Tottenham 0-2 Liverpool: El Real Madrid ya tiene sucesor.

post

Los ‘reds’ suceden a los blancos como campeones de la Champions League tres años después con un 0-2 gracias a los goles de Salah -de penalti- y Origi.

Se la sentía suya desde hace un año, cuando perdió de forma cruel en Kíev ante el Real Madrid, que tres años después cede la corona de Campeón de Europa a un Liverpool más convencido que nadie de sus propias posibilidades. Capaz de mutar entre dos versiones muy distintas con respecto al equipo que aplastó al Barcelona en Anfield y el que ahogó al Tottenham en la Final del Wanda Metrpolitano, se hizo con el título tras un buen arranque que les brindó a los reds un penalti por manos de Sissoko que tuvo que refrendar el VAR para que Salah adelantara a su equipo cuando no habían pasado siquiera dos minutos de juego.

Ello coartó, y de qué manera, a un Tottenham intimidado por la fastuosidad del escenario, el tempranero gol que hundió la moral de los hombres de Mauricio Pochettino y la convicción e intensidad de un Liverpool que jugó la Final como si se tratara de un día más en la oficina. Fueron a ganar y no titubearon en el camino aunque pudieron matar el partido en la primera parte y no lo hicieron. Tras el 0 a 1 Jürgen Klopp dio órdenes de mantener la templanza y el Liverpool no quiso hacer sangre, limitándose a aguantar a un Tottenham incapaz de rematar a puerta durante los primeros cuarenta y cinco minutos mientras Salah y Robertson lo intentaban desde la distancia pero primero la zaga de los Spurs y luego Hugo Lloris desviaron a córner.

Lo cierto es que ninguno de los dos equipos fue demasiado generoso en cuanto a juego y ocasiones durante la primera parte pero es bien sabido que el Tottenham no había logrado ponerse por delante en el marcador en ninguno de los trece partidos europeos esta temporada y, sin embargo, ahí estaba. Dispuesto a todo en la segunda parte y arrastrado por un Harry Kane muy lejos de su mejor forma debido a una lesión que casi le deja sin Final pero con una gigantesca influencia en el juego ofensivo de su equipo fue acercándose a la porteria rival. Por lo pronto, Eriksen logró imponerse en la zona ancha pero en los últimos metros tanto Dele Alli como Son Heung-Min se mostraban todavía excesivamente imprecisos.

Pero no permitió mucho más el Liverpool, que reaccionaría con un remate de Milner que se marchó fuera rozando el palo y otra acción de Mané que no fue gol de milagro. Y a eso se agarraba el Tottenham, que intentó volver a sorprender con una tímida vaselina de Dele en el primer remate a puerta del equipo londinense en todo el partido y que Allison desintegró sin mayores dificultades. Mientras, el cansancio hacía mella en un Tottenham que rechazó rendirse pero que vio como ninguna de sus ocasiones encontraba, ni por asomo, al brasileño despistado. Esta vez el portero transmitió al Liverpool la seguridad que no sintió en la Final del año pasado y se fue al ataque para que, de nuevo Origi con un latigazo seco, subiera el 0 a 2 en el electrónico que tanto acabó con la esperanza de los Spurs como coronó a un Liverpool intratable en Europa y que corrigió con esmero la única asignatura pendiente que la temporada pasada le privó verse como el mejor equipo del continente.

Liverpool 4-0 Barcelona: Histórica remontada en Anfield.

post

Un desconocido barça vio como un fiero conjunto inglés se levantó del 3-0 en la Ida y certificó su pase a la Final de la Champions League.

El Liverpool logró una de las remontadas más impresionantes de la historia tras vencer 4-0 al Barcelona (4-3 global) en la Vuelta de la Semifinal de la UEFA Champions League, en Anfield.

El primer gol de los locales llegó rápido, apenas a los cinco minutos, tras un fallo garrafal de Jordi Alba por la parte izquierda, donde recuperó Sadio Mané que se marchó hacia el área y cedió a Jordan Henderson, cuyo disparo fue contneido por Ter Stegen, pero el rechace quedó a los pies de Divock Origi, que remató a placer.

Los Reds mantuvieron una alta intensidad en los primeros minutos, pero el Barcelona respondió y equilibró las acciones, incluso mereciendo el empate en alguna ocasión. Llegó el descanso con la sensación de que, si bien el Liverpool no estaba muerto, el Barça tenía la serie bajo control salvo una catástrofe.

