Sock conquista su primer Masters 1000 en Paris.

post

El estadounidense certificó, además, su presencia en el Masters Cup.

Jack Sock no dejó escapar la mejor oportunidad de su carrera para levantar un título ATP World Tour Masters 1000. El estadounidense superó en la Final al serbio procedente de la fase previa Filip Krajinovic por 5-7, 6-4, 6-1 en una hora y 58 minutos, para conseguir además su billete al Masters Cup.

Era una oportunidad única tanto para el balcánico como para el estadounidense, la primera vez que se encontraban a un solo partido de conquistar un trofeo ATP Masters 1000. La tensión y los nervios asomaron muy pronto en el partido, aunque fue Sock el primero en padecerla.

El americano, único de los dos jugadores en la última ronda de París-Bercy en portar la condición de cabeza de serie (No. 16), sufrió el primer break del duelo en el sexto juego del encuentro. Valiente y sin miedo a acercarse a la red, Krajinovic se despegó 4-2 tras aprovechar su segunda opción de quiebre del partido.

Pero fue entonces cuando el serbio sintió el vértigo de verse por delante en una Final de esta categoría. Y, de inmediato, vio cómo Sock recuperaba el terreno perdido. Si bien Krajinovic se llevó uno de los puntos más largos del primer set, una serie de errores –con doble falta incluida– permitieron al estadounidense devolver el break, para confirmar su recuperación poco después con su saque (4-4).

Sin embargo, el jugador nacido en Sombor hace 25 años no perdió la cara al set, a pesar de dejar escapar su posición de privilegio. Si bien Sock dominó en golpes ganadores (16 frente a los 11 del serbio) y en puntos totales ganados en la primera manga (35-38), fue Krajinovic quien volvió a recoger premio en el resto. Convirtió su segundo break (2/3) para cerrar el set por 7-5 en 46 minutos.

Los dos primeros puntos en juego en la segunda manga parecían advertir que Krajinovic se había desatado tras firmar el primer set de su lado. Sin embargo, Sock dio la vuelta a un 30-0 inicial para arrancar con un break. El serbio perdió feeling con su raqueta y la presión de verse más cerca que nunca del título le pasaron factura. Otro break más permitió al americano adelantarse (4-1).

Sin nada que perder, el balcánico soltó la muñeca, volvió a disfrutar en la pista y a ser peligroso desde todos los lados de la pista. Correoso e incisivo. Krajinovic reaccionó devolviendo un quiebre (4-3), pero ya era demasiado tarde. Sock dejó su estadística con el primer servicio en un 90% de puntos ganados con este golpe para llevar el partido al set definitivo (6-4).

El No. 22 del Ranking ATP asumió sus galones y en el tercer juego dio un golpe definitivo a la Final en forma de break. Era el cuarto del estadounidense en el partido para asumir el control del set 3-1. Krajinovic se resistió a marcharse de la Final, incluso cuando Sock disfrutó de dos break points más en el quinto juego. Pero al tercero sucumbió (4-1).

El jugador nacido en Nebraska hace 25 años levantó el cuarto título de su carrera, primero de categoría ATP Masters 1000. Antes también se hizo con las coronas de Auckland y Delray Beach esta temporada, además de Houston en 2015.

Federer conquista Shanghai ante Nadal.

post

Se impuso el suizo en la Final de Shanghai por 6-4 y 6-3.

El capítulo N° 38 de la rivalidad entre el actual N° 1 del Ranking ATP Rafael Nadal y el N° 2 Roger Federer se escribió este domingo en Shanghai. El español y el suizo pelearon por levantar el Masters 1000 asiático y dar un importante golpe en la Carrera a Londres para terminar el año como el mejor jugador del mundo. Federer necesitó una hora y 12 minutos para cerrar la victoria por 6-4, 6-3.

A pesar de que Nadal dominaba el head to head por 23-14, el de Basilea quien ha conseguido imponerse en los últimos cinco enfrentamientos, cuatro de ellos este mismo año: en la Final del Open Australia, así como en los ATP Masters 1000 de Miami, Indian Wells y Shanghai.

