Thiem hace historia en Indian Wells.

post

El austríaco logró su primer ATP Masters 1000 al vencer a Roger Federer.

Roger Federer y Dominic Thiem lucharon por el título de Indian Wells, con mucho en juego para ambos competidores. Un duelo en el desierto para saborear ATP Masters 1000. Federer capturó el primer set 6-3, pero Thiem respondió con otro 6-3 y prevaleció en el último set, por 7-5, logrando así su primer ATP Masters 1000 y mejorando a 3-2 el cara a cara con el suizo.

El primer Masters 1000 del año estuvo en juego en Indian Wells, con Federer en busca de un sexto título récord en el desierto de California y con Thiem buscando inaugurar su palmares con torneos de la categoría. Actualmente, el suizo está empatado con Novak Djokovic en la cima de la tabla de máximos ganadores del prestigioso torneo de pista dura. Además, el suizo estaba persiguiendo su título N° 101, el 28 a nivel de Masters 1000.

En el otro lado de la red, Thiem apuntó a su momento en el centro de la atención de la Final. Apareciendo en su tercera Final, anteriormente cayó ante Rafael Nadal en el Madrid Open 2017 y ante Alexander Zverev el año pasado en la capital española.

Empatados a dos victorias cada uno, el campeón del Domingo se ganó el derecho de dominar la serie en el head to head contra su rival. Federer prevaleció más recientemente en el Masters Cup de 2018, mientras que Thiem ganó los dos encuentros anteriores.

Al igual que en los partidos previos, los márgenes son muy estrechos cuando Federer y Thiem se enfrentan. El suizo llegó en buena forma, entrando al encuentro con una racha de nueve victorias consecutivas, incluyendo 15 sets ganados de forma consecutiva. Su oponente austríaco ha perdido solo un set esta quincena, superando a un determinado Milos Raonic en la Semifinal del Sábado.

Habiendo sido quebrado solo dos veces al entrar en la Final, el servicio de Thiem fue asediado inmediatamente cuando comenzó el juego. Se libraría de un 0-40 con tres errores de revés de Federer, pero no pudo evitar una cuarta oportunidad de quiebre.

A la edad de 37 años, un veterano Federer mostró sus nuevas piernas con 3-1 en el primer parcial, corriendo hacia la línea de fondo para golpear un tweener. Y a pesar de ser de todo, el suizo se adelantó una vez más, tomando una ventaja de 5-3 tras un sublime golpe ganador con una media volea. Así, Fededer sellaría el primer set después de 37 minutos, ganando ocho de ocho puntos en la red.

Antes del partido, Federer había ganado 20 finales consecutivas al hacerse con el primer set. Pero Thiem tenía planes para detener la racha, arrebatando rápidamente un break en el segundo set de repente, Thiem obtuvo 13 de 14 puntos para tomar una ventaja de 4-1. Sin problemas, el swing del austríaco fue rápido y Thiem forzó sin aviso un tercer parcial.

Entonces, el austríaco reclamó la victoria contra Federer, elevando su tenis para firmar un triunfo que difícilmente olvidará.

Del Potro Levanta Su Primer Masters 1000.

post

El argentino logra su primer ATP Masters 1000 en Indian Wells al superar a Roger Federer salvando tres puntos de partido.

Un guión perfecto. En el paraíso del tenis. Ante el N° 1 del Ranking ATP en una batalla épica en la que tuvo que salvar tres (¡tres!) puntos de partido. Juan Martín del Potro logró su primer ATP World Tour Masters 1000 en Indian Wells y lo hizo con todas las de ley y por todo lo alto: venciendo al cinco veces campeón Roger Federer, actual N° 1 del mundo, el mismo hombre que no había perdido en todo 2018. El argentino supo recomponerse a tiempo y tras dos horas y 42 minutos de combate sin cuartel, se impuso por 6-4, 6-7(8) y 7-6(2).

A la cuarta fue la vencida para el jugador de Tandil, quien tras caer en Montreal 2009 (p. ante Murray), Indian Wells 2013 (p. ante Nadal) y Shanghái 2013 (p. ante Djokovic), consiguió el tan ansiado Masters 1000. Su segundo título en importancia tras el US Open de 2009. Y los dos trofeos, ante el mismo jugador: Federer. Aunque el suizo sigue dominando el head to head (18-7), es Del Potro quien domina por 4-2 el cara a cara de finales entre ambos.

