Ajax 0-2 Manchester United: Manchester United se consagró en Suecia y jugará la próxima Champions.

post

Los de José Mourinho vencieron en la final a Ajax por 2-0, festejaron el título y estarán en la máxima cita europea en la temporada 2017/2018.

Uno de los gigantes del continente justificó su condición de tal, recorrió un camino in crescendo en su rendimiento y coronó su gran campaña internacional al adjudicarse el título de la UEFA Europa League. Era el torneo en el que Manchester United no debía estar, según insistió José Mourinho, por la historia y el renombre del club. Sin embargo, era lo que le tocaba a los Red Devils a causa de lo hecho en la temporada anterior; asímismo, supieron encontrarle el valor, pusieron su foco en la segunda competición europea en importancia y festejaron con su triunfo en la final por 2-0 ante Ajax.

En el Friends Arena de Estocolmo, el equipo inglés se mostró ordenado y fino en la marca; se apoderó del balón y mantuvo el control, pese a no haber sido avasallante a la hora de atacar. Marcus Rashford fue su principal arma e intentó con su velocidad y habilidad la defensa holandesa.

De todos modos, el primer gol del encuentro llegó con una dosis de fortuna: la pelota le llegó frontal a portería a Paul Pogba, quien avanzó y sacó su remate de zurda a unos 20 metros de la portería. El desvío en la pierna del colombiano Davinson Sanchez hizo que la misma se elevara y se metiera por encima de Andre Onana.

A los 17 minutos de juego, el elenco mancuniano ya se encontraba con la ventaja y no pasó sobresaltos, a pesar de los avances de Bertrand Traore y Davy Klaassen. La calidad de su rival radicó en la contención en el centro del campo, con la colaboración de Juan Mata y Ander Herrera, sumado al cerrojo de una defensa integrada por el ecuatoriano Antonio Valencia, quien salió por momentos del molde para aportar con sus potentes proyecciones.

En una final carente de llegadas y emociones, los de Mourinho ampliaron en el descuento -a los 2′- a partir de un centro de Mata que llovió al área y que tuvo el desvío de Chris Smalling para la aparición del armenio Mkhitaryan, quien empujó y desató un nuevo festejo.

Los minutos se extinguieron, los de Manchester se encaminaron sin problemas hacia su primera coronación de la historia en la Europa League (ex Copa UEFA), el histórico Wayne Rooney saltó al campo a los 89′ para participar activamente de la celebración y de esta manera capitalizaron, también, su pase a la edición 2017/2018 de la Champions, certamen en el que fueron tres veces campeones.

Tercer título de la temporada para los Diablos Rojos, después de la Community Shield y la EFL Cup. Para ratificar el peso de su entrenador y recordarles al resto de los equipos europeos que la grandeza red devil sigue latente.

Roma 2-1 Olympique Lyon: Derrota en Roma pero pasando de ronda.

post

El equipo de la capital italiana quedó a un gol de la clasificación al vencer por 2-1 y los franceses se meten en Cuartos de Final de la Europa League.

Lyon resistió en Italia y se avanzó a cuartos de final de la Europa League pese a caer derrotado por 2-1 ante Roma, que creció en los últimos minutos pero quedó a las puertas de la clasificación en un marcador global de 6-5.

Ambos equipos capitalizaron sus acciones desde el balón detenido. Mathieu Valbuena tomó un tiro libre desde la derecha, al minuto 16, hacia la cabeza goleadora de Mouctar Diakhaby para una conquista clave en la serie a favor de Lyon. La respuesta local fue inmediata y segundos después tocó el turno a Kevin Strootman de empujar a la red tras la precisa ejecución de Danielle De Rossi.

La visita se sentía cómoda con la buena diferencia obtenida en la ida (4-2) y el empate provisional. Bajo el nerviosismo local, por momentos los franceses tomaron el control del partido en el Olímpico. El ingreso de Stephan El Shaarawy en La Loba cambió todo y en una de sus primeras intervenciones, a los 60´, ganó un balón por la derecha y centró de tal forma que Lucas Tousart se equivocó en el despeje y la mandó dentro de su propia porteria.

