Marsella 0-3 Atletico Madrid: Griezmann corona al Atletico en Lyon.

post

El delantero rojiblanco, ha dejado su firma en la Final de la Europa League con un brillante doblete.

No salió muy metido en el encuentro el Atlético de Madrid. Estaba nervioso, agarrotado, impreciso; y el Olympique de Marsella tuvo varias ocasiones peligrosas, pero si no aprovechas esas situaciones con un equipo como el de Diego Pablo Simeone, sabes que puedes acabar sucumbiendo. Y de eso se encargó Griezmann.

Mediada la primera parte, el ‘7’ rojiblanco aprovechó un error del Olympique de Marsella en la salida de balón para batir a Mandanda por abajo. Y justo tras la reanudación, asistido por Koke, el delantero volvió a ajusticiar a los franceses para finiquitar una Final que, salvo los primeros compases, ha sido completamente rojiblanca.

Quién sabe si éste ha sido su último servicio como jugador del Atlético de Madrid, pero si finalmente así fuera, no puede marcharse con mayor gloria que haber dado a los rojiblancos un nuevo título europeo en un torneo donde ha anotado en cada eliminatoria, incluida una Final para el recuerdo.

Atletico Madrid 1-0 Arsenal: De la mano de Diego Costa, los rojiblancos se plantan en la final de Lyon.

post

Un solitario gol en el tiempo de descuento del primer tiempo del hispanobrasileño -que acabó lesionado- da el pase a la Final a los del ‘Cholo’ Simeone.

El Atlético de Madrid estará en la Final de la Europa League que se disputará en Lyon después de eliminar al Arsenal (1-0) gracias a un solitario gol de Diego Costa en el descuento del primer tiempo. Los Gunners no cesaron de intentarlo pero no lograron el tanto que habría forzado la prórroga.

La primera parte empezó con malas noticias para el Arsenal, y es que no habían pasado ni diez minutos cuando Koscielny tuvo que dejar el terreno de juego con lo que parece ser una grave lesión, dando entrada a Chambers. A pesar de ello los Gunners no acusaron el golpe y dominaron durante buena parte del primer tiempo, aunque sin llegar a inquietar a Jan Oblak en prácticamente ningún momento.

En éstas, cuando los primeros cuarenta y cinco minutos estaban a punto de agotarse, llegó el delirio a las gradas del Wanda Metropolitano. Griezmann robó un balón volcado en la banda derecha y habilitó a Diego Costa en carrera, como le gusta al hispanobrasileño, con espacio. El ’18’ se plantó ante Ospina, esperó a que se dejara caer, y la puso por encima para mandarla a las mallas en lo que supuso el 1-0.

Poco cambió el guión de la segunda parte, ya que el Arsenal seguía siendo el equipo exigido, el que debía marcar al menos un gol para forzar la prórroga y seguir vivo en la Semifinal. Los Gunners continuaron dominando, esta vez con mucho más peligro en el área de Oblak, sirviendo centros laterales que obligaron a la zaga rojiblanca a emplearse a fondo, sobre todo un Diego Godín que fue un coloso.

El partido se rompió, pero ni el Arsenal encontró el tanto de la prórroga ni el Atlético supo aprovechar ninguno de los contragolpes que lanzó. Precisamente en una de esas jugadas Diego Costa acabó pidiendo el cambio por molestias musculares, que habrá que ver hasta dónde llegan.

Sea como fuere, el Atlético de Madrid estará en una nueva final europea y peleará por la Europa League en Lyon dentro de dos semanas.

Arsenal 1-1 Atletico Madrid: Griezmann absuelve a Vrsaljko.

post

El lateral croata fue expulsado en el minuto diez, pero un tanto del delantero francés basta para equilibrar la balanza que movió Lacazette.

Un Atlético muy Atlético y un Arsenal muy Arsenal firman un empate a uno con el que los rojiblancos se sienten victoriosos vistas las circunstancias. Los colchoneros, con un jugador menos desde el minuto 10 por la expulsión de Vrsaljko, y sin Diego Pablo Simeone, también expulsado minutos después, sobreviven al temporal y al tanto de Alexandre Lacazette para partir con ventaja gracias al enésimo gol de Antoine Griezmann y a la, enésima también, exhibición de Jan Oblak.