Federer saltó a la pista dura asiática con la intención de conservar el mismo guion que había dictado durante la temporada en sus duelos cara a cara. En el primer juego del partido, el suizo dispuso de dos opciones para romper el saque de Nadal (15-40), aunque el manacorense respondió con dos winners: una derecha y un saque directo. Eso sí, otros dos ganadores de Federer con el revés, dieron el primer break del partido, que supo conservar con su servicio (2-0).

El suizo continuó presionando el saque del español, colocándose 30-30 en el tercer juego. A pesar de que Nadal que presentaba un 50% de puntos ganados con el servicio en sus dos primeros juegos, consiguió estrenarse en el partido (2-1). Pero el suizo seguía sin mostrar síntomas de flaquezas con su saque con un 85% de puntos con primeros servicios, firmó un espectacular juego en sólo 50 segundos con 3 aces y otro saque más sin respuesta (4-2).

El segundo favorito en Shanghái no concedió opciones a su rival al resto. Si no era capaz de lograr un ace, apenas necesitaba tres golpes para fabricar los puntos desde el fondo (5-3). Para entonces, el español ya había conseguido ajustar su saque, pero el break era una distancia suficiente para permitir a Federer sacar para cerrar la primera manga. El saque del helvético marcó la diferencia en un set en el que sólo dejó escapar el 17% de los puntos al resto (6-4).

Las condiciones –pista rápida y techo cerrado debido a la lluvia sobre la ciudad china– favorecieron a Federer que consiguió imprimir un ritmo frenético durante todo el partido. En este contexto, Nadal sólo pudo resistir hasta el 2-2 sin tener los primeros problemas con su saque.En el quinto juego de la segunda manga, el suizo volvió a dar un zarpazo al marcador firmando otro break (2/5) para adelantarse 3-2.

Inspirado con el revés y sólido con su servicio -no cedió una sola opción de break en todo el encuentro- Federer ya había acelerado hacia la victoria. Encadenó un nuevo parcial de 3-1 para asegurarse el 27º título de categoría ATP Masters 1000 de su carrera. El suizo terminó el encuentro con 10 saques directos y un 83% de efectividad con su primer servicio. Por su parte, Nadal sólo pudo arrebatar 8 puntos de 44 a su rival en el resto.

Con la victoria de este domingo en Shanghai, Roger Federer suma ya seis títulos en 2017 igualando a Rafael Nadal como los dos jugadores que más trofeos han conseguido esta temporada. El Open Australia, Wimbledon, los ATP Masters 1000 de Indian Wells, Miami y Shanghái, así como la corona de Halle son los premios que presenta este curso el N° 2 del mundo.

Dimitrov corona su primer Masters 1000 en Cincinnati.

post

El búlgaro se impone en Cincinnati sin perder un set.

La espera terminó. Grigor Dimitrov subrayó su enorme potencial levantando a sus 26 años en Cincinnati el primer Masters 1000 de su carrera. El búlgaro se proclamó campeón de Cincinnati sin ceder un set, tras derrotar por 6-3, 7-5 al australiano Nick Kyrgios en una hora y 25 minutos de partido, sumando el séptimo título de su carrera en el ATP World Tour y el tercero de la temporada 2017 tras coronar Brisbane y Sofía.

El triunfo reportó un gran botín a Dimitrov, que aseguró su regreso al Top 10 del Ranking ATP. Además, sumó 1.000 puntos y ascendió del No. 9 al No. 6 en la Carrera ATP a Londres, ocupando virtualmente una plaza para disputar por primera vez en su carrera las ATP Finals – a celebrar en el O2 Arena londinense del 12 al 19 de noviembre.

El partido alumbró la lucha entre dos talentos primerizos, el primer choque entre dos jugadores nacidos en la década de los 90 peleando un título de esta categoría. El respeto mutuo entre dos debutantes en una final de Masters 1000, enorme oportunidad a ambos lados de la cinta, marcó los cuatro primeros juegos exentos de opciones de rotura.

Cuando llegó su primera oportunidad, Dimitrov mostró unos brillantes reflejos. El búlgaro lanzó un resto directo con su derecha, con el cuerpo suspendido en el aire, para mandar la pelota a los pies de Kyrgios. Un tiro convencido para asestar el primer golpe al encuentro y auparle en el marcador (4-2).

