Real Madrid 7-1 Deportivo: Gareth Bale y Nacho despiertan al Santiago Bernabéu.

post

Espectacular partido de los blancos, con tres dobletes del galés, del portugués y de Nacho. Regresó la BBC tras 273 días.

Volvió el mejor Gareth Bale y el mejor Cristiano Ronaldo. Echaba de menos el Santiago Bernabéu a la estrella de Gales y de Portugal. Doblete y mucho protagonismo en el terreno de juego, ofreciéndose y lanzando carreras por parte de ambos. Parece que, nuevamente, regresa el Expreso de Cardiff y el Balón de Oro. El Real Madrid fue claramente superior sobre el césped, aunque eso no le privó de una imagen muy habitual en esta temporada: muchas ocasiones y la sensación de perdonar demasiados goles al rival. Adrián López fue el encargado de adelantar al Deportivo de La Coruña en la primera mitad, y Nacho igualó la contienda poco después. Modric anotó el cuarto y Cristiano Ronaldo culminó el set con otro doblete. El central remató el partido para firmar otro doblete. Mosquera se retiró lesionado. La BBC volvió a coincidir sobre el césped 43 partidos después.

Comenzaba el choque con el conjunto merengue enchufado, activo, pero sin ofrecer excesivo peligro ante la portería de un Rubén Martínez que impidió durante los 90 minutos una goleada aún mayor. Sin embargo, la sorpresa saltó en la capital de España cuando una jugada combinada entre los tres atacantes del Deportivo la culminara Adrián López al segundo palo para adelantar a su equipo. Era el minuto 23. La respuesta del Real Madrid no se hizo esperar. Primero Cristiano Ronaldo y luego Marcelo en las siguientes jugadas, pero ambos se estrellaron contra Rubén.

El runrún sonaba en las gradas del Santiago Bernabéu fruto de ver a su equipo por detrás en el marcador una vez más. Los jugadores de Zidane, aun así, seguían sus acometidas buscando un gol que llegaría en el minuto 32. Salida de un córner que acabó con una pared entre Marcelo y Nacho, y fue el central quien remató de primeras libre de marca desde dentro del área para poner el empate. 10 minutos más tarde, al filo del descanso, el Real Madrid culminaría la remontada mediante el primer gol de Bale de la tarde. Recibió de Marcelo en el lado derecho, se perfiló para la zurda, y envío medido a la escuadra del segundo palo. Impresionante.

Tras la reanudación llegó la mala fortuna para Cristóbal Parralo después de que tuviera que retirar a Mosquera del terreno de juego por lesión. A partir de entonces, todo fue un carrusel y monólogo constante por parte del Real Madrid. Una versión merengue casi irreconocible durante la temporada, siendo la mayor goleada de esta campaña para los capitalinos. Gareth Bale anotó en el minuto 59 con un remate tras un córner. Modric, recibiendo de espuela de Cristiano Ronaldo, marcó el cuarto desde fuera del área con un disparo medido en el 68.

El portugués se sumaría a la fiesta con su doblete particular en los minutos 78 y 84. El primero de ellos fue de volea tras un centro desde la banda derecha de Casemiro al segundo palo, y el doblete de Cristiano llegó tras un gran remate de cabeza a media altura a un centro de Lucas Vázquez, que acababa de entrar al partido. El Balón de Oro, sin embargo, se retiró del campo después de sufrir una patada en la cara por parte de Schar en el remate. El séptimo y último gol del choque ante el Deportivo fue por parte de Nacho, que firmó el tercer doblete de la tarde al filo del final.

Cura extrema y radical para el Real Madrid. Goleada que sirve para dar esperanza a una hinchada que se comenzaba a ver cansada por un equipo que no terminaba de ofrecer su mejor nivel. Uno que sí ha mostrado para batir a un Deportivo que apenas se opuso en los primeros 25 minutos y que se desinfló tras el empate. Terapia de choque con miras a buscar una remontada peligrosa hacia una cima que no parece ser entregada por el Barcelona.

Deportivo 0-3 Real Madrid: Autoritaria victoria blanca en Riazor.

post

Los blancos se permiten el lujo de levantar el pie del acelerador. Bale se reencuentra con el gol y Ramos vio la roja en el último minuto.

Deportivo y Real Madrid cerraban la tarde liguera del domingo con un entretenido partido. Pepe Mel apostó por un once valiente con un 4-3-3 y una actitud de presión alta. Zidane realizó 4 cambios con respecto al equipo que ganó la Supercopa volviendo a apostar por Isco, Bale y Casemiro además de contar con Nacho por Varane en defensa.

