Chelsea 1-1 Barcelona: Messi saca petróleo de Londres.

post

El delantero argentino marca el empate para el Barcelona frente a un buen Chelsea en Inglaterra. Willian había abierto la cuenta para los Blues.

El Barcelona ha logrado un buen empate ante el Chelsea en su visita a Inglaterra, en los Octavos de Final de la Liga de Campeones.

El equipo de Ernesto Valverde se fue al descanso con una igualdad sin goles que bien pudo ser derrota, especialmente por los dos tiros al poste que tuvo el equipo inglés, ambos por mediación de Willian.

El propio mediocampista brasileño fue el encargado de abrir la cuenta en Stamford Bridge, también con un remate desde media distancia.

Sin embargo, el Barcelona pudo encontrar el empate a través de Lionel Messi, que no falló tras el pase de Andrés Iniesta dentro del área.

Así las cosas, el Camp Nou dictará sentencia en una eliminatoria que está abierta después del intenso encuentro disputado en Londres.

Chelsea 3-1 Arsenal: La Premier se tiñe de azul.

post

Hazard, Marcos Alonso y Fàbregas han logrado los goles para los ‘blues’, quienes afianzan el liderato.

El Chelsea ha logrado dar un contundente golpe sobre la mesa al vencer al Arsenal, otro de los candidatos para lograr el título de la Premier, el cual va adquiriendo cada semana un tono más azul, dada la contundencia y seguridad que muestran los hombres de Antonio Conte en el campeonato.

El partido se puso muy a favor de los locales cuando Marcos Alonso, sin ni siquiera haber cumplido el primer cuarto hora de juego, marcó gol. La renta de los londinenses se amplió posteriormente con las dianas de Hazard, culminando una larga acción personal, y Fàbregas, aprovechando un error de Cech.

El tanto final de Giroud ha servido para maquillar un resultado que sin ser definitivo, si se antoja como clave para el futuro del campeonato, donde el Tottenham es el único equipo que soporta el ritmo endiablado que lleva el Chelsea, a más de diez puntos de sus perseguidores.

Manchester City 1-3 Chelsea: Conte le gana la partida a Guardiola.

post

Los Citizens se adelantaban al filo del descanso con un tanto de Cahill en propia meta, pero los Blues remontaron en una gran segunda parte con goles de Costa, Willian y Hazard.

El Chelsea ha remontado el encuentro que abría la jornada en la Premier League ante el Manchester City (1-3) para ampliar ventaja sobre el equipo de Pep Guardiola y poner presión al Liverpool, que mañana se enfrenta al Bournemouth.

Los locales lograban adelantarse en el marcador con un tanto de Gary Cahill en propia portería, un gol psicológico que llegaba justo al filo del descanso. Pero el conjunto de Antonio Conte se encontraba consigo mismo en el segundo acto para remontar con brillantez el partido.

Diego Costa ponía las tablas en el marcador al aprovechar un pase en largo de Cesc Fàbregas. El hispano-brasileño controló, le ganó la partida a Otamendi y batió a Claudio Bravo. Diez minutos después era Willian el que adelantaba a los Blues con un disparo cruzado inalcanzable para el chileno.

Con el Manchester City volcado buscando el empate, en el tiempo de descuento Eden Hazard cerraba el partido con una acción individual al contragolpe. En el descuento, Sergio Agüero veía la roja directa por una durísima entrada sobre David Luiz, fruto de la desesperación, al igual que Fernandinho, que también fue expulsado tras agarrar del cuello a Fàbregas.

Chelsea 4-0 Manchester United: Amarga vuelta a casa de Jose Mourinho.

post

Festival de goles y juego de los blues, que pasaron por encima de los diablos rojos y se reenganchan a la lucha por el liderato de la Liga.

El Chelsea destrozó al Manchester United en Stamford Bridge, dejando en evidencia las carencias defensivas de los red devils. Pedro Rodríguez, Gary Cahill, Eden Hazard y N’Golo Kanté fueron los autores de los tantos blues.

