Brighton 1-4 Manchester City: Goleada con el título como premio.

post

Aguantó la presión del Liverpool hasta la última jornada.

La Premier League se le ‘escapó’ sólo durante 21 minutos al Manchester City. Entre el gol de Mané en Anfield y el 1-2 de Laporte en el Amex Stadium hubo varios instantes de emoción que cortaron por lo sano los ‘citizens’. Como en 2012 y en 2014, no fallaron en la última jornada y se proclamaron campeónes. Golearon (1-4) al Brighton para conquistar el título con ¡98 puntos! El Liverpool les ha obligado a sufrir y a tener que rozar los 100 de la campaña pasada para mantener su corona inglesa. La sexta de su historia. Desde el Manchester United, que cantó tres alirones seguidos entre 2007 y 2009, ningún club revalidaba la Premier. El City de Guardiola lo ha hecho tras una imperial segunda vuelta.

Han tenido que ganar sus últimos 14 partidos de Liga para agarrar la Liga.Sus tres derrotas en diciembre les dejaron a siete puntos del Liverpool antes de ganarles (2-1) en el Etihad. Desde entonces, se dedicaron a coleccionar victorias: 18 triunfos y una derrota en la segunda vuelta son sus números. Incontestables. El Liverpool, que únicamente ha perdido un partido, se dejó la Liga con cuatro empates entre enero y marzo. El ritmo celeste fue infernal.

El conjunto de Pep Guardiola saltó con presión pero sin nervios a un Amex Stadium en el que el Brighton aguantó las embestidas visitantes. Los ‘seagulls’, que seguirán una campaña más en la Premier, golpearon primero. Un córner botado por Gross lo cabeceó Murray a la red. 13 de los 35 goles del Brighton llevan su firma. Y no es poco.

La felicidad le duraron al Liverpool y al Brighton 83 segundos. El City respondió en la siguiente jugada por medio de Agüero. Silva se la dejó de tacón y el Kun hizo el 1-1. El Brighton no pudo resistir el 1-0 y los ‘citizens’ se quitaron de encima toda la presión. Siguieron apretando y apretando y Laporte, en un córner, hizo el 1-2 que devolvía la Premier al City. Como ante el Leicester, otro central desatascaba un partido. El francés recogía el testigo de Kompany.

El Brighton claudicó. El City había recuperado su ventaja y no la soltó. En la segunda parte, los ‘citizens’ dieron los dos golpes definitivos. Fueron una máquina casi perfecta que dominó a su rival sin darle opciones. Toque a toque. Y sellaron el título con dos golazos. Mahrez se inventó el 1-3: recortó con la izquierda a Dunk y con la derecha colocó un latigazo en la escuadra de Ryan. Y Gündogan clavó una falta que fue el 1-4 definitivo. El City tenía el premio. La Premier vuelve a teñirse de celeste. Guardiola logra su segunda Liga seguida y su quinto título en Inglaterra que pueden ser seis si consigue la FA Cup ante el Watford. Así completaría el póker ingles (Liga, Copa de la Liga, FA Cup y Community) inédito en el ‘football’ en una temporada. Otro entorchado más… y eso que el Liverpool se lo puso más difícil que nunca. Han tenido que ganar los últimos 14 partidos y llegar a los 98 puntos para cantar el alirón. La fiesta es más que merecida.

Manchester United 0-1 West Bromwich Albion: El Manchester City se proclama campeón.

post

El conjunto de José Mourinho perdió en Old Trafford y así le terminó cediendo la celebración a su máximo rival, que ya le había ganado a Tottenham.

Manchester City es el nuevo campeón del fútbol inglés. Tras la derrota de Manchester United por 0-1 ante West Brom en Old Trafford, el equipo de Pep Guardiola logró por fin coronar con la gloria una temporada casi perfecta en la Premier League.

El equipo ciudadano ya había hecho su trabajo tras vencer el sábado a Tottenham por 1-3 en Wembley. Así, el domingo solo debía esperar un tropiezo de su máximo rival ante el débil West Brom, último en la tabla de posiciones. Y eso ocurrió: los de José Mourinho se quedaron cortos en su propio estadio y luego, cerca del final, West Brom los terminó vacunando con un gol de Jay Rodriguez.

Así, pese a que la celebración del City era segura y los de Mou habían logrado al menos retrasarla en el clásico de Manchester, esta vez los de rojo no tuvieron nada que hacer y así Pep y los suyos celebraron el título a cinco jornadas del final.

