Barcelona 68-74 Real Madrid: Cuarto título blanco en cinco años.

post

El Real Madrid se proclamó campeón de Liga después de superar en el cuarto partido al Barcelona (68-74), en un enfrentamiento que no terminó de romperse, pero que tuvo dominado durante toda la segunda mitad. Es el quinto título liguero de Pablo Laso con los blancos que tuvieron a Facundo Campazzo como jugador más destacado en la dirección del equipo con 28 de valoración.

En un cuarto partido duro, se impuso el físico del Real Madrid, muy superior en la zona -con 46 rebotes, 18 de ellos ofensivos- e intenso atrás, anulando al azulgrana Thomas Heurtel, autor de tan solo dos puntos.

A la sobresaliente actuación de Tavares (10 puntos y 13 rebotes), se sumó la regularidad de Facundo Campazzo, Rudy Fernández, Anthony Randolph y Fabien Causeur, cuatro jugadores que superaron los diez puntos.

Todo ello en el último partido de la temporada en el Palau Blaugrana. El aficionado azulgrana no falló. Ambiente ensordecedor en el anfiteatro; máxima eficacia en los primeros cuatro minutos del Real Madrid en el parqué .

Liderados por Rudy Fernández, autor de tres triples en apenas tres minutos y medio, los visitantes completaron un primer tramo de partido impoluto. Entraron los triples -cinco en el primer cuarto- y controlaron el rebote ofensivo, lo que les permitió gozar de una ventaja de 11 puntos (8-19, min.6).

Pedía tiempo muerto Svetislav Pesic para frenar la sangría. Con un Heurtel sin chispa en ataque, un hasta el viernes discreto Kevin Pangos, secundado por Singleton, conectó a los locales.

Los triples y las asistencias del base canadiense (16 puntos) dieron aire al Barcelona, que cerró el primer acto con un parcial de 13-5 que dejaba vivo el partido (21-24).

En el segundo periodo, mandaron las defensas. La inercia de Pangos situó al Barcelona por delante por vez primera (27-26, min.22), pero los de Pablo Laso, sin jugar un baloncesto coral, apretaron las tuercas en defensa ahogando, de nuevo, a un barça sin muchas ideas. Tavares y Ayón mandaban en la zona, mientras que Thompkins sacaba la cabeza para dejar a su equipo con una mínima renta tras los primeros 20 minutos (33-37).

El Real Madrid reapareció del vestuario refrendando su superioridad en la zona. Tavares edificó un muro y su equipo lo notó con los rebotes ofensivos. Con segundas opciones en ataque, el Real Madrid fue letal. Rudy y Randolph se mostraban infalibles desde el perímetro y su equipo lo agradeció en el marcador (37-47, min.25).

Pero el Barcelona tiró de orgullo y de Pangos para agarrarse a la Final. El base volvió a brillar con un triple y un contraataque de manual que situaba el 45-47 (min.27).

Paró el partido Pablo Laso y su equipo lo agradeció, especialmente en defensa. Sobresalía Causeur con cinco puntos consecutivos, mientras que Tavares ahogaba a un Ante Tomic cansado. El Barcelona, orgulloso, cerraba el tercer cuarto algo titubeante, con la sensación de que el Real Madrid domaba el ritmo del duelo cuando quería (47-55, min.30).

Echaron el cerrojo los blancos en el último cuarto. Pablo Laso planteó una defensa sin fisuras que dejó sin aire a su rival. No aparecía Heurtel, no llegaban los triples del Barcelona y el Real Madrid tuvo suficiente con los chispazos de Campazzo, Caseur y la intimidación de Tavares para acabar con las opciones del equipo azulgrana, que encadenó cinco minutos sin anotar (55-67, min.37).

A un minuto y 56 segundos para el final, Hanga puso fin a la sangría con un triple. La remontada, sin embargo, no llegó y el Real Madrid alargó su jerarquía en la ACB ante un Palau Blaugrana resignado.

Liverpool 4-0 Barcelona: Histórica remontada en Anfield.

post

Un desconocido barça vio como un fiero conjunto inglés se levantó del 3-0 en la Ida y certificó su pase a la Final de la Champions League.

El Liverpool logró una de las remontadas más impresionantes de la historia tras vencer 4-0 al Barcelona (4-3 global) en la Vuelta de la Semifinal de la UEFA Champions League, en Anfield.

El primer gol de los locales llegó rápido, apenas a los cinco minutos, tras un fallo garrafal de Jordi Alba por la parte izquierda, donde recuperó Sadio Mané que se marchó hacia el área y cedió a Jordan Henderson, cuyo disparo fue contneido por Ter Stegen, pero el rechace quedó a los pies de Divock Origi, que remató a placer.