Roma empujó a su rival dentro de su propio campo, cada vez más cerca de la meta defendida por Anthony Lopes. Incluso apostó por la experiencia y el talento de Francesco Totti para los 10 minutos finales. No se dio el caso. Lyon celebró su ajustada clasificación en la capital italiana para meterse entre los ocho mejores de la competición.

Olympique Lyon 4-2 Roma: Remontada y ventaja en Francia.

post

El equipo de la capital italiana ganaba 1-2, con gol del argentino Fazio, pero los locales despertaron en el segundo tiempo y ganaron con un vital 4-2 de cara a la revancha.

Olympique Lyon pudo remontarle a un batallador equipo de Roma en Francia y lo dio vuelta con un segundo tiempo sensacional para ganar por 4-2 en la ida de Octavos de Final en la UEFA Europa League.

En sólo cinco minutos de partido, los de la capital italiana demostraron que iba a estar a la altura del duelo. El belga Radja Nainggolan puso a prueba los reflejos de Anthony Lopes, que salvó la malla del equipo local. Sin embargo, la primera ventaja fue de Lyon: a los 8′, Mouctar Diakhaby anotó en el segundo palo tras la asistencia de cabeza por parte de Rafael, a la salida de un tiro libre.

El conjunto italiano no se desesperó y aprovechó el momento oportuno para lograr el empate a toda velocidad. Y con su mejor exponente: Mohamed Salah. Al minuto 20, el egipcio aprovechó un vacío en el campo rival y se encaminó para definir en el mano a mano ante Lopes.

La reacción de la Loba no quedó ahí. A los 33, Daniele De Rossi volvió a tomar en la derecha un balón tras ejecutar el córner y esta vez se reivindicó con una pelota pasada, precisa y lista para el remate desde lo alto del argentino Federico Fazio. Gol, 1-2 y ventaja para los de Luciano Spaletti al descanso.

Empujado por la localía, Lyon salió con todo por el empate que llegó en sólo tres minutos después del reinicio. Corentin Tolisso jugó una pared con Alexandre Lacazette y sacó un buen remate desde el borde del área que batió a Alisson.

La solución para Lyon estaba en el banco. Nabil Fekir entró por el argentino Emanuel Mammana para sumar más gente en el área rival y terminó por encaminar el triunfo. Una gran acción individual del delantero, con pisada incluida, fue el preludio para un disparo de cara interna, ajustado hacia el palo derecho del portero romano y que concretó el 3-2.

Los franceses no estaban conformes con la mínima ventaja y buscaron constantemente un nuevo tanto que amplie la diferencia de cara a la revancha del 16 de Marzo en el Olímpico. En los últimos instantes, Lacazette tomó el balón y la clavó en el ángulo con un una gran ejecución para el 4-2 que puede ser decisiva en la serie de cara a la clasificación a Cuartos de Final.

Liverpool 1-3 Sevilla: Coke convierte a los andaluces en tricampeones de Europa League.

post

Los sevillanos consiguieron venir de atrás para convertirse en el único Pentacampeón histórico del torneo.

El Sevilla de Unay Emery ya es historia del fútbol europeo. En la que fue probablemente su final más sufrida, se impuso a un Liverpool que le barrió totalmente en la primera parte en una demostración del fútbol de altísima intensidad con el sello Klopp. Pero el idilio del Sevilla con la competición parece no tener fin y en un segundo tiempo en el que aunó fútbol con toques de fortuna en los momentos clave, acabó imponiéndose por 3-1 para levantar su quinta UEFA Europa League.

La primera parte, salvo en su inicio, siguió los derroteros que se preveían. Pero sorprendieron los primeros 15 minutos en los que los Reds se mostraron más tímidos de lo que se les suponía. Unos primeros 15 minutos de respiro para los Sevillistas en los que reinó Banega, que consiguió plantar a los suyos en campo del Liverpool. Sin generar peligro, pero sin dejárselo generar a los reds.

Pero los de Klopp encontraron una vía de agua en la defensa hispalense a la espalda de Escudero. Las subidas de Clyne comenzaron a hacer daño al lateral izquierdo de los de Emery y el Liverpool comenzó a frecuentar las inmediaciones de David Soria. Fruto de estas cabalgadas llegaron los dos primeros avisos de los de Klopp, con un tiro de Can desde la frontal tras pase del lateral o un centro del propio Clyne que remató Sturridge de cabeza al segundo palo y que salvó Rami casi bajo línea de gol. El dominio del encuentro había virado.