No habían pasado diez minutos de partido cuando Sime Vrsaljko fue expulsado por doble cartulina amarilla. Estaba pasado de revoluciones el lateral y lo pagó excediéndose con una entrada sobre Lacazette cuando ya tenía amonestación. Lo protestó Simeone durante un puñado de minutos, hasta que el técnico también acabó en la caseta antes de tiempo. Panorama complicado para los rojiblancos, con un jugador menos y sin su líder espiritual en la banda.

Ahí es cuando empezó el ejercicio de supervivencia del Atlético, que bajó al barro y defendió como mejor sabe. Mientras tanto, Jan Oblak iba erigiéndose en el héroe del partido a medida que avanzaban los minutos y las ocasiones del Arsenal. Una vez más el guardameta desplegó todo su catálogo de intervenciones, a cada cual más espectacular, para guardar su marco. Cosa que no pudo hacer con el testarazo de Alexandre Lacazette, que abrió el marcador ya en la segunda parte, tras un gran centro de Wilshere.

El Arsenal seguía perdonando la vida a los rojiblancos, u Oblak dándosela, como ustedes quieran verlo. Hasta que los Gunners sacaron su peor cara en defensa, algo que no ocurre por primera vez. Koscielny cometió un error grosero que no desaprovechó Griezmann para batir a Ospina y poner así el empate a uno. Una vez más, el Atlético optimizando sus recursos hasta límites insospechados: dos ocasiones claras en todo el partido, 80 minutos con un jugador menos, perdiendo en el Emirates Stadium…y rescatando un buen resultado.

A pesar de ello no está nada dicho y en siete días el Wanda Metropolitano dictará sentencia. El Arsenal está obligado a anotar al menos un gol si quiere tener opciones de clasificarse para la final de la Europa League. Abróchense los cinturones.

Real Madrid 1-1 Atletico Madrid: Europa manda en la capital.

post

Blancos y colchoneros empatan un bonito derbi marcado por los compromisos europeos de ambos equipos. Cristiano adelantó al Madrid y Griezmann empató.

El derbi madrileño abría la tarde del domingo en el Santiago Bernabéu. El Atlético de Madrid llegaba con 4 puntos de ventaja al coliseo blanco por lo que los madridistas tenían la necesidad de ganar. Pese a ello Zidane dio prioridad a la Champions y dio descanso a Modric, Casemiro, Isco y Benzema. El francés volvió a confiar en Bale, Lucas, Asensio y Kovacic en el once. Simeone por su parte dio la oportunidad a Vitolo en detrimento de Correa o Gabi (que descansaron).

De inicio se pudo ver a un Madrid dominar. El equipo blanco se hizo con la posesión y protagonizó buenas combinaciones en ataque que provocaron que el Atlético se replegase en su campo. A los 10 minutos Asensio avisó con un fuerte zurdazo al larguero. Antes, en la misma jugada, los blancos reclamaron penalti de Juanfran sobre Kroos. El dominio blanco crecía y Cristiano lo intentó de zurda desde lejos. Oblak desvió a córner. A los 26 minutos el portero esloveno volvió a parecer con una gran parada a remate de Varane.

Tras una primera media hora de asedio, los rojiblancos mejoraron y se dejaron ver en ataque. Diego Costa tuvo el 0-1 pero acabó esquinándose en un remate que Keylor salvó con otra gran intervención. Saúl disparo alto poco después para confirmar la mejoría colchonera. Pero el Madrid volvió a apretar al final del primer tiempo. Marcelo estuvo a punto de adelantar a su equipo antes del descanso pero su derechazo se estrelló contra el larguero. Lucas en el rechace enganchó un potente disparo pero Oblak se empeñó en que la primera parte acabase sin goles.

El segundo tiempo comenzó como el primero. El Madrid dominaba ante un Atlético bien replegado. Zidane cambió el dibujo, puso a Asensio en la media punta y a Bale en la banda izquierda. El galés, desde su carril, comenzó a causar estragos sobre la zaga colchonera. Lo primero que hizo fue asistir a Cristiano, que inauguró el marcador con un golazo de volea.

