Real Madrid 3-0 Las Palmas: El mediocampo vuelve a salvar los muebles.

post

Los goles de Casemiro, Asensio e Isco devuelven al conjunto capitalino a la senda de la victoria ante un equipo insular sin sangre.

Victoria helada del Real Madrid, que fue superior a la UD Las Palmas aunque sin terminar de dar luz sobre su juego, además de seguir mostrando unas carencias muy preocupantes en las líneas de arriba. Muchos errores de Cristiano Ronaldo y Benzema, que se marchó con una sonora pitada, los teóricos referentes de cara a gol y que no terminan de encontrar puerta con la facilidad que mostraban en las pasadas temporadas. Marcelo vistió la camiseta merengue durante 300 encuentros en la Liga. Casemiro abrió la lata con el primer gol de cabeza de los capitalinos en esta campaña. Asensio volvió a deslumbrar al mundo con un zambombazo de los suyos e Isco cerró el resultado.

Comenzaba el partido con un tono y ritmo apático. Ni el conjunto peninsular llegaba a apagar las dudas sobre su estado de forma ni el insular daba muestras de querer ganar algo en la noche madrileña. Sin embargo, Benzema tuvo un mano a mano increíble en el minuto 4 que desaprovechó. Ningún ariete debería fallar una ocasión como la desperdiciada por el francés. El primer tiempo transcurría sin mucha historia, y no fue hasta el minuto 27 cuando Cristiano Ronaldo tuvo la siguiente ocasión clara del partido, pero su remate al segundo palo se marchó fuera tras golpear el palo derecho de la meta de Lizoain. El primer tanto del partido llegó en el 41, después de que Casemiro aprovechara una prolongación de un jugador de Las Palmas al primer palo para estrenar el marcador con el primer gol de cabeza de los merengues esta temporada.

Tras la reanudación de un partido que no tuvo complicidad para el colegiado José María Sánchez Martínez, se vio una claridad en el dominio de un Real Madrid que ganaba con comodidad y que no parecía volver a perder puntos. Asensio se encargó de eliminar cualquier atisbo de crecimiento de la escarcha en la portería con una de sus mejores firmas: un zurdazo desde fuera del área que fue en ascenso desde el césped hasta perforar la escuadra de la portería. Corría el minuto 56. Cinco minutos más tarde, Kroos pondría a prueba a Lizoain, que tuvo que sacar como pudo el disparo del alemán después de que hiciera un efecto extraño. El dominio era claro y el tercer gol era cuestión de tiempo. Contragolpe fulgurante del Real Madrid que acaba con una asistencia de Cristiano Ronaldo desde la banda derecha para que Isco fusilara la red con la zurda a bocajarro en el 74.

Así terminaron las cosas, devolviendo al Real Madrid al camino del triunfo y vuelve a sumar tres triunfos para buscar el perdón de una afición que no se encuentra muy cómoda y segura ante el inicio de temporada de los suyos. El parón de selecciones puede venir muy bien para los jugadores de Zidane, y más teniendo en cuenta que el próximo partido de liga será en el Wanda Metropolitano ante el Atlético de Madrid. Las Palmas continúa de derrota en derrota y Pako Ayestarán pende de un hilo muy flojo al mando del equipo insular, que solo realizó un remate a puerta.

Real Madrid 3-3 Las Palmas: Cristiano rescata un punto pero no evita perder el liderato.

post

Dos goles del portugués en los últimos cinco minutos de partido permiten empatar un encuentro que tenían prácticamente perdido.

Real Madrid y Las Palmas empataron espectacularmente 3-3 en el Santiago Bernabéu. El conjunto de Zinedine Zidane, que jugó con uno menos desde el minuto 47 por la expulsión de Bale, logró rescatar un punto tras empatar un 1-3 a falta de cinco minutos con dos goles de Cristiano Ronaldo.

El partido comenzó vibrante. Primero el colegiado anuló un gol a Morata tras un centro envenenado de Bale al estar más adelantado que la defensa visitante. Minutos más tarde, en una dudosa jugada también por fuera de juego, Isco recibió entre los centrales un buen balón de Kovacic y el malagueño, solo ante Varas, puso el 1-0 en el marcador. Poco le duro la alegría los madridista, por no decir poquísimo. En la siguiente jugada una buena jugada de combinación le llegó el balón a Tana en la frontal, y tras un buen control orientado, dejó a Sergio Ramos atrás y batió a Keylor con un fuerte disparo.