Animado por estas primeras aproximaciones, el Liverpool subió la intensidad del partido y la presión. Y el Sevilla comenzó a ahogarse en su propio campo. Ya fuera con presión limpia como primera opción o en falta en segunda, los ingleses no dejaban al Sevilla atravesar la línea divisoria y en las pocas ocasiones que lo hacían, la jugada iba demasiado forzada. El dominio y las ocasiones ya eran del Livepool y el gol no tardó en llegar. Fue Sturridge el que recibió en la frontal del área sevillista para sacarse un tirazo espectacular de exterior que no pudo alcanzar David Soria. 1-0 de justicia por lo visto hasta el momento.

Quedó KO el Sevilla tras el tanto y pudo recibir un par más en el momento del encuentro más crítico para los de Emery en especial tras un testarazo de Lovren que acabó en las mallas de Soria y que solo la innecesaria intervención de Sturridge, que amagó con rematar, convirtió en fuera de juego, salvando a los hispalenses del que habría sido un duro 2-0. Y así, superados pero vivos se fueron los jugadores del Sevilla al descanso.

Tardó tan poco en llegar la igualada en la segunda parte que nunca se sabrá si el encuentro viró por el paso tras vestuarios o fue el propio gol el que lo transformó . Porque tan solo necesitó 17 segundos de la segunda parte el Sevilla. El tiempo que tardó en caer el balón a los pies de Mariano que se marcó un slalom espectacular, caño incluido para ganar línea de fondo y poner un centro perfecto ante el que Gameiro solo tuvo que poner el pie. 1-1 y el partido otra vez a donde empezó.

Solo que en este reinicio de encuentro, el dominio tanto emocional como futbolístico viró al Sevilla. Los de Klopp no esperaban un mazado de ese calibre y tras el tanto quedaron totalmente KO.  Los hombres que se habían comido el campo en los primeros 45 minutos se convirtieron en muchachos de piernas temblorosas. Y el Sevilla que no era doble campeón, ya triple, por casualidad, olió sangre y no dejó escapar a su presa.

Puso el 2-1 en el marcador tras una espectacular jugada entre Banega, Vitolo y un Coke que se convertiría en el héroe de la noche y que hacía su primer gol de la noche con un derechazo ajustado imposible para Mignolet. Y además del fútbol, a los hispalenses les sonrió la suerte del campeón y tras una jugada casi de pinball, el balón rebotó en dos defensas del Liverpool para acabar en los pies de Coke, que solo ante Mignolet hacía si segundo tanto de la noche, el tanto que acabaría convirtiendo al Sevilla FC en triple campeón de la Europa League. El Liverpool no compareció en la segunda parte y los hispalenses cerraron la que quizás es su Europa League más especial. Por el rival que tenían en frente y porque con ella, los de Emery ya son indiscutible historia del fútbol europeo.

Liverpool 3-0 Villarreal: Los Reds van a la final gracias a un infranqueable Anfield.

post

El cuadro de Jurgen Klopp tuvo otra noche mágica y llena de goles para llegar a Basilea.

Las noches mágicas es mejor llevarlas a cabo en escenarios mágicos, y ahí no hay marco mejor que Anfield. El Villarreal buscaba su primer final europea, con una pequela renta en la mochila del partido de ida. En su desembarco en tierras inglesas se encontró con un recibimiento a la altura de las circunstancias por parte de la afición del Liverpool, que metió el primer gol con el recibimiento a los suyos al compás del You´ll never walk alone.

El conjunto red, contagiado por el ambiente, comenzó a descargar la tormenta desde el pitido inicial. Los de Klopp buscaban área rival de forma descarada y con mucha velocidad, por lo que la misión del submarino era la de templar y pausar el encuentro.

A pesar del chaparrón el Villarreal tuvo dos avisos sobre la meta de Mignolet, primero fue Mario y más tarde Dos Santos, pero solo fue un aviso, porque el Liverpool empató la eliminatoria en tan solo diez minutos en una jugada desafortunada en la que Bruno Soriano acabó metiendo el balón en propia tras el remate de Sturridge.

