Real Madrid 2-0 Valladolid: Courtois y Vinicius ponen la luz en la oscuridad.

post

El belga sacó una mano magistral con 0-0 y fue ayudado por el larguero hasta en dos ocasiones. El brasileño provocó la jugada del primer gol.

Tras la victoria conseguida en Melilla en la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, el Real Madrid de Santiago Solari se presentaba ante su afición para tratar de enmendar la mala situación deportiva por la que pasa el equipo. El triunfo en la ciudad africana de poco servía de cara a tener que pelear por un camino liguero que transcurría tropiezo tras tropiezo y con la cabeza cada vez más lejos. La prueba de fuego era recibir a un Valladolid en tremenda racha en el campeonato regular desde que un ex madridista y leyenda del club, Ronaldo, se hiciera cargo del conjunto pucelano. De hecho, los de Sergio González, aventajaba en dos puntos y se situaba tres puestos por encima de los merengues antes del comienzo del encuentro. Si bien las cosas pintaban feas con hasta dos remates al travesaño de los vallisoletanos, Courtois prorrogó el 0-0 hasta la salida al campo de Vinicius, que provocó el tanto en propia de Kiko Olivas. Calero hizo un penalti claro a Benzema y Sergio Ramos lo marcó a lo Panenka para dejar los tres puntos en Madrid después de cinco partidos ligueros sin ver la victoria.

La situación no podía ser más desesperada para el Real Madrid. Es por ello por lo que comenzó como un tren con dos ocasiones peligrosas ante la meta de Masip. En la primera, en el minuto 4, fue con un remate cruzado de Karim Benzema que se marchó lamiendo la cepa del poste. La segunda, en el minuto 12, un golpeo con la testa de Gareth Bale a centro de Reguilón que detuvo el cancerbero del Valladolid. Gran partido del lateral zurdo, con muchas incorporaciones en ataque y con numerosos centros, la mayoría de ellos generando un remate a la portería rival. Entonces, con el paso de los minutos, comenzó el encuentro a equilibrarse y a perder la intensidad del principio con los de Sergio González situándose mejor en defensa para poder armar mejor la ofensiva. Alcanzó el minuto 32 cuando tuvo las dos primeras ocasiones claras. En primera instancia con una vaselina de Antoñito aprovechando un balón al hueco, pero mandó el esférico por encima de la portería. En la siguiente jugada, un remate de Toni Villa que se marchó cerca de la madera. Sería Gareth Bale quien gozara de la última oportunidad antes del final del primer tiempo con otro remate con la testa a otro centro de Reguilón, pero sin encontrar la portería.

Tras el paso por los vestuarios y después de ser despedidos por pitidos de la grada, el Real Madrid volvió a salir enchufado sobre el terreno de juego y encerrando al Valladolid, pero sin generar demasiado peligro. Hubo que esperar a que transcurrieran 10 minutos para ver la primera ocasión clara del segundo tiempo. Disparo ajustado de Casemiro desde fuera del área que obligó a Masip a sacar una mano salvadora. Fue entonces cuando Solari decidió retirar al centrocampista brasileño y dio entrada a Isco con vistas a mejorar el carácter ofensivo. Sin embargo, tuvo consecuencias en los niveles defensivos y el Valladolid copó las siguientes ocasiones con mucho peligro. Dos lanzamientos al larguero, primero de Alcaraz en el minuto 58 y después de Toni Villa en el minuto 66. Previamente, en el 60, el propio Toni Villa encontró un remate in extremis dentro del área que tuvo que sacar Courtois con una grandísima mano abajo. Verde obligó a Courtois a sacar los puños con un misil con la izquierda desde fuera del área.

Las cosas no parecían mejorar para el conjunto de Solari y circulaba un murmullo incesante en las gradas, con muchísimo castigo y presión del público hacia sus jugadores. Fue entonces cuando Vinicius, que había entrado hacía pocos minutos, penetró en el área por la izquierda y centró en el minuto 82 al segundo palo, Kiko Olivas quiso desviar y lo hizo hacia su propia portería para poner el 1-0. La sentencia llegó en el 88, cuando Benzema fue derribado con claridad por Calero dentro del área. Gil Manzano señaló el punto de penalti y Sergio Ramos lanzó el penalti a lo Panenka para poner el 2-0. Así las cosas, el encuentro llegó a su final y el Real Madrid de Santiago Solari, que se ha estrenado con buen pie, aunque sin la efectividad que se espera del equipo blanco, regresa a la senda de la victoria ante un Valladolid que dio la cara y pudo, sin lugar a duda, poder haber sacado, como mínimo, un empate del Santiago Bernabéu, pero Courtois y los palos lo impidieron.

Real Madrid 0-0 Atletico Madrid: Courtois y Oblak mandan en la capital.

post

Los porteros de ambos equipos evitaron los goles en el derbi. La primera parte fue rojiblanca y la segunda madridista.

El Bernabéu recibía un derbi madrileño cargado de morbo. Real Madrid y Atlético se enfrentaban tras la Supercopa de Europa ganada por los rojiblancos en verano. Los blancos llegaban con dos puntos de ventaja pero tras la dura derrota encajada entre semana en Sevilla (3-0). El Atlético en cambio encadenaba 2 victorias consecutivas en Liga.

Simeone sacó su once más ofensivo, con Rodri, Lemar y Filipe. Mientras Nacho sustituía al lesionado Marcelo en el lateral izquierdo blanco. El tropiezo de Barça horas antes otorgaba una gran oportunidad a los dos conjuntos de dar un golpe a la Liga.

Comenzaron mejor los visitantes que inquietaron la meta de Courtois con un remate lejano de Saúl y una media chilena de Griezmann. El Madrid se sacudió los agobios a base de toque aunque adoleció de profundidad. La ocasión más clara llegó pasado el cuarto de hora cuando Griezmann erró un mano a mano frente al portero madridista. Courtois se hizo grande y salvó el 0-1 con fortuna…y la cabeza.

El Madrid pudo marcar en una jugada de estrategia rematada por Bale pero su disparo salió fuera por poco. El Atlético era más directo en ataque y creaba peligro con Lemar y Saúl como principales amenazas. Con el paso de los minutos el control del balón pasó a ser de los visitantes, con Rodri como principal director de orquesta.

Los colchoneros volvieron a disfrutar de otro mano a mano frente a Courtois pero esta vez fue Costa el que estrelló el esférico contra el guante del belga. Bale puso a prueba a Oblak con un remate lejano pero el marcador no se movería. Al descanso 0-0.

La segunda parte comenzó con un sorprendente cambio. Caballos salió por el lesionado Bale y el Madrid pasó a jugar con un 4-4-1-1. La entrada del centrocampista dio dinamismo a los locales que se hicieron con el control del partido. Asensio llevó el principal peligro de los madridistas. El balear tuvo una clara ocasión en el minuto 66 pero Oblak, emuló a Courtois salvando el primero de la noche.

Con el paso de los minutos el Atlético cedió más terreno. Los colchoneros parecían fundidos mientras los locales embotellaban a sus vecinos en el área. Oblak volvió a lucirse tras un remate de Carvajal. El Madrid perdió fuerza en los minutos finales y ni la entrada de Lucas Vázquez ni el debut de Vinícius (salió en el 87) agitaron la coctelera.

Al final empate a cero. La gran actuación de los porteros evitó que se rompiera el empate. Los rojiblancos mantienen su racha de 6 años sin perder en el Bernabéu y se llevan un punto para seguir a dos puntos de distancia de la cabeza. El Madrid acaba líder empatado con el Barcelona pero con la sensación de volver a desaprovechar un pinchazo azulgrana.