GP Italia: Lorenzo arrasa y se reivindica en Mugello.

post

El balear lideró toda la carrera para llevarse su primera victoria con Ducati; Dovi fue 2º y Rossi 3º; Márquez cayó en la curva 10.

No estaba pasando por su mejor momento, llegaba a Mugello más necesitado que nunca: 1 año, 6 meses y 21 días después de haber ganado su última carrera (Valencia 2016). Jorge Lorenzo lo consiguió. Se hizo con su primer triunfo con la Ducati en el trazado de casa de la fábrica para la Borgo Panigale. Andrea Dovizioso fue segundo y Valentino Rossi tercero. Ambos ganan enteros en el campeonato: el de Yamaha ahora es segundo a 23 puntos de Marquez, que se cayó en la curva 10.

Lorenzo salió en cabeza, sin que nadie le pudiera alcanzar. Marcó el mejor ritmo de principio a fin, sacando el tradicional martillo con el que machacó al resto gracias a la constancia: una carrera en solitario que nunca pareció peligrar. Por detrás, la carrera fue más complicada: Dovi, que admitió haberse equivocado en la elección de su rueda delantera, completó una carrera de menos a más y fue adelantando a sus rivales para ser segundo.

Especialmente irregular fue la carrera de Rossi. Comenzó segundo, pero fue perdiendo posiciones hasta las últimas 10 vueltas. Llegó a rodar 6º, pero al final consiguió remontar e incluso estuvo a punto de dar un susto a Dovizioso. Acabó a menos de dos décimas del segundo puesto.

El gran perdedor del día fue Marc Márquez. Salió muy agresivo y se tocó con Petrucci en la curva 3. Pasó a Rossi en San Donato y se puso segundo. En la quinta vuelta, el de Cervera se fue al suelo en la curva a 10 en una acción que casi consiguió salvar.

Por detrás, los pilotos del Team Suzuki completaron el top 5: Andrea Iannone no logró confirmar su buen ritmo de los entrenamientos y pudo ser solo 4º, superando a Álex Rins por 22 milésimas. El mejor piloto satélite fue Cal Crutchlow con la sexta plaza, por delante de Danilo Petrucci, que concluyó 7º.

Maverick Viñales realizó una muy mala salida y no fue hasta la segunda mitad de carrera cuando acabó con un ritmo positivo para acabar 8º.

GP Italia: Paseo de líder de Hamilton en Monza.

post

El inglés se colocó como nuevo líder del Mundial con 3 puntos de ventaja sobre Vettel, que minimizó los daños de un fin de semana difícil siendo tercero tras Bottas.

Si Hamilton se hubiera planteado un golpe perfecto para dañar la moral de Ferrari y Vettel, seguramente, el guión que hubiera pensado se habría asemejado mucho al de este domingo. El inglés llegaba a Monza lleno de fuerza tras su gran victoria de Spa y completó el asalto al liderato en casa de Ferrari, su máximo rival, colocándose en primera posición del campeonato con 3 puntos de ventaja sobre Vettel. Lo hizo un día después de superar a Schumacher como piloto con más poles de la historia de la F1, precisamente en aquel trazado en el que el 7 veces campeón del mundo recibía tanto cariño de los ‘tifosi’. Unos aficionados que pese a llenar de rojo las gradas de Monza, no pudieron evitar un día complicado para los de Maranello. Bottas completó el tercer doblete de Mercedes este curso para unirse a la fiesta de su compañero, mientras que Vettelminimizó los daños con un tercer puesto en un trazado en el que sabía que esta posición era la máxima a la que aspiraba debido a la gran superioridad que tuvieron los de Brackley en el ‘Templo de la velocidad’.

Lewis no tiene previsto dar más concesiones a Ferrari y tras el parón parece un hombre nuevo. El británico realizó una buena salida y sólo tuvo que defenderse en la primera curva de Ocon. Fue ahí cuando se dirigió hacia el triunfo sin ninguna oposición, marcando un buen ritmo al inicio y terminando su paseo de forma relajada. Habría que ver si el inglés tuvo tiempo incluso de cerrar los ojos en las largas rectas de Monza. Bromas a parte, el de Stevanage y su compañero Bottas corroboraron que en cuanto a potencia son invencibles.

La superioridad del monoplaza en este aspecto queda clara en la remontada de Bottas. El finlandés se vio superado en la salida por Raikkonen. Difícil inicio para el de Nastola, que se está jugando la renovación con Mercedes y no podía volver a fallar tras el error cometido al final de la carrera de Spa. Empujado por sus ganas de no defraudar a sus jefes, Valtteri se puso las pilas rápidamente y fulminó a Raikkonen en la recta. Al de Ferrari le seguirían Ocon y Stroll. Y es que con un Mercedes tan veloz, Bottas sólo tardó 4 vueltas en colocarse segundo.

