Real Madrid 3-2 Málaga CF: El Madrid salva la catástrofe y se mantiene vivo en Liga

post

El Real Madrid vence en apuros al Málaga de Míchel en un partido cuanto menos tranquilo para los blancos. El equipo local tuvo que ponerse por delante en tres ocasiones tras ver cómo le empataba dos veces un equipo que aun no conocía lo que era marcar gol fuera de casa. Cristiano Ronaldo dio la victoria a los suyos en el rechace a un penalti fallado por él mismo.

En el día de la vuelta de Míchel al Santiago Bernabéu, todo brillaba con luces de colores para la afición madridista, un buen inicio de los blancos, un planteamiento valiente del Málaga y un gol tempranero de Benzema auguraban una próspera tarde en Chamartín. Sin embargo, el fútbol es más complejo de lo que todos creemos, y después de que el Madrid planteara un primer cuarto de hora con buen fútbol y dominio de la pelota, su “indefenso” rival en esta jornada 13, le mostraría que en esto del fútbol se vive de rentabilizar las ocasiones. Por ello, pese al gol inaugural de Benzema a los 9 minutos de juego, tras aprovechar un rechace del travesaño a remate de Cristiano, el Málaga supo aguantar las embestidas iniciales de Marcelo y Lucas Vázquez para crearle peligro al Madrid a la contra.

Los visitantes lograron empatar el partido a los 18 minutos de juego, cuando Keko asistió a Rolan para que dentro del área tuviera tiempo de sobra para controlar con el pecho y batir por bajo a Kiko Casilla. La pasividad defensiva del Real Madrid, las intervenciones de Roberto y el buen rollo de la pareja Adrián-Recio en el medio campo malaguista acabaron con ese cuarto de hora fulgurante con el que había ilusionado el equipo de Zidane. Los minutos más positivos y rescatables de todo el partido en el conjunto merengue. Con el Málaga creyéndoselo con el paso de los segundos, poco tardó el Bernabéu en festejar otro gol madridista. La brújula de Toni Kroos decantó la balanza. El centrocampista alemán botó un saque de esquina medido a la cabeza de Casemiro para adelantar a los suyos tan solo 5 minutos después de la igualada en el marcador.

El Madrid ya no lograba convencer ni sentirse cómodo con su juego. Solo el empuje que habitualmente caracteriza al Madrid propició más ocasiones, las que sirvieron para engrandecer la figura de Roberto, que sacó una mano de superhéroe a un tiro forzado de Cristiano dentro del área. En los minutos finales a la primera mitad, Benzema también tuvo una gran ocasión para ampliar la ventaja, pero cruzó demasiado su disparo. Karim, con la tranquilidad a la que nos acostumbra, ve como se lleva los decibelios del Bernabéu a su favor cuanto más se aleja de la portería rival. Aplausos en sus detalles técnicos cuando baja a recibir y pitos cuando ejerce de rematador. La situación más longeva entre este jugador y su estadio.

A pesar de haber presenciado tres goles en 25 minutos, lo más destacado de la primera mitad ocurría en el último segundo de esta. Sacaba una falta lateral muy peligrosa el Málaga en el descuento. La bota Recio y gol de Boysse, que acababa de entrar al terreno de juego por la lesión de Juankar, el único lateral izquierdo que le quedaba a Míchel. Y, de repente, pih, pih, pih… Varios silbatos del colegiado Gil Manzano interrumpen la jugada. Ahora en versión traducida al castellano. Lo que el Señor Manzano indicó fue el gol anulado visitante por falta de Boysse, y de seguido, el final de los primeros 45 minutos. Para el club de la comedia no está mal, pero para la liga española…una decisión más que discutida. Y no por la ilegalidad, que aparentemente Boysse se apoya con el codo en el hombro de Carvajal, sino por la ineptitud de conducir una jugada tan pésima. Difícil de intuir rápidamente para todo aquel que estuviera pendiente del partido.