El partido no pudo empezar mejor para los londinenses. Un gran pase de Marcos Alonso a la espalda de los centrales lo aprovechó Pedro Rodríguez para deshacerse de De Gea y empujar el balón a la red. Habían pasado 30 segundos y la defensa del United ya había quedado retratada una jornada más. El conjunto blue dominaba la posesión y creaba más ocasiones, con mucha movilidad de Pedro y Hazard por bandas. Tras una jugada del canario y Diego Costa llegó el saque de esquina que supuso el 2-0. Cahill se adelantó a su marca y remató lejos del alcance de De Gea. El central lo celebró con rabia tras sus últimas actuaciones, bastante desafortunadas.

El United intentó reaccionar para no caer en el caos pero Bailly y De Gea se convirtieron en los mejores jugadores del conjunto de Mourinho, evitando la sentencia antes de la media hora de encuentro. El descaro de Lingard y Rashford por banda mantenía las esperanzas de los visitantes pero un desaparecido Zlatan Ibrahimovic no podía finalizar las cabalgadas de los jóvenes extremos. Antes del descanso, el colegiado perdonó la roja a David Luiz, que hizo una fea entrada a la rodilla de Fellaini y debió ser expulsado pero se quedó en amarilla.

Tras el paso por vestuarios,  una nueva desgracia sacudió a los red devils. Bailly se tiró al suelo con problemas en su rodilla y tuvo que dejar su sitio a Marcos Rojo. La entrada de Mata dio más control y ocasiones al United pero Courtois evitó la esperanza con dos grandes intervenciones ante Lingard y el propio Mata. Pero el Chelsea sentenció en el 62. Hazard recibió en el vértice izquierdo, se perfiló hacia dentro y la puso lejos del alcance de De Gea para matar el partido. La sangría fue mayor poco después, cuando Kanté se disfrazó de crack para plantarse ante el meta español tras romper la cintura a Smalling y poner el cuarto.

Con esta victoria, el Chelsea vuelve a situarse en la zona alta. Además de los blues, Tottenham, Arsenal, Manchester City y Liverpool se encuentran tan solo separados por un punto en lo más alto. Por su parte, los diablos rojos quedan séptimos a seis puntos de la cabeza.

Chelsea 2-2 Tottenham: Hazard Corona al Leicester City.

post

Los blues remontaron el 0-2 en la segunda parte y acabaron dando el título a los ‘foxes’ a dos jornadas del final de la Premier League.

El Chelsea ha completado el cuento de hadas del Leicester. Los blues protagonizaron una espectacular remontada ante el Tottenham y acabaron dando el título a los foxes de Claudio Ranieri tras empatar (2-2) en Stamford Bridge.

Los blues empezaron mejor con un cabezazo de Cahill en los primeros compases que pudo abrir el marcador para unos locales que habían salido muy motivados y Cesc volvió a tener el 1-0 en el 25 con un tiro que cruzó demasiado ante Llloris.

Ahí se descompuso el Chelsea y el Tottenham aprovechó sus despistes defensivos a través de una presión alta. En el primer robo en campo propio, Eriksen acabó dejando solo al hombre gol Kane, que sentó a Bregovic en el regate e hizo el 0-1 a puerta vacía.

Con la ventaja, los Spurs empezaron a gustarse y Son pudo ampliar la cuenta pero se resbaló cuando estaba en boca de gol. El coreano se resarció sólo un poco después cuando hizo el 0-2 justo antes del descanso nuevamente a pase del danés definiendo con criterio ante la portería blue.

La ventaja parecía finiquitar el partido y el Tottenham salió con una marcha menos y lo acabó pagando cuando Cahill aprovechó un error en la marca tras la salida de un córner para acortar distancias. El Chelsea se creció y apretó en busca del empate que tuvo William pero salvó Lloris in extremis.

Con el partido roto, Mason tuvo un mano a mano ante Bregovic en la única oportunidad visitante de la segunda parte y el error acabó siendo fatal cuando Hazard puso el balón en la escuadra a siete minutos, empató el partido y dio el título al Leicester City.

