Arsenal 1-1 Atletico Madrid: Griezmann absuelve a Vrsaljko.

post

El lateral croata fue expulsado en el minuto diez, pero un tanto del delantero francés basta para equilibrar la balanza que movió Lacazette.

Un Atlético muy Atlético y un Arsenal muy Arsenal firman un empate a uno con el que los rojiblancos se sienten victoriosos vistas las circunstancias. Los colchoneros, con un jugador menos desde el minuto 10 por la expulsión de Vrsaljko, y sin Diego Pablo Simeone, también expulsado minutos después, sobreviven al temporal y al tanto de Alexandre Lacazette para partir con ventaja gracias al enésimo gol de Antoine Griezmann y a la, enésima también, exhibición de Jan Oblak.

No habían pasado diez minutos de partido cuando Sime Vrsaljko fue expulsado por doble cartulina amarilla. Estaba pasado de revoluciones el lateral y lo pagó excediéndose con una entrada sobre Lacazette cuando ya tenía amonestación. Lo protestó Simeone durante un puñado de minutos, hasta que el técnico también acabó en la caseta antes de tiempo. Panorama complicado para los rojiblancos, con un jugador menos y sin su líder espiritual en la banda.

Ahí es cuando empezó el ejercicio de supervivencia del Atlético, que bajó al barro y defendió como mejor sabe. Mientras tanto, Jan Oblak iba erigiéndose en el héroe del partido a medida que avanzaban los minutos y las ocasiones del Arsenal. Una vez más el guardameta desplegó todo su catálogo de intervenciones, a cada cual más espectacular, para guardar su marco. Cosa que no pudo hacer con el testarazo de Alexandre Lacazette, que abrió el marcador ya en la segunda parte, tras un gran centro de Wilshere.

El Arsenal seguía perdonando la vida a los rojiblancos, u Oblak dándosela, como ustedes quieran verlo. Hasta que los Gunners sacaron su peor cara en defensa, algo que no ocurre por primera vez. Koscielny cometió un error grosero que no desaprovechó Griezmann para batir a Ospina y poner así el empate a uno. Una vez más, el Atlético optimizando sus recursos hasta límites insospechados: dos ocasiones claras en todo el partido, 80 minutos con un jugador menos, perdiendo en el Emirates Stadium…y rescatando un buen resultado.

A pesar de ello no está nada dicho y en siete días el Wanda Metropolitano dictará sentencia. El Arsenal está obligado a anotar al menos un gol si quiere tener opciones de clasificarse para la final de la Europa League. Abróchense los cinturones.

Bayern Munich 1-2 Real Madrid: Los cuatro millones de euros más rentables del fútbol.

post

Asensio dinamita el partido para un Real Madrid que estuvo contra las cuerdas, tuvo que remontar un 1-0 y confirmó su condición de ‘Bestia Blanca’.

Campeón francés. Campeón italiano. Y campeón alemán. El Real Madrid ha tenido un camino de espinas en la presente Champions League. Y parece que, uno tras otro, fueron creciendo haciendo lógico el paso de las rondas. Porque el Bayern tuvo una imponente primera parte en el Allianz Arena poniendo al Real Madrid contra las cuerdas como no le puso ni la Juventus en el Santiago Bernabéu siquiera. Se lesionaron Robben y Boateng en la primera media hora, y aun así fueron en ventaja en el marcador hasta el minuto 44. Si hubiera sido un partido de Bundesliga, el Bayern se habría marchado a vestuarios con un saco de goles al hombro. Lo saben todos de Múnich a Filipinas.

El premio del gol les llegó a los alemanes a la media hora de percutir. Marcó Kimmich en una inteligente jugada colectiva, aprovechando que el Real Madrid estaba descolocado, y que Keylor Navas salió a cazar una mariposa que vio por el rabillo de su ojo derecho mientras el lateral germano remataba a puerta desde su izquierda. Imperdonable en general. Pero es que los blancos nunca se encontraron sobre el verde, perdiendo el centro del campo tanto en la presión como en la salida del cuero. Como el que pierde una estrella en el cielo, que no sabe ni por dónde empezar a buscarla. De ahí que, además del gol, hubiese hasta seis ocasiones francas para los bávaros en boca de gol desde el primer minuto de juego. ¡Seis! De las que salen en los resúmenes. Pero unas veces por un mal control, otras por un pertinente rechace y las demás por mala puntería, el caso es que el Bayern dejó con vida a un Real Madrid con ganas de tocar el balón pero nula profundidad.