El gol fue una vitamina extra para un Liverpool desbocado  que llegaba más fuerte y con más jugadores en cada choque de balón. Sufrían los de Marcelino con posesiones cortas y pocas ocasiones reflejadas en un Soldado casi desesperado en la primera mitad.

Tras el descanso el Villarreal salió con otra cara, pero pronto volvió el Liverpool a la carga en busca del segundo y de nuevo, el submarino comenzó a sufrir. Marcelino quería recuperar al balón, y por ello dio entrada a Trigueros, pero de poco bastó, porque los de Klopp hicieron el segundo en el marcador de nuevo en las botas de Sturridge.

Estocada final para el Villarreal que con este resultado estaba fuera de la ansiada final. Y si todo ya se encontraba bastante cuesta arriba se sumó la expulsión de Víctor Ruíz por doble amarilla que dejaba  a los de Marcelino con uno menos.

A pesar de la superioridad del Liverpool un gol del Villarreal les clasificaba, por lo que los ingleses debían sentenciar si no querían sufrir al final del partido, y así lo hizo. Lallana sentenció el encuentro y la eliminatoria tras aprovechar un rechace dentro del área.

El submarino se quedó a las puertas de su primera final ante un Liverpool que arrasó como un rodillo y despertó al Villarreal en mitad del sueño. No habrá final española en Basilea, el Liverpool se enfrentará al Sevilla intentando recuperar lo que un día fueron los reds en Europa. El Villarreal, cae por cuarta vez en su historia, en la orilla de una gran final.

Villarreal 1-0 Liverpool: Adrián López hace soñar al Madrigal.

post

Delirio del Submarino Amarillo que marcó en el descuento del encuentro un gol que le da ventaja de cara al partido de vuelta en Anfield.

El Villarreal tenía una bonita oportunidad de hacer historia, una nueva ocasión continental para plantarse en la final de Basilea, y superar por primera vez una semifinal, un escollo que se le atraganta en cada andadura europea. El rival no podía ser mejor ni más simbólico, el Liverpool de Jürgen Klopp, totalmente renovado tras la llegada al banquillo del alemán y con la Europa League entre ceja y ceja esta temporada.

El partido comenzó con mucho ritmo, ambos conjuntos dispusieron de una ocasión inicial, primero Allen par los reds con un disparo dentro del área demasiado centrado y después Soldado con un remate mordido que se marchó rozando el palo largo.

El Liverpool fue creciendo con el paso de los minutos, y el Villarreal cediendo terreno e inconcientemente dando un pasito atrás, lo que provocó momentos de agobio para el submarino. Los de Marcelino no tuvieron inconveniente en cedes el balón a los reds, muy en contra de la filosofía del equipo, el problema era que cada vez que los ingleses pisaban área llevaban consigo mucho peligro.

Aún así, el final de la primera mitad acabó con una gran oportunidad de Soldado que buscó perforar la red con rosca desde fuera del área sin demasiada fortuna. Primeros 45 minutos de auténtico partidazo donde lo último que faltó fue el gol.

La segunda parte comenzó como la primera, pero el Villarreal fue el primero en avisar con un cabezazo de Bakambu al larguero tras el córner botado por Dos Santos. A partir de ese momento comenzó un intercambio de golpes de máxima intensidad con un centro del campo totalmente roto y en busca de dueño.

El Liverpool también tuvo la suya, y Fermino envió un disparo al palo a la media vuelta para respiro de la grada del Madrigal. Este ritmo vertiginoso no le gustaba demasiado a Marcelino, que decidió empezar a ralentizar el encuentro a través de los cambios desde el banquillo pensando más en el partido de vuelta y lo favorable que era este empate a nada.

Sin embargo, el partido nos tenia reservado lo mejor para el final. En los últimos minutos pudimos ver las dos mejores ocasiones. Bakambu se marchaba solo ante la meta red y ajustó el disparo al palo pero Mignolet sacó una mano espectacular cuando media grada cantaba el gol. Y un minuto más tarde llegó la replica del Liverpool con una contra de Alberto Moreno que mandó a las nubes con todo a favor.

Todo apuntaba a que el resultado final seria un empate a cero con todo por decidir en Anfield, pero no, la locura llegó en el último instante con el gol de Adrián. Denis comandó una contra de libro y cedió atrás para que Adrián solo tuviera que empujar.