La catástrofe comenzó al minuto 54. Volvió a errar Jordi Alba, Alexander Arnold se hizo con el balón, recorrió unos metros y lanzó un pase raso hacia la posición de Georginio Wijnaldum, que entró con todo para fusilar a Ter Stegen, que alcanzó a tocar pero no pudo evitar el gol.

Y apenas dos minutos después, el tercero.  Centro de Shaqiri desde la banda izquierda y nuevamente apareció Wijnaldum, que de cabeza se convirtió en el primer suplente de la historia en marcarle dos goles al Barcelona en un mismo partido de la Champions League.
El derrumbe del Barcelona se concretó al 79′ con uno de los goles más insólitos de la historia. En un tiro de esquina por la banda derecha toda la defensa del Barcelona dio la espalda al balón, Alexander-Arnold  se dio cuenta y sacó rápido a la llegada de Origi, que remató sin marca para consumar la remontada.
El Liverpool buscará ahora su sexto título en la máxima competición europea ante el Tottenham.

Barcelona 3-0 Liverpool: Messi y la suerte dejan al barça a las puertas de la Final.

post

El que perdona siempre la paga. La máxima del fútbol se cumplió en la Ida de la Semifinal de Champions. El Liverpool fue infinitamente mejor que el Barça, pero la fortuna y Leo Messi determinaron que los culés hayan conseguido poner pie y medio en la Final de Madrid del próximo mes de Junio.

Los chicos de Klopp quitaron el balón al Barça, le hicieron correr, les hicieron sufrir como nunca y se fueron con tres goles en contra para la vuelta en Anfield Road. Los culés, con muy poco, consiguieron marcar gracias a la inspiración de Luis Suárez –en su versión más marrullera y letal– y un rato de Messi –vaya obra de arte marcó–.

Los británicos, totalmente desatados y descarados, perdonaban a la hora de dar el último pase, mientras que Coutinho amenazaba a sus ex compañeros con varios disparos de fogueo. El Barça lo estaba pasando mal y no lo ocultaba la cara de un Valverde descompuesto. Pero cuando peor parecían los culés apareció la conexión entre Jordi Alba y Luis Suárez para que el uruguayo culminase en plancha un gol de cazador.

El impresionante ritmo de juego del Liverpool dejaba al Barça con la lengua fuera y eran hasta los propios culés los que perdían tiempo para tomar un poco de aire. Los visitantes, sin embargo, seguían empeñando en dar el último pase más difícil todavía sin llegar a conseguir rematar la faena para empatar.

Los culés, sin embargo, necesitaban muy poco para conseguir un gol y eso quedó demostrado en el minuto 74. Una acción embarullada obró el segundo tanto azulgrana. Messi buscó en profundidad a Sergi Roberto y el rechace cayó en la rodilla de Luis Suárez estrellando el balón en el larguero. La suerte se alió con los locales cayendo el rechace en las piernas de un Messi que sólo tuvo que empujarla. ¿Quizá era el guiño a la suerte del futuro campeón?

Klopp, quien tardó muchísimo en hacer los cambios, sacó a Firmino a diez minutos del final en busca del tanto que les pudiese meter en la eliminatoria. Pero el que ya se estaba desatado fue un Messi que firmó una obra de arte para poner el tercero culé. Él se lo guiso sacando una falta que en realidad realizó él aprovechando que el arbitro no estaba atento para propinar un puñetazo a Fabinho y él se lo comió culminando una falta impresionante desde 30 metros que entró por la escuadra.

Los locales se colgaron del larguero en los minutos finales. Perdieron tiempo como si fuesen un equipo pequeño para conservar un resultado que les pone con pie y medio en la final. El Liverpool no tuvo su noche de cara al gol, mientras que los locales consiguieron un premio excesivo para el fútbol desplegado. La noche en la que el Barça fue menos Barça que nunca se llevó el premio gordo.

Barcelona 3-0 Manchester United: Messi convierte al Camp Nou en el ‘Teatro de los Sueños’.

post

Doblete del argentino, genio y figura en una victoria que completó Coutinho; los culés, a Semifinal de Champions League.

El Barcelona ha vencido 3-0 al Manchester United en el Camp Nou y clasificó a Semifinal de la Champions League. Lionel Messi convirtió un doblete en el primer tiempo para dejar sin esperanzas a los de Old Trafford y Coutinho definió el partido en la segunda parte.