El gol del luso hizo reaccionar a los colchoneros que solo tardaron 4 minutos en nivelar el encuentro. Griezmann empató tras hacer una bonita pared con Vitolo. El canario se deshizo de Keylor y el francés empató a uno a puerta vacía. El tanto dejó tocado a los locales y espoleó a los colchoneros. Poco después Koke tuvo el segundo en sus botas pero Keylor respondió con una excelente parada.

Después del susto Zidane sustituyó a Cristiano para dar entrada a Benzema. Parece que estaba pactado que el portugués jugase solo 60 minutos. Simeone hizo lo mismo 10 minutos más tarde retirando a Diego Costa y dando entrada a Gabi. Modric e Isco se unieron al carrusel de cambios con el que los madridistas volvieron a volcarse en ataque. Los locales perdieron claridad en ataque y solo tuvieron opciones de llevarse los 3 puntos en el descuento. Sergio Ramos estuvo a punto de batir a Oblak con una falta directa pero el portero esloveno despejó a córner. El central remató también el saque de esquina pero el esférico se marchó rozando el travesaño.

Al final un empate que deja las cosas como estaban. El Atlético de Madrid sigue segundo con cuatro puntos de ventaja sobre los madridistas.

Atletico Madrid 2-1 Real Madrid: La duodécima espera en Cardiff.

post

Los rojiblancos estuvieron cerca de la machada con un inicio eléctrico, pero Isco calmó los ánimos y los de Zidane consiguieron alcanzar la Final.

El Real Madrid luchará por lograr la duodécima en la Final que se celebrará en Cardiff y que jugará ante la Juventus. El equipo blanco hizo bueno el 3-0 obtenido en la ida y el Atlético no fue capaz de remontar la eliminatoria.

Los rojiblancos salieron al partido en tromba empujados por un Calderón que alentó a su equipo de principio a fin. El milagro parecía más cerca al cuarto de hora de encuentro. A los doce minutos Saúl Ñíguez adelantó a los suyos con un cabezazo, y pocos instantes después Griezmann anotó desde el punto de penalti el 2-0.

Apenas había empezado el duelo y el Atlético ya estaba a solo un gol de igualar las semifinales. Pero tras el segundo gol el equipo de Simeone reculó y el de Zidane sacó calidad para hacerse con el balón. Al borde del descanso, los blancos sentenciaron la elimiantoria. Karim Benzema realizó una jugada espectacular para ceder el balón a Kroos, Oblak rechazó el disparo del alemán y fue Isco el que cazó el esférico para poner el 2-1.

El tanto del malagueño fue un jarro de agua fría para el Calderón. En la segunda mitad los de Simeone lo intentaron de todas las maneras, pero el gol para recortar distancias no llegó. 2-4 en el total de la eliminatoria que sirve al Madrid para buscar su duodécima Champions. Delante estarán Buffon, Dani Alves, Dybala y compañía.

Real Madrid 3-0 Atletico Madrid: Cristiano Ronaldo encarga una final.

post

Un hat-trick del portugués deja la Semifinal encarrilada para el conjunto blanco.

El Real Madrid se impuso al Atlético de Madrid en la ida de las semifinales de la Champions League con una soberbia actuación de Cristiano Ronaldo.

El conjunto blanco salió muy enchufado al encuentro y en la primera parte pasó por encima del equipo rojiblanco. Cristiano Ronaldo abrió el marcador en el minuto 10. Casemiro puso el balón desde la derecha al punto de penalti y el ‘7’ saltó más que nadie para rematar de cabeza al fondo de la red.

En la segunda mitad el Atlético buscó entrar en el partido, pero lo cierto es que el equipo de Diego Simeone nunca acabó de estar bien plantado en el Santiago Bernabéu. A poco más de quince minutos para el final Cristiano Ronaldo aprovecharía un rechace para fusilar a Oblak desde la frontal y poner el 2-0.

Llegando ya al final del partido, cuando el Atlético buscaba un 2-1 que le diera vida a la eliminatoria, otra vez Cristiano vio puerta tras una gran jugada de Lucas Vázquez. Ocho goles de CR7 entre cuartos y semifinales. El luso quiere otra Champions, y de momento ya ha encargado una final en Cardiff.

Real Madrid 1-1 Atletico Madrid: Reparto de puntos.

post

Un tardío gol de Griezmann sirve para empatar el derbi ante el Real Madrid, que se adelantó por mediación de Pepe.