Ferrari sufrió en lluvia en clasificación, y también en carrera ante su gente. Complicado fin de semana para los italianos, que el viernes soñaron con poder luchar por el triunfo con Mercedes, una idea que se quitaron de la cabeza con una clasificación horrenda en agua. Los Ferraridebían remontar y la tercera posición parecía el mejor premio para Vettelde cara a la lucha por el campeonato. Y el teutón cumplió. Lo hizo con un buen ritmo inicial y mostrando su decisión adelantando rápidamente aStroll y Ocon, sin que le temblara el pulso. A partir de ahí, sólo sufrió en las últimas vueltas, con algún problema de dirección que le impedía ir todo lo rápido que quería. Este contratiempo estuvo a punto de costarle la tercera plaza ante un Ricciardo que venía desatado (remontó desde la 16ª posición), pero el alemán resistió con uñas y dientes para subir al podio ante su afición y dejar una cosa muy clara: “Sois el mejor público del mundo. Pese a que esta carrera ha sido difícil, sé que lo lograremos. ¡Llegaremos! Forza Ferrari”.

GP Italia: Dovi reina en Mugello.

post

Batió a los favoritos a apenas 80 kilómetros de Borgo Panigale. Viñales, que afianza su liderato, fue 2º y Petrucci completó el podio.

“La victoria siempre está en nuestras cabezas”, dijo Andrea Dovizioso en la conferencia de prensa previa al Gran Premio de Italia. Y lo demostró. Se llevó un gran triunfo en casa, a apenas 80 kilómetros de la fábrica de Borgo Panigale. ‘DesmoDovi’ brilló en una remontada gradual: poco a poco fue superando a sus rivales y, cuidando sus gomas blandas (delante y detrás). Triunfo con todo merecimiento en un domingo en el que los pilotos italianos brillaron.

A mitad de prueba, superó a Maverick Viñales, que finalmente fue 2º a final de recta y comenzó a tirar. Nadie le pudo alcanzar y se hizo con su tercera victoria en MotoGP, su segunda con Ducati. En un trazado en el que los pilotos españoles habían dominado los últimos años (Lorenzo, Pedrosa y Márquez), terminó con la sequía de Ducati que no ganaba en casa desde que lo hiciera Casey Stoner en 2009.

La carrera fue una locura en su comienzo, con muchos líderes en las primeras vueltas: tanto Rossi como Lorenzo lideraron la prueba en las 5 primeras vueltas. En el giro nueve de carrera, cuatro hombres se que quedaron al frente por este orden: Viñales, Dovizioso, Rossi y Petrucci. Parecía claro que este cuarteto se jugaría la victoria final. Dovizioso tomó la delantera en 5 vueltas más tarde. Viñales cometió un error en la última curva de la vuelta 14 y Petrucci, que había superado a Rossi en la vuelta anterior, se colocó segundo.

Sin embargo, el líder se mostró muy sólido. Adelantó a Danilo Petruccia final de recta y tomó la suficiente ventaja durante la zona virada como para que el de Terni (3º) no le adelantara. Teniendo en cuenta que corría en territorio hostil, se hizo con una 2ª posición muy positiva y amplía su ventaja al frente de la Clasificación del Mundial a 26 puntos. Ahora Dovizioso es 2º en la tabla y Rossi 3º.

Valentino Rossi ya veía una carrera muy igualada el sábado. Lo fue. Lideró la prueba durante unas vueltas, pero no tenía un ritmo suficiente como para escaparse, de modo que los hombres del podio lo adelantaron. No sabemos si por dolencias físicas o por falta de ritmo, pero el italiano ni siquiera pudo intentar rebasar a los hombres del cajón.

Por detrás, dos batallas quedaron abiertas. Por la 5º posición Álvaro Bautista y Marc Márquez se adelantaban una y otra vez: mientras que el de Talavera de La Reina sobrepasaba en la recta, Márquez lo hacía en la zona curvada. Finalmente el de Ducati se llevó el gato al agua.

Por la 7ª posición, Johann Zarco y Andrea Iannone, que remontó desde la 16ª posición, adelantaron a un Jorge Lorenzo, que afirmó el día anterior haber encontrado algo con lo que podían mejorar. El balear realizó una gran salida, se puso 3º en la primera vuelta e incluso lideró la prueba en la segunda. Sin embargo no pudo aguantar el ritmo y acabó 8º.

A final de carrera, en la última vuelta, Cal Crutchlow y Dani Pedrosa se tocaron y tuvieron que abandonar en una acción polémica.