GP Francia: Márquez gana y asesta un golpe de efecto en Le Mans.

post

Triunfo sin paliativos del 93, que aprovechó las caídas de Dovi y de Zarco para vencer; 2º fue Petrucci y 3º Rossi, salvando a Yamaha.

Gana hasta en ‘territorio comanche’. Marc Márquez se impone en una pista que no es excesivamente positiva para las características de la Honda: Le Mans parecía predestinada para las Yamaha y en especial para Zarco, que acabó cayendo. El número 93 alcanza a Casey Stoner con 38 victorias en la clase reina, sólo le queda Jorge Lorenzo (39) por delante. Afianza su liderato, con 36 puntos sobre Viñales.

La carrera comenzó con el de Cervera en quinta plaza. Lorenzo lideraba con Johann Zarco y Andrea Dovizioso al acecho. Dovi se puso en cabeza en la quinta vuelta, pero se fue al suelo justo después. Dos vueltas más tarde, el francés también acabó en el suelo, algo que no hacía en una carrera desde Qatar 2017, hace 21 carreras.

Esto dejó a Lorenzo y Márquez al mando de la prueba. Las gomas blandas del balear no aguantaron y perdió ritmo hasta acabar 6°. Márquez adelantó a Lorenzo y, a partir de ahí, no hubo carrera. Finalmente distanció a Danilo Petrucci en 2.3 segundos.

Por detrás, Valentino Rossi salvó el honor de Yamaha con la tercera plaza final: el italiano fue superando pilotos, pero no pudo alcanzar a la Ducati. El siete veces campeón del mundo asciende a la cuarta plaza del Mundial, a tan sólo 3 puntos del segundo, pero a 39 de Márquez.

La cuarta posición se la llevó Jack Miller, que completó una gran carrera, por delante de un Dani Pedrosa quien superó a Lorenzo a final de carrera. Maverick Viñales sufrió problemas y acabó 7º: ahora mismo es segundo en el campeonato.

GP Francia: Viñales reina en la épica batalla de Yamaha en Le Mans.

post

Cara a cara frente Rossi, que se fue al suelo a falta de dos curvas, conquista la victoria 500 de Yamaha. Zarco terminó 2º y Pedrosa 3º.

La gloria fue suya. La historia se escribe por sus protagonistas: Maverick Viñales se batió por primera vez en una lucha cuerpo a cuerpo por una victoria en Moto GP. Y salió victorioso. No había dudas de que podía ser competitivo, pero ya ha confirmado que no teme a nadie, ni siquiera al mismísimo Valentino Rossi. Ambos se batieron en una lucha que se recordará por muchos años: Johann Zarco se puso a tirar desde el comienzo de carrera. Viñales lo adelantó en la vuelta 5 e intentó escaparte, no lo consiguió. Rossi fue más paciente, dijo ayer que se sentía bien,  y esperó a que las gomas de compuesto más blando del francés se desgastaran para pasarlo a falta de 6 para el final.

A partir de ahí, el nueve veces Campeón del Mundo se lanzó con el cuchillo entre los dientes a por Viñales. Consiguió reducir la distancia de 6 décimas que les separaban y lo rebasó a falta de 3 vueltas. La carrera parecía decidida, pero Viñales mostró su espíritu de Campeón, nadie le ha regalado nada. Sabiendo que en esa situación lo fácil sería dejarse llevar, siguió luchando y presionó a Rossi.

Ya en el último giro, el 46 cometió un error en la Curva 8. Se fue largo y Viñales lo aprovechó para colocarse de líder. Pero el último capítulo de esta lucha no estaba escrito: Valentino fue valiente, tal vez demasiado. El final de esta batalla se cerró en la Curva 11 del trazado francés, cuando Valentino forzó demasiado y perdió la adherencia del tren delantero. Se fue al suelo. Error de principiante, impropio de su categoría, que le aleja de la lucha por el Mundial. La primera batalla fue para Viñales, pero aún quedan muchos capítulos. Asi las cosas, Viñales vuelve a recuperar el liderato del Mundial 17 puntos por delante de Pedrosa y con 23 sobre Rossi.

Una gran parte del protagonismo se lo llevó el héroe local Zarco. Se estrenó en el segundo escalón del cajón, un lugar por el que, según parece, luchará a partir de ahora en todas las carreras. Hizo una carrera muy seria, pero su elección de neumáticos, tanto delante como detrás, le perjudicó a final de carrera.

No hace ruido, no llama la atención. Pero ya está segundo en el campeonato. Dani Pedrosa fue 3º en Le Mans tras remontar desde la 13ª posición en parrilla. Se centró en realizar su ritmo y aprovechó las caídas de sus rivales para subir al cajón. Andrea Dovizioso, mejor Ducati, fue 5º por delante de Cal Crutchlow, con problemas a final de carrera. Jorge Lorenzo se sobrepuso de mala posición en salida y remontó 9 posiciones para ser 6º.

Marc Márquez no pudo aprovechar su ritmo y se fue al suelo en la Curva 2 a falta 10 vueltas para el final cuando rodaba 4º. Es un tramo del circuito en el que, tras la recta de meta, los neumáticos llegan fríos en la parte derecha, perdió la adherencia del tren delantero y tiró por la borda su remontada de los últimos Grandes Premios.