Real Madrid 4-2 Girona: A los blancos sí les mola esta Copa.

post

El equipo de Solari dió la vuelta al 0-1 inicial y llegará a Montilivi con ventaja en esta eliminatoria de Cuartos de Final.

El Real Madrid ha firmado un sufrido triunfo ante el Girona, quienes contaban con notables ausencias por decisión técnica, y que sirve a los blancos para llegar con ventaja a Montilivi de cara a la Vuelta en este duelo de los Cuartos de Final de la Copa del Rey. Los gerundenses han sido de nuevo ese rival rocoso y complicado en el torneo del K.O. que sorprendiera en la ronda anterior al Atlético Madrid.

Los blancos afrontaban el partido ilusionados, ante la oportunidad de avanzar en un torneo donde los principales rivales –Atlético Madrid y Barcelona- o están fuera del cuadro o pueden caer antes de tiempo. Ese espíritu se vio momentáneamente roto cuando una internada por el carril izquierdo del conjunto albirrojo se traducía en el primer tanto con apenas 6 minutos de juego. Un gol que es un tesoro en una eliminatoria a doble partido con doble valor de goles en campo contrario. Y eso que Portu y Stuani, los dos artilleros de los gerundenses habían visto la jugada desde el banquillo.

El tanto del ‘Choco’ Lozano espoleaba a los pupilos de Solari, a quienes se les ve con ganas en esta edición de Copa, no tardando en igualar el electrónico con una contra finalizada por Lucas Vázquez a servicio de Odriozola. La cuenta anotadora invitaba a crecer tanto por las constantes llegadas madridistas como por los certeros coletazos que ofrecían los hombres de Eusebio, amenazando cada vez que estiraban las líneas.

El otro estímulo para el Real Madrid llegaba con la crispación con la que el graderío del Bernabéu, y por momentos el propio equipo, afrontaba cada decisión arbitral de Undiano Mallenco. Precisamente el colegiado era protagonista al pitar penalti antes del descanso por derribo a Vinicius, oportunidad que no desaprovechaba Ramos para exhibir sus dotes como lanzador –volviendo a emular al mítico Panenka- y ampliando la renta para los merengues.

La segunda mitad arrancó con ingredientes similares, con ninguno de los dos equipos olvidándose de la meta contraria, siendo el cuadro catalán más atrevido y los madridistas más imprecisos. Tanto es así, que unas inocentes -e incomprensibles- manos de Llorente provocaban una pena máxima que Álex Granell se encargaba de transformar y subir de nuevo el empate, silenciando Chamartín con su potente chut.

La locura se instaló en el tramo final donde el resultado no valía al Madrid, con constantes idas y venidas, pérdidas y recuperaciones. Un carrusel de acontecimientos que se vio acelerado por dos goles casi consecutivos en apenas tres minutos de margen: primero a través de un testarazo de Ramos –a pase de Marcelo- y, acto seguido era Benzema el que daba la puntilla con el cuarto tanto, el que permite al conjunto de Solari acudir con algo más de tranquilidad a Montilivi.

Real Madrid 3-0 Leganes: El Real Madrid ahoga sus penas en la Copa.

post

Los blancos encarrilan la clasificación con goles de Ramos, Lucas y un notable Vinicius. Debutó Brahim.

El Real Madrid encarrila la eliminatoria de Copa ante el Leganés después de vencer en el Santiago Bernabéu en el partido de ida (3-0). Los blancos sufrieron en la primera parte, como acostumbran, pero el gol 100 de Ramos al borde del descanso y otros dos más de Lucas y Vinicius (de primorosa volea) en la segunda sirvieron para ahogar parte de sus penas en este año 2019. Vinicius volvió a ser de lo más destacable en un equipo que fue de menos a más en un día donde Isco siguió sin tener su espacio. Ni con seis lesionados para unos Octavos de Final de Copa del Rey.

La primera parte en el Santiago Bernabéu fue más propia de un partido de Liga que de uno de Champions. O lo que es lo mismo, con un Real Madrid fatigoso, impreciso, desencantado y plano frente a un rival que minuto a minuto se iba creciendo conforme comprobaba que no lo hacían los locales. La historia mil veces vista esta temporada. Y que pudo haber acabado como las de la Real, Levante, Barcelona, Eibar, etcétera. Porque el Leganés tuvo sus ocasiones claras para haberse adelantado en el marcador en la figura del debutante Braithwaite. Primero con un mano a mano que mandó lamiendo el poste por fuera, y después con un testarazo al saque de un córner que obligó a Keylor a un despeje todo reflejos que levantó al desangelado público del Bernabéu.