El ritmo seguía alto y el Real Madrid intentó reaccionar pero el remate de Bale tras centro de Carvajal se marchó fuera. Poco a poco Las Palmas fue llegando al área de Keylor. Los de Quique Setién pudieron adelantarse en el marcador en los primeros 45 minutos, pero Ramos, bajo palos tras un cabezazo picado de Tana, y Keylor, tras un remate de Boateng a centro de Jesé, evitaron el tanto visitante. En los últimos minutos Morata tuvo el segundo, pero Lemos se anticipó a un centro raso de Cristiano Ronaldo.

La segunda parte también comenzó con jugadas polémicas. Ni más ni menos que con la expulsión de Bale. Apenas seis minutos después el colegiado Fernández Borbalán pitó penalti por manos de Ramos dentro del área. Jonathan Viera transformó desde los once metros y adelantó a los canarios. Los de Zidane buscaron la reacción, pero Las Palmas fue letal a la contra. Un despeje en largo terminó en un mano a mano de Boateng y Keylor que el alemán finalizó regateando al guardameta y colocando el 1-3 en el marcador ante un desesperado Santiago Bernabéu.

Los blancos lo siguieron intentando, Ramos estuvo cerca de recortar distancais, pero el remate tras una falta se fue directamente al larguero. En el contragolpe de Las Palmas, Roque Mesa le sirvió a Jesé, que ante Keylor, no pudo marcar su gol en el Bernabéu. En los últimos quince minutos el partido se rompió radicalmente. El partido pudo acabar en 2-4 o 2-3 en cualquier momento; pero no fue hasta el minuto 86 cuando un penalti transformado por Cristiano recortó distancias para los blancos. En el minuto 89, tras un saque de esquina, el portugués de nuevo marcó para el Real Madrid y consiguió rescatar un punto tras jugar casi un tiempo entero con un jugador menos.

Con este resultado, el Real Madrid pierde el liderato en favor del Barcelona en esta jornada 25. Eso sí, los blancos con un partido menos por el partido aplazado de Vigo.

Real Madrid 3-1 UD Las Palmas: El Madrid, experto en ganar en la sobremesa

post

Quinto partido para el Madrid en el horario de sobremesa y quinta victoria. 

Al Madrid se le da muy bien jugar a esta hora, y así lo demostró una vez más. Los blancos salieron muy concienciados en marchar con nota de este partido, ya pensando en los próximos encuentros que le esperan ( París Saint Germain el martes en Champions, Sevilla y Barcelona en liga). Empezaron presionando, y a los tres minutos llegaba el primero para los de Benítez. Recibía Isco en el área tras un robo de Casemiro en campo rival. El brasileño encontró un hueco para asistir al malagueño y poner el primero en el marcador. Un Isco que iba a resultar muy participativo en la ofensiva madridista.

Minutos más tarde lo intentaba Modric desde la frontal pero despejó Varas. El segundo gol estaba por caer, y así fue. En la jugada siguiente Cristiano anotaría el segundo de la cuenta blanca batiendo de cabeza al guardameta insular. Con este primer gol ante las Palmas, el portugés ya le ha marcado a todos los equipos con los que se ha enfrentado en la liga.

Las Palmas lo intentaba pero no creaba ocasiones. Pasado el cuarto minuto de encuentro entraba por primera vez en escena Kiko Casilla. El guardameta tarraconense reaccionó rápido ante la acción por banda derecha de Viera. Primera intervención del portero en su debut como jugador merengue.

Ante la escasa ofensiva canaria el conjunto blanco seguía pisando área isleña. En el minuto 26 casi llega el tercero por parte de Jesé tras recibir un balón desde banda izquierda por parte de Marcelo. El delantero canario se quedaba solo ante Varas pero el ex portero Sevillista le gana la batalla y evita el tercero.

Los de Setién no bajaron los brazos y consiguieron acortar distancias tras un saque de esquina que Santana materializó en gol bajo el grito de la hinchada amarilla de “¡Sí se puede!”. Fallo defensivo del Madrid que no perdona el conjunto canario.

Al filo del descanso fue Jesé quién, tras un gran zurzado consigue batir al guardameta sevillano y, sumar así el tercer tanto para los suyos,  segundo en su cuenta personal en lo que llevamos de campaña.

La segunda mitad empezaría con un cambio en las filas del Madrid. Saldría Lucas Vazquez por Modric. Cambio con la mente puesta en el próximo encuentro,  ante el PSG. Las Palmas salió a por todo, y así lo demostró en los primeros minutos de juego con dos intervenciones dentro del área rival.

La segunda parte fue mucho menos intensa por parte del Madrid, pero dejó ocasiones por parte de ambos conjuntos.

