Isner levanta el título en Miami.

post

El americano logró el primer ATP Masters 1000 de su carrera.

Estados Unidos y pista dura han sido una combinación ganadora para John Isner. A lo largo de su carrera, el americano siempre ha sacado su mejor tenis ante su público, pero aún se exigía hacerlo en territorio ATP Masters 1000, algo que no había ocurrido. Después de dejar escapar el título en tres finales antes, esta vez no falló en Miami ante Alexander Zverev para acabar conquistando su primera corona por 6-7(4), 6-4, 6-4, en dos horas y 29 minutos.

Antes de la última cita en el Crandon Park Tennis Center, el americano había cedido en las finales de Indian Wells 2012 (p. con Federer), Cincinnati 2013 (p. con Nadal) y París 2016-Bercy (p. con Murray). Eso sí, después de completar una semana en la que terminó con la racha de 15 victorias consecutivas de Juan Martín del Potro en Semifinal y superar a tres Top 10 (Cilic, Del Potro y Zverev), se aseguró su regreso a la posición más alta de su carrera con el No. 9 del Ranking ATP.

El espigado americano de 2,08 m inauguró su casillero de títulos ATP Masters 1000 logrando derrotar a Zverev por primera vez en su carrera, dejando el head to head en 1-3. El alemán se había impuesto en las dos finales anteriores que había disputado de ATP Masters 1000 en Roma (d. a Djokovic), mientras que unos meses más tarde consiguió la Rogers Cup en Canadá (d. a Federer).

El estadounidense saltó a la pista con confianza y más agresivo al resto. A la seguridad con su servicio –máximo artífice de aces del torneo con 79– se unió la capacidad para generar dudas en el servicio de Zverev. En el segundo juego trabajó 3 opciones de break, mientras que en el sexto volvió a firmar otras dos. Pero el alemán encontró recursos para escapar del peligro y mantener su saque (5/5) hasta el tie-break.

En el desempate se desató la locura. Después del respeto mutuo durante todo el set, se sucedieron los errores a partir del quinto punto. Si bien Zverev se adelantó 3-2, Isner firmó dos puntos seguidos al resto (3-4), una acción que repitió el alemán para recuperar la ventaja (5-4) y sacar para cerrar el tie-break (7-4).

El mismo guion dominante de los servicios continuó en el segundo set hasta el noveno juego. Hasta que por primera vez se llegó al deuce y fue Isner el que aprovechó su sexta oportunidad (1/6) para anotar el primer break del encuentro (5-4). A pesar de que Zverev consiguió sus dos primeras oportunidades de quiebre para intentar devolver de inmediato el break, el estadounidense acabó cerrando el set en los minutos de mejor nivel de tenis del partido.

En el set definitivo, una vez más fue Isner el que logró hacer más daño al resto y prácticamente en todos los turnos al servicio de Zverev cuestionó su saque con opciones de break. En el tercer juego no pudo convertir la que tuvo, tampoco las cuatro que registró en el quinto juego, pero en el noveno llegó el segundo break en 12 oportunidades para cerrar el encuentro con su saque.

Isner levantó el título ATP World Tour número 13 de su carrera y 11 en Estados Unidos. Auckland es el único trofeo que ha levantado lejos de su país (2010, 2014), mientras que Newport (2011, 2012, 2017), Winston-Salem (2011, 2012), Houston (2013), Atlanta (2013, 2014, 2015, 2017) y Miami (2018) componen todo su palmarés.

Federer se impone a Nadal en Miami.

post

El suizo logra por tercera vez el Doblete del Sol: Indian Wells y Miami en un mismo año.

Donde todo empezó. Una de las rivalidades más especiales de la historia del tenis tuvo su comienzo en el Miami Open un 28 de marzo de 2004. Trece años después, Rafael Nadal y Roger Federer se encontraron en el 37º capítulo de su cara a cara.

Y por primera vez en la historia de esta rivalidad, Federer enlazó cuatro victorias ante su némesis, a quien superó en hora y 34 minutos por 6-3 y 6-4 para hacerse con su tercera corona en Miami. Así, el suizo se ha llevado los tres grandes títulos en lo que va de curso: Abierto de Australia (v. a Nadal), Indian Wells (v. a Wawrinka) y Miami. O lo que es lo mismo: 4.000 puntos en el Ranking ATP.

Este es el título No. 91 para Federer, que suma su corona No. 26 en ATP World Tour Masters 1000.