El quid con respecto a otros partidos fue que, mientras el Leganés no lo hacía, esta vez el Real Madrid sí tuvo el gol de cara. Y un penalti. No hizo falta VAR para que Gil Manzano decretase la pena máxima al borde del descanso en una caída de Odriozola. No fue ni tan aparatosa ni tan clara como la de Vinicius el Domingo, pero sí que habían sido varias internadas ya en el área pepinera cortadas al límite de la pena máxima. Sergio Ramos transformó desde los once metros para convertir el gol 100 en su carrera. Una cifra extraordinaria. Un gol balsámico para el devenir del Real Madrid.

Y es que el 1-0 al borde del descanso desanimó al Leganés, que seguramente se marchase a la caseta con la sensación de haber merecido más en la primera mitad. Fue su suicidio, paradójicamente. Porque incluso un Madrid a medias puede hundir a cualquier otro equipo que no esté al 100%. Y eso fue precisamente lo que pasó. Con los blancos creciéndose al ver que el resultado a favor se traducía en un juego cada vez mejor, especialmente por la banda donde jugó Vinicius. El brasileño es un puñal. Es cuestión de tiempo que acabe por tirar la puerta abajo. Y ante el Leganés lo volvió a demostrar.

No obstante, el ‘28’ fue partícipe de los dos goles que dejan prácticamente apuntillada la eliminatoria. En el 2-0, y toda vez que Benzema aprovechó un fallo del Leganés en su campo, Vinicius asistía a Lucas para que marcase a placer. Y en el 3-0, voleando un centro desde la derecha para dibujar un bellísimo gol. Con permiso del ausente Isco (que saltó para jugar los últimos veinte minutos), y del debutante Brahim, los focos fueron para el brasileño. De lo mejor en un equipo que por fin pudo darse una alegría en este nuevo año.

Real Madrid 1-2 Celta: Al borde del abismo.

post

El conjunto gallego sorprendió en el Santiago Bernabéu y parte con ventaja en los cuartos de final de la Copa del Rey.

El Celta de Vigo sorprendió al Real Madrid y se llevó la victoria del Santiago Bernabéu en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey.

Igualado en la primera mitad, el partido se fue con 0-0 al descanso. No obstante, el conjunto gallego elevó la presión tras la reanudación y llegó con peligro sobre la meta defendida por Kiko Casilla.

Iago Aspas aprovechó un balón rechazado por Marcelo dentro del área para poner por delante a su equipo. El Celta trenzó una buena jugada de contraataque, Bongonda centro y la zaga blanca no pudo despejar con acierto.

El propio Marcelo, de duro disparo con su pierna izquierda, también tras un rechace en área rival, materializó el empate con ayuda de un defensa del Celta que desvió el balón.

Pero segundos después, y asistido por Aspas, Jonny se plantó frente a Casilla y le batió por bajo. El Madrid buscó el tanto de la igualada hasta el final, pero sufrió la segunda derrota consecutiva. El Celta se pone en ventaja para plantarse en semifinales.

Real Madrid 3-0 Sevilla: Año Nuevo, James nuevo.

post

El Real Madrid se regaló un partidazo y mete un pie en la siguiente fase de la Copa del Rey a costa del Sevilla.

El Real Madrid dejó la eliminatoria de Copa del Rey prácticamente vista para sentencia en el partido de ida en el Santiago Bernabéu (3-0). Merced, sobre todo, a una primera parte de manual. Para regalar a todos los aficionados al fútbol por Reyes. Haciendo parecer que el Sevilla era un rival asequible, cuando se trata de una de las más firmes amenazas para la Liga.

Al descanso se llegó con una clara ventaja para los blancos de 3-0 gracias a los goles de James Rodríguez (2) y de Raphael Varane. El colombiano fue una de las figuras del partido con su doblete, el segundo gol desde el punto de penalti.

Antes de que terminara la primera parte, el equipo sevillista se indignó con el árbitro Mateu Lahoz por la señalización del penalti que dio origen al tercer gol. Poco antes, se había pedido penalti en el área contraria, terminando Carvajal y Marcelo amonestados por quejarse al colegiado, que pareció no contentar a nadie.

Durante la segunda parte, el Real Madrid mantuvo el holgado margen en el marcador con cierta suficiencia. El resultado final deja a los blancos con un pie en la siguiente fase de la Copa del Rey.

Getafe 3-1 Rayo Vallecano: Un gol de Lass mete al Rayo en la competición

post

El Rayo Vallecano volvía a verse las caras con el Getafe en la vuelta de los dieciseisavos de la Copa del Rey, con el objetivo de llevarse la eliminatoria, algo que tenían fácil nada más empezar el partido con el resultado de la ida de dos goles a su favor. Por su parte, el Getafe jugaba en casa y quería demostrarle a su afición que una remontada era posible, y tanto que lo era cuando se fueron al descanso con un global superior al conjunto franjirrojo.

Continue reading