Pasada la media hora de esta segunda mitad, se retiraba entre aplausos uno de los hombres del partido, Jesé Rodriguez. El delantero era ovacionado por el público madridista y por la hinchada canaria.

Una mala salida de kiko Casilla minutos antes de finalizar el encuentro casi les da el segundo al conjunto de Quique, que lo intentaba. Pero no pudo ser. El encuentro finalizó con una nueva victoria madridista que los sitúa como líderes en solitario a expensas de lo que haga esta tarde el Barcelona ante el Getafe.

 

 

Barcelona 2-1 Las Palmas: Cae Lionel Messi en una victoria amarga.

post

El equipo azulgrana no sufrió en exceso para doblegar al equipo canario, pero la lesión de su gran estrella acabó monopolizando el interés del encuentro.

Como suele decirse, el Barcelona llegó al descanso del partido contra Las Palmas con dos noticias, una buena y otra mala. La buena era el gol de Luis Suárez, que adelantaba a los culés y se convertía en el primer tanto azulgrana en esta Liga anotado en la primera mitad de un partido. La mala, que dejó al Camp Nou helado y al equipo local un tanto descolocado, fue la lesión en la rodilla que sufrió Leo Messi antes del minuto diez de juego.

El Barça había arrancado dominando claramente el partido y los visitantes se limitaban a aguantar estoicamente el asedio catalán. Un asedio que, sin embargo, no daba excesivos frutos en forma de ocasiones claras de gol. De esta forma daba sus primeros pasos el encuentro cuando Leo Messi golpeaba un balón al mismo tiempo que Bigas y comenzaba a dolerse de la rodilla.

A pesar de que el argentino se reincorporó al terreno de juego tras ser atendido por los médicos del Barcelona, apenas duró unos minutos más su participación. En el 9, pedía el cambio y era sustituido por Munir El Haddadi. Esta situación, además de preocupar al público del Camp Nou, dejó visiblemente tocados a los jugadores azulgranas.

Ello provocó que el duelo se igualara en cierta medida y que el conjunto insular consiguiera crear algo de peligro a la contra, con acciones firmadas por Wakaso y Araujo. En el minuto 24, sin embargo, Luis Suárez se encargó de dar oxígeno a su equipo, que empezaba a mostrarse dubitativo, al conectar de cabeza un centro desde la derecha de Sergi Roberto, mandándolo a la red.

El gol dio mayor tranquilidad al Barcelona, aunque Las Palmas no renunciaba a los contragolpes y, en ciertas fases del primer acto, puso en algunos apuros a los culés al llegar con velocidad al campo contrario, mostrando las costuras en las transiciones defensivas del equipo local. Jonathan Viera tuvo dos disparos, fruto de contragolpes, que se encontraron con los guantes de Ter Stegen y con la grada del Camp Nou. Con estos sustos metidos en el cuerpo, el Barcelona se hizo con el balón y lo guardó hasta el final de la primera parte, en una tregua que Las Palmas firmó de buena gana, evitando así encontrarse con un gol en contra justo antes del descanso.

La tregua no tuvo continuidad tras el paso por vestuarios y, cuando no se había llegado a los diez minutos de la reanudación. Como casi todas las acciones de peligro del Barcelona, el segundo gol del partido llegó a partir de un pase en profundidad desde el centro del campo que superaba a las líneas defensivas visitantes y le llegaba a la delantera local. En concreto, a un Munir que pasaba al lado contrario del área, donde Luis Suárez elevaba el esférico, mandándolo a la escuadra.

El choque quedaba ya muy de cara para el Barcelona, que enlazaba jugadas con pases entre líneas que generaban peligro una y otra vez en el área de Javi Varas. Por si esto fuera poco, en el minuto 66, Alcaraz tocaba un balón con la mano dentro del área y dejaba en las botas de Neymar la opción de hacer el tercero desde los once metros. Solo el disparo de este por encima del travesaño evitó que la distancia se alargase aún más en el marcador.

Tras el gol, el Barcelona siguió intentándolo, aunque sin éxito, con acciones rápidas y que encontraban en repetidas ocasiones la espalda de la defensa amarilla o bien con lanzamientos desde larga distancia que Javi Varas se encargaba de detener.

Finalmente, Las Palmas, que siempre que podía salía al contragolpe buscando recortar distancias, consiguió anotar en el minuto 87, cuando Mascherano perdía el balón en una posición comprometida y Jonathan Viera disparaba desde dentro del área. El balón desviaba su trayectoria al tocar en la pierna de Piqué, despistando a Ter Stegen y convirtiéndose en el 2-1 con el que finalizaría el choque.