Ni siquiera las dudas inmediatas (dos dobles faltas situaron el 0-30 en el marcador) detuvieron el ritmo de Grigor, eléctrico en cada tiro para voltear el juego, confirmar su rotura y abrir una brecha definitiva en el primer parcial.

La frialdad del búlgaro fue in crescendo, hasta el punto de cerrar en blanco un primer set, vertiginoso, decidido en su favor en 34 minutos de juego. Una primera manga donde dominó con maestría el fondo de pista, haciendo suyos 17 de los 21 puntos decididos tras la línea.

El choque fue un regalo para observar el despliegue de Dimitrov, de pies rapidísimos en busca de su tiro de derecha. Su golpe cortado de revés, además, fue una clave importante en el encuentro. Una solución táctica para buscar oxígeno ante los morteros de Kyrgios y, también, una forma impecable de mantener la pelota a baja altura, lejos del golpeo cómodo del agresivo australiano.

En una segunda manga plana, Kyrgios trató de variar el guión, poblando el encuentro con puntuales subidas a mitad de pista. Una propuesta arriesgada ante la capacidad atlética de Dimitrov, que conectó numerosos passing shots como respuesta.

El servicio de Kyrgios le mantuvo a flote ante la estabilidad de fondo de Grigor, al que no amenazó el saque en todo el segundo set. El australiano resistió con 3-3 a dos pelotas de rotura, anticipando el sufrimiento que padecería al cierre del encuentro.

Tras resistir a contracorriente y estirar la manga hasta el 5-5, un juego para olvidar destruyó las opciones de Kyrgios. En el undécimo juego del segundo set, el australiano cometió tres dobles faltas y envió una derecha al muro entregando a Dimitrov la opción de servir para coronar Cincinnati. Grigor no desaprovechó la oportunidad y logró la copa más importante de su carrera.

“Enhorabuena por la gran semana que has hecho. Es bonito verte jugando a tu mejor nivel, siempre lo has tenido dentro de ti”, reconoció deportivamente Kyrgios en su discurso sobre la pista.

“Es uno de mis torneos favoritos y estoy realmente feliz por haber ganado aquí”, reconoció Dimitrov tomando la copa de campeón. “Siento una enorme confianza tras conseguir este título. Es el más grande que he logrado hasta el momento. Lo voy a disfrutar un par de días y me enfocaré en el US Open”, señaló el búlgaro.

Zverev reina en Montreal.

post

El alemán vence a Federer y celebra su quinto título del año, segundo ATP World Tour Masters 1000.

Siguiendo con su imparable progresión, que ya le ha convertido en uno de los mejores jugadores de la temporada, Alexander Zverev derrotó este domingo a Roger Federer en la Final del Masters 1000 Montreal por un marcador de 6-3 y 6-4 en una hora y 8 minutos de duración y levantó su quinto título de 2017, el segundo ATP World Tour Masters 1000 (Roma) y el segundo consecutivo (Washington, la semana pasada). Desde este lunes, Zverev estrenará su mejor posición en el Rankings ATP (7) y llegará lanzado a Cincinnati, el torneo previo al US Open

Zverev, que ya había ganado a Federer (semifinales de Halle 2016) tardó 18 minutos en colocarse 4-1 en el marcador, abriendo una importante ventaja en la Final y demostrándole a Federer lo que es capaz de hacer.

Con golpes profundos y agresivos, el alemán apartó a su contrario de cualquier opción en ese primer set, que controló sin ceder una sola oportunidad de break y que coronó de la mano de su saque, en el que se apoyó una vez tras otra para salir de las pocas situaciones de presión a las que fue llevado por Federer.

La segunda manga fue por los mismos derroteros que la primera, pese a que Federer dispuso de tres bolas de rotura que Zverev anuló en el inicio. Con 3-3 en el marcador, Zverev consiguió arrebatar el servicio del suizo y enfiló a toda velocidad el camino hacia el título, de nuevo sin dudar, de nuevo sin dejarse impresionar por su rival, de nuevo con un paso ganador arrollador.

El alemán, que ya tiene cinco títulos en 2017 (los mismos que Federer, líder de la clasificación), completó otra semana fantástica y siguió construyendo su propia historia, que ya es fantástica, en un año que todavía no ha terminado. Ni mucho menos.

