GP España: Paseo triunfal de Hamilton en Barcelona.

post

El inglés aumentó su liderato del Mundial ante un Vettel que falló en la estrategia y se quedó fuera del podio.

Inalcanzable. Infinitamente superior. Lewis Hamilton sacó la corona de vigente campeón del mundo de F1 el domingo a relucir en el GP de España de F1 y logró su victoria número 64. Lo hizo metafóricamente, pero fue tan superior que incluso podía haber corrido con alguno de sus cuatro cetros en la mano. En la quinta cita del año, el británico reinó con contundencia. Nada de concesiones a sus rivales. Fortaleza y un ritmo frenético desde el inicio aprovechando el mejor ritmo que Mercedes ha demostrado tener con el cambio de neumáticos Pirelli para liderar con puño de hierro en una victoria incontestable acompañado en el podio por Bottas Verstappen.

Esta vez, Hamilton no necesitó que la suerte se subiera al cockpit de su W09 como sí lo hizo en Bakú. Le respetó el tiempo, con un sol que se hizo paso ante las amenazadoras nubes negras que había sobre el trazado, que no quería desaprovechar la ocasión de iluminar el triunfo del inglés. El de Stevenage hizo el resto con sus manos, olvidándose de los problemas de neumáticos de las carreras anteriores y corroborando su liderato del Mundial esta vez por méritos propios. El inglés no estaba pasando por su mejor momento en este inicio de campeonato y España le devolvió la sonrisa a un campeón que parecía apagado anteriormente. Lewis sabía de la importancia de este triunfo e incluso quiso dormir en el motorhome del Circuito para concienciarse y no descentrarse por nada del mundo. Y obtuvo el premio, aumentando su liderato en el Mundial ante un Vettel ‘tocado’.

Ferrari volvió a ser ‘víctima’ de su estrategia. Este factor le dio la victoria de forma fenomenal en Australia sorprendiendo a los Mercedes, pero cuatro carreras más tarde, jugaron sus cartas muy mal con una jugada muy arriesgada que acabó de repente con todas sus opciones. Con la voluntad de sorprender a Hamilton, el teutón de Ferrari fue el primero e parar en la vuelta 17 para atacar a Lewis y ahí arruinó su carrera al salir de boxes tras Magnussen, desaprovechando las primeras vueltas de su neumático nuevo. Sin embargo, pudo empujar para evitar que Bottas le pasara por los pelos cuando el finlandés entró a boxes en la vuelta 20. Se ayudó del DRS y minimizó los daños de un fallo estratégico garrafal.

En la vuelta 25, Ferrari perdió a su ‘alfil’ cuando Raikkonen tuvo que abandonar por pérdida de potencia, seguramente provocando de nuevo el llanto del pequeño francés que el pasado curso en Barcelona conmovió al mundo con sus lágrimas. Y en la vuelta 42, otra jugada improvisada de los italianos volvió a dejar a su ‘rey’ al descubierto. Ferrari se hizo su propio ‘jaque mate’. De nuevo, Vettel volvía a parar y salía detrás de un Verstappen que lideró incluso la carrera al alargar al máximo su parada y que no tenía pensado volver a entrar. Así, Vettel había pasado de la segunda a la cuarta plaza de forma incomprensible. Casi le echa un ‘capote’ el joven neerlandés con otro error infantil, cuando tocó a Sirotkin cuando lo quiso doblar. Dañó parte de su alerón izquierdo, pero por suerte para la joven estrella de Red Bull, pudo conservar su tercera posición con un buen ritmo ante un Vettel furioso. A partir de ahí, la carrera fue una procesión en la que la dificultad por adelantar en pista complicó mucho las cosas para que la afición pudiera vivir un final tan emocionante como el que se vio en las tres carreras anteriores.

GP España: Márquez gana una carrera por eliminación.

post

Un incidente múltiple dejó fuera a Dovi, Lorenzo y Pedrosa, algo que aprovechó el 93 para imponerse por delante de Zarco y Iannone.

Un choque marcó el desenlace de la carrera disputada en el Circuito de Jerez Ángel Nieto. Un accidente espectacular que eliminó a los tres perseguidores. Quedaban 7 vueltas para el final: Marc Márquez lideraba, por delante de Dani Pedrosa y de las Ducati oficiales. Pedrosa vio como Lorenzo y Dovizioso se pasaban de frenada en la curva 6 (Dry Sack) e intentó adelantar. El catalán lo probó, pero el balear recuperó su trayectoria, tocándose con la Honda y llevándose por delante al italiano. Un choque espectacular que dejó a los tres hombres sin opciones de puntuar.

A partir de ahí, todo quedó plácido para Márquez, que ya lideraba desde la séptima vuelta. Se hizo con una victoria tranquila y consigue el comando del Campeonato por primera vez esta temporada. En estos momentos, encabeza el Mundial con 70 puntos, 12 de ventaja sobre Johann Zarco.

