Isner levanta el título en Miami.

post

El americano logró el primer ATP Masters 1000 de su carrera.

Estados Unidos y pista dura han sido una combinación ganadora para John Isner. A lo largo de su carrera, el americano siempre ha sacado su mejor tenis ante su público, pero aún se exigía hacerlo en territorio ATP Masters 1000, algo que no había ocurrido. Después de dejar escapar el título en tres finales antes, esta vez no falló en Miami ante Alexander Zverev para acabar conquistando su primera corona por 6-7(4), 6-4, 6-4, en dos horas y 29 minutos.

Antes de la última cita en el Crandon Park Tennis Center, el americano había cedido en las finales de Indian Wells 2012 (p. con Federer), Cincinnati 2013 (p. con Nadal) y París 2016-Bercy (p. con Murray). Eso sí, después de completar una semana en la que terminó con la racha de 15 victorias consecutivas de Juan Martín del Potro en Semifinal y superar a tres Top 10 (Cilic, Del Potro y Zverev), se aseguró su regreso a la posición más alta de su carrera con el No. 9 del Ranking ATP.

El espigado americano de 2,08 m inauguró su casillero de títulos ATP Masters 1000 logrando derrotar a Zverev por primera vez en su carrera, dejando el head to head en 1-3. El alemán se había impuesto en las dos finales anteriores que había disputado de ATP Masters 1000 en Roma (d. a Djokovic), mientras que unos meses más tarde consiguió la Rogers Cup en Canadá (d. a Federer).

El estadounidense saltó a la pista con confianza y más agresivo al resto. A la seguridad con su servicio –máximo artífice de aces del torneo con 79– se unió la capacidad para generar dudas en el servicio de Zverev. En el segundo juego trabajó 3 opciones de break, mientras que en el sexto volvió a firmar otras dos. Pero el alemán encontró recursos para escapar del peligro y mantener su saque (5/5) hasta el tie-break.

En el desempate se desató la locura. Después del respeto mutuo durante todo el set, se sucedieron los errores a partir del quinto punto. Si bien Zverev se adelantó 3-2, Isner firmó dos puntos seguidos al resto (3-4), una acción que repitió el alemán para recuperar la ventaja (5-4) y sacar para cerrar el tie-break (7-4).

El mismo guion dominante de los servicios continuó en el segundo set hasta el noveno juego. Hasta que por primera vez se llegó al deuce y fue Isner el que aprovechó su sexta oportunidad (1/6) para anotar el primer break del encuentro (5-4). A pesar de que Zverev consiguió sus dos primeras oportunidades de quiebre para intentar devolver de inmediato el break, el estadounidense acabó cerrando el set en los minutos de mejor nivel de tenis del partido.

En el set definitivo, una vez más fue Isner el que logró hacer más daño al resto y prácticamente en todos los turnos al servicio de Zverev cuestionó su saque con opciones de break. En el tercer juego no pudo convertir la que tuvo, tampoco las cuatro que registró en el quinto juego, pero en el noveno llegó el segundo break en 12 oportunidades para cerrar el encuentro con su saque.

Isner levantó el título ATP World Tour número 13 de su carrera y 11 en Estados Unidos. Auckland es el único trofeo que ha levantado lejos de su país (2010, 2014), mientras que Newport (2011, 2012, 2017), Winston-Salem (2011, 2012), Houston (2013), Atlanta (2013, 2014, 2015, 2017) y Miami (2018) componen todo su palmarés.

Open Australia: Ferrer tumba al gigante Isner en Octavos de Final.

post

El español accede a cuartos de final en Australia por sexta vez en su carrera.

Cumpliendo con la tradición, el tenis español tendrá al menos un representante en los cuartos de final del Abierto de Australia por décimo año consecutivo. En esta ocasión, David Ferrer ha sido el encargado de colarse entre los ocho mejores del primer Grand Slam del curso, tras superar a John Isner por 6-4, 6-4, 7-5, en algo más de dos horas. Se trata, además, de la sexta vez que el número 8 del Ranking ATP logra adentrarse en esta ronda en la pista dura ‘aussie’ (2008, 2011, 2012, 2013, 2014 y 2016).

Había advertido el alicantino en la previa que sólo con paciencia podía hacer frente al jugador que más saques directos había firmado en esta edición en Melbourne. Y así lo hizo. Esperó su momento para desintegrar la fiabilidad al servicio de Isner, que hasta hoy no había concedido ni una sola opción de break en el torneo. Este lunes lo hizo en tres ocasiones (3/6), una por cada set.

Ferrer, consolidado como uno de los mejores restadores del circuito, apenas tardó dos juegos en amenazar el saque del estadounidense. Mientras el de Greensboro buscaba puntos gratis con su servicio (terminó con 18 aces) o evitar los peloteos subiendo a la red (hizo 31 aproximaciones a la cinta), el español trataba de mover desde el fondo a su rival, buscando los errores de Isner en los intercambios más largos. De esta manera y restando agresivo y con profundidad encontró sus primeras oportunidades de quiebre. Aprovechó la tercera para escaparse 3-1 en el primer set.

Aunque el de Jávea estuvo cerca de ampliar la distancia y convertir un doble break, un 81% de puntos ganados con el primer servicio del americano le sirvió para mantenerse con vida en la manga (3-2). Salvar aquella situación dio alas a Isner, que dos juegos más tarde hallaría dos opciones de break a su favor. Pero Ferrer encadenó cuatro puntos seguidos que prácticamente le aseguraron el parcial (5-3).

A pesar de que Isner volvió a disfrutar de una nueva oportunidad para romper el saque de Ferrer en el décimo juego, el español salvó la situación para cerrar la manga, tras un error con la derecha del estadounidense (6-4) en 41 minutos.

En el inicio del segundo set, John Isner elevó su nivel de consistencia desde el fondo y abrió su abanico de golpes, combinando dejadas, cortados y planos. Así disfrutó, incluso, de una bola de break que, eso sí, salvó Ferrer (1-1). Con sólo un 37% de primeros servicios, el español era capaz de resistir el empuje de su rival.

Por su parte, cuando Isner parecía más inspirado, un balance de efectividad superior al 80% con sus primeros no fue suficiente para que el octavo cabeza de serie acabara logrando su segundo quiebre del encuentro en blanco (4-3), que consolidó de manera inmediata con su servicio para cerrar el set (6-4).

La igualdad con el servicio marcó el siguiente parcial. Tanto Isner como Ferrer conservaron de manera impecable su saque hasta el undécimo juego, en el que el español volvió a firmar un nuevo break. Sería el tercero y definitivo para abrochar su pase a cuartos de final por 7-5, con 28 golpes ganadores, el último un revés paralelo con suspense que besó la línea.