Real Madrid y Atlético de Madrid se reparten los puntos (1-1) en un derbi intenso y con alternativas en ambos equipos, pero dominado en buena parte por los locales. Pepe adelantó a los blancos con un cabezazo a la salida de una falta botada por Kroos, pero Antoine Griezmann, en la recta final del encuentro, colocó el definitivo empate en el marcador.

En una primera parte bastante nivelada, por momentos del Real Madrid y por momentos del Atlético, solo Cristiano Ronaldo y Griezmann estuvieron cerca de romper el empate a cero: el portugués mediante en disparo que sacó bajo palos Savic, y el francés con un latigazo ajustado al palo que acertó a despejar Keylor Navas.

Fue un primer acto repleto de imprecisiones en el centro del campo, de jugadas atropelladas en su mayoría y con ocasiones de gol contadas con los dedos de una mano. Un estilo quizás más favorable para los pupilos de Diego Simeone que para los de Zinedine Zidane.

Pero tras el descanso el Real Madrid dio un paso adelante y empezó a complicar la vida al Atlético, encerrándoles en su área y llevando constante peligro al marco de Jan Oblak, que tuvo que emplearse a fondo para repeler un remate a bocajarro de Karim Benzema justo antes del gol que abrió el marcador para los blancos.

Un guión más que empleado por el Real Madrid, un guión que deberían conocer todos y cada uno de sus rivales. Falta lateral que bota Toni Kroos y cabezazo certero del rematador de turno, que en esta ocasión fue Pepe, libre de marca en carrera.

Pudo empatar Fernando Torres poco después tras un gran pase profundo de Yannick Carrasco, pero el de Fuenlabrada erró el mano a mano ante Keylor Navas. A pesar del fallo el Atlético no le perdió la cara al encuentro y subió líneas en busca del empate.

Y las tablas llegaron en la recta final del partido, y quién si no, Antoine Griezmann. El francés no perdonó ante Keylor Navas en la que quizás haya sido la única ocasión verdaderamente clara de la que ha dispuesto -junto al lejano disparo que sacó el costarricense en el primer tiempo-. Ángel Correa filtró un pase a la carrera de Griezmann y con un zurdazo rompió el cero madridista.

Atletico Madrid 0-3 Real Madrid: Cristiano se adueña del derbi y el Real Madrid de La Liga.

post

El delantero portugués hizo los tres goles que dieron los tres puntos al equipo merengue, líder en solitario de La Liga.

El Real Madrid da un golpe sobre la mesa no solo de la capital de España, sino también de La Liga tras superar al Atlético de Madrid en el derbi con bastante superioridad gracias a un Cristiano Ronaldo que se mostró en plena forma, al menos de cara a portería.

Sin hombres importantes como Benzema, Kroos, Pepe o Sergio Ramos, los merengues fueron superiores sobre el terreno de juego desde el inicio, con Isco dirigiendo a un ataque que parecía funcionar a la perfección, sobre todo las conexiones en banda con Gareth Bale, que exprimió al máximo su posición sobre el terreno de juego, y el gran trabajo realizado por Lucas Vázquez, que hizo un gran sacrificio en la banda.

A pesar del mejor juego del Real Madrid, el primer gol del partido llegaría en una jugada a balón parado con algo de fortuna. Falta en la frontal del área favorable al Real Madrid y Cristiano Ronaldo bate a Jan Oblak después de que su lanzamiento saliese desviado por la barrera, engañando así a un portero que no completó un mal partido a pesar de haber recibido tres goles en la noche de sábado.

Lejos de venirse arriba tras encajar el gol, el Atlético de Madrid pasó por sus peores minutos en el partido hasta el final de la primera mitad, con un Real Madrid bien engrasado que estaba funcionando según lo planeado en el Vicente Calderón.

La segunda parte trajo otro encuentro, con un Atletico mucho más enchufado y dispuesto a remontar el derbi, aunque fue el Real Madrid quien volvió a mover el macador gracias a Cristiano Ronaldo, que sacó petróleo con un penalti de Savic que no falló desde los 11 metros.

Con el Atlético ya noqueado, Cristiano aprovechó la inercia para hacer el hat-trick y superar a Alfredo Di Stefano como máximo goleador de la historia del Real Madrid en los derbis contra el Atlético, un equipo al que el portugués tiene claramente tomada la medida.

