Barcelona 3-0 Liverpool: Messi y la suerte dejan al barça a las puertas de la Final.

post

El que perdona siempre la paga. La máxima del fútbol se cumplió en la Ida de la Semifinal de Champions. El Liverpool fue infinitamente mejor que el Barça, pero la fortuna y Leo Messi determinaron que los culés hayan conseguido poner pie y medio en la Final de Madrid del próximo mes de Junio.

Los chicos de Klopp quitaron el balón al Barça, le hicieron correr, les hicieron sufrir como nunca y se fueron con tres goles en contra para la vuelta en Anfield Road. Los culés, con muy poco, consiguieron marcar gracias a la inspiración de Luis Suárez –en su versión más marrullera y letal– y un rato de Messi –vaya obra de arte marcó–.

Los británicos, totalmente desatados y descarados, perdonaban a la hora de dar el último pase, mientras que Coutinho amenazaba a sus ex compañeros con varios disparos de fogueo. El Barça lo estaba pasando mal y no lo ocultaba la cara de un Valverde descompuesto. Pero cuando peor parecían los culés apareció la conexión entre Jordi Alba y Luis Suárez para que el uruguayo culminase en plancha un gol de cazador.

El impresionante ritmo de juego del Liverpool dejaba al Barça con la lengua fuera y eran hasta los propios culés los que perdían tiempo para tomar un poco de aire. Los visitantes, sin embargo, seguían empeñando en dar el último pase más difícil todavía sin llegar a conseguir rematar la faena para empatar.

Los culés, sin embargo, necesitaban muy poco para conseguir un gol y eso quedó demostrado en el minuto 74. Una acción embarullada obró el segundo tanto azulgrana. Messi buscó en profundidad a Sergi Roberto y el rechace cayó en la rodilla de Luis Suárez estrellando el balón en el larguero. La suerte se alió con los locales cayendo el rechace en las piernas de un Messi que sólo tuvo que empujarla. ¿Quizá era el guiño a la suerte del futuro campeón?

Klopp, quien tardó muchísimo en hacer los cambios, sacó a Firmino a diez minutos del final en busca del tanto que les pudiese meter en la eliminatoria. Pero el que ya se estaba desatado fue un Messi que firmó una obra de arte para poner el tercero culé. Él se lo guiso sacando una falta que en realidad realizó él aprovechando que el arbitro no estaba atento para propinar un puñetazo a Fabinho y él se lo comió culminando una falta impresionante desde 30 metros que entró por la escuadra.

Los locales se colgaron del larguero en los minutos finales. Perdieron tiempo como si fuesen un equipo pequeño para conservar un resultado que les pone con pie y medio en la final. El Liverpool no tuvo su noche de cara al gol, mientras que los locales consiguieron un premio excesivo para el fútbol desplegado. La noche en la que el Barça fue menos Barça que nunca se llevó el premio gordo.

Barcelona 3-0 Manchester United: Messi convierte al Camp Nou en el ‘Teatro de los Sueños’.

post

Doblete del argentino, genio y figura en una victoria que completó Coutinho; los culés, a Semifinal de Champions League.

El Barcelona ha vencido 3-0 al Manchester United en el Camp Nou y clasificó a Semifinal de la Champions League. Lionel Messi convirtió un doblete en el primer tiempo para dejar sin esperanzas a los de Old Trafford y Coutinho definió el partido en la segunda parte.

El conjunto visitante sorprendió en el inicio del juego y Marcus Rashford estrelló un remate en el travesaño antes de los 30 segundos de juego. Sin embargo, Lionel Messi se iluminó a los 15 minutos, le hizo un caño a Fred, abrió el marcador con un gran zurdazo que se metió contra el palo y luego puso el 2-0 con un remate débil que se escurrió entre las manos de David De Gea.

Con la clasificación en el bolsillo, el equipo de Ernesto Valverde manejó la pelota con tranquilidad en el segundo tiempo y definió el partido con un disparo espectacular de Coutinho, que se metió lejos de la estirada de De Gea.

Barcelona había sido eliminado en los Cuartos de Final de la Champions en las últimas tres temporadas. La última vez que superó esta fase fue en la edición 2104-15 y terminó siendo el campeón.

Chelsea 1-1 Barcelona: Messi saca petróleo de Londres.

post

El delantero argentino marca el empate para el Barcelona frente a un buen Chelsea en Inglaterra. Willian había abierto la cuenta para los Blues.

El Barcelona ha logrado un buen empate ante el Chelsea en su visita a Inglaterra, en los Octavos de Final de la Liga de Campeones.