No le hizo falta para marcar justo antes del descanso, sea como fuere. Por algo es su competición fetiche. Le bastó que Carvajal centrase con la cabeza desde la derecha y que Ronaldo amagase con otra chilena para que el balón le llegase a Marcelo en el balcón del área franco para tirar a puerta. El cuero pasó entre los defensas sin que Ulreich pudiese detenerlo. El Bayern hizo todo lo que estaba en su mano en la primera parte, y se llevó un resultado peor que antes del pitido inicial. Y todavía a los diez minutos de la reanudación, echaría de menos incluso el empate. Porque fue lo que tardó Asensio en correr hacia la banda enseñando su dorsal a la grada después de batir a Ulreich en un mano a mano a la carrera que le brindaron entre Rafinha y Lucas Vázquez. Se repetía el guión del año anterior: apreturas en la primera parte, salta el mallorquín desde el banquillo cuando aún hay un hilo de vida, y revoluciona el partido para los españoles. Asensio tiene algo especial. Con el Allianz Arena, sí, y con el fútbol en general. Los cuatro millones de euros más rentables de la historia de este deporte.

El gol madridista fue una losa sobre las espaldas del Bayern de Munich. Se vieron superiores, y sin darse cuenta, se encontraron por debajo. Aun así, durante la segunda parte siguieron probando a una defensa que fue un muro y a un Keylor Navas que fue mitigando los nervios a base de paradas hasta completar un partido digno. Pero a excepción de un postrero mano a mano al limbo de Lewandowski, fue sólo a base de empuje y orgullo, bombardeando el área blanca, sin ni siquiera la pericia para abusar de un Lucas Vázquez que tuvo que tomar la banda derecha que dejó huérfana el lesionado Carvajal. De ahí que el partido muriese con ese 1-2. Y si no llega a ser porque Ulreich sacó un tiro franco a Benzema, quizás hubiera sido una ventaja mayor. Anelka lo metió, pero no Karim. Sea como fuere, el Madrid se lleva una gran ventaja al Bernabéu. No es ni mucho menos definitiva, visto lo visto con la Juventus y lo que pasó el año pasado con este mismo Bayern. Pero oigan, ni tan mal para la ‘Bestia Blanca’ del campeón bávaro.

Liverpool 5-2 Roma: Goleada agridulce.

post

El equipo de Klopp sacaba una clara ventaja, pero dos tantos del conjunto italiano en los últimos 10 minutos cambiaron el panorama.

Liverpool confirmó el mote de temido que tan bien le había atribuido Steven Gerrard, una leyenda del club de Merseyside, previo a la Ida de la Semifinal de la UEFA Champions League. Los Reds demostraron su enorme poderío en Anfield al derrotar con contundencia por 5-2 a la Roma, resultado que lo deja prácticamente clasificado para Kiev.

El equipo italiano apenas pudo apretar y hacer sentir rigor en los primeros instantes del partido, en el que presionó alto y hasta llegó a asustar al dueño de casa con un fuerte disparo de Aleksandar Kolarov al poste. Pero los siguientes minutos fueron de dominio absoluto de los pupilos de Jürgen Klopp.

Sadio Mané fue el más peligroso por su velocidad aunque careció de efectividad: falló un mano a mano con Alisson e impactó mal otro remate dentro del área. Luego, el juez de línea invalidó su gol por clara posición adelantada y el Liverpool, pese a la superioridad, no conseguía romper la igualdad.

Hasta que el monumental Mohamed Salah golpeó a los 35 minutos al acomodarse rápido en el área grande y despacharse con un zurdazo que dio en el travesaño y se coló en el ángulo superior derecho de la portería del portero brasileño. A segundos de marcharse al descanso, Roberto Firmino habilitó al egipcio y éste definió al picar el balón por encima del portero para desatar una nueva celebración.

El segundo tiempo no cambió la tónica y Liverpool lució aún más arrollador: Salah asistió a Mané, quien sólo debió empujar la pelota a portería vacía para extender la diferencia. Más tarde, el protagonismo lo tuvo Firmino, con su doblete en apenas 7 minutos tras las habilitaciones de Salah y James Milner, acciones que terminaron por hundir a los de Eusebio Di Francesco.