Con esta victoria y el empate del Barcelona contra el Málaga, el Real Madrid se erige como líder en solitario, con cuatro puntos por encima de los blaugranas, mientras que los colchoneros se queda atrás en la carrera con solo 21 puntos, a un abismo de nueve del liderato.

Real Madrid (5) 1-1 (3) Atletico Madrid: La Undécima llegó en los penaltis.

post

Ramos abrió el marcador en fuera de juego pero Carrasco forzó la prórroga; Ronaldo marcó el tanto de la coronación.

La historia debe escribirse a diario. Hasta la más nimia acción puede cambiar el rumbo del tiempo. El Real Madrid, más experimentado a este tipo de noches europeas, no tardó en coger la batuta y marcar el ritmo de la orquesta en San Siro. El preámbulo de Andrea Bocelli durante la ceremonia era el inicio de algo grande. Una noche histórica. Un replay de lo acontecido en Lisboa en 2014, pero con un guión alternativo. Los jugadores de Zidane movían la pelota con delicadeza, sutiles, mareando a la plantilla del Atletico Madrid. No tardó en hacerse notar el mando merengue. Gareth Bale se dispuso a lanzar un libre directo desde el pico derecho del área, antes de cumplir el minuto 10, buscando el segundo palo, pero Marcelo desvió la pelota cerca del territorio de Oblak con el alma. El esloveno, como viene acostumbrando a lo largo de la temporada, despejó con su pie izquierdo el cuero bajo palos.

El interés del Real Madrid y su juego bajo el cielo de Milán era muy claro. No querían perder la final y pusieron el modo dios para evitar que los rojiblancos pudieran, siquiera, acercarse al área de Keylor Navas. Ligeros acercamientos del Atlético que no ponían en peligro a una zaga blanca que era omnipresente con un Casemiro titánico. La euforia llegó en el minuto 15. El héroe de la Décima apareció, una vez más, para dar la esperanza a los jugadores de Zidane. Un centro de Toni Kroos es prolongado en el área por Gareth Bale. El de Camas, frente a Oblak y siendo agarrado por Savic, se lanza al suelo para introducir la pelota entre las piernas del guardameta esloveno. La polémica llegaría por el aparente fuera de juego del defensa tras el pase del galés.

El Real Madrid era claro dueño y señor del partido. Seguía dominando y los jugadores del ‘Cholo’ Simeone apenas terminaban sus jugadas cerca del área madridista. Las aficiones también jugaban su partido, pero los minutos pasaban y el descanso aparecía en el horizonte. Los últimos quince minutos marcaron un antes y un después en el encuentro. El Atlético tenía más la pelota y los blancos buscaban un juego de toque más que vertical, lo que frenaba sus opciones. Griezmann terminaría dando varios avisos a Keylor Navas, pero el francés no pudo encontrar puerta en ninguno de ellos.

Tras abandonar los vestuarios para comenzar los últimos 45 minutos, Simeone optó por dar entrada a Yannick Carrasco –en lugar de Augusto Fernández- buscando la expulsión de Carvajal, quien se encontraba con cartulina amarilla desde el inicio del encuentro por una entrada tardía sobre Griezmann. Parecía que el Atlético podría empatar pronto el encuentro tras un penalti claro de Pepe sobre Fernando Torres, pero el delantero francés mandaría el cuero directo al travesaño para romper las ilusiones de los rojiblancos momentáneamente. El momento de la desconsolación, además del final del encuentro, lo protagonizó Carvajal tras abandonar llorando y totalmente desconsolado el terreno de juego por lesión en el minuto 52.

Los jugadores de Simeone se hacían más con el partido y se haría muy largo para los blancos. En una jugada loca, tras un córner a favor, Savic terminó enviando la pelota cerca del palo derecho de Keylor Navas. El empate se palpaba en el ambiente, pero se estaba haciendo de rogar demasiado, marcando la tensión en el terreno de juego y en la grada. Las ocasiones por parte del Atlético eran más constantes. Se sumó Koke al intento de anotar el empate, mandando una volea cerca de la escuadra de Keylor Navas. El Madrid sufría en defensa y el gol rojiblanco podría llegar de un momento a otro. No llegaba a controlar la pelota el cuadro merengue como lo hiciera en la primera mitad, lo que podría significar el fin de su ventaja. Casemiro se volvió vital en el centro del campo del Real Madrid para evitar muchos de los ataques del equipo del Manzanares.

