por duplicado, Di María se inventó un golazo y Cavani extendió su marca en lo más alto de la tabla de goleadores con un cabezazo perfecto.

La historia ya estaba sentenciada, pero quedó tiempo para más gritos. Primero, Monaco recorto distancias gracias a una aparición de Rony Lopes. Mientras tanto, en la segunda parte volvió a aparecer Di María para extender la ventaja, luego Falcao tuvo la mala fortuna de hacerse un gol en propia y Draxler cerró la cuenta. Así, PSG celebró un nuevo título de Liga.

Juventus 2-1 Monaco: Pase certificado a Cardiff.

post

El equipo italiano accedió al partido decisivo tras derrotar por 2-1 a Monaco. El 3 de junio estará en Galés en busca de su 3ª Champions.

El Juventus Stadium entonó fuerte el himno de la máxima competición europea, consciente de que la revancha de este martes entre su equipo y Monaco iba a resultar un trámite tras el gran trabajo realizado en la ida, y a modo de pálpito de lo que será el partido final.

“¡The Chaaaaaampioooons!”, se escuchó fuerte de parte del efervescente público italiano, que tapó la canción oficial de la Liga de Campeones y le hizo sentir a los suyos el deseo de coronarse en esta edición 2016/2017. Y la Vecchia Signora retribuyó con su sólido trabajo en el terreno de juego: triunfo 2-1 en casa para firmar un global de 4-1.

Pese a sufrir el asedio en los primeros minutos de un conjunto monegasco que fue hacia adelante con paciencia, los de Massimiliano Allegri inclinaron la balanza de a poco hacia su favor. Fue así como lucieron su buen toque de pelota y generaron ocasiones que no pudieron capitalizar Mario Mandzukic y Miralem Pjanic.

Hasta los 32 minutos de juego, cuando una notable acción colectiva que hizo llegar el balón de izquierda a derecha tuvo como destinatario a Dani Alves, el hombre de la semifinales, el mismo que le había servido las dos asistencias a Gonzalo Higuaín para su doblete en la ida. El centro desde la derecha del brasileño fue exacto, el croata Mandzukic lo cabeceó y, después de ser tapado por el portero Subasic, en segunda instancia empujó para inflar la red y desatar el festejo.

Para coronarse como la figura de los 180 minutos que tuvo la serie semifinal, Alves apareció en el borde del área grande para recepcionar un rebote: tomó la pelota de aire y la misma viajó hacia la portería vacía, para sentenciar la historia y transformar Turín en una verdadera fiesta.

Los de Leonardo Jardim fueron al frente por la propia necesidad, el conjunto bianconeri controló el resultado y no pasó sobresaltos pese al descuento del joven estrella Kylian Mbappé, quien sopló el balón hacia la red tras el envío de Joao Moutinho a los 23′ de la segunda mitad.

Juventus se clasificó hacia la 9ª final de su historia y el próximo 3 de junio esperará en Cardiff el Real Madrid. Con su firmeza, orden y oportunismo, el equipo italiano tiene argumentos para bañarse de gloria por tercera vez en la Champions.

Monaco 0-2 Juventus: Higuain quiere citarse con su ex equipo en Cardiff.

post

Con el aporte goleador del Pipita y una actuación memorable de Dani Alves, la Vecchia Signora se impuso en el Louis II y puso un pie en la final.

Tan impensado como casi perfecto fue el viaje de la Juventus a Monaco. La Vecchia Signora, multicampeón en Italia pero en deuda a nivel europeo más allá de la final del 2015, jugó un partido soñado para quedarse con el triunfo por 0-2 y encaminar su serie, con destino final en Cardiff, donde muy probablemente enfrente a Real Madrid, que también ganó de forma contundente.

Si bien la imagen del partido es la de Gonzalo Higuaín con la boca llena de gol dos veces, lo de Dani Alves también rozó la perfección: el brasileño fue una daga en el corazón monegasco permanentemente por la derecha y así llegó el primer tanto, con un taconazo para que el Pipa defina a la carrera y deje sin respuesta a Subasic.

Con estilos bien opuestos, el fresco juego del líder de la Ligue 1 chocó con la rudimentaria y sólida defensa italiana. Así, Falcao quedó inmerso en la telaraña formada por Chiellini, Bonucci y Barzagli, mientras que Mbappé, el joven apuntado para ser decisivo, tampoco logró gravitar.

La segunda parte tuvo una tónica similar, cuando los locales salieron a buscar el empate y dejaron los espacios para que Alves vuelva a dejar un surco, largue su centro cruzado e Higuaín se anticipe al portero. Ventaja de dos y momento a la medida de la Vecchia Signora, cerrando el partido y con la posibilidad de Buffon de lucirse con algunas paradas que hacen olvidar sus casi 40 años.

Ni el más optimista bianconero se imaginaba que la revancha en Turín dentro de una semana sería con tal diferencia a favor para empezar a sentirse finalista, donde buscará la revancha de la derrota ante Barcelona hace dos años y, en caso de encontrarse con Real Madrid, reeditar la final de 1998 que quedó en manos merengues.