Del Potro se convierte en el primer argentino en lograr el prestigioso título de Indian Wells (desde 1976) en una semana en la que ha superado la barrera de los 400 triunfos y ha dejado (de momento) en 11 la racha de victorias consecutivas y dos títulos seguidos en Acapulco e Indian Wells. O lo que es lo mismo, 1500 puntos.

El primer quiebre del encuentro llegó cuando el parcial rozaba el cuarto de hora. Del Potro aprovechó la primera oportunidad que dispuso para hacerse con el break, atacando el segundo servicio del suizo. Desde el fondo de la pista, Del Potro dominó los intercambios y se hizo más fuerte cuanto más lejos de la red estuvo. En 34 minutos, con ese único quiebre, el argentino se hacía con el primer set: 10 golpes ganadores por tan solo 3 errores no forzados ante un Federer que dejó su contador a 0. Firmó 11 golpes ganadores pero sumó el mismo número de errores no forzados.

El segundo set empezó con opciones de quiebre para Del Potro, pero esta vez Federer le negó la oportunidad de escaparse en el marcador. El parcial, muy parejo, llegó al undécimo juego, cuando Del Potro dudó por primera vez en todo el encuentro y concedió sus primeras bolas de break, que además significaban dos bolas de set para el suizo. Primero con un derechazo y después forzando el error de su rival, el argentino salvó ambas. Con total resistencia.

El set llegó a su punto álgido: la muerte súbita. El momento clave. El desempate en sí fue un thriller en el que Federer danzó hasta el 6-3, Del Potro regresó de sus cenizas salvando cuatro puntos de set más hasta poner el 7-7 y hacerse con punto de campeonato. De nuevo volvió el suizo para negarle esa opción y en su séptima oportunidad, en su séptima vida, igualó el encuentro.

El tercer y definitivo set fue una demostración de resistencia de ambos jugadores, que no quisieron dar una grieta a su rival. Los ocho primeros juegos transitaron con Federer y Del Potro amarrando sus servicios con decisión y compostura, entrando en la fase decisiva del campeonato con nervios de acero. ¿Quién pestañearía? ¿Quién dudaría por un segundo? De nuevo, como en la segunda manga, la tensión y electricidad fueron in crescendo. Primero quebró Federer -su primer break en todo el partido-, momento que pareció decisivo pues el suizo serviría por el triunfo. Pero eso no entraba en el guion de Del Potro, que tras salvar tres puntos de partido, quebró a su rival para poner el 5-5. Las pulsaciones se disparaban a ambos lados de la red.

Como no podía ser de otra manera, el título se decidió en una muerte súbita. Todo o nada. La gloria para un solo jugador tras una batalla entre dos gladiadores. La fe inquebrantable de Del Potro tuvo sus frutos, pues en un despliegue de poderío en el tie-break, resucitó para reinar en el paraíso.

Federer agranda su leyenda en Indian Wells.

post

El suizo conquista su quinto título en Indian Wells al derrotar a Stan Wawrinka.

Seguir haciendo historia. Eso consiguió Roger Federer este domingo en Indian Wells. El suizo derrotó 6-4 y 7-5 a Stan Wawrinka en una hora y 19 minutos de juego, celebró su segundo título de la temporada (tras el Abierto de Australia), que fue el 90 de su carrera (25 de Masters 1000), y se convirtió en el campeón más longevo de la historia del torneo, superando a Jimmy Connors, que levantó el título en 1984 con 31 años y 5 meses, por los 35 años y 7 meses de Federer.

Los suizos escribieron un nuevo capítulo de su rivalidad en el desierto californiano después de haber jugado hace unos meses en semifinales del Abierto de Australia, donde ganó Federer, confirmando así el dominio que tiene sobre Wawrinka en el cara a cara (19-3). Además, las únicas tres victorias del del jugador de Lausana llegaron sobre tierra batida (Montecarlo 2009, 2014 y Roland Garros 2015), por lo que el campeón de 18 torneos del Grand Slam apareció en la final de Indian Wells invicto ante su contrario en pista rápida, blandiendo un contundente 14-0.

Además, ambos llegaron a la final para hacer historia: desde 2001, cuando Andre Agassi derrotó a Pete Sampras en el mismo escenario, no había una final de Indian Wells entre dos tenistas del mismo país, por lo que Federer y Wawrinka se aseguraron un hueco en los libros de gestas al competir entre ellos por la copa de campeón.