Chelsea 3-1 Arsenal: La Premier se tiñe de azul.

post

Hazard, Marcos Alonso y Fàbregas han logrado los goles para los ‘blues’, quienes afianzan el liderato.

El Chelsea ha logrado dar un contundente golpe sobre la mesa al vencer al Arsenal, otro de los candidatos para lograr el título de la Premier, el cual va adquiriendo cada semana un tono más azul, dada la contundencia y seguridad que muestran los hombres de Antonio Conte en el campeonato.

El partido se puso muy a favor de los locales cuando Marcos Alonso, sin ni siquiera haber cumplido el primer cuarto hora de juego, marcó gol. La renta de los londinenses se amplió posteriormente con las dianas de Hazard, culminando una larga acción personal, y Fàbregas, aprovechando un error de Cech.

El tanto final de Giroud ha servido para maquillar un resultado que sin ser definitivo, si se antoja como clave para el futuro del campeonato, donde el Tottenham es el único equipo que soporta el ritmo endiablado que lleva el Chelsea, a más de diez puntos de sus perseguidores.

Manchester City 2-2 Tottenham: La remontada de los Spurs alarga la pesadilla de Guardiola.

post

Los Spurs revierten un 2-0 para llevarse un punto del Etihad. Los citizens siguen fuera de puestos de Champions League.

El Manchester City se dejó dos puntos más al dejarse remontar un partido que ganaba 2-0 ante el Tottenham. Los tantos de Alli y Son neutralizaron las dianas de Sané y De Bruyne y dejan a los citizens fuera del Top 4.

El City fue mejor en la primera mitad pero se llegó al descanso sin goles. Silva y Aguero se mostraron muy activos pero la zaga de los spurs mantenía a raya las ofensivas locales. Consciente de la superioridad rival, Mauricio Pochettino cambió las cosas en el intermedio, dando entrada a Heung Min Son. Y fue en la segunda mitad cuando el partido se animó y llegaron los goles.

Se adelantaron los de Guardiola, por partida doble gracias a dos acciones de poca fortuna de Hugo Lloris. Leroy Sané 49′ y Kevin De Bruyne 54′ ponían el 2-0 en el electrónico y el Etihad celebraba ya tres puntos importantes pero este Tottenham llevaba 6 victorias consecutivas y llegó su reacción. Menos de cinco minutos tardó Dele Alli, en un estado de forma envidiable, en recortar distancias. Y en el 77′, Son daba la razón a Pochettino logrando las tablas tras una buena asistencia de Harry Kane.

El debut de Gabriel Jesus en el 82′ fue insuficiente para la machada final y el encuentro acabó en un empate que sabe mejor a los Spurs, que siguen segundos tras el pinchazo del Liverpool. Por su parte, los de Guardiola quedan a nueve puntos del Chelsea -con un partido menos- y en la quinta posición.

Manchester United 1-1 Liverpool: Zlatan Ibrahimovic echa una mano a Paul Pogba.

post

El futbolista francés forzó un inocente penalti que fue equilibrado posteriormente por un cabezazo del atacante sueco.

El Manchester United y el Liverpool han firmado las tablas en el gran clásico del fútbol inglés, en el partido que cerraba la jornada 21 en la Premier League. Milner abrió el marcador desde el punto de penalti, tras una descarada mano de Paul Pogba. En el tramo final, un cabezazo de Zlatan Ibrahimovic equilibraba la contienda.

La igualdad que vivía el encuentro se quebró con unas inocentes e inesperadas manos de Pogba en el área, que James Milner se encargó de ejecutar desde los doce pasos, batiendo a David de Gea a la media hora de juego.

La entrada de Wayne Rooney al césped tras el descanso, teniendo en juego la posibilidad de superar al legendario Bobby Charlton como máximo anotador de la historia de los ‘diablos rojos’, hizo crecer la posesión en los locales, mientras las oportunidades se quedaban en el limbo. El efecto positivo que notó Old Trafford con la incorporación de Rooney, más por empuje que por buen juego de la estrella inglesa, la vivió el equipo de Klopp desde que Coutinho ingresara en el campo.