Delirio en el Madrigal que ve como su equipo coge ventaja y puede sellar el billete de la soñada final de Basilea en un estadio mítico como es Anfield.

Sevilla (5) 1-2 (4) Athletic Bilbao: Los penaltis deciden semifinalista.

post

Sufrió el Sevilla para ganar una eliminatoria que igualó en dos ocasiones el Athletic, dando paso a la prórroga y por último, a la tanda de penaltis.

El Sevilla espera ya rival en las semifinales de la Europa League tras la victoria conseguida ante un digno rival como el Athletic Bilbao, en una emocionante tanda de penaltis. El Athletic remontó la eliminatoria en la segunda mitad con el tanto de Aduriz, empató a los dos minutos Gameiro y Raúl García, a diez minutos de final, volvió a igualar el global dando paso a la prórroga y a los penaltis donde se decidió la eliminatoria.

No era un jueves cualquiera  de Feria en Sevilla. La capital  hispalense se conjuraba para afrontar una noche tan gloriosa como la de 2006 donde empezó su idilio con la Europa League. Imborrable recuerdo en la memoria del sevillismo el gol de Antonio Puerta durante la prórroga, ante el Schalke 04 y que les encumbró hasta aquella memorable final de Eindhoven. Diez años han pasado de aquel partido en el que el Sevilla sufrió hasta la prórroga, hoy ha tenido que esperar hasta una tanda de penaltis que les ha vuelto a colocar en  las semifinales de su competición talismán.

La primera mitad del partido estuvo muy igualada, alternando la posesión de balón entre los dos conjuntos pero no contó con demasiadas ocasiones de gol pese a todo lo que aconteció después en el choque.  El Sevilla se mostraba mucho más conservador, en parte porque el resultado de la ida le favorecía. El conjunto vasco pisó mucho más el área rival en el primer acto y su primer aviso llegó antes de los diez minutos, salvó Kolo en defensa el disparo de Aduriz. A continuación, fue Rami el que contó con la ocasión más clara para el Sevilla. El francés recibía un magnífico pase al área de Krohn- Delhi que no lo supo aprovechar, finalizando su disparo por encima del travesaño. El cuadro andaluz comenzaba a sufrir por la banda derecha, Escudero era incapaz de poner freno a las llegadas de De Marcos y Susaeta por ese costado provocando la desesperación de Unai Emery. A un minuto del descanso, un error de Kolo en defensa provocó el robo de balón de Raúl García y por consiguiente, un remate que salva David Soria.

Ya en la segunda mitad, la tensión y el nerviosismo se apoderó del Ramón Sánchez Pizjuán. Rondaba el minuto 57 cuando el Athletic empataba la eliminatoria. No podía ser otro que Aduriz, el máximo goleador de la competición con diez tantos. El disparo raso del donostiarra en el área tras recibir una asistencia de Beñat, fue suficiente para batir a David Soria que se lamentaba tras encajar el tanto.

En dos minutos, el Sevilla volvió a adelantarse en la eliminatoria tras un contraataque rapidísimo iniciado por Vitolo, y que finalizó Gameiro con un remate a placer en el área después de una asistencia de Krychowiak. No llegaron de llegar las malas noticias para los leones, al gol del Sevilla se sumó la lesión de Aduriz que tuvo que abandonar el terreno de juego entre la tristeza y la decepción. Un duro revés para el delantero y para los leones que se quedaban sin su máximo referente circunstancia que no impidió que los vascos volviesen a empatar la eliminatoria. El encargado de poner la igualada fue el navarro Raúl García  que cabeceó un centro al área de Beñat. El global de la eliminatoria (3-3) fue preámbulo de una prórroga anunciada.

Una prórroga que tuvo ocasiones en su primer tiempo, en la segunda ninguno de los dos equipos quiso arriesgar, condenando su clasificación a los penaltis. Una lotería. Durante la prórroga, Susaeta tuvo el gol en un mano a mano con David Soria en otro gran balón de Beñat. El Sevilla respondió en una doble ocasión, primero Knoplyanka a través de un centro que pegó en la madera, y en la segunda, fue San José el que sacó bajo palos una chilena de Coke en el área.