El conjunto visitante sorprendió en el inicio del juego y Marcus Rashford estrelló un remate en el travesaño antes de los 30 segundos de juego. Sin embargo, Lionel Messi se iluminó a los 15 minutos, le hizo un caño a Fred, abrió el marcador con un gran zurdazo que se metió contra el palo y luego puso el 2-0 con un remate débil que se escurrió entre las manos de David De Gea.

Con la clasificación en el bolsillo, el equipo de Ernesto Valverde manejó la pelota con tranquilidad en el segundo tiempo y definió el partido con un disparo espectacular de Coutinho, que se metió lejos de la estirada de De Gea.

Barcelona había sido eliminado en los Cuartos de Final de la Champions en las últimas tres temporadas. La última vez que superó esta fase fue en la edición 2104-15 y terminó siendo el campeón.

Manchester United 0-1 Barcelona: Los culés pegan primero.

post

Un autogol de Shaw tras un cabezazo de Luis Suárez da la ventaja a los españoles en los Cuartos de Final de la Champions League.

Paso adelante para el Barcelona camino de la Semifinal de la Champions League. En Old Trafford, un autogol de Luke Shaw le dio a los catalanes la victoria sobre el Manchester United, que deberá ganar en el Camp Nou la próxima semana si quiere eliminar a los españoles.

En los primeros minutos, el Barcelona tuvo el balón y el Manchester United no se acercó. Hasta que Suárez cabeceó un centro de Messi y un desvío en Shaw dio la única ventaja del partido a los catalanes, VAR mediante. Desde entonces, apuró el equipo local pero sin dañar. El conjunto de Ernesto Valverde supo cuidar esa diana hasta el final, mientras que el propio técnico azulgrana gestionó bien los cambios en la segunda parte y el triunfo nunca estuvo en peligro.

Con este resultado, al Barcelona le alcanzará con ganar o empatar en la ciudad condal para quedarse a un paso de la ansiada Final del Metropolitano. Una victoria del Manchester United por 0-1 llevaría la eliminatoria a la prórroga, mientras que cualquier otro triunfo de los ingleses dejaría eliminado a los azulgrana por el valor extra de los goles marcados fuera de casa.

Cabe recordar que el Barcelona no pasa la barrera de los Cuartos de Final desde la temporada 2014/15, cuando consiguieron un histórico triplete de la mano de Luis Enrique Martínez. Desde entonces, siempre se ha encontrado con un obstáculo insuperable en la Ronda de 8: Atletico Madrid en 2016, Juventus en 2017 y Roma en 2018.

Bayern Munich 1-3 Liverpool: Victoria en Munich para pasar de ronda.

post

El equipo de Klopp fue efectivo de visitante y ganó 1-3 en Alemania con un doblete de Mané y otro gol de Van Dijk. No fue suficiente para los bávaros el tanto en contra de Matip.

Liverpool jugó a gran nivel y se impuso en la Vuelta ante el Bayern Munich, en el Allianza Arena, con un contundente 1-3 que lo mete en los Cuartos de Final de la Champions League.

El empate a cero en la Ida obligó a ambos a salir a buscar la victoria y el primero que tuvo la gran ocasión fue el equipo de Jurgen Klopp. No falló. Sadio Mané encaró al área, aprovechó una apurada salida de Manuel Neuer y con un rodeo desconcertó al portero alemán para picarsela por encima. Golazo en el minuto 26 en Alemania.

Las prisas del Bayern por ir a buscar el empate casi despierta el 0-2, pero Neuer se redimió y sacó un buen disparo cerrado de Andrew Robertson. Los bávaros consiguieron igualar en una escapada de Serge Gnabry, que buscó en un remate cruzado y encontró la pierna de Joel Matip para mandarla dentro de su propia porteria.

Todo se terminó en Munich al minuto 69. Virgil Van Dijk se elevó más que todos tras un córner desde la derecha y anotó el 1-2. Otra vez, el Bayern estaba obligado a marcar dos veces para pasar de ronda. Los Reds se cerraron bien y aprovecharon la desesperación del rival.

En el 84′, Mohamed Salah esperó el momento justo para enviar un centro pasado al segundo palo y que llevó a Mané a convertir de cabeza, su doblete, que finiquitó la eliminatoria. Liverpool dio un paso firme fuera de casa para meterse en Cuartos de Final de la Champions League.