El Real Madrid inicio el partido con achuras de campeón. Los de Zidane comenzaron dominando y teniendo largas posesiones de balón con Isco como principal actor. El Depor, lejos de amilanarse, se reveló al dominio blanco. Andone protagonizó dos rápidos desmarques en los que ganó la espalda, primero de Carvajal y después de Ramos, pero en los que se encontró con Navas. El portero costarricense desvió los dos intentos del delantero rumano salvando al Madrid de un contratiempo.

El Deportivo parecía cada vez más cómodo sobre el césped y el Madrid había dejado de amenazar la portería contraria. Sin embargo se adelantaron los blancos en el minuto 20 merced a una jugada afortunada. Rubén no atajó bien un disparo de Modrid desde la frontal y Benzema, en semifallo, asistió a Bale para que este anotase el 0-1 a portería vacía.

El gol madridista afecto a los locales y relanzó a los visitantes que volvieron a tomar el control del esférico. Solo 7 minutos después del primer tanto, el equipo de Zidane realizaba una gran jugada colectiva que acababa con un gol de Casemiro en boca de gol. Con el 0-2, los locales se desanimaron y apenas llegaron a la meta de Navas. Solo la insistencia de Andone y el descontrol de Bakkali amenazaban la zaga blanca que consiguió mantener la ventaja hasta el descanso.

En la reanudación el partido perdió espectacularidad. El Real Madrid economizaba esfuerzos mientras que el Depor trataba de activar el partido a través de la testosterona. Un enfrentamiento entre Schär y Ramos (que pudo costarle la roja al sevillano) reactivó el partido a favor de los locales. Andone volvió a aparecer con un cabezazo que esta vez salvó el defensa andaluz bajo los palos.

Pero cuando más se acercaban los locales al área contraria volvió a marcar el Madrid. En una rápida combinación entre Benzema, Isco y Bale, el galés asistió a Kroos para anotar el 0-3. El alemán se benefició del toque de un defensa para superar a Rubén, que no pudo hacer nada ante el remate del germano.

Ese gol sentenció al Deportivo, que tampoco tuvo la suerte de su lado. Guilherme pudo recortar distancias pero su potente disparo acabó estrellándose contra el travesaño. Con los tres puntos decididos el encuentro bajo de intensidad. Marcelo y Modric coquetearon con el gol en un par de ocasiones pero el resultado no se movería.

Carvajal cometió un penalti sobre Bruno Gama en el minuto 89 pero Andone, que no tuvo su día, se encontró con un Keylor espectacular. El costarricense llegó a desviar el esférico con la punta de sus guantes y consiguió que los merengues empezasen la temporada dejando su portería a cero. El que no acabó con buenas sensaciones fue Sergio Ramos, que tras un partido discreto acabó expulsado al ver la segunda tarjeta amarilla. El capitán blanco puso el brazo por delante en un salto aéreo y se perderá la segunda jornada de Liga frente al Valencia en el Santiago Bernabéu.

En resumen, victoria cómoda del Real Madrid ante un Deportivo que no pudo competir con el actual campeón. Los de Zidane empiezan la liga como la acabaron, siendo el primer líder de la temporada 17-18.

Real Madrid 3-2 Deportivo: El tiempo de descuento, la ‘Zona Ramos’.

post

El central del conjunto madridista volvió a aparecer una vez más para dar la victoria a su equipo en el Santiago Bernabéu.

El Real Madrid logró vencer al Deportivo por 3-2 gracias de nuevo a un tanto de Sergio Ramos en los últimos minutos. El conjunto blanco se adelantó con un tanto de Morata, pero tuvo que remontar posteriormente los dos tantos de Joselu con los goles de Mariano y el central madridista.

El conjunto de Zinedine Zidane se plantaba ante el Depor sin la BBC, pero con James, Morata, Asensio e Isco. Pero solo este último brilló en un encuentro donde los madridistas tuvieron que esforzarse para ganar. Como el encuentro en el Calderón ante el Atlético de Madrid, la primera mitad el Madrid estuvo guiado por la magia de Isco. El malagueño fue el primero que lo intentó desde fuera del área pero su disparo se marchó fuera. Los madridista llegarían con facilidad al área visitante, pero no sería fácil finalizar jugadas. Asensio buscó a James y Morata, pero su centro envenenado lo atrapó Tytón. Sergio Ramos tuvo en sus botas el 1-0, pero su lanzamiento de falta se fue por encima del larguero.

El Deportivo, que no había pisado área en el primer ecuador de la primera mitad, sorprendió con un disparo en el primer palo de Borges tras un centro desde la izquierda de Babel. Keylor Navas apareció y evitó el tanto visitante. Los de Zidane respondieron con velocidad, pero James perdonó en un mano a mano ante el guardameta búlgaro. El colombiano desaprovechaba una ocasión única. Los de Garitano volvieron a asustar, esta vez a balón parado. Borges remata al palo tras cabecear un centro envenenado. La primera parte finalizaría con un remate de James tras un centro de Danilo que atraparía sin problemas Titón.