Pasaban los minutos y el cansancio y la moral parecían hacer mella en la mentalidad de los jugadores rojiblancos. Además, el tener que dar un paso adelante buscando el empate significaba favorecer las contras de los blancos. En una de esas se quedó Benzema solo ante Oblak tras un contraataque liderado por Modric, pero el guardameta esloveno le gana la partida al francés y continúa manteniendo vivas las esperanzas del Atlético. Restaban aún 20 minutos para el final. El éxtasis rojiblanco llegaría en el minuto 80 de partido. Juanfran centraba desde la derecha para que Carrasco, en el área pequeña, rematase para empujar la pelota a la red. Empate merecido y el recuerdo de Lisboa rondaba el cielo de Milán con el ambiente oliendo a prórroga. Así fue. Los de Zidane apretaron en los últimos instantes, pero el empate a 1 se mantuvo y se llegó al tiempo extra.

La prórroga del encuentro partió con la misma tensión, propia de un encuentro de semejante categoría. Madrid y Atlético, fundidos físicamente –más por parte de los blancos, principalmente en las piernas de Bale y Cristiano-, peleaban hasta el final. El triunfo y la gloria eran el objetivo. Algunos acercamientos ponían en máxima atención a los guardametas, que también se mentalizaban en caso de llegar a los penaltis. Filipe Luis se unió a Carvajal en la enfermería durante la segunda mitad de la prórroga. El peso del cansancio hizo mella en el lateral brasileño rojiblanco. A él se le tuvo que unir Koke por la misma razón. El empate no se movió y el encuentro se marchó a la sentencia desde los once metros.

El punto de penalti fue el juez de un partido que merecieron ambos. Gran pelea entre Real Madrid y Atlético de Madrid. El derbi madrileño en la final de Milán pasará a la historia ya no solo por el vencedor, sino también por la forma de llevarla a cabo. El equilibrio y la igualdad fueron la clave en el encuentro, pero solo podía haber un ganador. Con 4-3 sin fallar en la tanda, Juanfran mandó la pelota al palo. Cristiano se encargó de lanzar el penalti definitivo, y el portugués no falló. La Undécima Champions League cayó y el Real Madrid se proclamó campeón.

Bayern Munich 2-1 Atletico Madrid: Griezmann pone a los colchoneros en la Final.

post

El conjunto de Guardiola comenzó ganando el partido, pero un gol de Griezmann mandó al Atletico a la final.

El Atlético de Madrid elimina al Bayern y es el primer finalista de la Liga de Campeones 15/16. Las cosas se pusieron muy complicadas para el conjunto de Diego Pablo Simeone puesto que el conjunto bávaro fue un rodillo y empató la eliminatoria en la primera mitad e incluso pudo ponerse por delante gracias a un penalti detenido por Jan Oblak, auténtico héroe del partido. Pero el Atlético tiró de orgullo en la segunda parte y en una combinación magistral de Fernando Torres con Antoine Griezmann se convirtió en el gol rojiblanco. Pero el partido no terminó ahí. Lewandowski volvió a adelantar a los muniqueses de cabeza y Fernando Torres desperdició un penalti en los últimos minutos. Al final, el Atlético podrá resarcirse de la final perdida en Lisboa y Pep Guardiola no podrá conquistar la Champions con el Bayern.

El Atlético del Cholo Simeone se ha aferrado durante los últimos tiempos a la celebérrima frase del monstruoso Mike Tyson: “Todo el mundo tiene un plan, hasta que le sueltas la primera hostia”. Así han ido cayendo todos sus rivales, sobre todo, los de mayor enjundia. El Real Madrid de Zinedine Zidane fue incapaz ni siquiera de crear algo de peligro en el último derbi. El terrible Barça sufrió con la MSN al frente ante un Atlético con nueve en el duelo liguero del Camp Nou, además de caer eliminado ante los rojiblancos en los pasados Cuartos de Final. Y Pep Guardiola y su Bayern de salón sufrieron la mordaza colchonera en el partido de ida.

