Real Madrid 1-3 Juventus: Cristiano Ronaldo nunca falla.

post

El ‘7’ salva al Real Madrid con un penalti en el descuento después de un partido dramático donde la Juventus acarició una remontada histórica.

Dicen que la primavera la sangre altera, y desde luego que la presente semana es buen reflejo. El lunes se despidieron Fernando Torres y Fabio Capello. El martes lo hicieron en la Champions League tanto Barcelona como Manchester City. Y este miércoles la Juventus puso el corazón en un puño a todo el madridismo. Parecía que el 0-3 en Turín con aquella majestuosa chilena había puesto siete candados a la eliminatoria, pero Mandzukic se empeñó en negarlo desde el primer minuto. Literalmente. Porque fue lo que tardó en poner el 0-1 en el marcador aprovechando un fallo en defesa y una laguna en el segundo palo.

Era el gol más tempranero que encajaban los blancos en su estadio en la historia de la competición. Y aunque entonces nadie quiso acordarse de los fantasmas de Roy Makaay, lo cierto es que el partido llevó aquel mismo guión. Con un Real Madrid errático y nervioso en casi cada jugada. Dicen que un equipo juega lo que juegan sus mediocentros, y en este caso, el equipo blanco era el reflejo de lo que hacían sus centrales. Zidane apostó por Vallejo de inicio haciéndole debutar en Europa, y el central español nunca terminó de quitarse los nervios.

Al contrario, contagió a Varane y a todos los suyos mientras la Juventus olía la sangre a kilómetros de distancia. Sólida en el centro del campo, fue armándose hasta terminar la primera parte con cada jugador midiendo 30 centímetros más por lo menos. El segundo gol de Mandzukic al borde del descanso en similares circunstancias al primero bien lo valía.

Al descanso, en el ambiente del Santiago Bernabéu flotaba la sensación de que la clasificación estaba pendiendo de un hilo con el 0-2. Zidane también lo sintió. Porque hizo un doble cambio en vestuarios para revolucionar el once: Bale y Casemiro se quedaron fuera para dar entrada a Asensio y Lucas en un 4-5-1 con el que recuperar la temperatura al partido. La Champions fue la tumba del galés. Merecida, por otra parte. Las circunstancias así lo demandaban. Sin embargo, apenas cambiaron matices en el equipo. Un poco más de control, pero la Juventus nunca se quitó el disfraz del Milan de Sacchi que estaba luciendo y los locales parecían todos fuera de su sitio sobre el césped. Cada error blanco llevaba el drama a las gradas. Y a la hora de partido, se terminó por consumar: cantada de Keylor para regalarle el gol a Matuidi.

El tercer gol. Un 0-3 en sesenta minutos en el Santiago Bernabéu. Impensable, pero cierto. Vuelta a empezar, y la Vecchia Signora con la ventaja del campo. La sangre de todos, alterada definitivamente.

Sin embargo, justo en ese momento en el que a todos les tiemblan hasta las pestañas, el Real Madrid empezó a ser el Real Madrid en el último tramo del partido. Moviendo el balón de banda a banda, castigando por su flanco izquierdo con Asensio y Marcelo, cercando cada vez más el área bianconera. Así, hasta que en el descuento, el equipo blanco encontró una fuga de escape mientras la Juventus pedía la hora. Un centro de Kroos que dejó atrás Cristiano de cabeza y que acabó con Lucas arrollado dentro del área y con Buffon expulsado por reclamar el penalti al trencilla Michael Oliver. Puede ser su despedida, el Bernabéu se lo reconoció cuando se marchaba a vestuarios con una ovación de gala. Porca miseria acabar así tu carrera, sea como fuere. Cristiano Ronaldo, el que nunca falla, marcaba desde los once metros para meter a los blancos en Semifinal.

La Juventus estaba fuera de la Champions habiendo muerto en la orilla después de tanto y tanto remar. El Real Madrid, rescatado por el de siempre cuando el agua le llegaba al cuello. Nunca una derrota se celebró más. Nunca un jugador fue tan decisivo e influyente en los éxitos de un equipo campeón.

