Real Madrid 2-2 Bayern Munich: El Rey de Europa peleará de nuevo por su corona.

post

El Real Madrid vuelve a una Final de la Champions League tras eliminar a un duro Bayern de Heynckes, que cayó con dignidad y peleó hasta el final.

El Real Madrid vuelve a clasificarse a una Final de la UEFA Champions League. Por calidad, por empuje, por suerte… cada uno dirá lo que le convenga, pero la realidad es que el equipo blanco volverá a tener la oportunidad de ser Campeón de Europa el próximo 26 de mayo en Kiev.

A pesar de todo, los blancos sufrieron de lo lindo para jugar su tercera Final consecutiva. El Bayern no llegó a la capital de España de turismo y embotelló al Real Madrid durante gran parte del encuentro. Los de Heynckes fueron toda una apisonadora en el Santiago Bernabéu, pero los Merengues se defendieron con uñas y dientes. El club alemán no fue como aquel manso equipo de Pep Guardiola que pasó años atrás.

El primer tanto llegó a los tres minutos de partido cuando Kimmich remató a gol un balón suelto en el área que Sergio Ramos no acertó a despejar. Pero solo ocho minutos más tarde, Benzema remató a gol un gran centro desde la izquierda de Marcelo, que nada pudo hacer el guardameta Ulrich, quien sería protagonista tras el descanso, aunque todo pudo cambiar si el colegiado hubiera señalado como penalti una mano de Marcelo en su propia área.

El portero realizó un error imperdonable a este nivel tras un saque de banda. No acertó ni a despejar, ni a regatear, ni a tocar la pelota. Se escurrió ante la presión de Benzema, quien no perdonó el regalo del alemán y puso el 2-1 en el marcador que ponía las cosas cuesta arriba para los bávaros.

James Rodríguez consiguió dar esperanzas a los alemanes gracias a un gol en el minuto 63. El colombiano, cedido por el Real Madrid en Múnich, no quiso celebrar el tanto y levantó las manos con un claro gesto de perdón. Así todo, hasta el final el Bayern fue una apisonadora, aunque los chicos de Zidane fueron un muro en defensa, liderados por un imperial Sergio Ramos y un magnifico Keylor Navas que llevó la batuta de la zaga durante todo el encuentro.

Bayern Munich 1-2 Real Madrid: Los cuatro millones de euros más rentables del fútbol.

post

Asensio dinamita el partido para un Real Madrid que estuvo contra las cuerdas, tuvo que remontar un 1-0 y confirmó su condición de ‘Bestia Blanca’.

Campeón francés. Campeón italiano. Y campeón alemán. El Real Madrid ha tenido un camino de espinas en la presente Champions League. Y parece que, uno tras otro, fueron creciendo haciendo lógico el paso de las rondas. Porque el Bayern tuvo una imponente primera parte en el Allianz Arena poniendo al Real Madrid contra las cuerdas como no le puso ni la Juventus en el Santiago Bernabéu siquiera. Se lesionaron Robben y Boateng en la primera media hora, y aun así fueron en ventaja en el marcador hasta el minuto 44. Si hubiera sido un partido de Bundesliga, el Bayern se habría marchado a vestuarios con un saco de goles al hombro. Lo saben todos de Múnich a Filipinas.

El premio del gol les llegó a los alemanes a la media hora de percutir. Marcó Kimmich en una inteligente jugada colectiva, aprovechando que el Real Madrid estaba descolocado, y que Keylor Navas salió a cazar una mariposa que vio por el rabillo de su ojo derecho mientras el lateral germano remataba a puerta desde su izquierda. Imperdonable en general. Pero es que los blancos nunca se encontraron sobre el verde, perdiendo el centro del campo tanto en la presión como en la salida del cuero. Como el que pierde una estrella en el cielo, que no sabe ni por dónde empezar a buscarla. De ahí que, además del gol, hubiese hasta seis ocasiones francas para los bávaros en boca de gol desde el primer minuto de juego. ¡Seis! De las que salen en los resúmenes. Pero unas veces por un mal control, otras por un pertinente rechace y las demás por mala puntería, el caso es que el Bayern dejó con vida a un Real Madrid con ganas de tocar el balón pero nula profundidad.