“Ganar dos Masters 1000 en el mismo año es algo increíble. Jugué bien en Washington y aquí también. Es fantástico poder hacerlo en dos semanas consecutivas”, dijo Zverev. “Me siento muy bien, jugando el mejor tenis de mi vida”.

Zverev consiguió su segundo trofeo ATP World Tour Masters 1000 y se convirtió en el primer tenista fuera del Big-4 (Federer, Rafael Nadal, Novak Djokovic y Andy Murray) que gana varios Masters 1000 en una temporada desde David Nalbandian en 2007. Además, es solo el segundo jugador en activo fuera de ese grupo que ha ganado más de un Masters 1000, uniéndose a Jo-Wilfried Tsonga.

Zverev dominó todas las facetas del juego el domingo. El alemán sacó con agresividad y sus potentes golpes de fondo abrieron la pista a los lados para acabar los puntos. El alemán también se coloca tercero en la Carrera a Londres, con posibilidades de clasificarse para el Masters Cup tras recibir un impulso significativo.

Ganador de 894.585 dólares en premios y 1.000 puntos para el Ranking ATP, Zverev es el campeón más joven en el Masters 1000 Montreal desde Djokovic en 2007. También es el primer campeón alemán en más de 30 años, desde que Boris Becker lo hizo en Toronto, en 1986. Ahora, Zverev pondrá rumbo a Cincinnati para intentar seguir su racha victoriosa.

“Tengo un cuadro duro en Cincinnati. No sé si seré capaz de llegar lejos porque estoy un poco cansado, pero llego a tope de confianza”, avisó el alemán, que tiene otra buena oportunidad de seguir sumando antes del US Open.

Zverev alza su primer Masters 1000 en Roma.

post

El alemán ingresa este lunes en el Top 10 del ATP World Tour.

Un talento sin tiempo que perder. A sus 20 años, Alexander Zverev logró levantar este domingo su primer título ATP World Tour Masters 1000 en Roma, derrotando a Novak Djokovic por 6-4, 6-3 sobre la tierra batida del Foro Itálico. El jugador de Hamburgo completó una semana histórica en su carrera profesional y se garantizó un lugar en el Top 10 del Ranking ATP desde este lunes, probando su peso en el circuito como líder de la #NextGenATP siendo el primer jugador nacido en los 90 que gana un Masters 1000.

En una demostración de frialdad competitiva, Zverev derribó numerosas barreras que colocan su figura en la primera línea del ATP World Tour con precocidad: se convirtió en el campeón más joven de Roma desde que Rafael Nadal coronara la edición de 2006, firmó el título de Masters 1000 a más temporada edad desde que Novak Djokovic alzara la copa en Miami 2007 y aseguró un hueco entre los 10 mejores del circuito, siendo el miembro más bisoño en tocar ese estatus desde que Juan Martín del Potro desembarcara en la temporada 2008.

La entereza del jugador germano se dejó notar desde el arranque del encuentro, con una habilidad marcada para sostener el ritmo de fondo a Djokovic. Zverev arrebató el servicio al serbio en el primer juego del partido, una declaración de intenciones en un primer set en el que no volvería a aparecer una sola opción de quiebre. Con ventaja en el marcador, y sin temor a certificar el objetivo, Alexander rompería hasta en dos ocasiones el servicio de Novak en el segundo set, mostrando la tranquilidad necesaria para competir ante el cuatro veces campeón. Ganando el 62% de los puntos sobre el segundo saque del balcánico, el alemán trazó una línea recta hacia la copa.

Lejos de dejarse impresionar por la ocasión, el rival o el escenario, Zverev también completó un partido notable al saque, conservando sus nueve turnos de servicio ante Djokovic sin sufrir una sola pelota de rotura. Un logro elevado sobre la superficie más lenta del circuito ante uno de los restadores más hábiles del ATP World Tour. Su consistencia con el primer saque (27 de 32 intercambios ganados) y el tino en la selección de tiro (16 golpes ganadores, 14 errores no forzados) fueron dos de las grandes claves para mantener bajo control al jugador de Belgrado (que apiló hasta 27 imprecisiones, el doble que su rival).