Chelsea 0-3 Manchester City: Agüero avisa al Real Madrid.

post

Un hat-trick del argentino da el triunfo a los Citizens en Stamford Bridge; el Kun, que brilló junto a De Bruyne, es la gran amenaza de los blancos en semifinales de Champions.

El Manchester City ha enviado este sábado un mensaje amenazante al Real Madrid, si es que así traducen los blancos la contundente victoria del equipo de Manuel Pellegrini sobre el Chelsea (0-3) en la capital inglesa, por una nueva jornada de la Premier League.

El rival que el Real Madrid tendrá en las semifinales de la Champions League firmaría en Londres un excelente encuentro. Si de algo tendrá que cuidarse Zinedine Zidane es de los contragolpes que el City elabora con la velocidad de Kevin De Bruyne y de Sergio Agüero. De hecho, así nació el 0-1 en Stamford Bridge. Como balas salieron disparados los delanterosCitizens tras un saque de esquina en contra para que el Kun acabe anotando el primer gol de la tarde con un remate preciso ejecutado desde la frontal. Una doble pared que tuvo premio para el argentino pese al esfuerzo de un Thibaut Courtois clave hasta esa acción.

Y es que el exarquero del Atlético de Madrid había sido el sostén de los Blues, el argumento por el que el conjunto ciudadano no se había adelantado antes en el luminoso. Un par de paradas suyas evitaron que el resultado fuera más abultado previo paso por los vestuarios.

El City era muy superior y buena parte de la culpa la tenía Yaya Touré. El ex del Barcelona, de gran nivel en la etapa inicial, dio un recital de pases que Jesús Navas, De Bruyne y Agüero supieron aprovechar gracias a la movilidad mostrada por todo el frente de ataque. Incluso Samir Nasri contaría con alguna situación clara de gol. El Chelsea apelaba a las salvadas de Courtois y de Gary Cahill, providencial en más de una oportunidad.

La segunda parte fue un plagio de la primera, incluso en el autor del 0-2. Agüero remató la faena tras otro contragolpe conducido por De Bruyne, aunque esta vez el Kun fue asistido por Nasri. El atacante sudamericano llegaba a 20 dianas en el campeonato, pero tendría tiempo de firmar la número 21 desde el punto del penalti, tras Courtois derribar a Fernandinho dentro del área y dejar a los Blues con diez hombres en el terreno de juego.

El City pudo aumentar la ventaja pero acabó apiadándose de un Chelsea muy inferior. Mientras persiguen el objetivo de terminar la Premier en puestos de Champions, el equipo de Manuel Pellegrini aceita la máquina pensando en el Real Madrid.

Chelsea 1-2 PSG: Zlatan Ibrahimovic y Ángel Di María reinan en Stamford Bridge.

post

Los parisinos doblegan a su rival en un encuentro muy serio. El ex del Real Madrid, el mejor de la eliminatoria.

El PSG estará en los cuartos de final de la UEFA Champions League después de dejar en la cuneta a un Chelsea que llegó a estar a un gol de forzar la prórroga, pero que finalmente sucumbió a la calidad de los chicos de Laurent Blanc.

El comienzo del encuentro fue el soñado por el PSG, que controlaba el balón a su antojo y movía a los de Hiddink de lado a lado sin opción. Algún error en la entrega dio alas al Chelsea, pero los de Blanc eran los dominadores absolutos en los primeros compases.

El dominio parisino finalmente se vería reflejado en el marcador. Di María filtró un pase a Ibrahimovic, que dio un pase de la muerte a Rabiot que remató en el segundo palo y puso el 0-1. A partir de ahí, el PSG siguió dominando a su rival y acercándose con peligro.

El único debe en los de Blanc eran las pérdidas de balón, que daban opciones a los de Hiddink a la contra. Cuando peor estaban los locales, Diego Costa en una gran acción personal con recorte incluido a Thiago Silva puso el 1-1. Se creció el Chelsea y el PSG siguió perdiendo balones, aunque finalmente se llegó al descanso con las tablas en el marcador.