El comienzo de la segunda mitad volvía a reflejar el mismo guión que se ha visto en otros partidos del Real Madrid en las últimas fechas. Partido sin dominio de los locales, y con muchas posibilidades abiertas para el rival. El Málaga, que no había marcado fuera de casa en 12 jornadas, aprovechó la situación para empatar el partido por segunda vez. A los 57’ minutos de partido, el Chory Castro lo intentó con un disparo desde la frontal, y entre el bote y Kiko Casilla, desembocaron la ilusión en los visitantes y los pitos en la afición que reside en la Castellana.

El Bernabéu empezaba a cobrar síntomas de nerviosismo y la polémica entraba en escena. Con un penalti reclamado y no pitado en cada área, Gil Manzano sí que le otorgó una pena máxima al Real Madrid en la segunda caída de Modric en el área. Era el momento de Cristiano. Y, por un momento, el portugués falló lo que nadie esperaba, Roberto volvía a ganarle la partida y detuvo el penalti. Pero por suerte para unos y desgracia para otros, Ronaldo aplicó su gran olfato goleador y mandó el rechace de Roberto al fondo de la red. El luso ya sonríe. Cristiano ya lo celebra, y el portugués ya le da puntos al Real Madrid en esta liga.

Los minutos finales de partido no peligraron para el Madrid ante un Málaga con 10 jugadores. Recio caía lesionado ya con los tres cambios cortando las pocas esperanzas que al Málaga le quedaban en este esperanzado partido para ellos. El Madrid salva una victoria muy sufrida en su estadio y ya espera ansioso el partido que depara Mestalla para engancharse a la Liga.

Ficha técnica

3 – Real Madrid: Casilla; Carvajal, Vallejo, Varane, Marcelo; Casemiro, Kroos (Theo Hernández, min. 81), Isco (Modric, min. 62); Lucas Vázquez, Cristiano Ronaldo y Benzema (Borja Mayoral, min. 90).

2 – Málaga: Roberto; Rosales, Luis Hernández, Diego González, Juankar (Baysse, min. 36); Recio, Adrián, Keko (Juanpi, min. 66), Chory; Rolan y Peñaranda (Borja Bastón, min. 61).

Goles: 1-0, min. 9: Benzema; 1-1, min. 17: Rolan; 2-1, min. 21: Casemiro; 2-2, min. 58: Chory; 3-2, min. 76: Cristiano.

Árbitro: Gil Manzano (C. Extremadura). Amarillas a Peñaranda (min. 29) y Adrián (min. 43) por parte del Málaga, y a Marcelo (min. 48) y Toni Kroos (min. 45) por parte del Real Madrid.

Incidencias: Partido correspondiente a la 13ª jornada de La Liga Santander disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 75.671 espectadores.

Malaga 0-2 Real Madrid: El Real Madrid no falla en Málaga y vuelve a reinar en La Liga.

post

El equipo merengue venció por un cómodo 0-2 en La Rosaleda con goles de Cristiano Ronaldo y Benzema y se lleva el título cinco años después.

El Real Madrid no falló y ha conseguido este domingo una cómoda victoria por 0-2 ante el Málaga que le ha valido para ganar La Liga cinco años después y por 33ª vez en su historia.

A los blancos les valía con ganar o empatar en su visita a la Costa del Sol pero Cristiano Ronaldo quiso sentenciar el título por la vía rápida y en el minuto 2 del duelo ya había marcado el 0-1 tras un espléndido pase de Isco al hueco. El luso dribló con acierto a Kameni y marcó a placer para poner el título en bandeja para los merengues.

Tras el 0-1, los blancos recibieron la buena noticia de que el Eibar también ganaba al Barcelona en el Camp Nou y los de Zidane cedieron algunos metros al Málaga, que se creció liderado por el ex culé Sandro, Keko y Recio pero Keylor se lució ante todas las tentativas locales, especialmente con una falta del delantero canario que iba a la escuadra.