PSG 1-3 Manchester United: El VAR le da a los ingleses una noche épica en Paris.

post

El equipo de Solskjaer remonta el 0-2 de Old Trafford con un agónico penalti señalado vía videoarbitraje en el 93′.

El VAR le ha regalado al Manchester United una noche épica en Paris, donde los ingleses eliminaron sobre la bocina al Paris Saint-Germain. El equipo de Solskjaer ha remontado el 0-2 de Old Trafford con un agónico penalti señalado vía videoarbitraje y marcado por Marcus Rashford en el 93′. Así, los franceses le dicen nuevamente ‘adiós’ al torneo continental.

Ha vuelto el Manchester United de los milagros. El equipo inglés firmó una remontada impresionante en el Parque de los Principes al ganar por 1-3 en el partido de Vuelta de Octavos de Final y conseguir su pase a Cuartos de Final, pese a lo complicado que tenía remontar la derrota sufrida en Inglaterra. El equipo de la Premier League supo aprovechar al máximo los increíbles regalos que le dio el PSG en la capital francesa.

 En un primer tiempo infartante, el conjunto de Solskjaer logró marcar dos goles a través de Romelu Lukaku. El primero, tras un error de Thilo Kehrer; el segundo, tras un rechace largo e inesperado del generalmente confiable Gianluigi Buffon. Juan Bernat había puesto el empate transitorio para los de Thomas Tuchel.

La tónica del segundo tiempo no cambió. El United era superado en el juego, aunque cabe recordar las numerosas lesiones con las que llegaba a la cita continental. Eso sí, el PSG tampoco tuvo a Neymar y Cavani estuvo en el banquillo hasta que el United firmó el 1-3. El PSG nunca terminó de matar a su rival, ni con los contragolpes de Di María ni con las carreras de Mbappé. Sobre el final, llegó el milagro para los británicos: el penalti por una mano de Kimpembe dentro del área de Buffon que el VAR vio y que Marcus Rashford transformó en gol.

Una clasificación épica para Manchester United y una desilusión para un PSG que nuevamente ve como un rival le remonta y lo saca de la Champions.

Liverpool 0-0 Bayern Munich: Valioso empate en Anfield para los reds.

post

El club inglés empató 0-0 con los bávaros en el partido de Ida de los Octavos de Final de la Champions League.

Liverpool no pudo sacar diferencia en su casa en el partido de Ida de los Octavos de Final de la Champions League ante Bayern Munich, empató 0-0 y ahora se aferrará a lograr un gol de visitante para eliminar al club bávaro. En cambio para los alemanes la noche hubiera sido redonda si hubiera logrado algún gol de visitante y no el 0-0 final.

Liverpool dominó la pelota en gran parte del juego y fue el equipo que más insistió en ataque, no obstante, el orden de los alemanes fue clave. En la primera parte los locales tuvieron dos claras opciones de gol, pero no fueron efectivos. Con el paso del tiempo, los visitantes se sintieron cómodos y lograron entrar en una zona de confort, pendientes de algún error de los reds, que nunca apareció.

El próximo 13 de Marzo se jugará el partido de Vuelta en el Allianz Arena de Múnich, en donde el club alemán deberá cuidarse de no recibir goles en condición de local. Uno de estos dos grandes de Europa avanzará a los Cuartos de Final.

Ajax 1-2 Real Madrid: El VAR y Vinicius sacan a flote al Real Madrid en Amsterdam.

post

El Real Madrid arranca un valioso triunfo en Amsterdam con goles de Benzema y Asensio, que salió al final.

El Real Madrid ha sabido sufrir en el Johan Cruyff Arena de Amsterdam y regresa a la capital de España con un valiosísimo 1-2 que deja las puertas abiertas de los Cuartos de Final de la Champions League para los hombres de Solari. Benzema (60′) y Asensio (87′) han sido los autores de los dos tantos blancos que han neutralizado el gol de Ziyech (75′) que significó el empate a uno para los holandeses.

Ha sido otro partido muy serio dentro del repertorio de este Real Madrid disciplinado de Solari. El Ajax ha dado más trabajo del previsto, pero en este Real Madrid todos tiran del carro, todos son solidarios y todos están dispuestos a remar en la misma dirección atacando y defendiendo.