El guión en el segundo tiempo fue parecido, el PSG controlaba y el Chelsea buscaba veneno a la contra. Veneno que duró hasta que Diego Costa pidió el cambio por lesión. Ahí, y tras dos grandes paradas de Trapp, dejaron de existir los locales y aparecieron los de Blanc.

La jugada del 1-2 la montaron entre Motta, Di María e Ibrahimovic. El italobrasileño puso un gran pase en profundidad para el ‘Fideo’, que puso un centro raso perfecto al pie del sueco, que reventaba al eliminatoria.

Así las cosas, será el PSG el que esté en el bombo el viernes que viene. Al Chelsea solo le queda la FA Cup para salvar la temporada.

PSG 2-1 Chelsea: Ventaja merecida de los galos.

post

Mikel da esperanzas a los ingleses con un gol importante. Ibrahimovic y Cavani materializaron con sus goles la superioridad de los parisinos.

El Paris Saint Germain tomó ventaja en los octavos de final ante el Chelsea al ganar en casa por 2-1, gracias a los goles de Zlatan Ibrahimovic y de Edinson Cavani por parte francesa, y de Obi Mikel por los londinenses.

En un gran partido de fútbol, el PSG dominó y mereció seguramente algo más, pero el Chelsea tiró de oficio para defender bien y aprovechar sus pocas oportunidades. Courtois fue el mejor de los blues en el encuentro,que gozaron curiosamente de la primera ocasión. Un gran remate de Costa pilló a contrapie a Kevin Trapp. No obstante, el meta alemán sacó una gran mano para evitar el 0-1 y desatar a la hichada local. Y poco después, llegó la jugada que desencadenaría el caos en París. Una inocente falta de Mikel en la frontal provocó el 1-0. Ibrahimovic rompió el balón, que rebotó precisamente en el centrocampista nigeriano y cambió la trayectoria, haciendo imposible la estirada de Courtois. Sin embargo, el propio Mikel conseguiría un gol valioso justo antes del descanso, al rematar solo un saque de esquina.

En la segunda mitad, el dominio fue todavía más claro para los locales y la banda izquierda fue una autopista. Maxwell y Di María cargaron por el carril zurdo pero Courtois evitó la debacle de los ingleses. Laurent Blanc no se conformaba con el empate y sacó a Cavani. Y la jugada fue redonda. A los pocos minutos, el uruguayo cazó un gran pase picado de Di María para batir por bajo a Courtois y hacer enloquecer a la grada. El tramo final pareció un pacto de no agresión. El Chelsea no quería recibir más y el PSG parecía contento con la ventaja. Londres volverá a decidir.

Chelsea 1-1 Manchester United: Diego Costa hace justicia.

post

Un gol sobre la bocina del español neutraliza la obra de arte de Lingard y firma las tablas en un mediocre partido que ninguno mereció ganar.

Chelsea y Manchester United no cumplieron las expectativas históricas pero sí las de 2016 al empatar a un tanto en Stamford Bridge, en un partido gris con pocas ocasiones y lejos del nivel de dos gigantes europeos.

La primera mitad no pasará a la historia. El United empezó dominando el partido y llegó a tener el 70% de la posesión ante un Chelsea que esperaba su oportunidad bien posicionado. Martial y Lingard participaron mucho pero la telaraña blue siempre conseguía despejar los disparos de los rojos, que llegaron a sacar un total de diez córners en la primera parte. A pesar de ello, Courtois tan solo tuvo que intervenir en un gran disparo de Martial.

Por parte blue, poco pero más peligroso. Hasta la media hora no despertó el conjunto de Hiddink pero dispuso entonces de las ocasiones más claras. Diego Costa disparó cerca del palo en dos ocasiones y Matic remató a las manos de De Gea. Y cuando se llegaba al 45, llegó la polémica. En una gran jugada, Willian puso un centro a media altura que, tras rebotar en Smalling, cayó a los pies de Terry. El central remató pero estrelló el balón en el brazo de Blind, que se había lanzado a taponar su disparo. El Chelsea pidió penalti pero el colegiado no quiso saber nada y marcó saque de esquina en el que sería el último acto antes de marcar el camino a vestuarios.