Aunque la tranquilidad local y la necesidad visitante se puso en evidencia en los últimos 10 minutos de juego. Edin Dzeko recorto distancias y no perdonó a Loris Karus al quedar cara a cara y el argentino Diego Perotti castigó de penalti para un nuevo tanto que hace que los romanos se sintieran con vida.

Liverpool 3-0 Manchester City: Noche historica en Anfield.

post

Los Reds jugaron una primera parte fenomenal y ahora viajarán a Manchester con un pie en las semifinales.

En el duelo de Ida de los Cuartos de Final de la Champions League el Liverpool le ganó en Anfield 3-0 al Manchester City, uno de los favoritos de la competición, y quedó muy bien parado de cara al partido de Vuelta del próximo martes.

El conjunto rojo fue eléctrico en los primeros 30 minutos de partido. Primero, abrió la cuenta a través de Mohamed Salah, quien aprovechó un rebote dentro del área para liquidar a Ederson. Luego, aumentó Oxlade-Chamberlain, con un estupendo remate de 25 metros. Mientras que Sadio Mané se encargó de sacar tres goles de ventaja con un gran cabezazo al segundo palo.

Un primer tiempo perfecto para los de Jürgen Klopp, quienes se aprovecharon de un Manchester City que arrancó el partido desaparecido. Los de Guardiola intentaron mostrar alguna forma de reacción en la segunda parte, pero el daño ya estaba hecho.

Juventus 0-3 Real Madrid: Cristiano conquista Turin con una chilena para la historia.

post

El Real Madrid triunfó por 0-3 en su visita a la Juventus en Turín en la Ida de los Cuartos de Final de la Liga de Campeones, liderado por un doblete y una asistencia del portugués Cristiano Ronaldo, que firmó una ‘chilena’ para la historia.

El Madrid conquistó el fortín de la Juventus, donde los turineses solo habían perdido uno de sus últimos 75 partidos, con una actuación sobresaliente de Cristiano, que lleva 14 goles en esta Copa de Europa y que marcó en los nueve partidos que ha disputado.

El portugués desbloqueó el choque a los tres minutos, firmó el 0-2 con una ‘chilena’ de leyenda que le valió la ovación de la afición turinesa y dio la asistencia para el 0-3 del brasileño Marcelo ante una Juventus que perdió por doble amonestación al argentino Paulo Dybala.

El técnico del Real Madrid, el francés Zinedine Zidane, apostó por el mismo once que ganó 4-1 hace diez meses la Final de Cardiff contra el Juventus, con Isco de titular en el centro del campo y el galés Gareth Bale en el banquillo.

El Real Madrid llegará con una contundente ventaja al partido de vuelta, programado para el miércoles 11 de abril en el Santiago Bernabéu, en el que no estará por acumulación de amonestaciones el capitán Sergio Ramos.

Milan 0-2 Arsenal: El Arsenal se llevó una valiosa victoria de San Siro.

post

Los goles de Mkhitaryan y Ramsey dejaron al borde de la eliminación al Milan y permiten una positiva ventaja a favor de los Gunners para la vuelta.

El caprichoso destino quiso que  Milan y Arsenal , dos de los peso pesados que tiene la actual edición de la  UEFA Europa League , se cruzaran en los Octavos de Final. Y los de Arsene Wenger se encargaron este jueves de dar un fuerte golpe en su visita a San Siro para quedar con claras oportunidades de avanzar a cuartos:triunfo por 0-2.

La tenencia de pelota y el dominio en el juego no fueron suficientes para el inofensivo dueño de casa. Suso y Hakan Calhanoglu condujeron a partir de su habilidad, Ricardo Rodriguez intentó llevar peligro a través de su proyección, Patrick Cutrone no se encontró con el gol, mientras que Giacomo Bonaventura fue otro de los que se aproximó con riesgo al área gunner.

Por el contrario, el visitante dio el primer cachetazo a los 14 minutos, gracias al potente remate del armenio Henrickh Mkhitaryan , quien ya había dado un aviso a la porteria de Gianluigi Donnarumma y que en la segunda opción no perdonó.