Juventus 0-3 Real Madrid: Cristiano conquista Turin con una chilena para la historia.

post

El Real Madrid triunfó por 0-3 en su visita a la Juventus en Turín en la Ida de los Cuartos de Final de la Liga de Campeones, liderado por un doblete y una asistencia del portugués Cristiano Ronaldo, que firmó una ‘chilena’ para la historia.

El Madrid conquistó el fortín de la Juventus, donde los turineses solo habían perdido uno de sus últimos 75 partidos, con una actuación sobresaliente de Cristiano, que lleva 14 goles en esta Copa de Europa y que marcó en los nueve partidos que ha disputado.

El portugués desbloqueó el choque a los tres minutos, firmó el 0-2 con una ‘chilena’ de leyenda que le valió la ovación de la afición turinesa y dio la asistencia para el 0-3 del brasileño Marcelo ante una Juventus que perdió por doble amonestación al argentino Paulo Dybala.

El técnico del Real Madrid, el francés Zinedine Zidane, apostó por el mismo once que ganó 4-1 hace diez meses la Final de Cardiff contra el Juventus, con Isco de titular en el centro del campo y el galés Gareth Bale en el banquillo.

El Real Madrid llegará con una contundente ventaja al partido de vuelta, programado para el miércoles 11 de abril en el Santiago Bernabéu, en el que no estará por acumulación de amonestaciones el capitán Sergio Ramos.

Tottenham 1-2 Juventus: Higuain y Dybala resucitan a la Juventus.

post

La Vecchia Signora era superada por Tottenham en Wembley, pero aparecieron los argentinos en tres minutos y sentenciaron la eliminatoria a su favor.

Impensado. No lo merecía para nada, pero Juventus apeló a sus figuras, a los argentinos, para avanzar a los Cuartos de Final de la Champions LeagueGonzalo Higuaín Paulo Dybala marcaron los goles en momentos justos y dieron vuelta en Wembley, para dejar en el camino a Tottenham, que se había llevado un valioso empate por 2-2 en Turín.

Los Spurs fueron muy superiores en la primera mitad. Dominaron la pelota, los tiempos del partido y las ocasiones de gol. Pero esa fue la faceta que le terminaría costando al dueño de casa, que se perdió grandes oportunidades de abrir el marcador. Finalmente, el que pudo abrir la cuenta fue el coreano Son Heung-Min, una de las figuras de su equipo en ese aspecto.

En la segunda parte, la Juventus, obligada a dar la vuelta, pareció ir más al ataque. Pero este equipo de Allegri ya no es el de la temporada pasada, cuando era infalible en la defensa y creativo en ataque.

Desaparecidos todo el partido, los argentinos solo necesitaron un momento de lucidez para dejar su marca: primero el Pipa definió después de una bonita jugada colectiva y luego fue “La Joya”, tras una asistencia descomunal del 9 argentino, quien definió ante la salida de Lloris.

¿Qué tuvo que hacer la Juve el resto del partido? Defender. Lo que más le gusta y sabe hacer. Y lo hizo y de qué manera. Con Barzagli y Chiellini sacando todo, la Vecchia Signora lo aguantó y terminó sacando su pase a Cuartos de Final.

Juventus 2-2 Tottenham: Higuaín brilló pero no pudo evitar el empate.

post

El delantero argentino marcó dos goles para la Vecchia Signora, que terminó empatando 2-2 ante los Spurs.

Gonzalo Higuaín fue el protagonista principal del partido de ida de los Octavos de Final de la Champions League de Juventus ante Tottenham . El argentino marcó los dos goles de su equipo, pero no pudo evitar que los Spurs se despertaran a tiempo y terminen empatando por 2-2.

El ex de Napoles fue implacable en las primeras dos oportunidades que tuvo dentro de los primeros 10 minutos del encuentro en el Juventus Stadium. Primero la cruzó de manera notable en una jugada preparada y luego dejó sin opciones a Lloris en un penalti que le habían cometido a Bernardeschi.