Federer, vencedor el día anterior de Pablo Carreño, se plantó en el encuentro decisivo buscando sumar su título número 90, 25 de Masters 1000, mientras que Wawrinka fue tras su trofeo 16, segundo en un torneo de la categoría de Indian Wells. El número 10 del Ranking ATP, sin embargo, contó con una importante estadística de su parte: apareció en la lucha por el título sin haber perdido ni sets ni servicios durante todo el torneo.

Bajo esas bases, Federer jugó amparado en la seguridad de su saque en una primera manga vertiginosa en la que Wawrinka consiguió aguantarle el ritmo. El de Basilea, en cualquier caso, aprovechó la primera bola de rotura que se procuró, que casualmente fue también la primera de set, para echarle el lazo al primer parcial y abrir brecha con su oponente, al que superó en el balance entre golpes ganadores y errores no forzados (10-5, por 7-7) en esa manga inaugural.

La reacción de Wawrinka no se hizo esperar. En el primer juego del segundo set, el suizo le arrebató el saque a Federer y rompió la racha de su rival en el torneo, donde acumulaba 42 turnos de servicio ganados de forma consecutiva. Eso no amedrentó a Federer. En lugar de dejarse ir, el número 10 le devolvió el golpe a su contrario y empató el set, colocando el 2-2 en el marcador y poniendo de nuevo la pelea al rojo vivo.

Con todo empatado, Federer sacó a relucir su mejor versión y le dio otro zarpazo definitivo a Wawrinka, cuando su oponente buscaba asegurarse el desempate. En la red, donde tantos puntos ha ganado a lo largo de su carrera, el suizo cerró el encuentro y levantó el título de campeón, uno más que añadir a su leyenda.

Djokovic se lleva Indian Wells e iguala a Nadal en títulos de Masters 1000.

post

El balcánico alcanza en California los 27 títulos de categoría Masters 1000.

Una cita con la historia para el número 1 del Ranking ATP. Novak Djokovic coronó Indian Wells al superar al canadiense Milos Raonic por 6-2 6-0 y marcó con mayor fuerza su nombre al frente del tenis masculino. El serbio, destacado líder del ATP World Tour en la actualidad, dejó varios registros a su nombre al reinar en el Valle de Coachella: alcanzó los 27 títulos en eventos de categoría Masters 1000, igualando el récord ostentado hasta ahora en solitario por Rafael Nadal; ganó su tercera corona consecutiva en California, un logro únicamente firmado por Roger Federer con anterioridad; y se proclamó pentacampeón en Palm Springs (2008, 2011, 2014, 2015, 2016), algo sin precedentes en el circuito y representativo de la dimensión alcanzada.

El balcánico, que ha dominado ocho de los últimos 10 torneos de categoría Masters 1000 en los que ha participado, planteó un partido de ambición para sumar una nueva corona. En apenas unos minutos logró colocar el 4-0 en el marcador, situando una dinámica de dominio permanente en el partido. El de Belgrado castigó con fuerza el segundo servicio de su rival (13 de 16 puntos ganados) para sellar la primera manga con comodidad sin llegar a encarar una pelota de quiebre.

La carrera hacia la copa se produjo en línea recta. Con la final inclinada a su favor, Djokovic logró mantener la intensidad en la devolución. El balcánico gobernó los tres turnos de servicio de Raonic en el segundo set, asestó el primer 6-0 en la rivalidad y abrazó la victoria para mantener implacable su balance en los enfrentamientos directos ante el de Podgorica (6-0).

En el legado de Novak Djokovic la toma de Indian Wells fue también la consecución de su título número 62 en el circuito. Un mérito que le permite alcanzar la novena posición histórica durante la Era Abierta en número de conquistas, quedando en paridad con el argentino Guillermo Vilas y a dos cetros de igualar las 64 coronas del sueco Bjorn Borg y al estadounidense Pete Sampras.

Para Milos Raonic fue una aproximación en su intento por coronar el torneo más importante de su trayectoria en el ATP World Tour. Así, y tras quedar a un paso de la copa en Indian Wells, el canadiense ha cedido las tres finales de categoría Masters 1000 disputadas hasta la fecha en su carrera, sumando la experiencia californiana a las entregadas en la Rogers Cup de Montreal en la temporada 2013 (d. ante Rafael Nadal) y, posteriormente, bajo la cubierta del BNP Paribas Masters de París-Bercy en 2014 (d. ante Novak Djokovic).

