Girona 1-4 Real Madrid: Remontada blanca en Montilivi.

post

Los merengues remontan con dos claros penaltis y golean tras una gran segunda mitad de Asensio. Ramos, Bale y Benzema (2), los tantos.

Montilivi recibía por segunda vez en su historia al Real Madrid. El campeón de Europa regresaba al campo donde comenzó su debacle liguera el curso pasado ante un Girona muy renovado.

Eusebio Sacristán siguió apostando por el joven Pedro Porro en el lateral derecho aunque no pudo contar de inicio con Stuani. En los blancos, Lopetegui mantuvo a Keylor en la portería y dejó a los finalistas del Mundial (Varane y Modric) en el banquillo.

 El Girona comenzó con ganas y aprovechó la inerte posesión merengue para hacer daño a la contra. La velocidad de Portu, Lozano y Borja García inquietó a la zaga blanca en varias ocasiones. Isco perdonó un remate franco en el minuto 15 y el Girona respondió marcando el 1-0. Borja García aprovechó un rechazo dentro del área, tumbó a Keylor con un amago y colocó el esférico en la escuadra.

El Madrid acusó el golpe y no reaccionó hasta pasada la media hora. Fue en el último cuarto de hora cuando los madrileños aprovecharon el bajón físico de los catalanes. Ramos avisó con dos cabezazos peligrosos pero el gol del camero no llegaría de cabeza sino de penalti. Un remate de Isco fue repelido por Bono pero le cayó a Asensio, que fue derribado dentro del área. Sergio Ramos no se puso nervioso y anotó con un lanzamiento de panenka con el que puso la igualada en el marcador antes del descanso (minuto 39).

Después del tiempo de descanso el Real Madrid salió a la búsqueda del segundo gol. Bale avisó con una bonita volea a los 50 minutos y Asensio protagonizó otra nueva internada para forzar otro penalti en el 52. La ingenua patada de Pere Pons la transformó Benzema en el 1-2.

El Girona acusó el tanto visitante y el Madrid aprovechó la buena ola para sentenciar el partido. Isco encontró con un gran pase al espacio a Bale, que no perdonó para aprovechar su arrancada y marcar el tercero (1-3).

Con el partido sentenciado el Madrid jugó sus mejores minutos y confirmó el gran entendimiento de su tridente de ataque. Asensio fue el hombre más destacado aunque fue Bale el que asistió a Benzema, que fusiló en el área pequeña para macar el 1-4 con el que finalizó el encuentro. Segunda victoria del Real Madrid en Liga, que se pone líder.