Real Madrid 8-0 Malmö: Ronaldo y Benzema, sin piedad.

post

Un póker del portugués y un hat-trick del francés destrozan a los suecos; Kovavic remató la faena.

Martes, 20:30 horas, y el Santiago Bernabéu volvía a señalar a Rafa Benítez como el principal culpable de los últimos acontecimientos que han acaecido en la cúpula blanca con una sonora pitada cuándo la megafonía anunciaba a los jugadores. Sin embargo, a pesar de que el Real Madrid ya estaba clasificado para octavos, el míster no reservó a todos sus teóricos titulares viendo la importancia material de este encuentro.

Cómo si retrocediéramos en el tiempo al sábado, el equipo merengue salió a por todas y después de una nueva intentona de Cristiano Ronaldo de chilena, el propio portugués se fabricó una buena jugada por la izquierda para que Isco viera cómo Yotún salvaba su disparo bajo palos. No falló Karim Benzema, que volvía a reencontrarse con el gol siguiendo el guión del partido ante el Getafe.

El monólogo de los locales era incesante y a pesar de un par de sustos ante la meta de un Casilla que se quedaba frío, el ‘9’ francés batió de nuevo a Wiland después de otra buena asistencia de Cristiano, esta vez desde la derecha. El cabezazo inapelable del galo encontró la respuesta de la afición al unísono, cómo si de un calco del pasado fin de semana se tratara otra vez.

El acoso incesante del plantel merengue no cesaba y Ronaldo buscaba su momento de cara a gol, con tres oportunidades que erró con alguna que otra intervención del portero sueco. Pero no lo hizo en una de las acciones que más se le ha criticado en las últimas fechas, desde un lanzamiento de falta, con su ‘folha seca’ que sorprendió esta vez a un Wiland que se quedó con una cara de que pudo hacer algo más.

En los últimos cinco minutos de una primera mitad que sólo tuvo un dueño, CR7 pudo ampliar su cuenta particular pero su disparo tras una buena jugada de Isco se marchó alto, ante el asombro del mismo luso que no se lo creía.

En la reanudación, cuándo todavía los aficionados blancos no habían vuelto a sus asientos, Cristiano ya había hecho el cuarto y un quinto histórico porque se convertía así en el primer jugador que llegaba a los 10 goles en una misma fase de grupos de la Champions.

El segundo en su cuenta particular llegaba tras una jugada de mala suerte de la defensa sueca que dejó a Wiland vendido, pero éste tuvo más interés en la banda ya que todos se abrazaron a Cheryshev. Mientras, el hat-trick del luso después de una acción de delantero centro con una zaga demasiado endeble.

El vendaval de los de Rafa Benítez se constató con un ‘set’, el tercer gol en quince minutos, obra otra vez de Ronaldo. El luso, ante una zaga demasiado pasiva, se adelantó a su marcador después de un excelente taconazo de Benzema sobre Isco, que encontró muy bien el desmarque de ruptura de su compañero.

Con este nuevo tanto volvía a hacer historia en el Real Madrid ya que se convertía en el cuarto jugador en marcar un ‘póker’ en un partido de Copa de Europa tras Di Stéfano, Hugo Sánchez y Puskas.

Entonces llegó el momento de los ‘actores secundarios’ después del baile de cambios en el conjunto local dando descanso para el encuentro liguero y un séptimo tanto, esta vez de Kovacic con un buen disparo desde la segunda línea. Sin embargo, Benzema quería también su triplete particular y con un robo del propio croata en la salida de balón, le dejó sólo ante un Wiland que no podía creer la que se estaba llevando de su visita del Bernabéu.

De ahí al final del encuentro, la dividida entrada al terreno de juego de Cheryshev, con mitad de aplausos y silbidos, y las continuas ocasiones sobre la meta nórdica fue lo más destacado, aunque el marcador no se movió ya. Con este resultado se igualó así las máximas goleadas en los años que lleva habiendo Champions League.

Malmo 0-2 Real Madrid: Cristiano Ronaldo firma otra noche mágica.

post

El portugués marcó los dos goles de su equipo e igualó a Raúl como máximo goleador del club español con 323 goles.

Sin duda el de hoy será un partido que Cristiano Ronaldo no olvidará. El luso sigue fulminando récords y con los dos goles que sirvieron para redondear la victoria ante el Malmö, sigue haciendo historia. El delantero portugués superó los 500 tantos en su trayectoria (501 en total) e iguala a Raúl como máximo goleador del Real Madrid con 323 goles. El triunfo le sirve al conjunto blanco para continuar liderando el Grupo A con los mismo puntos que el PSG.

Los suecos salieron sobre el césped con mucha intensidad. Bien plantados sobre el terreno de juego, trataban de aplicar una fuerte presión sobre la salida del balón del equipo madrileño cada vez que los visitantes cruzaban la línea de centro del campo. Los de Benítez no estaban teniendo la paciencia necesaria para crear espacios y acababan por rifar balones y cometer numerosas imprecisiones. Tampoco es que los escandinavos renunciaran al ataque y Tinnerholm dispuso de los dos primeros lanzamientos a puerta del partido.

Los merengues comenzaron a carburar pasado el cuarto de hora de juego. Cristiano lanzó el primer aviso con sendos lanzamientos bien resueltos por el cancerbero local. Sin embargo, no falló al filo de la media hora de juego tras culminar un rápido contragolpe. Isco vio desmarcado y completamente solo al portugués y puso el balón lejos del alcance de Wiland. CR7 adelantó a su equipo y consiguió el gol número 500 de su trayectoria.

El tanto despejó algo el panorama para el conjunto español. Intensificaron su dominio y al campeón sueco le costaba mucho robar balones, lo que les fue cargando de faltas y tarjetas amarillas. En los últimos compases del primer periodo, Carvajal, con un lanzamiento al travesaño, estuvo muy cerca de poder ampliar la renta en el marcador.

Tras el paso por los vestuarios, el Malmö adelantó sus líneas obligado por el resultado. Los de Åge Hareide dieron un paso al frente, aunque no acababa de llegar con excesivo peligro sobre el arco de Keylor. No obstante, a los de Benítez les convenía marcar un segundo tanto que enfriara el ímpetu local. Y de hecho Kovacic estuvo muy cerca de hacerlo con un potente lanzamiento desde la frontal.

El partido estaba algo atascado y Benítez movió el banquillo buscando más inspiración sobre el césped. Salió Modric en detrimento de Benzema. Política de rotaciones mirando de reojo ya el derbi del próximo domingo. Sin embargo, el partido estaba aún sin resolverse en el Swedbank Stadion y Andersen dispuso de la mejor oportunidad para su equipo, con un remate que se fue rozado el palo de la portería de Keylor.

El conjunto escandinavo se quedó con un efectivo menos en el tramo final del partido tras la expulsión de Yotun por doble cartulina amarilla. Cristiano continuó acumulando inmejorables oportunidades para sentenciar el choque y continuar engordando sus cifras, pero Wiland se erigió como el mejor de los suyos en el tramo final del partido con espectaculares intervenciones. La voracidad del atacante de Madeira tuvo sin embargo recompensa y, cuando el partido ya agonizaba, Lucas Vázquez le puso un gran balón al luso y éste remachó prácticamente en boca de gol para firmar otra noche mágica. Además de superar los 500 tantos, CR7 iguala a Raúl González como máximo goleador del Real Madrid con 323 dianas.