Los Reds mantuvieron una alta intensidad en los primeros minutos, pero el Barcelona respondió y equilibró las acciones, incluso mereciendo el empate en alguna ocasión. Llegó el descanso con la sensación de que, si bien el Liverpool no estaba muerto, el Barça tenía la serie bajo control salvo una catástrofe.

La catástrofe comenzó al minuto 54. Volvió a errar Jordi Alba, Alexander Arnold se hizo con el balón, recorrió unos metros y lanzó un pase raso hacia la posición de Georginio Wijnaldum, que entró con todo para fusilar a Ter Stegen, que alcanzó a tocar pero no pudo evitar el gol.

Y apenas dos minutos después, el tercero.  Centro de Shaqiri desde la banda izquierda y nuevamente apareció Wijnaldum, que de cabeza se convirtió en el primer suplente de la historia en marcarle dos goles al Barcelona en un mismo partido de la Champions League.
El derrumbe del Barcelona se concretó al 79′ con uno de los goles más insólitos de la historia. En un tiro de esquina por la banda derecha toda la defensa del Barcelona dio la espalda al balón, Alexander-Arnold  se dio cuenta y sacó rápido a la llegada de Origi, que remató sin marca para consumar la remontada.
El Liverpool buscará ahora su sexto título en la máxima competición europea ante el Tottenham.

Barcelona 3-0 Liverpool: Messi y la suerte dejan al barça a las puertas de la Final.

post

El que perdona siempre la paga. La máxima del fútbol se cumplió en la Ida de la Semifinal de Champions. El Liverpool fue infinitamente mejor que el Barça, pero la fortuna y Leo Messi determinaron que los culés hayan conseguido poner pie y medio en la Final de Madrid del próximo mes de Junio.

Los chicos de Klopp quitaron el balón al Barça, le hicieron correr, les hicieron sufrir como nunca y se fueron con tres goles en contra para la vuelta en Anfield Road. Los culés, con muy poco, consiguieron marcar gracias a la inspiración de Luis Suárez –en su versión más marrullera y letal– y un rato de Messi –vaya obra de arte marcó–.

Los británicos, totalmente desatados y descarados, perdonaban a la hora de dar el último pase, mientras que Coutinho amenazaba a sus ex compañeros con varios disparos de fogueo. El Barça lo estaba pasando mal y no lo ocultaba la cara de un Valverde descompuesto. Pero cuando peor parecían los culés apareció la conexión entre Jordi Alba y Luis Suárez para que el uruguayo culminase en plancha un gol de cazador.

El impresionante ritmo de juego del Liverpool dejaba al Barça con la lengua fuera y eran hasta los propios culés los que perdían tiempo para tomar un poco de aire. Los visitantes, sin embargo, seguían empeñando en dar el último pase más difícil todavía sin llegar a conseguir rematar la faena para empatar.

Los culés, sin embargo, necesitaban muy poco para conseguir un gol y eso quedó demostrado en el minuto 74. Una acción embarullada obró el segundo tanto azulgrana. Messi buscó en profundidad a Sergi Roberto y el rechace cayó en la rodilla de Luis Suárez estrellando el balón en el larguero. La suerte se alió con los locales cayendo el rechace en las piernas de un Messi que sólo tuvo que empujarla. ¿Quizá era el guiño a la suerte del futuro campeón?

Klopp, quien tardó muchísimo en hacer los cambios, sacó a Firmino a diez minutos del final en busca del tanto que les pudiese meter en la eliminatoria. Pero el que ya se estaba desatado fue un Messi que firmó una obra de arte para poner el tercero culé. Él se lo guiso sacando una falta que en realidad realizó él aprovechando que el arbitro no estaba atento para propinar un puñetazo a Fabinho y él se lo comió culminando una falta impresionante desde 30 metros que entró por la escuadra.

Los locales se colgaron del larguero en los minutos finales. Perdieron tiempo como si fuesen un equipo pequeño para conservar un resultado que les pone con pie y medio en la final. El Liverpool no tuvo su noche de cara al gol, mientras que los locales consiguieron un premio excesivo para el fútbol desplegado. La noche en la que el Barça fue menos Barça que nunca se llevó el premio gordo.

Barcelona 3-0 Manchester United: Messi convierte al Camp Nou en el ‘Teatro de los Sueños’.

post

Doblete del argentino, genio y figura en una victoria que completó Coutinho; los culés, a Semifinal de Champions League.

El Barcelona ha vencido 3-0 al Manchester United en el Camp Nou y clasificó a Semifinal de la Champions League. Lionel Messi convirtió un doblete en el primer tiempo para dejar sin esperanzas a los de Old Trafford y Coutinho definió el partido en la segunda parte.