La emoción del choque continuó hasta los penaltis donde un mal lanzamiento de Beñat facilitó la parada de David Soria. Un duro castigo para el equipo vasco que estuvo a la altura durante todo el encuentro. Los andaluces se ponían por delante, y finalmente, Kevin Gamerio fue el encargado de certificar el pase a las semifinales que provocó el estallido de alegría de las gradas. El conjunto de Unai Emery sueña ya con poder alcanzar la final de Basilea pero antes tendrá que superar al rival de la siguiente ronda. Que siga la fiesta en Sevilla.

Athletic Bilbao 1-2 Sevilla: Iborra da ventaja al campeón.

post

Un gol de Kolo y otro del valenciano neutralizaron al de Aduriz para que los anadaluces dieran un golpe en la mesa en la ida.

El Sevilla vence en San Mamés (1-2) ante el Athletic Bilbao. Se adelantaron los vascos con el gol de Aduriz de cabeza en la segunda mitad. Los de Nervión lograron empatar con un gol de Kolo e Iborra en el minuto 83, marcó el tanto de la victoria. Resultado que les acerca más a las semifinales pero que les deja una mala noticia, Ever Banega se pierde la vuelta tras ver su quinta amarilla.

Era la primera vez que Athletic y Sevilla cruzaban sus caminos en competición UEFA. El destino ha querido enfrentar al aspirante contra el vigente campeón que persigue obtener  por tercer año consecutivo el trofeo, algo que ningún equipo ha conseguido. Hasta hoy, solo se habían visto las caras en una ocasión esta temporada, fue en Liga donde el  cuadro andaluz venció en su estadio con dos goles de Kevin Gameiro. Pero hoy “los leones” jugaban en San Mamés que se ha convertido en un verdadero fortín, hasta hoy invictos en los anteriores siete partidos disputados en competición europea.

El encuentro no pudo iniciarse de forma más igualada, con una lucha titánica por adueñarse del balón. Pero en el primer remate del Sevilla llegó un serio contratiempo para los andaluces cuando aún no se había cumplido el cuarto de hora de partido. Tremoulinas se hizo daño y su lesión  provocó que Unai Emery se viese obligado a recomponer el equipo dando entrada a Fazio -que en su primer balón cometió un error que a punto estuvo de costarle el primer tanto al Sevilla- tras un absurdo resbalón en el área y el robo de Iñaki Williams. El conjunto hispalense se recompuso, tanto fue así que Herrerín fue el protagonista en el primer tramo con dos intervenciones providenciales. La primera, tras un disparo del argentino Banega desde fuera del área y la siguiente, en  un remate de Vitolo a ras de suelo en el interior del área después de una gran asistencia de Krohn Dehli.

En los últimos minutos del primer acto, fueron los leones los que contaron con las mejores ocasiones, la más clara fue para Aduriz. Magnífico testarazo del donostiarra que se elevó hasta el cielo de Bilbao para peinar un balón que acabó estrellándose en la madera tras un centro de Beñat.  Hubo tiempo para las polémicas, con dos jugadas en las que Gameiro reclamó penalti pero el colegiado  polaco Clattenburg no vio nada punible en ellas.

Tras el descanso, llegaron los goles a La Catedral. Rapidísimo el tanto de los locales, en el minuto 47 Aritz Aduriz inauguró el marcador de cabeza, tras rematar un centro al área de Iker Muniain. Dominó el conjunto de Valverde a balón parado pero la alegría duró poco en San Mamés. Un error en defensa de Muniain -se confió al entregar el balón a Herrerín- facilitó la recuperación de Ever Banega sobre la línea de fondo y la asistencia para Kolo que perforó la red con un disparo con la zurda en el área. El técnico del conjunto vasco reaccionó rápido introduciendo un doble cambio, se marcharon Williams y Munian -quien no paró de lamentarse tras su fallo- y entraron al terreno de juego Susaeta y Lekue. Iborra salió al terreno de juego en sustitución de Banega que vio la quinta amarilla y no jugará el partido de vuelta. Iborra fue el hombre clave en el último tramo con el gol de la victoria en el minuto 83. Contraataque orquestado por Kevin Gameiro que realizó un pase en profundidad para el valenciano quien solo tuvo que empujar el balón en el área.