Con el abandono de los tres perseguidores, la segunda plaza quedó para Johann Zarco, quien suma su quinto podio en Moto GP y el segundo de la temporada. Tercero fue Andrea Iannone, logrando dos podios consecutivos por primera vez desde que pilota en la clase reina y suma el tercer cajón consecutivo de Suzuki, algo que no sucedía desde 2008.

Danilo Petrucci pudo pelearle el podio a su compatriota, pero tuvo que conformarse con la cuarta plaza. Valentino Rossi, que completó la vuelta al mundo en el giro 15 aprovechó el toque de sus rivales y recorta distancias con Dovizioso.

Jack Miller concluyó 6°, por delante de un Maverick Viñales que tuvo problemas con los neumáticos. Álvaro Bautista consiguió el mejor resultado de la temporada (8º) y da un paso adelante en su confianza.

GP España: Hamilton le gana la batalla de gallos a Vettel.

post

Lewis Hamilton logró su segunda victoria de la temporada en el GP de España de F1 tras librar una batalla que será difícil de olvidar con Vettel, segundo por delante de Ricciardo, que se encontró en posiciones de podio tras el abandono de Bottas por un problema con el motor Mercedes.

La carrera catalana, como el pasado curso, estuvo llena de adelantamientos, emoción y polémica, y cuando hay acción, el piloto inglés es siempre uno de los protagonistas. A sus 32 años, el británico tiró de veteranía y se impuso con otra clase magistral gracias en buena parte a un gran acierto en la estrategia de Mercedes, que volvió a doblegar a Ferrari tras el triunfo de Sochi. Pero si hay algo que destacar tras lo vivido en esta apasionante carrera, es que la gran batalla entre las primeras espadas de las dos escuderías no hace más que reafirmar, con más fuerza, que la igualdad entre ambas marcas es máxima y que el ‘show’ ha vuelto al ‘gran circo. La afición española no sólo pudo disfrutar de toda la emoción de la F1 en estado puro, sino además, pudo ver a Alonso cruzar la meta por primera vez esta temporada y festejar como si de un triunfo se tratara la séptima posición de Sainz, que logró dos puntos tras otra buena remontada, beneficiado por los abandonos de Bottas y una sanción de cinco segundos a Wehrlein.

Si la salida del pasado curso se mantenía en la memoria de todos los aficionados hasta este curso, la de este año no tuvo mucho que envidiar a la de 2016. Vettel arrancó de forma excepcional logrando la primera plaza ante Hamilton, sabiendo que sería una de las claves de la carrera si quería ganar. Por detrás, Bottas tocó a Raikkonen, que a su vez echó fuera de la pista a Verstappen, por lo que el finlandés de Ferrari y el holandés se vieron obligados a abandonar. Esta vez pero, el destino hizo justicia y Valtteri quedó fuera de carrera en la vuelta 40 por un problema en su motor Mercedes, algo que a los de Brackley no les sucedía desde Malasia 2016.

Empezó entonces una intensa lucha de estrategias por la cabeza. Vettel entró en la vuelta 24 para realizar su primera parada y todo parecía ir rodado para el teutón, pero la marca de la estrella sorprendió alargando su parada y aprovechando un safety car virtual para colocar el compuesto medio en el coche de Lewis. Bottas quedaba como líder de la carrera y fue clave en el triunfo de su compañero, haciendo un tapón sobre le germano que hizo que ‘Seb’ perdiera hasta cuatro segundos hasta que lo consiguió adelantar en la vuelta 25 con un doble cambio de dirección digno de los grandes maestros.

El Circuit no cesaba de aplaudir y gritar ante tales maniobras, especialmente en la curva 1. Justo después, Bottas cumplió con su tarea como escudero de Lewis dejando pasar al inglés en recta sin que éste perdiera tiempo. El inglés, con neumático más nuevo y después de que Vettel perdiera tras Bottas las mejores vueltas de su compuesto blando, fue a por Sebastian y se vivió una de las luchas más bonitas que se recuerda en los últimos años. Vettel y Hamilton, cara a cara. Sí señores, la carrera se iba a decidir en pista, ya Lewis no le tembló el pulso. Ambos pilotos pararon a boxes. Lo hizo primero Hamilton en busca del ‘undercut’, pero Vettel salió justo por delante del inglés y ahí empezó una lucha increíble. ‘Seb’ pudo salvar el primer asalto, pero el británico hizo honor a su dorsal y pasó al ferrarista poco después, en la vuelta 44, con un adelantamiento lleno de potencia y clase en la curva 1.

A partir de ahí, el británico se dedicó a marcar un ritmo vertiginoso, dos segundos más rápido que Vettel, para alcanzar un colchón suficiente que le permitiera mantener sus neumáticos hasta el final de carrera. De esta manera, el inglés resurgió con una victoria de mucho peso después de fracasar en Sochi con un rendimiento muy pobre y respondiendo a las críticas por su pasotismo en Rusia con un auténtico carrerón.

GP España: Cabalgada en solitario y triunfo de Pedrosa en Jerez.

post

El piloto de Honda ha dominado desde la pole y se ha anotado la victoria en la carrera número 3.000 del Mundial. Marc Márquez y un renacido Jorge Lorenzo han completado el podio del GP de España.