La historia fue escrita también a nivel nacional. Zverev se convirtió en el primer alemán campeón de Masters 1000 desde Tommy Haas en Stuttgart 2001. Además, es el cuarto alemán campeón de Masters 1000 tras el mencionado Tommy Haas (Stuttgart 2001), Boris Becker (Stuttgart 1996, Estocolmo 1991-92, 1994, Paris 1992) y Michael Stich (Hamburgo 1993, Estocolmo 1993).

¡Campeón! Nadal llega a 30 Masters 1000 en Madrid.

post

El español se impone en la final del Madrid Open ante Dominic Thiem tras dos horas y 20 minutos de intensa disputa.

Rafael Nadal ha dejado una imagen común en el Madrid Open 2017. Él, con cara de hambre, reventando la bola en el punto más alto. Incluso antes. Parece el Nadal imbatible sobre arcilla de la década pasada, pero es la versión 2017. Rejuvenecido, aprovechando la experiencia y reciclando las virtudes de otros tiempos. El español está recogiendo los frutos después de haber cosechado perseverancia incluso en días de lesiones e inconsistencias.

La vida lo ha premiado con un triunfo categórico de 7-6(8), 6-4 sobre Dominic Thiem para ganar el certamen español por quinta vez (2005, 2010, 2013, 2014), y llegar a 30 Masters 1000 en su carrera e igualar a Novak Djokovic. Detrás de ambos, quedan Roger Federer (26), Ivan Lendl (22), John McEnroe (19), Jimmy Connors (17), Andre Agassi (17), Bjorn Borg (15) y Andy Murray (14).

Este domingo, el local remontó un 1-3 en la primera manga y levantó dos sets points en el tie-break (en uno forzó el error rival y en otro conectó un winner de derecha). En el segundo parcial, logró un quiebre prematuro en el primer turno al saque de Thiem, no pudo materializar un match point en el 5-3 y luego de levantar tres break points en el 5-4, dejó 4-1 el historial con el austriaco.

El zurdo de 30 años ha vuelto a ser el soñado. Por primera vez en siete años, empieza una temporada con récord de 15-0 en sus primeros tres torneos sobre arcilla. Lo hizo en 2010, 2009, 2007, 2006. Y en 2017 lo consiguió cerca de cumplir 31 años.

Nadal ahora tiene un invicto de 15 partidos producto de sus títulos en Montecarlo, Barcelona y Madrid, donde ha ganado 30 sets de 32 disputados. Hace siete años, se impuso en Montecarlo, Roma y Madrid, cediendo apenas dos sets. Igual que en el lapso actual. En 2010, terminó ganando Roland Garros y en 2017 llegará como favorito a París ante semejante producción.

No solo queda como líder de victorias en el año (34), también desplaza a Federer del cuarto lugar del ranking y pasa a comandar la Emirates ATP Carrera a Londres. Ahora Roger Federer es segundo y Dominic Thiem, tercero, tras pasar a Stan Wawrinka.

Lo más significativo es que Nadal vuelve a confirmar su enésima juventud ante su gente. “Como en España, en ningún lado”, dijo durante la semana. Y pagó el cariño recibido en la Caja Mágica con un tenis prolijo, bolas de fantasía y un coraje inquebrantable. De hecho, llegó a récord de 165-22 en todas las competiciones profesionales disputadas en piso español (efectividad de 88,2%).

El español se trasladará la próxima semana al Masters 1000 de Roma donde será cuarto preclasificado y donde debutará ante el ganador del duelo entre Andreas Seppi y un jugador de la fase previa. Nadal buscará la octava corona en el certamen que conquistó por última vez en 2013.

Un histórico Nadal logra ‘La Décima’ en Montecarlo.

post

Nadal logró en Montecarlo su título No. 50 sobre tierra batida. El español supera a Vilas en títulos sobre tierra y agranda aún más su leyenda.

Sobre la tierra batida de Montecarlo, Rafael Nadal volvió a reescribir la historia. Aquella en la que siempre es el rey de la tierra. El español logró su corona No. 10 en el Masters de Montecarlo después de superar en la Final a su compatriota Albert Ramos-Viñolas, a quien venció por 6-1 y 6-3 en hora y 16 minutos.

En la cuarta final de Montecarlo entre dos españoles, Nadal volvió a confirmar que sobre tierra, él es eterno favorito. El mallorquín se convirtió en el primer jugador en la Era Open en ganar 10 títulos en un mismo torneo. Su ‘Décima’ particular.