El Sevilla sale fortalecido de San Mamés con esta victoria dejando muy encarrilada la eliminatoria para el encuentro de vuelta en el Sánchez Pizjuán aunque los leones no lo pondrán nada fácil. Partidazo asegurado.

Manchester United 1-1 Liverpool: Coutinho bien vale unos cuartos.

post

El equipo de Van Gaal soñó con la remontada tras el gol de Martial, pero Coutinho puso el empate y cerró la eliminatoria.

El Liverpool consiguió la clasificación para los cuartos de final de la Europa League tras empatar ante el Manchester United en Old Trafford, haciendo buena la victoria conseguida en Anfield por 2-0.

La primera mitad del choque fue eléctica. El United salió con todo a por la remontada, y por momentos el público de Old Trafford creyó en ella. La primera gran ocasión fue para Lingaard, que remató de cabeza y Mignolet respondió con una magnífica parada. El Liverpool contestó con un disparo de Coutinho desde la frontal que sacó de manera espectacular David De Gea.

El primer tanto del encuentro llegaría tras un claro penalti de Clyne sobre Martial. El francés se encargaría de transformar la pena máxima engañando a Mignolet. Pero tras el gol del United, el Liverpool empezó a dominar el encuentro y tuvo dos muy claras. Primero un disparo al larguero de Sturridge, y poco después un remate de Henderson que pasó rozando la escuadra.

Cuando ya parecía que llegábamos al descanso con 1-0 en el marcador, Coutinho dejó la obra maestra de la jornada. El brasileño se marchó de Varela en la banda, entro al área y picó el balón por el primer palo de De Gea, dejando sentado al guardameta español.

Con el tanto del Liverpool, el United necesigaba marcar tres goles para darle la vuelta a la eliminatoria. Los ‘red devils’ lo intentaron en los primeros instantes de la segunda mitad, pero el juego de los de Van Gaal se fue apagando con el paso de los minutos y fue el equipo de Klopp el que acabó dominando y teniendo las mejores ocasiones. Solo las paradas de De Gea evitaron que el Liverpool se llevara una victoria en el encuentro de vuelta.

El partido finalizó con bronca de Old Trafford a Van Gaal y la alegría de los aficionados del Liverpool que habían viajado hasta Manchester. Los ‘red’ siguen vivos en Europa.

Liverpool 2-0 Manchester United: Ni De Gea fue suficiente.

post

Los ‘reds’ fueron netamente superiores a su rival en Anfield Road y ni la magistral actuación del portero español evitaron que tomaran ventaja en la ida.

El Liverpool ha encarrilado su eliminatoria ante el Manchester United en la ida de los octavos de final de la UEFA Europa League tras ser muy superiores a su rival y viajarán a Old Trafford con un 2-0 de ventaja que complica las opciones de remontada de los ‘Red Devils’.

Los de Klopp fueron mejores durante buena parte del encuentro y sólo una nueva noche de inspiración de David De Gea permitió que los pupilos de Van Gaal sobrevivieran a la tormenta en Anfield Road con un excelente recital de paradas.

Sturridge, que sigue buscando su mejor nivel tras su clavario de lesiones, fue el encargado de adelantar a su equipo en el 20 de juego aprovechando un penalti que eso sí fue dudoso por un derribo tímido de Memphis Depay que el español Velasco Carballo resolvió llevándolo al punto de penalti.

Tras cobrar ventaja, el equipo del Merseyside pudo ampliar su renta por medio de Coutinho y Lallana pero se encontraron con un muro español bajo los palos que sostenía a unos visitantes demasiado tocados y desdibujados en la primera parte que ni se acercaron en la segunda parte.

La dinámica siguió igual en la segunda parte y el portero español tuvo que salvar ante Clyne y Henderson la mandó por encima del larguero cuando estaba vez el arquero sí estaba batido. Sin embargo, tanto iba el cántaro a la fuente que al final se rompió y Firmino amplió la ventaja red a quince del final aprovechando un regalo de Carrick.

El Liverpool supo cerrar líneas cuando el United se asomó al ataque colgando balones buscando meterse en la eliminatoria y encarrila mucho el cruce de cara a la vuelta de la próxima semana en Old Trafford.