El conjunto Rossoneri se apagó y el Arsenal celebró su segundo tanto sobre el cierre de la primera mitad después de un fenomenal pase de Mesut Özil, quien dejó mano a mano a Aaron Ramsey con el portero local: lo dejó en el camino y definió con la porteria vacia.

Los de Gennaro Gattuso no reaccionaron en la segunda parte y, pese a que su rival lo esperó, no consiguió profundidad en sus avances ni amenazar la portería defendida por el colombiano David Ospina. La entrada del portugués André Silva no surtió efecto y el equipo italiano quedó resignado. Los Gunners hicieron un gran trabajo y en la vuelta sólo les quedará defender la buena ventaja en el marcador global frente a su gente, la próxima semana, en el Emirates Stadium.

Sevilla 0-0 Manchester United: Los ‘Red Devils’ salen vivos del Sánchez Pizjuán.

post

De Gea salvó el empate y el utradefensivo planteamiento de Mourinho para los ingleses con varias paradas de mérito.

El Manchester United salió vivo del Ramón Sánchez Pizjuán en la Ida de los Octavos de Final de la UEFA Champions League. El Sevilla hizo todo para ganar, menos lo más importante marcar, algo que hizo posible un imperial De Gea.

Los de Montella fueron superiores en la primera parte apoyados en la subidas de Navas y Escudero en las bandas, los locales desbordaron el planteamiento ultradefensivo de Mourinho y sólo De Gea evitó el 1-0 con tres paradas soberbias, dos a Muriel, especialmente espectacular la segunda, y otra N’Zonzi.

Lukaku indultó al Sevilla con una volea que mandó alta con todo a favor en el único acercamiento verdaderamente peligroso de los ‘Red Devils’ en el primer tiempo. La dinámica no cambió en el segundo acto, el cuadro local lo intentó por tierra, mar y aire pero siempre faltaban centímetros para cantar el ansiado gol.

Mourinho sacó velocidad con Rashford y Martial en la recta final para buscar el 0-1 a la contra. El plan estuvo a punto de salirle de sobresaliente si en el 82, el árbitro no hubiera anulado un gol de Lukaku por mano previa del delantero belga. Todo se decidirá en Old Trafford.

Chelsea 1-1 Barcelona: Messi saca petróleo de Londres.

post

El delantero argentino marca el empate para el Barcelona frente a un buen Chelsea en Inglaterra. Willian había abierto la cuenta para los Blues.

El Barcelona ha logrado un buen empate ante el Chelsea en su visita a Inglaterra, en los Octavos de Final de la Liga de Campeones.

El equipo de Ernesto Valverde se fue al descanso con una igualdad sin goles que bien pudo ser derrota, especialmente por los dos tiros al poste que tuvo el equipo inglés, ambos por mediación de Willian.

El propio mediocampista brasileño fue el encargado de abrir la cuenta en Stamford Bridge, también con un remate desde media distancia.

Sin embargo, el Barcelona pudo encontrar el empate a través de Lionel Messi, que no falló tras el pase de Andrés Iniesta dentro del área.

Así las cosas, el Camp Nou dictará sentencia en una eliminatoria que está abierta después del intenso encuentro disputado en Londres.

Bayern Munich 5-0 Besiktas: Eliminatoria sentenciada.

post

Bayern Munich mostró su poderío goleando 5-0 al Besiktas en la Ida de Octavos de Final de Champions League. La revancha será el 14 de marzo.

En un entretenido desafío, el Bayern Munich consiguió un valioso triunfo de local en la Ida de los Octavos de Final de Champions League y quedó con un pie en cuartos.

Así los bávaros se impusieron por 5-0 al Besiktas, en un desafío que se jugó en el Allianz Arena.

En el arranque del partido, el elenco muniqués impuso sus términos y comenzó complicando al representante turco que terminó jugando con 10 hombres tras la expulsión de Domagoj Vida (15’) por derribar a Robert Lewandowski a centímetros del área.

Ahí emergió la figura de Vidal, quien tuvo el primero para su escuadra: le quedó el balón al chileno tras un rebote, pero su remate dio en Pepe y desvió su trayectoria.