El conjunto visitante sorprendió en el inicio del juego y Marcus Rashford estrelló un remate en el travesaño antes de los 30 segundos de juego. Sin embargo, Lionel Messi se iluminó a los 15 minutos, le hizo un caño a Fred, abrió el marcador con un gran zurdazo que se metió contra el palo y luego puso el 2-0 con un remate débil que se escurrió entre las manos de David De Gea.

Con la clasificación en el bolsillo, el equipo de Ernesto Valverde manejó la pelota con tranquilidad en el segundo tiempo y definió el partido con un disparo espectacular de Coutinho, que se metió lejos de la estirada de De Gea.

Barcelona había sido eliminado en los Cuartos de Final de la Champions en las últimas tres temporadas. La última vez que superó esta fase fue en la edición 2104-15 y terminó siendo el campeón.

Manchester United 0-1 Barcelona: Los culés pegan primero.

post

Un autogol de Shaw tras un cabezazo de Luis Suárez da la ventaja a los españoles en los Cuartos de Final de la Champions League.

Paso adelante para el Barcelona camino de la Semifinal de la Champions League. En Old Trafford, un autogol de Luke Shaw le dio a los catalanes la victoria sobre el Manchester United, que deberá ganar en el Camp Nou la próxima semana si quiere eliminar a los españoles.

En los primeros minutos, el Barcelona tuvo el balón y el Manchester United no se acercó. Hasta que Suárez cabeceó un centro de Messi y un desvío en Shaw dio la única ventaja del partido a los catalanes, VAR mediante. Desde entonces, apuró el equipo local pero sin dañar. El conjunto de Ernesto Valverde supo cuidar esa diana hasta el final, mientras que el propio técnico azulgrana gestionó bien los cambios en la segunda parte y el triunfo nunca estuvo en peligro.

Con este resultado, al Barcelona le alcanzará con ganar o empatar en la ciudad condal para quedarse a un paso de la ansiada Final del Metropolitano. Una victoria del Manchester United por 0-1 llevaría la eliminatoria a la prórroga, mientras que cualquier otro triunfo de los ingleses dejaría eliminado a los azulgrana por el valor extra de los goles marcados fuera de casa.

Cabe recordar que el Barcelona no pasa la barrera de los Cuartos de Final desde la temporada 2014/15, cuando consiguieron un histórico triplete de la mano de Luis Enrique Martínez. Desde entonces, siempre se ha encontrado con un obstáculo insuperable en la Ronda de 8: Atletico Madrid en 2016, Juventus en 2017 y Roma en 2018.

Roma 3-0 Barcelona: Remontada imperial.

post

Los blaugranas firmaron su peor partido en años y abandonan la Champions a pesar de ganar 4-1 en la ida.

La Roma obró el gran milagro de la temporada en la UEFA Champions League y eliminó al Barcelona tras vencer por 3-0 en el Stadio Olímpico gracias a los goles de Dzeko, De Rossi y Manolas para remontar el 4-1 de la ida.

Los italianos se metieron en el partido desde muy pronto gracias a un tanto de Dzeko en los primeros compases. Di Francesco arriesgó jugando con una defensa de tres y el bosnio y Schick eran dos torres que sacaban las carencias de Piqué y Umtiti.

Lejos de despertar con el 1-0, el Barça siguió sufriendo en la primera parte y difícilmente tuvo la posesión. De hecho, Messi sólo apareció en el partido para mandar dos faltas por encima del larguero. El descanso estaba destinado a cambiar el duelo pero no para el Barcelona, sino para la Roma que dio un segundo zarpazo.

Dzeko volvió a ganar la partida a Piqué y el central tuvo que derribarlo dentro del área. De Rossi no falló desde los once metros y dejó a los culés definitivamente en shock. El 3-0 era cuestión de tiempo y acabó llegando con un remate de cabeza de Manolas a la salida de un córner en el que se anticipó a Semedo. El Barça no pudo reaccionar ni colocando a Piqué de delantero y volvió a fracasar contra todo pronóstico en la UEFA Champions League.

Chelsea 1-1 Barcelona: Messi saca petróleo de Londres.

post

El delantero argentino marca el empate para el Barcelona frente a un buen Chelsea en Inglaterra. Willian había abierto la cuenta para los Blues.

El Barcelona ha logrado un buen empate ante el Chelsea en su visita a Inglaterra, en los Octavos de Final de la Liga de Campeones.

El equipo de Ernesto Valverde se fue al descanso con una igualdad sin goles que bien pudo ser derrota, especialmente por los dos tiros al poste que tuvo el equipo inglés, ambos por mediación de Willian.

El propio mediocampista brasileño fue el encargado de abrir la cuenta en Stamford Bridge, también con un remate desde media distancia.