En la primera final entre dos treintañeros (Federer tiene 35 y Nadal 30) en los 33 años, el partido ya empezó con alternativas. Nadal se hizo con dos bolas de break en el primer juego. Federer las salvó y sumó su primer juego al servicio en seis minutos. En el cuarto juego, el suizo devolvió la presión y se hizo a su vez con dos bolas de break pero el español las neutralizó.

El partido entró así en constantes alternativas. En el quinto juego, Federer tuvo que salvar otra ocasión de quiebre, pero aún así, resistió. Nadal, lo mismo. Mismo guión en el séptimo juego. Hasta que en el octavo, Federer encontró una grieta en el servicio de Nadal y se hizo con el único break del parcial. Sirvió con éxito la primera manga y se avanzó en el marcador.

El primer set mostró la apuesta de Federer: ser agresivo en la medida de lo posible. Y las estadísticas así lo confirmaron: 18-9 en golpes ganadores y un empate en errores no forzados (10-10), algo que benefició al suizo.

El segundo parcial empezó con total igualdad y a diferencia del primer set, no hubo oportunidades de quiebre en los primeros seis juegos. No fue hasta el séptimo juego cuando, de nuevo, fue Federer quien volvió a golpear haciéndose con dos bolas de break. Nadal se agarró con todo y las salvó.

Pero con 4-4 en el marcador, el español no pudo frenar el impulso de Federer. El suizo fue con todo, dio un paso al frente y se hizo con el break que necesitaba. En su raqueta, tenía la oportunidad de vencer a su archirrival y conseguir un nuevo título. Y cuando tuvo la ocasión, no la desaprovechó.

Doblete del Sol: Indian Wells y Miami, seguidos. Desde 1991, siete jugadores han ganado los dos primeros torneos ATP Masters 1000 de la temporada (11 veces en total) en Indian Wells y Miami. Federer, que ganó ambos trofeos en 2005-06, logra en 2017 el triplete y se acerca a Djokovic, quien ostenta el récord de esta hazaña con cuatro ocasiones (2011, 14-15-16).

Los hombres que consiguieron el ansiado doblete son:
Novak Djokovic: 2011, ’14-15-16
Roger Federer: 2005-06 y 2017
Andre Agassi: 2001
Marcelo Rios: 1998
Pete Sampras: 1994
Michael Chang: 1992
Jim Courier: 1991

Dominio del Big Four. Con Federer y Nadal en la final, el Big 4 se garantiza otro título. Murray, Djokovic, Nadal y Federer han ganado 58 de los últimos 63 torneos ATP Masters 1000, desde que Nadal inició la racha en Montecarlo 2010. Esta es el desglose de títulos que cada miembro del Big 4 se ha adjudicado desde entonces: Djokovic (25), Nadal (13), Murray (10) y Federer (10). Los únicos jugadores que han podido interponerse en territorio ATP Masters 1000 en este período son Robin Soderling (París 2010), David Ferrer (París 2012), Stan Wawrinka (Montecarlo 2014), Jo-Wilfried Tsonga (Toronto 2014) y Marin Cilic (Cincinnati 2016).

Federer recorta distancias. Aunque Nadal sigue dominando el head to head por 23-14, Federer se ha llevado los cuatro últimos enfrentamientos. Nadal mantiene un 14-9 en finales y un 12-6 en torneos ATP Masters 1000 (7-4) en finales.

Novak Djokovic, seis veces rey en Miami.

post

El serbio logra en Crandon Park su Masters 1000 número 28, récord absoluto.

El número 1 del Ranking ATP sigue haciendo historia. Novak Djokovic revalidó su corona de campeón del Miami Open tras derrotar al japonés Kei Nishikori por 6-3 6-3 para remarcar su control en el segundo Masters 1000 de la temporada y conquistar el título 63 de su carrera profesional. El serbio, que mantiene su dominio en el circuito masculino, firmó varias marcas a considerar: rompió el récord de Masters 1000 levantando su título número 28 en la categoría, ostentando la plusmarca en solitario a partir de ahora; alzó su sexto cetro en Crandon Park, igualando el registro del estadounidense Andre Agassi; y sumó su tercera victoria consecutiva en Florida, algo que solamente había logrado el jugador de Las Vegas.

Para derrotar al japonés Nishikori necesitó exprimirse el balcánico. Pese a comenzar el encuentro cediendo el servicio y sufriendo quiebres en las únicas dos oportunidades de rotura que disfrutó su rival, Novak mantuvo una línea de juego estable de principio a fin. El número 1 arañó más de la mitad de los puntos al resto (52% de efectividad), protegió con gran éxito su primer saque (ganando 22 de los 28 puntos abiertos con ese golpe) y subió la temperatura conforme avanzó el partido, cerrando una segunda manga sin pelotas de rotura encaradas.