Porque en el pasado duelo del Calderón, el conjunto bávaro lo intentó de todas las maneras posibles. Pero siempre se estrelló con el entramado defensivo del Cholo Simeone –y en el larguero de la portería de Jan Oblak–. Por dentro fue imposible hacer daño –Lewandowski apenas pisó el área rival y solo realizó un remate– y por fuera, donde el Bayern castiga a sus rivales a través de la verticalidad, los pupilos de Diego Pablo Simeone siempre impusieron su mayor intensidad.

Esta noche la guerra ha sido diferente. Ya lo avisó Pep Guardiola en la previa, que lo intentarían de todas las maneras posibles. Y así fue. Porque todo es más fácil con Thomas Müller y el técnico español optó por el internacional alemán en su once titular. Su movilidad y lectura de espacios resultó providencial para intentar desconcertar a una siempre bien plantada zaga rojiblanca. La otra novedad en el último once de Guardiola en el Allianz Arena en la máxima competición continental fue Frank Ribéry, con tanta veteranía como con ganas de demostrar que sus eslálones no tienen fecha de caducidad.

El Bayern no fue un equipo de fútbol. Fue un huracán. Y con la misma compasión que un león. Desde el primer minuto, el combinado de Pep Guardiola salió dispuesto a igualar la eliminatoria y tras un par de tímidos arreones rojiblancos en forma de disparos de Gabi, siempre muy lejanos, por lo tanto, fáciles para Manuel Neuer, la maquinaria teutona comenzó a someter al conjunto rojiblanco con su fútbol de posesión y posicionamiento hasta tal punto de lograr 16 remates en los primeros 45 minutos –récord negativo de los rojiblancos en un primer tiempo esta temporada–.

A pesar del asedio muniqués, el Atlético sujetó bien las llegadas de Lewandowski y Müller por el centro y las apariciones por banda de Ribéry y Douglas Costa. Así, Arturo Vidal hizo de todocampista y con un par de derechazos desde fuera del área fue metiendo en su propia guarida al conjunto de Diego Pablo Simeone. El Bayern se acercaba peligrosamente. Y comenzó a probar en serio a Jan Oblak, destinado a héroe en la noche de hoy. Primero con una de las mejores jugadas del conjunto bávaro. En el minuto 20 un balón largo de Boateng dejó completamente solo a Müller y este cedió a Lewandowski que se topó con el portero esloveno y su valiente salida balonmanística.

Fue el prolegómeno de la tortura rojiblanca. En apenas cinco minutos, el Bayern empató la eliminatoria e incluso desperdició una pena máxima. Xabi Alonso inició la tortura con un gol de esos feos pero que valen su peso en oro. Una falta desde la frontal ejecutada por el de Tolosa con rabia en lugar de precisión se alojó en el fondo de las mallas rojiblancas tras ser desviada por José María Giménez. Poco después, el central charrúa se pasó de garra uruguaya a la salida de un córner y cometió penalti sobre Javi Martínez. Thomas Müller al lanzamiento pero Jan Oblak volvió a aparecer con una doble intervención prodigiosa, primero al disparo del 25 muniqués y después al rechazo.

El Atlético salió vivo del envite y decidido a cambiar el sino del partido en el segundo tiempo. Yannick Carrasco al césped y Augusto Fernández al banco, primera decisión de Simeone en el partido. Más velocidad en ataque y menos control en el centro. Al Bayern le dio igual porque siguió a lo suyo, tocar, tocar y tocar y rematar, rematar y rematar. Le dio tan igual que en un aparente balón en largo totalmente inofensivo terminó en una fulgurante combinación de Fernando Torres en forma de pase en profundidad que dejó solo a Antoine Griezmann para terminar fusilando a Manuel Neuer en su salida.

Pero el Bayern, tras unos minutos en los que estuvo en estado de shock pero que el Atlético no aprovechó, volvió a su sometimiento particular. El Atlético repelía todos los ataques, bien a base de despejes o de paradas de Jan Oblak. Hasta que el conjunto muniqués volvió a materse en la eliminatoria gracias a su segundo tanto, logrado gracias al enésimo centro al área y a una dejada en el segundo palo de Arturo Vidal que dejó completamente solo a Robert Lewandowski, que solo tuvo que cabecear el balón al fondo de las mallas.