PSG 1-1 Monaco: El Monaco conservó el liderato.

post

Cavani lideraba a la victoria de los locales y los ponía a tiro de la cima, pero Bernardo Silva lo igualó sobre la hora.

Toda la atención en esta 22ª fecha de la Ligue 1 estaba concentrada en el choque directo entre París Saint-Germain y Monaco, dos de los grandes candidatos al título y que se encuentran en la pareja pelea por el liderato, situación que dista de las anteriores temporadas en las que los parisinos dominaban a placer.

Los de Unai Emery parecían quedarse con los tres puntos gracias al penal convertido por Edinson Cavani a 10 minutos del final, pero Bernardo Silva apareció con el tiempo cumplido para silenciar el Parque de los Príncipes y estampar un 1-1 que mantiene al cuadro monegasco en lo más alto junto con el Niza.

El colombiano Radamel Falcao y su compañero Thomas Lemar generaron ocasiones previamente como para adelantar al conjunto del Principado, mientras que el argentino Ángel Di María estuvo cerca también de abrir la cuenta para los locales.

Hasta que llegó la falta adentro del área de Djibril Sidibe sobre Julian Draxler, que le permitió a PSG ponerse en ventaja con la efectividad desde el punto del penal de Cavani. El uruguayo no perdonó con su remate a colocar al palo izquierdo, mientras veía cómo Subašić se arrojaba hacia el otro costado.

El elenco parisino se relamía al verse conectado nuevamente en la lucha, ya que el éxito parcial lo dejaba en la línea de Monaco y a una unidad del puntero. Sin embargo, el cuarto triunfo consecutivo para los de Emery, que iniciaron la campaña un poco rezagados y levantaron su nivel, se vio empañado en la agonía.

El fuerte zurdazo desde fuera del área y frontal a la porteria del portugués Silva venció la resistencia del portero local y puso a festejar al visitante, que si bien ahora comparte la cima con Niza (49 unidades), evitó que PSG (46) se les encimara.

PSG 0-2 Monaco: Vagner Love y Fabinho conquistan el Parque de los Príncipes.

post

El conjunto parisino, ya con el título ganado, encajó una dolorosa derrota en casa ante uno de los equipos que le hacen algo de competición en su país.

El gol del ex –delantero brasileño, Vagner Love, sirvió como pistoletazo de salida para el Mónaco. Un Monaco que al principio se centraba en la defensa y que poco a poco ha ido atacando hasta devorar al campeón PSG. Los parisinos no perdían en casa en Liga desde mayo de 2014.

Los de Laurent Blanc han perdido 2-0 y en casa ante un Mónaco ágil, fuerte y con mucho hambre de triunfo que se afianza en la segunda plaza de la Liga de Francia.
Comienza el partido en el parisino Parque de los Príncipes. Primer encuentro después de que el PSG ganara el título de la Ligue 1 la semana pasada. Todo va suave hasta que se produce la primera falta sobre Lucas Moura en el minuto 1, provocada por el jugador del Mónaco Bakayoko. El PSG juega en casa, está tranquilo pero aun así tiene ganas de gol. Tras una jugada colectiva perfecta y el pase de Marquinhos se presenta una ocasión ideal para Cavani (3’), pero ahí estaba el arquero del Mónaco para erradicar la jugada del equipo azul con su parada. Di María se hace con el balón, pero falla. Sigue el juego. Di María se vuelve a hacer con el control de la situación. Quiere marcar pero no lo consigue.

Termina la primera parte con 0-0 en el marcador pero con sed de goles por parte del equipo azul con un Di María como protagonista, y un Mónaco ágil y fuerte a la hora de defender. Cosa que cambiará radicalmente en la segunda parte, dónde encontraremos a un PSG más relajado y un Mónaco dispuesto a darlo todo para conseguir la victoria.

Empieza la segunda parte con un pase de Di María para Ibrahimovic que pudo ser gol, pero ahí estaba de nuevo Subasic para impedirlo. Los del Mónaco se ponen las pilas, ocasión de Vagner Love con el pie izquierdo tras el saque de banda de Fabinho que termina lanzando la pelota fuera, lejos del poste. Pero pronto vuelven a tener el control de la situación, esta vez la ocasión es para Bakayoko que dispara con el pie derecho y va a parar a las manos del portero parisino. Parece que el AS Mónaco ha despertado. Los que al principio defendían poco a poco van adentrándose y tomando las riendas del partido.
Y vino el primero, en el minuto 64, de la mano de Vagner Love tras el pase de Lemar. Minutos después se produce el penalti a Fabinho por parte de David Luiz. El del PSG se lleva la amarilla y Fabinho transforma el penalti en el segundo tanto del Mónaco (67’) que sentenció el partido.

(86’) Vagner Love, el héroe del Mónaco, sale del campo y entra Lacina Traore. Se acerca el final del partido cuando el París Saint-Germain empieza a atacar por la banda derecha, Ibrahimovic pone el balón. No pudo ser. El Parque de los Príncipes hoy pertenece al Mónaco. Se produce el final del partido y los jugadores abandonan la hierba.