Récords y más récords. El mallorquín sumó su título 50 en tierra batida, superando al argentino Guillermo Vilas en número de torneos ganados sobre arcilla. Nadie logró números tan estratosféricos como el ganador de 14 Grand Slam. De sus 70 títulos, el 71% han sido sobre polvo de ladrillo.

Además, Nadal redondea su número de títulos a 70 en su carrera y se acerca a Novak Djokovic en la clasificación histórica de coronas de ATP World Tour Masters 1000: suma su No. 29, a una de las 30 del serbio.

Intratable en la Final, Nadal confirmó su condición de favorito y salió con todo ante un Ramos que disputaba su primerísima final de un ATP World Tour Masters 1000. El español se llevó la manga inicial conectando el 86% de primeros servicios, una estadística que le ayudó a volar en pista: cerró con un saque directo un parcial en el que además disparó 9 golpes ganadores y apenas cometió errores no forzados.

En la única faceta en la que Ramos fue superior a su rival fue en los intercambios de más de 9 golpes (6-3), si bien el parcial se decidió en puntos cortos, donde Nadal estuvo intratable.

Aunque el catalán se relajó más en la segunda manga, Nadal se hizo con un break en el quinto juego y se encaminó decidido hacia el triunfo. Sin conceder una sola oportunidad de quiebre, un fuerte servicio disparó su confianza al resto.

Los derbis, a su favor. Nadal acumula además un impresionante 15-0 ante rivales españoles en finales ATP World Tour. A la de Ramos se unen victorias sobre David Ferrer (8), Nicolás Almagro, Juan Carlos Ferrero, Alberto Martín, Albert Montañés, Tommy Robredo y Fernando Verdasco.

Federer se impone a Nadal en Miami.

post

El suizo logra por tercera vez el Doblete del Sol: Indian Wells y Miami en un mismo año.

Donde todo empezó. Una de las rivalidades más especiales de la historia del tenis tuvo su comienzo en el Miami Open un 28 de marzo de 2004. Trece años después, Rafael Nadal y Roger Federer se encontraron en el 37º capítulo de su cara a cara.

Y por primera vez en la historia de esta rivalidad, Federer enlazó cuatro victorias ante su némesis, a quien superó en hora y 34 minutos por 6-3 y 6-4 para hacerse con su tercera corona en Miami. Así, el suizo se ha llevado los tres grandes títulos en lo que va de curso: Abierto de Australia (v. a Nadal), Indian Wells (v. a Wawrinka) y Miami. O lo que es lo mismo: 4.000 puntos en el Ranking ATP.

Este es el título No. 91 para Federer, que suma su corona No. 26 en ATP World Tour Masters 1000.

En la primera final entre dos treintañeros (Federer tiene 35 y Nadal 30) en los 33 años, el partido ya empezó con alternativas. Nadal se hizo con dos bolas de break en el primer juego. Federer las salvó y sumó su primer juego al servicio en seis minutos. En el cuarto juego, el suizo devolvió la presión y se hizo a su vez con dos bolas de break pero el español las neutralizó.

El partido entró así en constantes alternativas. En el quinto juego, Federer tuvo que salvar otra ocasión de quiebre, pero aún así, resistió. Nadal, lo mismo. Mismo guión en el séptimo juego. Hasta que en el octavo, Federer encontró una grieta en el servicio de Nadal y se hizo con el único break del parcial. Sirvió con éxito la primera manga y se avanzó en el marcador.

El primer set mostró la apuesta de Federer: ser agresivo en la medida de lo posible. Y las estadísticas así lo confirmaron: 18-9 en golpes ganadores y un empate en errores no forzados (10-10), algo que benefició al suizo.

El segundo parcial empezó con total igualdad y a diferencia del primer set, no hubo oportunidades de quiebre en los primeros seis juegos. No fue hasta el séptimo juego cuando, de nuevo, fue Federer quien volvió a golpear haciéndose con dos bolas de break. Nadal se agarró con todo y las salvó.

Pero con 4-4 en el marcador, el español no pudo frenar el impulso de Federer. El suizo fue con todo, dio un paso al frente y se hizo con el break que necesitaba. En su raqueta, tenía la oportunidad de vencer a su archirrival y conseguir un nuevo título. Y cuando tuvo la ocasión, no la desaprovechó.