En la reanudación, siguió el domino de los de Van Gaal. Rooney apareció por fin y la conexión con Mata dio sus frutos. En sus botas empezó el gol que decantaba la balanza. Su apertura a la izquierda acabó con un centro que llegó a Lingard de espaldas. En menos de un segundo, controló y disparó a la media, inventando un golazo que se coló por la escuadra de Courtois. El gol dio alas al United, que pudo sentenciar el partido de no ser por el portero belga, que evitó en dos minutos los tantos de Lingard y Rooney. Tuvo que retirarse poco después Zouma, que sufrió una escalofriante lesión en su rodilla que no augura buen futuro. El Chelsea no encontraba la tecla y las entradas de Hazard y Pedro no cambiaron el escenario.

Llegó entonces el momento de De Gea. Con el paso de los minutos, los visitantes se fueron cerrando y el Chelsea encontraba más espacios. El guardameta español salvó a su equipo en un vuelo imposible tras una gran volea de Ivanovic, y posteriormente con una gran mano a Fàbregas en el primer palo. Pero el destino premió la valentía final del Chelsea con un tanto ya en el descuento. Un gran pase con el exterior de Cesc habilitó a Diego Costa, que, tras driblar con algo de fortuna a De Gea, puso la igualada en el marcador. El empate espoleó a locales y aficionados y el propio Costa pudo culminar la remontada ya en el 96, pero volvió a aparecer el gigante De Gea para cerrar el partido con reparto de puntos.

Arsenal 0-1 Chelsea: ‘Doblete’ de Diego Costa.

post

El hispano-brasileño fue de nuevo el polémico protagonista del derbi londinense tras provocar la injusta expulsión de Per Mertesacker y, acto seguido, marcar el único tanto del partido.

Se avecinaba un derbi londinense entre Arsenal y Chelsea de lo más caliente tras el episodio de la injusta expulsión de Gabriel en el partido de Stamford Bridge correspondiente a la primera vuelta. Pero aunque en diferente escenario, el árbitro volvió a picar en la trampa de Diego Costa, quien en el minuto 18 cayó al borde del área por una supuesta falta de Per Mertesacker cuando el hispano-brasileño se quedaba solo ante el área rival. Sin embargo, las imágenes mostraron que el central no había tocado a Costa, justo después de que fuese injustamente expulsado por el colegiado.

El Arsenal se volvía a quedar con un jugador menos por culpa de un mismo protagonista que engañó de forma audaz al árbitro. Arsène Wenger, ante la que se le podía venir, decidió dar salida a Giroud para amarrar el mediocampo con la entrada de Gabriel, pero acto seguido Diego Costa no desaprovechó un buen centro de Ivanovic para ‘matar’ a un rival descosido y con la ira de una nueva injusticia en un derbi londinense.

Con el 0-1 a su favor, los Blues se vinieron arriba en busca del gol que les permitiese afrontar la segunda mitad con la tranquilidad necesaria. Pero Oscar y Willian no acabaron de acertar en las ocasiones que tuvieron delante de su excompañero Petr Cech. Los Gunners , por su parte, sufrían en su área sin la posibilidad de mandar el balón a un punta puro sin la presencia de Giroud.

En la segunda mitad los de Arsène Wenger tiraron de orgullo para, por medio de las cabalgadas de Monreal y Ramsey, apuntar peligro hacia el área rival. Pero no fue hasta la entrada de Alexis Sánchez, que no pisaba un campo desde noviembre, que los locales no dieron sensación de poder hacerle daño a los Blues.

Pero no fue hasta el minuto 83 cuando el Arsenal tuvo la ocasión más clara del partido, cuando a Courtois se le escapó un balón entre manos en el área pequeña y a punto se quedaron Ramsey o Koscielny de conectar el cuero hacia el gol, pero antes de ello reaccionaron a tiempo los defensas visitantes. Finalmente los de Guus Hiddink sudaron la gota gorda para amarrar un 0-1 que les permite seguir escalando posiciones en la Premier League, a costa de un Arsenal que pierde fuelle en la lucha por el liderato.