Cuando parecía que los ‘reds’ iban a soportar la presión mancuniana, un cabezazo de Ibrahimovic culminaba el empuje definitivo de los hombres de José Mourinho, quien a pesar de rescatar un punto siguen teniendo muy lejos la Premier, algo más cerca para el Liverpool, pero también a cierta distancia del Chelsea, cada día más líder.

Manchester United 1-0 Tottenham: Mkhitaryan da la victoria al United y sale lesionado en camilla.

post

El extremo armenio anotó el tanto que dio los tres puntos a los Red Devils, pero no completó el encuentro tras sufrir una dura entrada de Danny Rose.

El Manchester United ha vuelto a la senda de la victoria en la Premier League tras imponerse al Tottenham en Old Trafford con un solitario gol de Henrikh Mkhitaryan (1-0) que además saldría lesionado en camilla en el tramo final de partido.

El armenio anotó el tanto de la victoria a la media hora del primer acto. Ander Herrera trazó un gran pase en profundidad para la carrera de Mkhitaryan, que a pesar de tener desmarcado a su lado a Ibrahimovic, se la jugó con un derechazo para batir a Lloris.

Pero no todo fueron buenas noticias para el exjugador del Borussia Dortmund, porque a falta de cinco minutos sufrió una dura entrada de Danny Rose que obligó a los servicios médicos a retirar del campo a Mkhitaryan en camilla. A pesar de ello, la lesión no parece de gravedad.

El conjunto de José Mourinho ha vuelto a ganar tras sumar tres empates consecutivos en la Premier League y se encuentra en estos momentos en la sexta plaza a seis puntos del Manchester City, que marca los puestos de Champions League.

Manchester City 1-3 Chelsea: Conte le gana la partida a Guardiola.

post

Los Citizens se adelantaban al filo del descanso con un tanto de Cahill en propia meta, pero los Blues remontaron en una gran segunda parte con goles de Costa, Willian y Hazard.

El Chelsea ha remontado el encuentro que abría la jornada en la Premier League ante el Manchester City (1-3) para ampliar ventaja sobre el equipo de Pep Guardiola y poner presión al Liverpool, que mañana se enfrenta al Bournemouth.

Los locales lograban adelantarse en el marcador con un tanto de Gary Cahill en propia portería, un gol psicológico que llegaba justo al filo del descanso. Pero el conjunto de Antonio Conte se encontraba consigo mismo en el segundo acto para remontar con brillantez el partido.

Diego Costa ponía las tablas en el marcador al aprovechar un pase en largo de Cesc Fàbregas. El hispano-brasileño controló, le ganó la partida a Otamendi y batió a Claudio Bravo. Diez minutos después era Willian el que adelantaba a los Blues con un disparo cruzado inalcanzable para el chileno.

Con el Manchester City volcado buscando el empate, en el tiempo de descuento Eden Hazard cerraba el partido con una acción individual al contragolpe. En el descuento, Sergio Agüero veía la roja directa por una durísima entrada sobre David Luiz, fruto de la desesperación, al igual que Fernandinho, que también fue expulsado tras agarrar del cuello a Fàbregas.

Manchester United 1-1 Arsenal: Olivier Giroud salva un punto sobre la bocina.

post

El delantero francés anotó el tanto del empate en el minuto 89. Antes, Juan Mata adelantó a los Diablos Rojos. Gran partido de Ander Herrera.

Manchester United y Arsenal han empatado (1-1) en Old Trafford en un partido intenso y con gotas de polémica, como no podía ser de otra manera, que han dominado los Diablos Rojos.

En un primer tiempo manejado por los de Mourinho, Petr Cech salvó en un par de ocasiones el tanto local, muy destacable la intervención a disparo de Anthony Martial. También pidió el Manchester United un claro penalti de Monreal sobre Valencia que el árbitro no decretó.

Pero los goles esperaron al segundo tiempo para hacer acto de presencia. Primero fueron los Red Devils, que se adelantaron por mediación de Juan Mata. El asturiano aprovechó un centro raso de Ander Herrera para marcar llegando desde atrás.

Pero el Arsenal no había dicho su útlima palabra y Olivier Giroud, en el minuto 89, puso el empate con un gran remate de cabeza a un mejor centro de Chamberlain. Así las cosas, reparto de puntos en Old Trafford.

Chelsea 4-0 Manchester United: Amarga vuelta a casa de Jose Mourinho.

post

Festival de goles y juego de los blues, que pasaron por encima de los diablos rojos y se reenganchan a la lucha por el liderato de la Liga.