Doblete del Sol: Indian Wells y Miami, seguidos. Desde 1991, siete jugadores han ganado los dos primeros torneos ATP Masters 1000 de la temporada (11 veces en total) en Indian Wells y Miami. Federer, que ganó ambos trofeos en 2005-06, logra en 2017 el triplete y se acerca a Djokovic, quien ostenta el récord de esta hazaña con cuatro ocasiones (2011, 14-15-16).

Los hombres que consiguieron el ansiado doblete son:
Novak Djokovic: 2011, ’14-15-16
Roger Federer: 2005-06 y 2017
Andre Agassi: 2001
Marcelo Rios: 1998
Pete Sampras: 1994
Michael Chang: 1992
Jim Courier: 1991

Dominio del Big Four. Con Federer y Nadal en la final, el Big 4 se garantiza otro título. Murray, Djokovic, Nadal y Federer han ganado 58 de los últimos 63 torneos ATP Masters 1000, desde que Nadal inició la racha en Montecarlo 2010. Esta es el desglose de títulos que cada miembro del Big 4 se ha adjudicado desde entonces: Djokovic (25), Nadal (13), Murray (10) y Federer (10). Los únicos jugadores que han podido interponerse en territorio ATP Masters 1000 en este período son Robin Soderling (París 2010), David Ferrer (París 2012), Stan Wawrinka (Montecarlo 2014), Jo-Wilfried Tsonga (Toronto 2014) y Marin Cilic (Cincinnati 2016).

Federer recorta distancias. Aunque Nadal sigue dominando el head to head por 23-14, Federer se ha llevado los cuatro últimos enfrentamientos. Nadal mantiene un 14-9 en finales y un 12-6 en torneos ATP Masters 1000 (7-4) en finales.

Federer agranda su leyenda en Indian Wells.

post

El suizo conquista su quinto título en Indian Wells al derrotar a Stan Wawrinka.

Seguir haciendo historia. Eso consiguió Roger Federer este domingo en Indian Wells. El suizo derrotó 6-4 y 7-5 a Stan Wawrinka en una hora y 19 minutos de juego, celebró su segundo título de la temporada (tras el Abierto de Australia), que fue el 90 de su carrera (25 de Masters 1000), y se convirtió en el campeón más longevo de la historia del torneo, superando a Jimmy Connors, que levantó el título en 1984 con 31 años y 5 meses, por los 35 años y 7 meses de Federer.

Los suizos escribieron un nuevo capítulo de su rivalidad en el desierto californiano después de haber jugado hace unos meses en semifinales del Abierto de Australia, donde ganó Federer, confirmando así el dominio que tiene sobre Wawrinka en el cara a cara (19-3). Además, las únicas tres victorias del del jugador de Lausana llegaron sobre tierra batida (Montecarlo 2009, 2014 y Roland Garros 2015), por lo que el campeón de 18 torneos del Grand Slam apareció en la final de Indian Wells invicto ante su contrario en pista rápida, blandiendo un contundente 14-0.

Además, ambos llegaron a la final para hacer historia: desde 2001, cuando Andre Agassi derrotó a Pete Sampras en el mismo escenario, no había una final de Indian Wells entre dos tenistas del mismo país, por lo que Federer y Wawrinka se aseguraron un hueco en los libros de gestas al competir entre ellos por la copa de campeón.

Federer, vencedor el día anterior de Pablo Carreño, se plantó en el encuentro decisivo buscando sumar su título número 90, 25 de Masters 1000, mientras que Wawrinka fue tras su trofeo 16, segundo en un torneo de la categoría de Indian Wells. El número 10 del Ranking ATP, sin embargo, contó con una importante estadística de su parte: apareció en la lucha por el título sin haber perdido ni sets ni servicios durante todo el torneo.

Bajo esas bases, Federer jugó amparado en la seguridad de su saque en una primera manga vertiginosa en la que Wawrinka consiguió aguantarle el ritmo. El de Basilea, en cualquier caso, aprovechó la primera bola de rotura que se procuró, que casualmente fue también la primera de set, para echarle el lazo al primer parcial y abrir brecha con su oponente, al que superó en el balance entre golpes ganadores y errores no forzados (10-5, por 7-7) en esa manga inaugural.