No es una sorpresa. Dani Pedrosa había avisado desde el primer entrenamiento libre del GP de España, el sábado se anotó la pole en una lucha impresionante con Marc Márquez y este domingo, ante una afición entregada en Jerez, el piloto de Honda se ha adjudicado su primera victoria de la temporada, la tercera de su palmarés en el circuito gaditano (2008, 2013 y 2017), la número 30 en MotoGP y la 53 en total. Un éxito con valor histórico en la carrera número 3.000 del Campeonato del Mundo de MotoGP.

Pedrosa ha cabalgado en solitario para llevarse un triunfo fiel a su estilo, dominando la carrera de principio a fin, para rematar el gran premio con pole, vuelta rápida y victoria. El de Castellar ha mantenido la primera posición en una salida impecable y ha conectado el ‘modo crucero’ para distanciarse de todos sus rivales, avalado por un gran ritmo de carrera.

Marc Márquez , que se había atrevido con la opción de neumático duro trasero, ha conservado su segundo puesto de parrilla y de entrada parecía el único que podía seguir inquietando a Pedrosa, hasta que el ‘rookie’ Johann Zarco, con la Yamaha satélite del Tech3, ha llegado desde atrás, como una exhalación, superando consecutivamente a Viñales y Crutchlow y finalmente a Marc, para colocarse segundo. Una exhibición del francés, que ya lideró la carrera inaugural de Catar hasta su caída en la sexta vuelta.

La lucha de Márquez y Zarco, al límite, ha permitido que Pedrosa aumentara su ventaja en cabeza. Las sucesivas caídas de Iannone, Crutchlow, Miller y Bautista -que han llegado a las manos aunque el australiano se ha disculpado-, Rabat y Pol Espargaró han servido de aviso a los favoritos, que veían que las condiciones del asfalto, a 41º grados, empezaban a complicar las cosas.

El campeón Márquez se ha llevado algún susto, pero ha acabado por desgastar a Zarco, que poco después también se ha visto superado por un renacido Jorge Lorenzo. El balear ha firmado su mejor fin de semana desde su estreno con Ducati y ha compensado el mal rendimiento que suelen tener las motos de Borgo Panigale en Jerez, un circuito que se adapta como un guante a sus características de pilotaje. Su esfuerzo ha tenido recompensa y Lorenzo se ha adjudicado su primer podio vestido de rojo, dando una inmensa alegría a su equipo, cuyo último podio en Jerez  se remontaba a 2011 con Nicky Hayden.

Decepción absoluta de las Yamaha oficiales de Rossi y Viñales. No sólo se han visto superadas por las Honda, sino también por la Ducati de Lorenzo, la M1 satélite de Zarco, cuarto y la Ducati de Andrea Dovizioso, que ha remontado desde la 14ª plaza en parrilla para acabar quinto. Viñales ha concluído sexto y peor aún le han ido las cosas a su compañero Valentino, que el año pasado ejerció de ganador y héroe en Jerez, y esta vez ha acabado sufriendo para cerrar el ‘top ten’.

GP España: Rossi ejecuta su ‘vendetta’ en España.

post

Se impuso a Jorge Lorenzo, segundo, y Marc Márquez, tercero.

Valentino Rossi ejecutó su primera gran venganza sobre los españoles. El Doctor ganó en Jerez con una autoridad bestial. Dejó segundo a Lorenzo y, tercero a Márquez, quienes no pudieron ni oponer resistencia.

El italiano ganó ‘a lo Lorenzo’. En la salida resistió la primera plaza de la pole con firmeza. El balear intentó atacarle en el giro inicial, pero él tapó todos los huecos. Luego, en la siguiente vuelta ya forzó más que nadie, como suele hacer el mallorquín. Metió cuatro décimas a los nacionales y se marchó.

La distancia de Vale fue creciendo. Marcaba los mejores cronos y alguno hasta pensaba que estaba forzando demasiado las gomas. Los ‘cuatro fantásticos’ montaron el compuesto más duro delante y detrás.

A falta de 13 vueltas, Rossi acumuló tres segundos sobre el de Palma, quien ya había distanciado a un Márquez que optó por ser conservador al no verse cómodo.

Cuando quedaban 11 giros, Lorenzo comenzó a rebajar mínimamente la renta. Se pudo pensar en una recuperación, pero no fue así. Jorge se puso a 2.0, pero a falta de siete, el de Tavullia volvió a apretar y se fue hasta 2.2.

Lorenzo ya tiró la toalla. Optó por amarrar la segunda plaza. Rossi ganaba en el Gran Premio de España. Algo especial para él.

Por detrás, Dovizioso volvió a tener mala suerte. Su goma trasera le hizo retirarse. Pedrosa fue cuarto gracias a un gran arranque donde hasta superó a su compañero. Aleix Espargaró fue quinto. Peleó con Dani, pero no le pasó. Maverick fue sexto.

En la general, Márquez continúa líder, pero ya sólo con 17 puntos de renta sobre Lorenzo y 24 sobre Rossi, que es incombustible.