Pero la Vecchia Signora agotó todas sus energías en ese primer cuarto de hora. El resto del capítulo le cedió la pelota a Tottenham y se dedicó a defender. Y eso los Spurs lo aprovecharon, marcando el descuento con una excelente definición de Harry Kane, otra de las grandes figuras del partido. El Pipa tuvo la oportunidad, otra vez de penalti, de gritar el tercero sobre el final del primer tiempo, pero el travesaño le dijo que no.

La segunda parte siguió con la tónica de la etapa anterior: los de Pochettino manejaron la pelota y la posición dentro del terreno, aunque el gol del empate terminaría llegando gracias a una falta que definió Eriksen ante la estirada de Buffon. La Juve tuvo también sus ocasiones jugando a la contra, pero no gozaron con la suerte de los primeros minutos.

De esta forma, el empate por dos goles deja mejor parado al equipo inglés para el partido de vuelta que se jugará en Wembley el 7 de marzo. Aunque los Bianconneri pueden pensar en positivo ya que podrán contar con un Dybala recuperado para dicho partido.

Juventus 1-4 Real Madrid: Doce veces Cristiano Ronaldo, doce veces Real Madrid.

post

Un doblete del astro, desatado en esta Champions League, hace campeón a los blancos por 12ª vez. Casemiro y Asensio completaron la goleada.

El Real Madrid se ha proclamado campeón de la Champions League por duodécima vez tras imponerse a la Juventus (1-4) gracias a un segundo tiempo descomunal en el que los de Zinedine Zidane pasaron por encima de los transalpinos. Cristiano Ronaldo, con un doblete, se convierte además en el pichichi de la competición.

Se presentó la Juventus en el estadio de Cardiff con personalidad, queriendo y consiguiendo dominar un encuentro en el que el Real Madrid no encontraba las cosquillas a la Vecchia Signora. Y pronto actuaría Keylor Navas sacando una mano sensacional, abajo, dura, ante un tiro desde la frontal de Miralem Pjanic, que ha sido la brújula de los transalpinos.

Justo despues de ese momento, el Real Madrid logró soltarse los nervios, agarró el timón del encuentro y empezó a empujar a la Juventus hacia su campo. Y en estas asomó en el partido la asociación más prolífica de los blancos: Cristiano Ronaldo conectó con Carvajal, que devolvió la pelota al luso para alojarla en el marco de Buffon con un derechazo incontestable.

Pero poco duró la alegría en el lado madridista, porque la Juventus supo rentabilizar su ligero dominio sobre el terreno de juego para llegar al descanso con el marcador empatado. Mario Mandzukic se encontró con un balón aéreo, controló con el pecho y de volea acrobática a la media vuelta mandó el esférico a guardar. Golazo del croata que anestesió a un Real Madrid que no logró dar con su mejor versión prácticamente en todo el primer acto.

Pero el guión cambió de manera drástica tras la reanudación y los pupilos de Zinedine Zidane fueron los dueños y señores del encuentro gracias a la dirección de un excelso Luka Modric y un reaparecido Isco Alarcón, que apenas había aparecido en los primeros 45 minutos.

Y en este escenario, el Real Madrid sabe mejor que nadie que es invencible, imparable cuando da rienda suelta a su juego. En el minuto 61 Casemiro puso en ventaja a los blancos con un latigazo desde más allá de la frontal que desvió Khedira para hacer el disparo invisible para Buffon.

Y solo tres minutos después, Cristiano Ronaldo volvía a escribir su nombre en los libros de historia madridista con su segundo gol, el duodécimo en esta Champions League, para la Duodécima del Real Madrid. El portugués, exhibición tras exhibición, se ha convertido en el protagonista absoluto de este título. Luka Modric llegó hasta línea de fondo para servir en bandeja el tanto a Cristiano, que no perdonó por enésima vez.

La Juventus trató de apretar en el final del encuentro, pero su sentencia la firmó Juan Cuadrado, que recibió dos tarjetas amarillas en menos de veinte minutos para dejar a su equipo con diez hombres. Y en estas Marco Asensio cerró la goleada del Real Madrid.