No le hizo falta para marcar justo antes del descanso, sea como fuere. Por algo es su competición fetiche. Le bastó que Carvajal centrase con la cabeza desde la derecha y que Ronaldo amagase con otra chilena para que el balón le llegase a Marcelo en el balcón del área franco para tirar a puerta. El cuero pasó entre los defensas sin que Ulreich pudiese detenerlo. El Bayern hizo todo lo que estaba en su mano en la primera parte, y se llevó un resultado peor que antes del pitido inicial. Y todavía a los diez minutos de la reanudación, echaría de menos incluso el empate. Porque fue lo que tardó Asensio en correr hacia la banda enseñando su dorsal a la grada después de batir a Ulreich en un mano a mano a la carrera que le brindaron entre Rafinha y Lucas Vázquez. Se repetía el guión del año anterior: apreturas en la primera parte, salta el mallorquín desde el banquillo cuando aún hay un hilo de vida, y revoluciona el partido para los españoles. Asensio tiene algo especial. Con el Allianz Arena, sí, y con el fútbol en general. Los cuatro millones de euros más rentables de la historia de este deporte.

El gol madridista fue una losa sobre las espaldas del Bayern de Munich. Se vieron superiores, y sin darse cuenta, se encontraron por debajo. Aun así, durante la segunda parte siguieron probando a una defensa que fue un muro y a un Keylor Navas que fue mitigando los nervios a base de paradas hasta completar un partido digno. Pero a excepción de un postrero mano a mano al limbo de Lewandowski, fue sólo a base de empuje y orgullo, bombardeando el área blanca, sin ni siquiera la pericia para abusar de un Lucas Vázquez que tuvo que tomar la banda derecha que dejó huérfana el lesionado Carvajal. De ahí que el partido muriese con ese 1-2. Y si no llega a ser porque Ulreich sacó un tiro franco a Benzema, quizás hubiera sido una ventaja mayor. Anelka lo metió, pero no Karim. Sea como fuere, el Madrid se lleva una gran ventaja al Bernabéu. No es ni mucho menos definitiva, visto lo visto con la Juventus y lo que pasó el año pasado con este mismo Bayern. Pero oigan, ni tan mal para la ‘Bestia Blanca’ del campeón bávaro.

Augsburgo 1-4 Bayern Munich: Hexacampeones de manera consecutiva.

post

Cuando aún quedan cinco jornadas por disputar, el equipo de Münich aseguró su sexto título consecutivo y el 28° de su historia.

Bayern Münich sigue aumentando sus récords en la Bundesliga y cosechó su sexto título consecutivo cuando aún quedan cinco jornadas por disputar. Superó 1-4 a Augsburgo y le sacó 20 puntos de ventaja a Schalke.

Después del 1-2 ante Sevilla en el Sánchez Pizjuán, el equipo de Jupp Heynckes salió a disputar el encuentro con algunos suplentes. Al inicio, los locales fueron mejores y se pusieron en ventaja tras una buena jugada de Córdova, que acabó en gol en propia de Süle (18′).

Sin embargo, los bávaros encontraron la igualdad en la primera llegada, cuando Tolisso marcó de cabeza, a los 32′, y a partir de ahí todo se les hizo fácil: James definió con clase en el 38′ para hacer el 1-2 y la segunda parte fue pura fiesta.

Arjen Robben (62′) y Sandro Wagner (87′) redondearon el marcador, Frank Ribéry jugó en el día de su cumpleaños número 35 y el Bayern celebró su 28° título en el campeonato alemán, muy lejos de los 5 de Borussia Dortmund y Borussia Mönchengladbach.

En las celebraciones se pudo ver un reconocimiento especial del mítico Heynckes, quien dejará su cargo al final de temporada (todavía puede conseguir el triplete, ya que está en cuartos de Champions y semis de Copa de Alemania), para los veteranos Robben y Ribéry, muy criticados durante el corto mandato de Carlo Ancelotti.

Bayern Munich 5-0 Besiktas: Eliminatoria sentenciada.

post

Bayern Munich mostró su poderío goleando 5-0 al Besiktas en la Ida de Octavos de Final de Champions League. La revancha será el 14 de marzo.