El de Belgrado, además, hundió las manos en los registros históricos de ganadores del ATP World Tour. Al tomar la corona de Miami el balcánico alcanza las 714 victorias en el circuito, superando a su entrenador Boris Becker hasta colocarse undécimo jugador ATP con más triunfos en la Era Abierta. Esta fue la primera final sin aces de la ATP desde Monte-Carlo 2011 y la primera en cancha dura desde Indian Wells 2009.

Para Nishikori, derrotado en sus dos primeras finales de Masters 1000 (cedió el partido decisivo en el Open Madrid 2014 ante Rafael Nadal), un choque de experiencia a sumar en su expediente.

Así, y tras vencer en Indian Wells y Miami por tercera temporada consecutiva, algo sin precedente en el circuito, Novak Djokovic acude al corazón de la temporada con la autoridad por bandera. Un rendimiento digno de un número 1 del ATP World Tour.

Nishikori venció a Kyrgios en Miami.

post

El favorito No. 6 dejó pactada una final contra Djokovic.

Kei Nishikori avanzó a la final del Miami Open. El japonés, que había sobrevivido a cinco puntos de partido en contra en su victoria en los cuartos de final, levantó su nivel un día más después de esa sufrida victoria para superar al Nº 24 Nick Kyrgios 6-3, 7-5.

Un Nishikori muy eficiente solamente perdió su saque una vez y rompió el saque de Kyrgios cuatro veces para llegar a su segunda final de un evento ATP World Tour Masters 1000 (2014, Madrid) en 84 minutos.

El rápido jugador asiático mejoró su récord ATP contra Kyrgios a 2-0 (2015, Shanghái). El gigante jugador australiano no había perdido un set en su camino a sus primeras semifinales en un ATP World Tour Masters 1000.

En la final, Nishikori se enfrentará al principal favorito, Novak Djokovic, que ha ganado seis de sus ocho choques en el circuito. El cabeza de serie No. 6 ha perdido contra el serbio en sus últimos cinco partidos, pero el japonés ganó un épico choque en el Abierto de Estados Unidos 2014, ganando 6-4, 1-6, 7-6(4), 6-3.

Djokovic, séptima Final en Miami.

post

El número uno del mundo supera en un duro encuentro a Goffin y buscará igualar el récord de seis coronas en Miami, que pertenece a Agassi.

La final como rutina. O eso hace pensar el incansable número uno del mundo cada semana. Novak Djokovic, cinco veces campeón del Miami Open, se clasificó para la final en Crandon Park después de superar en la semifinal al belga David Goffin en un cerrado encuentro que se estiró por dos horas y 5 minutos. Una auténtica batalla que terminó con un 7-6 (5) y 6-4 en el marcador.

De esta manera, Djokovic alcanza su séptima final en el segundo Masters 1000 del año, donde persigue una marca más: igualar las seis coronas, récord absoluto del torneo, de Andre Agassi, al que además empataría en la estadística de tricampeón en años consecutivos de hacerse con el trofeo.

Goffin fue un correoso rival que llevó al límite al serbio, que fue de menos a más en el choque. Ya de inicio, Djokovic tuvo que salvar tres bolas de break en un game inicial de seis minutos. Fue el preludio de un combate sin cuartel. Hora y cuarto duró la primera manga, decidida en una muerte súbita llena de intriga, donde el belga dudó en un smash con 4-4 que le hubiera dado la opción de cerrar el parcial desde su raqueta.

Sin embargo, fue el número uno quien -pese al calor infernal- se anotó el set. Antes tuvo que neutralizar un quiebre de Goffin, que primero preservó su servicio en un eterno sexto juego de once minutos para después romper el saque de Nole. El cabeza de serie número 15 se encontró con la reacción del primer sembrado, que contrarrestó de manera inmediata, devolviendo el break.

Aprendiendo de la tendencia del set inicial, Djokovic optó apretar el acelerador, siendo más agresivo al resto. Así, en el séptimo juego, rompió de nuevo a Goffin y ya no dejó escapar la victoria, que cerró con 20 golpes ganadores en el contador, cinco menos que el belga.

Campeón ya del Open de Indian Wells (v. a Milos Raonic) y poseedor de un apabullante 27-1 este 2016, el de Belgrado no cae en Miami desde que en 2013 perdiera en cuarta ronda ante Tommy Haas. Colíder de la lista de jugadores con más ATP World Tour Masters 1000 (27 hasta la fecha, los mismos que Rafael Nadal), Djokovic tratará de quedarse en solitario en su undécima final consecutiva de un torneo de esta categoría. Con férrea resistencia.