Tras la reanudación el partido cambió radicalemente. Sobre todo porque el conjunto blanco se adelantó en los primeros minutos. Isco hace la diagonal de izquierda hacia el centro y deja su balón a Morata de espaldas a la portería. El delantero, con una gran maniobra, se da la vuelta y coloca el balón desde fuera del área pegado al palo izquierdo de la portería de Tytón. Golazo del internacional español que significaba su primer tanto tras regresar después de su lesión. Todo parecía encarrilado para un victoria blanca, pero un error de Casemiro levantó al Deportivo. El brasileño intentó regatear a unos metros del área, perdiendo el balón ante la presión de Andone quien dejó a Joselu solo ante Keylor para batir al costarricense.

El Real Madrid no había digerido el 1-1 cuando Andone sorprendió por la banda derecha para colocar el balón de nuevo a Joselu dentro del área, y quien libre de marca, puso el 1-2 en el marcador. El exjugador del Real Madrid remontó el gol blanco y llevó el miedo al Santiago Bernabéu. Zidane movió banquillo y dio entrada a Lucas Vázquez y Mariano. Ambos futbolistas protagonizarían la reacción blanca. Los de Zidane apretaron y encontraron el premio con el gol del delantero tras un centro desde la derecha del extremo gallego. El resto ya lo conocen. En el descuento Sergio Ramos daría la victoria una vez más tras cabecear un córner rescatando al conjunto blanco.

Barcelona 2-2 Deportivo: Empanada gallega.

post

Lucas Pérez y Bergantiños pusieron las tablas en el marcador a pesar de ir perdiendo dos cero.

El Barcelona recibía en el Camp Nou, con la vista puesta en el Mundial de clubes y sin Neymar, al equipo revelación de esta temporada, el Deportivo de la Coruña.Un partido peligroso que requería cero distracciones para seguir liderando la clasificación.

Luis Enrique sabía de la importancia del choque, por lo que sacó su once de gala con la entrada de Sandro. El Deportivo apostó por un plan hasta ahora nunca visto sobre el feudo blaugrana. Los gallegos, sin ningún tipo de miedo, saltaron con dos delanteros y un punta y dispuestos a no echarse a defender en su propio campo. No tardaron los gallegos en tener su ocasión más clara para meter el miedo en el cuerpo al Barcelona. Jonathan Rodríguez se plantó solo ante Bravo, el chileno pudo evitar, sacando con la pierna izquierda, el que podía haber sido el primer tanto del partido. El Barça mantenía la posesión, pero estaba muy atascado en ataque, no encontraba el resquicio por el que poder abrir el marcador. El plan del Depor estaba claro, defender juntos y sacar en largo para buscar a sus puntas. Los blaugranas atacaban por los costados y probaban fortuna desde fuera del área sin demasiada fortuna.

Cuando todo apuntaba a tablas en el descanso, apareció Messi para desbloquear al Barça a balón parado. El argentino ejecutó un magistral lanzamiento de falta directa para poner a su equipo por delante. El disparo se cerrando con una rosca imparable para Lux. El gol no supus ninguna variación en el plaN de Víctor Sánchez. Tras el descanso el Depor salió totalmente volcado y Jonathan de nuevo dispuso de dos ocasiones muy claras para lograr el empate. Pudo Jordi Alba lograr el gol tras romper la defensa gallega entrando desde segunda línea, pero cuando tenía todo para rematar cedió atrás a Luis Suárez que se encontraba en posición ilegal. Fue Rakitic el que armó el disparo y no se lo pensó dos veces para soltar un derechazo desde fuera del área que ponía la tranquilidad en el marcador para el Barça.

Pero la tranquilidad no fue tal, pues Lucas Pérez recortó distancias en el marcador aprovechando la salida en frío de Mathieu. El delantero batió a Bravo por el palo largo logrando su gol once en liga. A partir de esta acción el partido entró en un ritmo vertiginoso con los dos equipos volcados, el Depor veía el empate posible y llegaba con mucho peligro a área rival. La fe tuvo su recompensa y el Depor logró el empate a cinco del final. Lucas Pérez encaró portería y abrió a la derecha donde apareció Bergantiños para cruzar un disparo potente que se coló al fondo de la red para poner las tablas.

El Barcelona quiso morir en área rival, pero finalmente el Depor logró la sorpresa de la jornada dejando a los blaugranas con un sabor amargo en su expedición en la conquista por el Mundialito.