En un entretenido desafío, el Bayern Munich consiguió un valioso triunfo de local en la Ida de los Octavos de Final de Champions League y quedó con un pie en cuartos.

Así los bávaros se impusieron por 5-0 al Besiktas, en un desafío que se jugó en el Allianz Arena.

En el arranque del partido, el elenco muniqués impuso sus términos y comenzó complicando al representante turco que terminó jugando con 10 hombres tras la expulsión de Domagoj Vida (15’) por derribar a Robert Lewandowski a centímetros del área.

Ahí emergió la figura de Vidal, quien tuvo el primero para su escuadra: le quedó el balón al chileno tras un rebote, pero su remate dio en Pepe y desvió su trayectoria.

Sin embargo, y al término del primer lapso, fue Thomas Müller -después de un desborde de Kingsley Coman- quien abrió la cuenta sobre los de Şenol Güneş, quienes regresaban a esta ronda tras 31 años de ausencia. Y es que el mejor resultado del conjunto otomano en la escena internacional fueron los Cuartos de Final alcanzados en la antigua Copa de Europa en la temporada 86-87.

El gol permitió a los germanos manejar el partido con comodidad y aumentó la diferencia con gol de Coman (52’), tras asistencia del polaco Lewandowski.

Luego repitió Müller (65’) tras un brillante centro al área de Joshua Kimmich. Y, cuando ya se bajaba el telón al partido, Robert (78’ y 87′) cerró la goleada local.

Real Madrid 4-2 Bayern Munich: Noche gloriosa de la mano de Cristiano Ronaldo.

post

El conjunto blanco tuvo que ir a la prórroga para conseguir la clasificación a semifinales.

Séptima vez en siete años. El Real Madrid vuelve a estar en las semifinales de la Champions League después de una noche histórica en el Santiago Bernabéu ante el Bayern de Múnich.

La eliminatoria por momentos se puso difícil para el conjunto blanco. Tuvimos que esperar hasta la segunda mitad para ver el primer tanto, y fue de Robert Lewandowski desde el punto de penalti.

Cristiano Ronaldo empató el partido con un buen remate de cabeza, pero acto seguido Sergio Ramos marcó en propia portería y mandó el encuentro a la prórroga.

Ya en el tiempo extra el Bayern notó la ausencia de Arturo Vidal, expulsado por doble tarjeta amarilla casi al final de los 90 minutos. Cristiano Ronaldo se puso el traje de superhéroe y anotó otros dos tantos para completar su hat-trick y sentenciar el choque.

Todavía quedaría tiempo para una maravilla más, la que firmaría Marco Asensio en forma de gol para poner el 4-2 definitivo y al equipo de Zidane en semifinales de Champions.

Bayern Munich 1-2 Real Madrid: Cristiano Ronaldo vuelve a conquistar el Allianz Arena.

post

Dos goles del delantero del Real Madrid en la segunda mitad remontaron el gol inicial de Arturo Vidal y acercan a los de Zidane a semifinales.

El Real Madrid volvió a conquistar el Allianz Arena en Champions League tras derrotar 1-2 en Cuartos de Final al Bayern de Múnich. Dos goles de Cristiano Ronaldo en la segunda mitad remontaron el gol inicial del chileno Arturo Vidal. Los de Zidane Zidane dan un paso importante para llegar a las semifinales de la máxima competición europea.

Los dos equipos comenzaron con bastante presencia en el partido. El conjunto blanco quería el balón, pero  apenas pisaba el área contraria. El Bayern, más intenso, y tuvo pequeñas llegadas sin peligro ante la portería defendida por Keylor Navas. Los de Zidane fueron a más y en el minuto 15 tuvieron su primera gran ocasión con un disparo alto en el saque de una falta en la frontal del área. Posteriormente, con un Kroos inspirado en vuelta a casa, el mediocentro alemán pudo adelantar a su equipo, pero su remate lo rechazó la defensa del Bayern. Minutos más tarde Benzema tuvo la más clara con un cabezazo picado que da en el larguero tras rozar Neuer y evitar el primer tanto madridista.