La reacción de Wawrinka no se hizo esperar. En el primer juego del segundo set, el suizo le arrebató el saque a Federer y rompió la racha de su rival en el torneo, donde acumulaba 42 turnos de servicio ganados de forma consecutiva. Eso no amedrentó a Federer. En lugar de dejarse ir, el número 10 le devolvió el golpe a su contrario y empató el set, colocando el 2-2 en el marcador y poniendo de nuevo la pelea al rojo vivo.

Con todo empatado, Federer sacó a relucir su mejor versión y le dio otro zarpazo definitivo a Wawrinka, cuando su oponente buscaba asegurarse el desempate. En la red, donde tantos puntos ha ganado a lo largo de su carrera, el suizo cerró el encuentro y levantó el título de campeón, uno más que añadir a su leyenda.

Murray logra el triplete en Shanghai.

post

El escocés supera a Bautista y recorta distancias al número uno.

Nadie le detiene. Andy Murray se convirtió en campeón de Shanghai al superar en un emocionante y apasionante encuentro a un Roberto Bautista Agut que le puso un precio altísimo al título. El escocés logró imponer su ley y venció al español por 7-6 (1) y 6-1 en hora y 36 minutos.

“He venido aquí diez años y siempre he disfrutado muchísimo porque los jugadores nos sentimos muy especiales. El ambiente ha sido genial en los últimos partidos y sólo me queda agradecer a mi equipo y mi familia por el apoyo incondicional”, dijo el campeón aún en pista.

Con este título, además, Murray logró el triplete en Shanghái añadiendo el título de 2016 a los de 2010 y 2011. El escocés se une a Novak Djokovic como los únicos en lograr tres títulos en este ATP World Tour Masters 1000.

Récords y más récords personales son los que ha añadido Murray a su palmarés con esta victoria. Son diez victorias consecutivas (20-0 en sets) enlazando los títulos de Pekín y Shanghái. No sólo eso. Suma seis títulos por primera vez desde 2009, suma su Masters 1000 número 13 y título número 41, empatado con Stefan Edberg en la 15ª posición de la lista de ganadores de la Era Open. Aún hay más. Con su victoria número 617, sobrepasa al australiano Lleyton Hewitt y se sitúa 20º en la lista de récord de triunfos en la Era Open.

Para sumar un nuevo triunfo, Murray tuvo que batallar y mucho ante un Bautista Agut que demostró que su final no era fruto de la casualidad. El español había superado en cuartos al finalista de la pasada edición (Tsonga) y en semifinales al número uno y defensor del título (Djokovic). Ante Murray, el de Castellón llegó a salvar tres bolas de set cuando el británico servía por la primera manga con 5-4 y la única ocasión de break que dispuso en ese parcial, la convirtió. El set se decidió en una muerte súbita en la que el escocés se mostró intratable.

La segunda manga empezó con todo de cara para Murray, que se puso rápidamente con 2-0, pero de nuevo, Bautista respondió. Esta vez, sin embargo, el número dos del mundo pisó el acelerador. Ocho aces, 22 golpes ganadores y una estadística perfecta en bolas de break a favor.

“Los últimos meses han sido muy buenos para mí. Roberto ha estado a un gran nivel y llegar a la final ganando al mejor jugador del momento dice mucho de él y de su calidad”, apuntó Murray. Antes, el finalista también tuvo halagos para su rival. “Creo que he dado todo en esta pista, he disfrutado mucho del ambiente y del cariño de la gente aquí en Shanghái. Andy está jugando a un nivel altísimo y quiero desearle lo mejor para lo que resta de temporada porque está a un nivel increíble. Hoy lo di todo pero no pudo ser”, dijo el español.

Con seis títulos este curso -ATP Masters 1000 Roma (v. a Djokovic el día de su 29 cumpleaños); Queens (v. a Raonic); Wimbledon (v. a Raonic); Juegos Olímpicos de Río (v. a Del Potro); Pekín (v. a Dimitrov) y ahora Shanghái (v. a Bautista)- y diez finales en total, Murray avisa a Djokovic. Quiere disputarle el número uno. Ahora a 915 en la clasificación del año, también recortará distancias el lunes en el Ranking ATP. Emoción hasta el final.