Kameni también hizo su paradón de la noche a Cristiano Ronaldo cuando tenía todo a favor para hacer el 0-2 pero el portero camerunés no pudo evitar que llegara la sentencia justo después del descanso. Ramos quiso apuntarse su gol con un cabezazo muy potente, Kameni sacó ese testarazo pero estaba vendido cuando Benzema cazó el rechace en fuera de juego y sentenció La Liga.

El Barcelona conseguía remontar en el Camp Nou pero el Real Madrid ya se sabía campeón y el resto de la segunda parte fue un trámite con alguna buena parada de Keylor en el que los blancos fueron descontando unos interminables segundos para ganar su primera Liga desde 2012. Zidane ya es el heredero de La Liga de los récords de Mourinho.

Real Madrid 2-1 Malaga: Sergio Ramos amansa al Santiago Bernabéu con goles.

post

El capitán del Real Madrid fue el protagonista -anotando un doblete- de una victoria en la que los blancos no alejan los fantasmas de las últimas dos derrotas.

El Real Madrid ha sufrido más de lo esperado para imponerse al Malaga en el Santiago Bernabéu (2-1), pero el doblete de Sergio Ramos ha dejado los tres puntos en el coliseo blanco a pesar del tanto de Juanpi, que puso nerviosa a la afición madridista.

Dijo Zinedine Zidane tras la derrota en Copa del Rey ante el Celta que estaban en un mal momento, y lo cierto es que el Real Madrid no atraviesa ni mucho menos su mejor momento de forma. Hoy lo ha pasado mal en una segunda parte muy discreta, donde ha tenido ocasiones claras para anotar, pero también ha sufrido para mantener la victoria.

Encaminó la victoria en el primer acto Sergio Ramos, que se ha reivindicado con dos goles muy del estilo del capitán blanco: el primero con un soberbio cabezazo a la salida de un saque de esquina; el segundo aprovechando un servicio sublime a balón parado de Toni Kroos, que ha hecho una exhibición en este apartado.

Todo parecía resuelto para el Real Madrid, pero no ha terminado de salir enchufado el conjunto de Zidane en el segundo acto y con media hora por delante por jugar, Juanpi pescaba en río revuelto para recortar distancias y llevar la histeria a las gradas del Santiago Bernabéu, que hoy ha regalado pitos para varios jugadores, entre ellos a Karim Benzema y Cristiano Ronaldo, muy fallones de cara a gol esta tarde.

Ha perdonado en exceso el Real Madrid, pero también ha perdonado el Málaga tras el gol, justo en los momentos críticos de un conjunto blanco que finalmente ha amarrado los tres puntos sufriendo más, mucho más, de lo que esperaba todo el mundo.

Deja una imagen preocupante el conjunto blanco. Hay nerviosismo en sus jugadores, que ya se habían acostumbrado a pintar de verde todos sus partidos, pero que ahora tiemblan con cada pequeño sobresalto. Al menos hoy sí que hay algo que llevarse a la boca: los tres puntos y una nueva victoria.

Málaga 2-0 Deportivo de la Coruña: Tighadouini y Juankar alejan al Málaga de la zona de descenso

post

Segunda victoria consecutiva del conjunto malagueño en casa. Tres puntos merecidos para los de Javi Gracia tras una parte en la que ambos equipos estuvieron igualados y una segunda mitad en la que llegaron los goles de Tighadouini y Juankar para alejar a los malagueños de la zona de descenso

El Málaga Cf se impuso en la Rosaleda por dos goles a cero ante un Depor que llevaba invicto cuatro partidos consecutivos. Los malagueños salieron fuertes desde el minuto uno. Jugadores como el marroquí Tighadouini o el madrileño Juankar, ambos protagonistas de los goles que llegarían en la segunda mitad, fueron los responsables de crear algunas de las ocasiones que dejó ver el conjunto local en los primeros 15 minutos de juego. Un balonazo en la zona genital de Rosales en el minuto 17 de partido, dejaría unos instantes en inferioridad numérica a los locales. Minutos que no supo aprovechar el conjunto gallego al que le costaba mantener la posesión del balón.