Cuando mejor parecía el Real Madrid llegó el golpe del conjunto alemán. Primero avisó Ribery con un disparo desde la frontal que pegó en Bale y que el balón se marchó a córner. En el lanzamiento de esquina, Vidal se quitó del marcaje de Nacho y remató de cabeza desde el punto de penalti lo que supuso el 1-0 en el marcador. Keylor tocó el balón, pero la fuerza del balón superó al costarricense. Antes del descanso hubo una para cada equipo. El partido seguía igualado y con ocasiones para ambos equipos como para Cristiano y Vidal; pero fue el Bayern quien tuvo el 2-0 antes del descanso. El colegiado pitó la pena máxima por mano de Carvajal y el chileno, en busca del doblete, tiró alto el penalti.

Tras la reanudación la reacción madridista fue inmediata. A los tres minutos una apertura de Casemiro a la banda derecha llega a Carvajal quien puso el centro al punto de penalti y Cristiano, con un gran remate de volea, colocó el balón en el palo contrario, imposible para Neuer. Un gol que dejó bastante ‘tocado’ al conjunto alemán. Bale tuvo el 1-2 tras un gran centro de Modric que el guardameta local tuvo que enviar a córner. La balanza a favor del equipo de Zidane continuó en el minuto 60 cuando Javi Martínez fue expulsado por doble amonestación tras derribar a Cristiano en un peligroso contragolpe.

En el tramo final fue un monólogo a favor del Real Madrid. Neuer retuvo el empate durante bastantes minutos. Sobre todo ante dos grandes paradas a Benzema y Cristiano a bocajarro. Pero el guardameta alemán no podía ante el asedio blanco. Tras una jugada elaborada de los blancos, Asensio, que había entrado en la segunda mitad, colocó un centro al punto de penalti y Cristiano metió la bota para colocar el 1-2 en el marcador a falta de diez minutos del final. Ramos tuvo cerca ‘la sentencia’ tras el remate de un falta, pero el colegiado anuló el tanto por estar más adelantado el sevillano a la defensa local.

Real Madrid y Bayern de Múnich volverán a enfrentarse en la vuelta de los Cuartos de Final el próximo martes 18 de abril en el estadio Santiago Bernabéu.

Arsenal 1-5 Bayern Munich: Humillación, 10-2 global.

post

El equipo alemán ganó 5 a 1 en Londres, mismo resultado que había conseguido en Alemania.

Arsenal comenzó la vuelta de los Octavos de Final de la UEFA Champions League con una luz de esperanza y terminó con un papelón que parecería anticipar el fin de ciclo de Arsene ​Wenger ​al frente del equipo. Los Gunners se pusieron en ventaja con un golazo de ​Theo Walcott ​en la primera parte, pero un penalti inexistente los dejó con 10 y Bayern Münich​ aprovechó para dar la vuelta y repetir la goleada de Alemania: 1-5, 10-2 global y pase a Cuartos de Final.

Tras 10 minutos de posesión casi absoluta de los de Carlo Ancelotti, los Gunners se hicieron fuertes en la presión alta e inclinaron el campo hasta ponerse en ventaja con una gran jugada individual de Walcott, que definió fuerte al primer palo y venció la resistencia de los puños de Manuel Neuer. A partir de allí, intercambiaron golpe por golpe, pero el marcador no se movería antes del descanso.

Envalentonados, los dirigidos por Wenger dominaron el inicio de la segunda parte y Olivier Giroud perdió una ocasión inmejorable cuando cabeceó solo en el borde del área pequeña y mandó la pelota por encima del travesaño. Sin embargo, a los 53′, el partido daría un giro inesperado y, por qué no, injusto. El árbitro griego Sidiropoulos sancionó una falta inexistente de Laurent Koscielny sobre Robert Lewandowski dentro del área y, para peor, su asistente le indicó que era expulsión por ser el último hombre. El delantero polaco anotó el 1-1 desde los once metros y enterró la esperanza londinense.

Bayern Münich dominó a placer el resto del encuentro y llegó al 1-2 tras una sucesión de errores en la salida desde el fondo de los locales y una certera definición de Arjen Robben. A los 77′, Douglas Costa puso el 1-3 con una remate exquisito de zurda. A los 79′ fue el turno de Arturo Vidal, quien tras otra salida ridícula desde el fondo gunner anotó con un toque por encima del cuerpo de David Ospina. El chileno repetiría a los 85′ despues de que Douglas Costa lo dejara solo frente a la porteria.