Sin embargo, y al término del primer lapso, fue Thomas Müller -después de un desborde de Kingsley Coman- quien abrió la cuenta sobre los de Şenol Güneş, quienes regresaban a esta ronda tras 31 años de ausencia. Y es que el mejor resultado del conjunto otomano en la escena internacional fueron los Cuartos de Final alcanzados en la antigua Copa de Europa en la temporada 86-87.

El gol permitió a los germanos manejar el partido con comodidad y aumentó la diferencia con gol de Coman (52’), tras asistencia del polaco Lewandowski.

Luego repitió Müller (65’) tras un brillante centro al área de Joshua Kimmich. Y, cuando ya se bajaba el telón al partido, Robert (78’ y 87′) cerró la goleada local.

Real Madrid 3-1 PSG: Cristiano y Zidane le declaran amor eterno a la Champions.

post

Los blancos desarman a un notable PSG (3-1) con dos goles al final. Zidane fue clave con su atrevimiento. Doblete de Ronaldo ante Neymar.

El Real Madrid pidió a su afición que les llevara en volandas al inicio del partido, y el Santiago Bernabéu se vistió para las grandes ocasiones. Parecía que la Copa y La Liga daban pereza a los de Zidane, pero demostraron que la Champions no. Y es que en un primer cuarto de hora impoluto exhibieron pundonor y personalidad como seguramente no lo habían hecho aún en la presente temporada.  Los de blanco eran leones ante un PSG desarmado en la arena de un coliseo madridista entregado. Lástima que sólo durase cuarto de hora.

Poco a poco el equipo parisino fue emergiendo de la lona y tomándole temperatura al partido. No a costa de Neymar, por cierto, magníficamente defendido por Nacho. Sino a costa de un empuje global inversamente proporcional al aguante local. Y Cristiano llegó a tener un mano a mano con Areola desviado con la boca milagrosamente. Sin embargo, se olía que el campo iba desnivelándose hacia la portería de Keylor conforme pasaban los minutos y el Real Madrid cedía en la presión, amodorrado. Así, Rabiot lo aprovechó en un rechace a una jugada aparentemente inofensiva para marcar el 0-1 a la media hora. Llegaba solo desde atrás con los medios merengues marcándole con la vista.

En un momento, el gran Real Madrid se difuminó por completo. Como le pasó en el Clásico. Ya nada salía en ataque, bajo una pasividad impropia de una cita así. Ya nada salía en defensa, persiguiendo las sombras de un PSG que se hizo gigante. Afortunadamente para los intereses blancos, el colegiado sancionó como penalti una internada de Kroos que Ronaldo materializó desde los once metros justo antes del descanso. Oxígeno a toneladas para un equipo blanco que amagó con evaporarse en la primera parte. Y Cristiano ganándole el duelo individual a un Neymar que amagaba pero no golpeaba.

Tras el descanso, aunque el Real Madrid mejoró muchos enteros, fue el PSG el que de nuevo se hizo con el control del balón. De hecho, se pudo desnivelar la balanza antes del 60 si no llega a ser porque Navas sacó un tiro de Mbappé dentro del área, mientras que Sergio Ramos le sacó otro a Rabiot. Francos para el gol los dos. Un aviso de lo que estaba por venir. Y es que ni la salida de Cavani por un lateral como Meunier, ni la entrada de Gareth Bale hizo que el Real Madrid recuperase el balón. Al contrario, con Emery igualando el 4-4-2 que inventó Zidane sorpresivamente, los blancos definitivamente perdieron el duelo del físico y del balón.

El técnico madridista, mostrando una sobrada personalidad en un momento muy sensible, intentó darle un nuevo giro de timón: Lucas y Asensio por Casemiro e Isco. Sangre fresca en busca de la victoria, sin que el empate hubiera sido censurable siquiera. Y el Real Madrid tuvo su recompensa a falta de siete minutos para el pitido final en una jugada lanzada precisamente por Bale y Asensio que acabó en las mallas de rebote, favoreciendo a Ronaldo para cerrar su doblete. Ese gol lo metió el atrevimiento y la flor de Zidane, la historia del Real Madrid, y el karma de Cristiano. Cuatro minutos después Marcelo marcó también de rebote y también a centro de Asensio. Un 3-1 que es una inyección moral para los blancos en el mejor momento posible, y quizás cuando peor lo estaba pasando. Pero el amor es así. Y todo el mundo sabe que el club blanco y la Champions League tienen un romance eterno.