Esta vez el VAR ha sido protagonista, especialmente por el gol anulado a Tagliafico que significaba el 1-0 para el Ajax. El VAR se tomó con calma el análisis de la jugada y finalmente el colegiado Skomina decidió anularlo por falta de Tadic sobre Courtois. Era el minuto 37 de un partido que se hubiera puesto 1-0 a favor del Ajax. Pero el gol no subió al marcador y Ajax y Real Madrid siguieron con su toma y daca en un partido de mucho desgaste que Vinicius, el de siempre, empezó a desnivelar cuando en el minuto 60 de partido le dio una asistencia a Benzema, nunca mejor dicho lo de asistencia, después de una extraordinaria jugada individual.

La sociedad Vinicius-Benzema volvía a dar resultado, El Ajax se lanzó en tromba en busca del empate. Y lo encontró en el minuto 75 por medio de Ziyech, el jugador más peligroso de los holandeses. Pero el Real Madrid no le perdió nunca la cara al partido. Es cierto que en varias fases se vio superado por los holandeses (la posesión acabó en tablas: 50% para cada uno), pero la clase individual y la pegada de este Madrid volvió a imponer su ley. A poco del final una jugada por la derecha de Carvajal acaba en centro para que Asensio coloque el esférico en el fondo de la portería.

El gol de Asensio hacía justicia a los merecimientos de unos y otros. El Ajax, más guerrero de lo esperado. Nada que ver con el fútbol clásico de la escuela holandesa. Esta vez el Ajax fue pelea, pelea y pelea. El 1-2 es tranquilizador, pero habrá que ir con cuidado en la Vuelta porque estos tipos no dan por perdido un balón.

Fenomenal Vinicius y Benzema.  Y el Madrid, de nuevo a buen nivel. Sin llegar a la excelencia del Wanda en el derbi madrileño, el Real Madrid ha sabido arremangarse y plantarle cara al Ajax. Con el 1-2 hay ya mucho trecho recorrido. Pero mejor que no se confíen. De Jong y compañía puede deparar un disgusto en el Bernabéu si el Real Madrid se confía en  exceso.

Manchester United 0-2 PSG: De la mano de Di María el PSG ganó en Old Trafford.

post

Pese a las ausencias de Neymar y Cavani, el conjunto parisino contó con la claridad ofensiva del Fideo y Mbappé para doblegar por 0-2 al Manchester United.

Las ausencias de dos de sus máximas estrellas ofensivas no privaron a Paris Saint-Germain de sacar un estupendo resultado ante Manchester United en Old Trafford, en la Ida de Octavos de Final de la Champions. Lo que pasa es que el conjunto parisino tiene otras dos grandes figuras en ataque como el francés Kyllian Mbappé y el argentino Ángel Di María, quienes fueron determinantes en Inglaterra para ayudar a su equipo a obtener un importante 0-2.

Se esperaba que, con las ausencias de Neymar y Edinson Cavani, ambos lesionados, PSG iba a tener una postura bastante defensiva ante un United que llegaba en el mejor momento de su temporada, invicto bajo las órdenes de Ole Gunnar Solskjaer, con once victorias y solo un empate. Pero nada de eso ocurrió en Manchester; en cambio, el equipo de Thomas Tuchel fue inteligente, con una defensa impenetrable, un centro del campo de buen pie (Dani Alves jugó como mediocampista y Marco Verratti la rompió hasta que tuvo que dejar el campo lesionado) y un ataque que mostró su velocidad cada vez que se lo propuso.

Esa faceta fue la que terminó sacando provecho el PSG en la segunda parte, con un United ya algo cansado después de agotar la mayoría de sus variantes en unos primeros 45 minutos totalmente inefectivos. Primero Di María puso un centro perfecto en un saque de esquina para Kimpembe, quien la empujó en el segundo palo, y luego el argentino volvió a aparecer para dejarle servido el gol a Mbappé, quien solo tuvo que empujarla ante el español De Gea. El Fideo además sería protagonista por cuestiones extrafutbolísticas, insultando a los hinchas del equipo inglés tras el primer tanto.

Y pudieron ser más goles para PSG en los próximos minutos, pero el portero español demostró por qué es considerado como uno de los mejores en su puesto en el mundo. Del otro lado, pese a las entradas del chileno Alexis Sánchez y el belga Romelu Lukaku, el United no encontró por dónde. Como si fuese poco, Paul Pogba vio la roja en los instantes finales y se perderá la Vuelta.

Así las cosas, PSG sacó un resultado importantísimo en territorio enemigo y puso un pie en la próxima fase. El que tiene que reagruparse es el equipo de Solskjaer, quien tendrá varias semanas para pensar en cómo hacer para dar la vuelta en Francia.