La historia de esta Champions League estaba ya escrita y el Real Madrid vuelve a levantar el título que le acredita como mejor equipo de Europa, nada más y nada menos que por duodécima vez, siendo además el único equipo que en la era moderna consigue dos entorchados consecutivos. Superioridad aplastante de los blancos.

Juventus 2-1 Monaco: Pase certificado a Cardiff.

post

El equipo italiano accedió al partido decisivo tras derrotar por 2-1 a Monaco. El 3 de junio estará en Galés en busca de su 3ª Champions.

El Juventus Stadium entonó fuerte el himno de la máxima competición europea, consciente de que la revancha de este martes entre su equipo y Monaco iba a resultar un trámite tras el gran trabajo realizado en la ida, y a modo de pálpito de lo que será el partido final.

“¡The Chaaaaaampioooons!”, se escuchó fuerte de parte del efervescente público italiano, que tapó la canción oficial de la Liga de Campeones y le hizo sentir a los suyos el deseo de coronarse en esta edición 2016/2017. Y la Vecchia Signora retribuyó con su sólido trabajo en el terreno de juego: triunfo 2-1 en casa para firmar un global de 4-1.

Pese a sufrir el asedio en los primeros minutos de un conjunto monegasco que fue hacia adelante con paciencia, los de Massimiliano Allegri inclinaron la balanza de a poco hacia su favor. Fue así como lucieron su buen toque de pelota y generaron ocasiones que no pudieron capitalizar Mario Mandzukic y Miralem Pjanic.

Hasta los 32 minutos de juego, cuando una notable acción colectiva que hizo llegar el balón de izquierda a derecha tuvo como destinatario a Dani Alves, el hombre de la semifinales, el mismo que le había servido las dos asistencias a Gonzalo Higuaín para su doblete en la ida. El centro desde la derecha del brasileño fue exacto, el croata Mandzukic lo cabeceó y, después de ser tapado por el portero Subasic, en segunda instancia empujó para inflar la red y desatar el festejo.

Para coronarse como la figura de los 180 minutos que tuvo la serie semifinal, Alves apareció en el borde del área grande para recepcionar un rebote: tomó la pelota de aire y la misma viajó hacia la portería vacía, para sentenciar la historia y transformar Turín en una verdadera fiesta.

Los de Leonardo Jardim fueron al frente por la propia necesidad, el conjunto bianconeri controló el resultado y no pasó sobresaltos pese al descuento del joven estrella Kylian Mbappé, quien sopló el balón hacia la red tras el envío de Joao Moutinho a los 23′ de la segunda mitad.

Juventus se clasificó hacia la 9ª final de su historia y el próximo 3 de junio esperará en Cardiff el Real Madrid. Con su firmeza, orden y oportunismo, el equipo italiano tiene argumentos para bañarse de gloria por tercera vez en la Champions.

Monaco 0-2 Juventus: Higuain quiere citarse con su ex equipo en Cardiff.

post

Con el aporte goleador del Pipita y una actuación memorable de Dani Alves, la Vecchia Signora se impuso en el Louis II y puso un pie en la final.

Tan impensado como casi perfecto fue el viaje de la Juventus a Monaco. La Vecchia Signora, multicampeón en Italia pero en deuda a nivel europeo más allá de la final del 2015, jugó un partido soñado para quedarse con el triunfo por 0-2 y encaminar su serie, con destino final en Cardiff, donde muy probablemente enfrente a Real Madrid, que también ganó de forma contundente.

Si bien la imagen del partido es la de Gonzalo Higuaín con la boca llena de gol dos veces, lo de Dani Alves también rozó la perfección: el brasileño fue una daga en el corazón monegasco permanentemente por la derecha y así llegó el primer tanto, con un taconazo para que el Pipa defina a la carrera y deje sin respuesta a Subasic.

Con estilos bien opuestos, el fresco juego del líder de la Ligue 1 chocó con la rudimentaria y sólida defensa italiana. Así, Falcao quedó inmerso en la telaraña formada por Chiellini, Bonucci y Barzagli, mientras que Mbappé, el joven apuntado para ser decisivo, tampoco logró gravitar.