Los bávaros alcanzaron los Cuartos de Final por sexta ocasión consecutiva; la última vez que no lo hicieron fue en 2011, cuando fueron eliminados en Octavos de Final por el Inter de Milán.

Bayern Munich 5-1 Arsenal: Manotazo a la era Wenger.

post

El equipo alemán arrolló a los ingleses, que salvo milagro volverán a caer en los octavos de la Champions.

La misma historia de siempre. Eso es lo que fue el Bayern Munich – Arsenal disputado en el Allianz Arena. El conjunto alemán fue completamente superior a los ingleses, que tienen prácticamente imposible la clasificación.

Fue Robben el que abrió el marcador a los 11 minutos de partido. El Arsenal parecía reaccionar con un tanto de Alexis Sánchez, que cazó el rechace de un penalti que él mismo falló, o paró Neuer.

Pero en la segunda mitad el Bayern pasó el rodillo y dejó sentenciada la eliminatoria. Lewandowski puso a los alemanes por delante y posteriormente Thiago hizo realidad la goleada con un doblete. Ya en el tramo final, Müller completó la manita. Los de Ancelotti, con pie y medio en cuartos.

Borussia Dortmund 1-0 Bayern Munich: Aubameyang pone picante a la Bundesliga.

post

Un tanto del delantero gabonés deja al equipo de Ancelotti segundo en la clasificación por detrás del RB Leipzig.

El Borussia Dortmund se impuso al Bayern Munich en el gran partido de la Bundesliga. Un gol de Aubameyang fue suficiente para que los amarillos se llevaran los tres puntos ante el equipo de Ancelotti.

El único tanto del encuentro llegaría pronto. Minuto 11 y Aubameyang cazó dentro del área un centro desde la derecha para abrir el marcador.

El conjunto local fue superior. La mejor ocasión del Bayern llegó en la segunda mitad, cuando Xabi Alonso disparó al larguero. Aubameyang tuvo otra gran ocasión para ampliar la ventaja, pero el gabonés no tuvo suerte.

Finalmente el partido acabaría con el 1-0 y el Bayern de Múnich cae a la segunda posición de la Bundesliga, por detrás del sorpredente RB Leipzig.

Bayern Munich 2-1 Atletico Madrid: Griezmann pone a los colchoneros en la Final.

post

El conjunto de Guardiola comenzó ganando el partido, pero un gol de Griezmann mandó al Atletico a la final.

El Atlético de Madrid elimina al Bayern y es el primer finalista de la Liga de Campeones 15/16. Las cosas se pusieron muy complicadas para el conjunto de Diego Pablo Simeone puesto que el conjunto bávaro fue un rodillo y empató la eliminatoria en la primera mitad e incluso pudo ponerse por delante gracias a un penalti detenido por Jan Oblak, auténtico héroe del partido. Pero el Atlético tiró de orgullo en la segunda parte y en una combinación magistral de Fernando Torres con Antoine Griezmann se convirtió en el gol rojiblanco. Pero el partido no terminó ahí. Lewandowski volvió a adelantar a los muniqueses de cabeza y Fernando Torres desperdició un penalti en los últimos minutos. Al final, el Atlético podrá resarcirse de la final perdida en Lisboa y Pep Guardiola no podrá conquistar la Champions con el Bayern.

El Atlético del Cholo Simeone se ha aferrado durante los últimos tiempos a la celebérrima frase del monstruoso Mike Tyson: “Todo el mundo tiene un plan, hasta que le sueltas la primera hostia”. Así han ido cayendo todos sus rivales, sobre todo, los de mayor enjundia. El Real Madrid de Zinedine Zidane fue incapaz ni siquiera de crear algo de peligro en el último derbi. El terrible Barça sufrió con la MSN al frente ante un Atlético con nueve en el duelo liguero del Camp Nou, además de caer eliminado ante los rojiblancos en los pasados Cuartos de Final. Y Pep Guardiola y su Bayern de salón sufrieron la mordaza colchonera en el partido de ida.