Ahora, y tras domar el primer Masters 1000 de la temporada, Novak Djokovic mantiene un rumbo en línea recta al frente del circuito masculino. Con una misión evidente: acudir a las pistas de Crandon Park y tratar de revalidar en Miami un torneo que hizo propio durante las últimas dos temporadas.

Djokovic vence a Nadal y buscará su quinto título en Indian Wells.

post

Su rival en el partido definitivo será Milos Raonic.

Novak Djokovic se clasificó para la gran final tras superar en un gran partido por 7-6(5), 6-2 a Rafael Nadal en una hora y 58 minutos.

Djokovic lidera ahora 25-23 los enfrentamientos ante el español y ha ganado los últimos seis encuentros (diez de los últimos 11). La última victoria de Nadal llegó en la final de Roland Garros 2014. Djokovic también aumentó su ventaja a 18-7 en pistas duras, ganando las últimas siete veces desde que el español ganara la final del US Open 2013.

El serbio, número 1 ATP, salvó un punto de set y resistió la gran perseverancia y lucha de Nadal para quedarse con la primera manga de su partido de semifinales en Indian Wells.

En el segundo parcial, Djokovic logró quebrar el saque de su rival en el sexto y octavo game para conseguir su paso a la final.  El serbio ha ganado sus últimos 16 encuentros aquí desde que perdiera en la semifinal de 2013 (p. ante del Potro). Nadal aparecía en las semifinales por novena vez en 12 visitas y luchaba por su cuarto título (2007, ’09, ’13). El español también buscaba la final No. 100 de singles en su carrera (67-32).

Esta era la cuarta vez que se encontraban estos dos tenistas en Indian Wells (Djokovic lidera ahora 3-1). Nadal, que no le gana un set a Djokovic desde Roland Garros 2014, ganó la final de 2007 antes de que Djokovic prevaleciera en la semifinal de 2008 y la final de 2011. Djokovic, que está empatado con Roger Federer con cuatro títulos de Indian Wells en su carrera, intenta convertirse en primer ganador de este en cinco ocasiones (2008, ’11, ’14-15).

Su rival en la final será el canadiense Milos Raonic, quien a primera hora superó al belga David Goffin por 6-3, 3-6, 6-3.

Indian Wells: Raonic vence a Goffin y se mete en la Final.

post

El canadiense se clasifica para su tercera final de Masters 1000 después de superar a Goffin en Indian Wells.

Imparable. El arranque de Milos Raonic en este 2016 no tiene freno. El canadiense se clasificó para la final de Indian Wells después de superar a David Goffin por 6-3, 3-6 y 6-3 en un duelo que se estiró por dos horas justas.

Se trata de la tercera final ATP World Tour Masters 1000 para el número 14 ATP, tras las disputadas en 2013 en Montreal (p. ante Nadal) y 2014 en París-Bercy (p. ante Djokovic), que aún ansía el primer título de esta categoría aunque ya atesora ocho coronas ATP.

Ante Goffin, que se había adjudicado el único enfrentamiento previo entre ambos en Basilea hace dos años, Raonic fue pura eficacia. Un primer set de 34 minutos en los que el canadiense no desaprovechó una sola oportunidad. Cinco saques directos -uno de ellos a 146mph, récord absoluto del torneo-, 14 golpes ganadores y un sólido 6/6 en la red.

Aunque el belga -que nació en el mismo mes y año que el canadiense (diciembre de 1990)- logró romper el portentoso servicio de su rival en los primeros compases de la segunda manga, Raonic reaccionó de inmediato para neutralizar la ventaja. Sin embargo, Goffin quebró de nuevo en el octavo juego y sirvió para igualar el match y prolongarlo al desempate definitivo.

En el set final, el canadiense pisó el acelerador y ya no dejó escapar la victoria, cerrando el triunfo con 11 directos y 31 golpes ganadores.

Tras imponerse en Brisbane (v. a Federer) y firmar semifinales del Abierto de Australia (p. ante Murray), el canadiense quiere brillar en el torneo Masters 1000 donde mejor récord tiene: son 16 las victorias que Raonic suma en el desierto californiano.

Con la final en el bolsillo, Raonic (que en 2016 acumula un imponente 14-1) se asegura el número 12 del mundo, dos puestos más arriba de su actual ranking. De coronarse campeón, regresará al Olimpo de los diez mejores del mundo.