El Chelsea destrozó al Manchester United en Stamford Bridge, dejando en evidencia las carencias defensivas de los red devils. Pedro Rodríguez, Gary Cahill, Eden Hazard y N’Golo Kanté fueron los autores de los tantos blues.

El partido no pudo empezar mejor para los londinenses. Un gran pase de Marcos Alonso a la espalda de los centrales lo aprovechó Pedro Rodríguez para deshacerse de De Gea y empujar el balón a la red. Habían pasado 30 segundos y la defensa del United ya había quedado retratada una jornada más. El conjunto blue dominaba la posesión y creaba más ocasiones, con mucha movilidad de Pedro y Hazard por bandas. Tras una jugada del canario y Diego Costa llegó el saque de esquina que supuso el 2-0. Cahill se adelantó a su marca y remató lejos del alcance de De Gea. El central lo celebró con rabia tras sus últimas actuaciones, bastante desafortunadas.

El United intentó reaccionar para no caer en el caos pero Bailly y De Gea se convirtieron en los mejores jugadores del conjunto de Mourinho, evitando la sentencia antes de la media hora de encuentro. El descaro de Lingard y Rashford por banda mantenía las esperanzas de los visitantes pero un desaparecido Zlatan Ibrahimovic no podía finalizar las cabalgadas de los jóvenes extremos. Antes del descanso, el colegiado perdonó la roja a David Luiz, que hizo una fea entrada a la rodilla de Fellaini y debió ser expulsado pero se quedó en amarilla.

Tras el paso por vestuarios,  una nueva desgracia sacudió a los red devils. Bailly se tiró al suelo con problemas en su rodilla y tuvo que dejar su sitio a Marcos Rojo. La entrada de Mata dio más control y ocasiones al United pero Courtois evitó la esperanza con dos grandes intervenciones ante Lingard y el propio Mata. Pero el Chelsea sentenció en el 62. Hazard recibió en el vértice izquierdo, se perfiló hacia dentro y la puso lejos del alcance de De Gea para matar el partido. La sangría fue mayor poco después, cuando Kanté se disfrazó de crack para plantarse ante el meta español tras romper la cintura a Smalling y poner el cuarto.

Con esta victoria, el Chelsea vuelve a situarse en la zona alta. Además de los blues, Tottenham, Arsenal, Manchester City y Liverpool se encuentran tan solo separados por un punto en lo más alto. Por su parte, los diablos rojos quedan séptimos a seis puntos de la cabeza.

Chelsea 2-2 Tottenham: Hazard Corona al Leicester City.

post

Los blues remontaron el 0-2 en la segunda parte y acabaron dando el título a los ‘foxes’ a dos jornadas del final de la Premier League.

El Chelsea ha completado el cuento de hadas del Leicester. Los blues protagonizaron una espectacular remontada ante el Tottenham y acabaron dando el título a los foxes de Claudio Ranieri tras empatar (2-2) en Stamford Bridge.

Los blues empezaron mejor con un cabezazo de Cahill en los primeros compases que pudo abrir el marcador para unos locales que habían salido muy motivados y Cesc volvió a tener el 1-0 en el 25 con un tiro que cruzó demasiado ante Llloris.

Ahí se descompuso el Chelsea y el Tottenham aprovechó sus despistes defensivos a través de una presión alta. En el primer robo en campo propio, Eriksen acabó dejando solo al hombre gol Kane, que sentó a Bregovic en el regate e hizo el 0-1 a puerta vacía.

Con la ventaja, los Spurs empezaron a gustarse y Son pudo ampliar la cuenta pero se resbaló cuando estaba en boca de gol. El coreano se resarció sólo un poco después cuando hizo el 0-2 justo antes del descanso nuevamente a pase del danés definiendo con criterio ante la portería blue.

La ventaja parecía finiquitar el partido y el Tottenham salió con una marcha menos y lo acabó pagando cuando Cahill aprovechó un error en la marca tras la salida de un córner para acortar distancias. El Chelsea se creció y apretó en busca del empate que tuvo William pero salvó Lloris in extremis.

Con el partido roto, Mason tuvo un mano a mano ante Bregovic en la única oportunidad visitante de la segunda parte y el error acabó siendo fatal cuando Hazard puso el balón en la escuadra a siete minutos, empató el partido y dio el título al Leicester City.