Porque en el pasado duelo del Calderón, el conjunto bávaro lo intentó de todas las maneras posibles. Pero siempre se estrelló con el entramado defensivo del Cholo Simeone –y en el larguero de la portería de Jan Oblak–. Por dentro fue imposible hacer daño –Lewandowski apenas pisó el área rival y solo realizó un remate– y por fuera, donde el Bayern castiga a sus rivales a través de la verticalidad, los pupilos de Diego Pablo Simeone siempre impusieron su mayor intensidad.

Esta noche la guerra ha sido diferente. Ya lo avisó Pep Guardiola en la previa, que lo intentarían de todas las maneras posibles. Y así fue. Porque todo es más fácil con Thomas Müller y el técnico español optó por el internacional alemán en su once titular. Su movilidad y lectura de espacios resultó providencial para intentar desconcertar a una siempre bien plantada zaga rojiblanca. La otra novedad en el último once de Guardiola en el Allianz Arena en la máxima competición continental fue Frank Ribéry, con tanta veteranía como con ganas de demostrar que sus eslálones no tienen fecha de caducidad.

El Bayern no fue un equipo de fútbol. Fue un huracán. Y con la misma compasión que un león. Desde el primer minuto, el combinado de Pep Guardiola salió dispuesto a igualar la eliminatoria y tras un par de tímidos arreones rojiblancos en forma de disparos de Gabi, siempre muy lejanos, por lo tanto, fáciles para Manuel Neuer, la maquinaria teutona comenzó a someter al conjunto rojiblanco con su fútbol de posesión y posicionamiento hasta tal punto de lograr 16 remates en los primeros 45 minutos –récord negativo de los rojiblancos en un primer tiempo esta temporada–.

A pesar del asedio muniqués, el Atlético sujetó bien las llegadas de Lewandowski y Müller por el centro y las apariciones por banda de Ribéry y Douglas Costa. Así, Arturo Vidal hizo de todocampista y con un par de derechazos desde fuera del área fue metiendo en su propia guarida al conjunto de Diego Pablo Simeone. El Bayern se acercaba peligrosamente. Y comenzó a probar en serio a Jan Oblak, destinado a héroe en la noche de hoy. Primero con una de las mejores jugadas del conjunto bávaro. En el minuto 20 un balón largo de Boateng dejó completamente solo a Müller y este cedió a Lewandowski que se topó con el portero esloveno y su valiente salida balonmanística.

Fue el prolegómeno de la tortura rojiblanca. En apenas cinco minutos, el Bayern empató la eliminatoria e incluso desperdició una pena máxima. Xabi Alonso inició la tortura con un gol de esos feos pero que valen su peso en oro. Una falta desde la frontal ejecutada por el de Tolosa con rabia en lugar de precisión se alojó en el fondo de las mallas rojiblancas tras ser desviada por José María Giménez. Poco después, el central charrúa se pasó de garra uruguaya a la salida de un córner y cometió penalti sobre Javi Martínez. Thomas Müller al lanzamiento pero Jan Oblak volvió a aparecer con una doble intervención prodigiosa, primero al disparo del 25 muniqués y después al rechazo.

El Atlético salió vivo del envite y decidido a cambiar el sino del partido en el segundo tiempo. Yannick Carrasco al césped y Augusto Fernández al banco, primera decisión de Simeone en el partido. Más velocidad en ataque y menos control en el centro. Al Bayern le dio igual porque siguió a lo suyo, tocar, tocar y tocar y rematar, rematar y rematar. Le dio tan igual que en un aparente balón en largo totalmente inofensivo terminó en una fulgurante combinación de Fernando Torres en forma de pase en profundidad que dejó solo a Antoine Griezmann para terminar fusilando a Manuel Neuer en su salida.

Pero el Bayern, tras unos minutos en los que estuvo en estado de shock pero que el Atlético no aprovechó, volvió a su sometimiento particular. El Atlético repelía todos los ataques, bien a base de despejes o de paradas de Jan Oblak. Hasta que el conjunto muniqués volvió a materse en la eliminatoria gracias a su segundo tanto, logrado gracias al enésimo centro al área y a una dejada en el segundo palo de Arturo Vidal que dejó completamente solo a Robert Lewandowski, que solo tuvo que cabecear el balón al fondo de las mallas.