Llegado el ecuador de la primera mitad, los hombres de Victor Sánchez comenzaron a asomar por el área rival. En el minuto 29 llegaría la primera ocasión clara para los gallegos tras un remate de Riera que sorprende a Kameni, pero que acaba estrellado en el poste.  La segunda ocasión de los visitantes la protagonizó Lucas Pérez,  disparo del delantero que se marchaba fuera. Poco a poco se fue viendo a un Depor más metido en el encuentro. Minutos antes finalizar esta primera mitad, Tighadouini protagonizó una gran jugada en la que se marchó de varios jugadores deportivistas hasta llegar a línea de fondo donde lanzó un centro bastante pasado.

El encuentro llegaría al descanso con ocasiones desde ambos lados, una constante ida y vuelta sobretodo en los minutos finales, pero con el marcador a cero.

La segunda parte comenzaría igual. El Málaga ansiaba la victoria y así lo volvió a dejar ver nada más comenzar la segunda mitad. En el minuto 54 llegaba el primer gol malaguista de las botas de Charles, que acabó siendo anulado por un fuera de juego inexistente de Juankar. No fue el mejor partido del delantero brasileño, y eso lo notó el Málaga, que no terminaba de definir las ocasiones que creaba. Pero ahí estaba Tighadouini para abrir el marcador. El delantero marroquí ponía el primero para los malagueños gracias a una jugada a balón parado tras lanzar una falta cometida sobre el propio jugador malaguista. Minutos antes del tanto local, el técnico del Deportivo realizaba un doble cambio. Entraba Laure  para tapar los huecos que estaba dejando por banda derecha el conjunto coruñés.  Y junto a él hacía su aparición Luis Alberto, ex jugador del Málaga. En el 70 el combinado  gallego tuvo ocasión de empatar el encuentro con un remate de Arribas que el central no acierta a cabecear. Esta y otra oportunidad que Borges termina por desaprovechar, fueron dos de las jugadas más claras que dejaron los hombres de Sánchez en esta segunda mitad. 

Finalmente Juankar sentenció el encuentro en el minuto 85 tras ganarle la carrera a Cani y batir con un zurdado a Lux.

Victoria merecida para el equipo de Javi Gracia que se aleja de la zona de descenso gracias a esos tres puntos obtenidos en casa.

Málaga 3-1 Real Sociedad: Adiós a la sequía con hat-trick de Charles

post

Hat-trick del brasileño en un partido que suponía la primera victoria malaguista y una nueva derrota de la Real Sociedad.

El Málaga saltó al césped de la Rosaleda con la cabeza puesta en acabar con la sequía goleadora que arrastraba el equipo en lo que llevamos de temporada.  Le bastó con siete minutos para acabar con los 544 que llevaban sin ver gol. Un fallo de Íñigo Martínez propició la jugada que reconcilió a los locales con el gol. El centro de Recio, que controló Charles con el pecho, acabaría por traspasar la línea de gol tras una magnífica media chilena del jugador brasileño.

Minutos más tarde llegaba el segundo tanto de los malacitanos. El error en la zaga de la Real de nuevo tenía el mismo implicado. Dos despistes imperdonables por parte del central, que el delantero brasileño aprovechó, para esta vez marcar de vaselina por encima de Rulli.

Los locales salieron con todo frente a una Real falta de ritmo y con un centro del campo algo errático. Pese a ello, una contra de los visitantes armada llegado el cuarto de hora de la primera mitad, trajo el único tanto de los de Moyes. Centro de Zurutuza dentro del área que aprovechó Aguirretxe para marcar de cabeza.  El 2-1 supuso un punto de inflexión para el conjunto guipuzcoano metiéndose en el partido. A partir de ahí, se impuso la Real, generando ocasiones para empatar como la que tuvo de nuevo el de Usúrbil, en la que intentó una vaselina que salió por encima del larguero.