El equipo de Ernesto Valverde se fue al descanso con una igualdad sin goles que bien pudo ser derrota, especialmente por los dos tiros al poste que tuvo el equipo inglés, ambos por mediación de Willian.

El propio mediocampista brasileño fue el encargado de abrir la cuenta en Stamford Bridge, también con un remate desde media distancia.

Sin embargo, el Barcelona pudo encontrar el empate a través de Lionel Messi, que no falló tras el pase de Andrés Iniesta dentro del área.

Así las cosas, el Camp Nou dictará sentencia en una eliminatoria que está abierta después del intenso encuentro disputado en Londres.

Barcelona 2-1 Las Palmas: Cae Lionel Messi en una victoria amarga.

post

El equipo azulgrana no sufrió en exceso para doblegar al equipo canario, pero la lesión de su gran estrella acabó monopolizando el interés del encuentro.

Como suele decirse, el Barcelona llegó al descanso del partido contra Las Palmas con dos noticias, una buena y otra mala. La buena era el gol de Luis Suárez, que adelantaba a los culés y se convertía en el primer tanto azulgrana en esta Liga anotado en la primera mitad de un partido. La mala, que dejó al Camp Nou helado y al equipo local un tanto descolocado, fue la lesión en la rodilla que sufrió Leo Messi antes del minuto diez de juego.

El Barça había arrancado dominando claramente el partido y los visitantes se limitaban a aguantar estoicamente el asedio catalán. Un asedio que, sin embargo, no daba excesivos frutos en forma de ocasiones claras de gol. De esta forma daba sus primeros pasos el encuentro cuando Leo Messi golpeaba un balón al mismo tiempo que Bigas y comenzaba a dolerse de la rodilla.

A pesar de que el argentino se reincorporó al terreno de juego tras ser atendido por los médicos del Barcelona, apenas duró unos minutos más su participación. En el 9, pedía el cambio y era sustituido por Munir El Haddadi. Esta situación, además de preocupar al público del Camp Nou, dejó visiblemente tocados a los jugadores azulgranas.

Ello provocó que el duelo se igualara en cierta medida y que el conjunto insular consiguiera crear algo de peligro a la contra, con acciones firmadas por Wakaso y Araujo. En el minuto 24, sin embargo, Luis Suárez se encargó de dar oxígeno a su equipo, que empezaba a mostrarse dubitativo, al conectar de cabeza un centro desde la derecha de Sergi Roberto, mandándolo a la red.

El gol dio mayor tranquilidad al Barcelona, aunque Las Palmas no renunciaba a los contragolpes y, en ciertas fases del primer acto, puso en algunos apuros a los culés al llegar con velocidad al campo contrario, mostrando las costuras en las transiciones defensivas del equipo local. Jonathan Viera tuvo dos disparos, fruto de contragolpes, que se encontraron con los guantes de Ter Stegen y con la grada del Camp Nou. Con estos sustos metidos en el cuerpo, el Barcelona se hizo con el balón y lo guardó hasta el final de la primera parte, en una tregua que Las Palmas firmó de buena gana, evitando así encontrarse con un gol en contra justo antes del descanso.

La tregua no tuvo continuidad tras el paso por vestuarios y, cuando no se había llegado a los diez minutos de la reanudación. Como casi todas las acciones de peligro del Barcelona, el segundo gol del partido llegó a partir de un pase en profundidad desde el centro del campo que superaba a las líneas defensivas visitantes y le llegaba a la delantera local. En concreto, a un Munir que pasaba al lado contrario del área, donde Luis Suárez elevaba el esférico, mandándolo a la escuadra.

El choque quedaba ya muy de cara para el Barcelona, que enlazaba jugadas con pases entre líneas que generaban peligro una y otra vez en el área de Javi Varas. Por si esto fuera poco, en el minuto 66, Alcaraz tocaba un balón con la mano dentro del área y dejaba en las botas de Neymar la opción de hacer el tercero desde los once metros. Solo el disparo de este por encima del travesaño evitó que la distancia se alargase aún más en el marcador.

Tras el gol, el Barcelona siguió intentándolo, aunque sin éxito, con acciones rápidas y que encontraban en repetidas ocasiones la espalda de la defensa amarilla o bien con lanzamientos desde larga distancia que Javi Varas se encargaba de detener.

Finalmente, Las Palmas, que siempre que podía salía al contragolpe buscando recortar distancias, consiguió anotar en el minuto 87, cuando Mascherano perdía el balón en una posición comprometida y Jonathan Viera disparaba desde dentro del área. El balón desviaba su trayectoria al tocar en la pierna de Piqué, despistando a Ter Stegen y convirtiéndose en el 2-1 con el que finalizaría el choque.