Sin embargo, el Barcelona pudo encontrar el empate a través de Lionel Messi, que no falló tras el pase de Andrés Iniesta dentro del área.

Así las cosas, el Camp Nou dictará sentencia en una eliminatoria que está abierta después del intenso encuentro disputado en Londres.

Real Madrid 87-75 Barcelona: Doncic, bálsamo y tormento.

post

El Real Madrid se ha impuesto gracias a una gran segunda parte al Barça y de esta manera ha agravado su crisis (87-75). Los de Laso, liderados por un Doncic brillante, con 16 puntos, 7 asistencias y 6 rebotes, se han llevado el Clásico europeo. En el Barça, Tomic con 12 puntos fue el más destacado. Doncic anotó al término del tercer cuarto una de las canastas del año desde su propio campo.

Doncic, además, con dos triples seguidos, comenzó a materializar las primeras ventajas locales de cierta entidad, 34-26 (min.14.45), mientras que Thomas Heurtel adquirió el protagonismo ofensivo que le faltó en los primeros diez minutos. Al final, los azulgranas recuperaron con un Juan Carlos Navarro infalible desde la línea de tiros libres y llegaron al descanso con un 40-38.

Cinco puntos seguidos de Trey Thompkins, en un parcial de salida de 8-0 por parte madridista (48-38, min. 22,50) aumentaron la ventaja local a la decena de puntos, poniendo al Barcelona ante la primera gran prueba del clásico. El Barcelona comenzó a perder el equilibrio ante la doble amenaza permanente de Doncic y Campazzo y el 63-48 (min.29) fue la demostración palpable de esa superioridad.

Y para acabar de demostrarlo, Doncic se vistió de Sergio Llull para en el último suspiro marcarse un triple imposible desde casi su propia línea de fondo, 68-52, y dejar el camino un poco más llano de cara a los últimos diez minutos, tras un parcial de 28-14 en este tercer cuarto.

Por si había alguna duda, el Madrid siguió subiendo como la espuma (75-54, min.31.30) al tiempo que el Barcelona buscaba la manera de no salir con una derrota escandalosa del primer clásico europeo.Tras esos 21 puntos de renta el Barcelona buscó en su orgullo, mientras que el Madrid se relajó un poco, con lo que la ventaja menguó hasta el 80-65 (min.35) y el más inquietante 80-71 min.36).

Hasta ahí llegó todo y fue Doncic el que cerró el partido con un baile sobre Víctor Claver al que dejó literalmente tirado en el parqué para dar una asistencia, otra, al capitán. Al final, 87-75, el Madrid sale victorioso y reforzado y el Barça derrotado y con un poco más de crisis. Es lo que tienen los clásicos. También en Europa.

Barcelona 0-0 Juventus: Eliminatoria con justicia final.

post

El conjunto azulgrana cae eliminado de la Champions tras no poder marcar ningún gol ante los italianos.

El Barcelona no consiguió la milagrosa remontada que necesitaba y ha caído eliminado de la Champions League tras empatar a cero en el Camp Nou ante la Juventus.

Los de Allegri salieron al terreno de juego metiendo el miedo en el cuerpo a los culés con un gran Dybala, pero con el paso de los minutos los locales se fueron haciendo con el mando del partido.

La Juventus demostró tener una de las mejores defensas de Europa, y el Barça no pudo derribar la muralla. Lo intentaron Neymar, Suárez, Messi y compañía, pero lo cierto es que Buffon apenas tuvo que realizar paradas de mérito.

En la segunda parte el Barça jugó con todo, con Alcácer juntándose a la MSN, pero no consiguió ni siquiera estar cerca de remontar la eliminatoria.

Juventus 3-0 Barcelona: Otro repaso en Europa.

post

El conjunto azulgrana volvió a caer goleado como ocurriera en París. Muy mala imagen del equipo de Luis Enrique en Turín. Dybala fue la estrella.

El Barcelona volvió a ofrecer su peor versión en una noche de Champions. Al igual que ocurriera en París, los azulgranas fueron goleador por la Juventus, que lograron tres tantos.

Paulo Dybala fue la gran estrella en el Juventus Stadium. A los 20 minutos el argentino ya había logrado dos goles, dejando en evidencia a la defensa culé. El primero en un remate desde dentro del área totalmente solo, y el segundo desde la frontal superando a Ter Stegen.

Luis Enrique movió ficha en el descanso metiendo a André Gomes por Mathieu, y cuando mejor estaba el Barça llegó el tercer gol de la noche, obra de Chiellini, que remató en el segundo palo un saque de esquina.

El Barça buscará la remontada en el Camp Nou la próxima semana como ya hiciera ante el PSG, aunque esta vez ante uno de los mejores equipos defensivos en Europa.