La segunda parte tuvo una tónica similar, cuando los locales salieron a buscar el empate y dejaron los espacios para que Alves vuelva a dejar un surco, largue su centro cruzado e Higuaín se anticipe al portero. Ventaja de dos y momento a la medida de la Vecchia Signora, cerrando el partido y con la posibilidad de Buffon de lucirse con algunas paradas que hacen olvidar sus casi 40 años.

Ni el más optimista bianconero se imaginaba que la revancha en Turín dentro de una semana sería con tal diferencia a favor para empezar a sentirse finalista, donde buscará la revancha de la derrota ante Barcelona hace dos años y, en caso de encontrarse con Real Madrid, reeditar la final de 1998 que quedó en manos merengues.

Barcelona 0-0 Juventus: Eliminatoria con justicia final.

post

El conjunto azulgrana cae eliminado de la Champions tras no poder marcar ningún gol ante los italianos.

El Barcelona no consiguió la milagrosa remontada que necesitaba y ha caído eliminado de la Champions League tras empatar a cero en el Camp Nou ante la Juventus.

Los de Allegri salieron al terreno de juego metiendo el miedo en el cuerpo a los culés con un gran Dybala, pero con el paso de los minutos los locales se fueron haciendo con el mando del partido.

La Juventus demostró tener una de las mejores defensas de Europa, y el Barça no pudo derribar la muralla. Lo intentaron Neymar, Suárez, Messi y compañía, pero lo cierto es que Buffon apenas tuvo que realizar paradas de mérito.

En la segunda parte el Barça jugó con todo, con Alcácer juntándose a la MSN, pero no consiguió ni siquiera estar cerca de remontar la eliminatoria.

Juventus 3-0 Barcelona: Otro repaso en Europa.

post

El conjunto azulgrana volvió a caer goleado como ocurriera en París. Muy mala imagen del equipo de Luis Enrique en Turín. Dybala fue la estrella.

El Barcelona volvió a ofrecer su peor versión en una noche de Champions. Al igual que ocurriera en París, los azulgranas fueron goleador por la Juventus, que lograron tres tantos.

Paulo Dybala fue la gran estrella en el Juventus Stadium. A los 20 minutos el argentino ya había logrado dos goles, dejando en evidencia a la defensa culé. El primero en un remate desde dentro del área totalmente solo, y el segundo desde la frontal superando a Ter Stegen.

Luis Enrique movió ficha en el descanso metiendo a André Gomes por Mathieu, y cuando mejor estaba el Barça llegó el tercer gol de la noche, obra de Chiellini, que remató en el segundo palo un saque de esquina.

El Barça buscará la remontada en el Camp Nou la próxima semana como ya hiciera ante el PSG, aunque esta vez ante uno de los mejores equipos defensivos en Europa.

Juventus 1-0 Inter: Un golazo de Cuadrado premia a la Juventus.

post

Un excepcional golazo del futbolista colombiano bastó a los de Allegri para llevarse el partido y mantener su ventaja al frente de la Serie A.

La Juventus tuvo que sufrir este domingo para vencer al Inter de Milán en Turín pero lo acabó consiguiendo gracias a un magnífico gol de Juan Cuadrado el borde del descanso que les valió para sumar tres puntos y mantener su ventaja en el liderato de la Serie A.

Las hostilidades las abrió Dybala, que pudo abrir el marcador muy pronto pero el argentino no estuvo acertado para definir. El Inter reaccionó tras el mal arranque de partido e hizo trabajar a Buffon, que tuvo que sacar dos cabezazos de Gagliardini y Perisic.

La ‘vecchia signora’ sufría pero justo antes del descanso, Cuadrado con un golazo espectacular desequilibró la balanza y puso el partido muy de cara para los locales, que no suelen fallar cuando tienen el marcador a favor.

De hecho, Pjanic pudo sentenciar el partido pero Handanovic se sacó una espectacular parada para mantener vivo el partido pero el Inter no tuvo pegada y fue incapaz de encontrar el empate y la noche volvió a ser redonda para el líder.