La primera parte llegaba al descanso con unos primeros quince minutos frenéticos, pasados los cuáles, ambos equipos perdieron intensidad.

En la segunda mitad las ocasiones parecían caer más del lado de los hombres de Moyes pero ahí estaba Kameni, bajo palos, para evitar el gol del empate. La cosa se iba a poner fea para el Málaga tras la expulsión por doble amarilla de Tissone (Vio la primera amarilla en la primera mitad) en el minuto 70 por una zancadilla a Zurutuza. Con un hombre menos en las filas malacitanas, los de Javi Gracia acabaron por encerrarse en su campo. Aún así, los malagueños no lo dejaron de intentar y minutos antes de finalizar, Charles marcaba el tercero. Hat-trick del brasileño en un partido que suponía la primera victoria malaguista y una nueva derrota de la Real Sociedad.

 

Real Madrid 0-0 Málaga: El Real Madrid se atasca ante Carlos Kameni.

post

Los blancos tuvieron muchas ocasiones pero su falta de acierto y el buen partido del meta del Málaga dejó el 0-0 en el marcador.

El Madrid de la famosa pegada vuelve a quedarse a cero. Esta vez lo hizo ante el Málaga en casa, mezcla de sus propios fallos, desacertadísimo especialmente Cristiano, y de un inconmensurable Kameni que, como suele hacer ante los blancos, completó una noche en la que pareció imbatible.

Los blancos sestearon en demasiados momentos del partido, en especial durante una primera parte donde no pusieron la intensidad que requería un solidísimo Málaga en defensa. Se habla mucho de su falta de gol pero por algo es el cuarto equipo que menos goles ha recibido, con tan solo tres en contra.

El Madrid acusó la peor versión de la temporada de Luka Modric. Si el croata está gris, el juego de los blancos baja muchos enteros. Acentuó su carencia la baja de Ramos, capital en la salida de balón. Ante la ausencia del camero, es Kroos el que baja mucho a recibir facilitando la presión de los rivales sobre el centro del campo blanco.

El Málaga tenía un plan clarísimo y a diferencia de otros días, un hombre para ejecutarlo. Lo planteado por Javi Gracia no podría llevarse a cabo con un hombre de nivel individual más bajo que Amrabat que, solo en punta, se las apañó para sacar peligro de cada balón largo que recibía. Pasó las de Caín Nacho ante el tunecino, que aprovechaba cada subida de Marcelo para pillar solo al joven central. No tuvo tantas como el Madrid pero un gol del Málaga no habría pillado por sorpresa a nadie.

No fue el mejor día en ataque para la delantera blanca. Jesé sufre mucho por la derecha, Cristiano sigue con su irregular inicio y Benzema no tuvo el día salvador de anteriores jornadas. Solo Isco lo intentaba una y otra vez con insistencia, pero decidía mal con mucha frecuencia, ansioso ante el amenazante regreso de James y Bale. Para colmo de males, se marchó lesionado el canario y,  a tenor de su reacción, se fue llorando, pinta mal la cosa.

En la segunda parte el Madrid tocó corneta y se desató en ataque pero entre un Cristiano negado para el gol y un Kameni infranqueable, no había manera de que los blancos perforaran la meta rival. En el único error del meta malagueño llegó la jugada polémica de la jornada: se comió un tiro sin demasiado peligro de Isco que Weligton sacó bajo palos aunque las repeticiones no aclaran si consiguió hacerlo antes o después de que el balón sobrepasara la línea de gol.

Los minutos finales fueron un monólogo sin fortuna de un Madrid de Benítez que volvió a quedarse a cero. El Málaga sigue sin anotar pero sale reforzado de su visita al Bernabéu, donde dejo una muy buena imagen. Si llegan los goles, no deberían sufrir los de Gracia.