Real Madrid 91-72 Valencia Basket: El Real Madrid hunde al Valencia en la noche negra de Doncic

post

El Real Madrid coge aire en la Euroliga tras conseguir su segunda victoria consecutiva ante otro equipo español. El equipo de Pablo Laso venció con autoridad ante un Valencia competitivo que suma su décima derrota en la competición europea. La joven perla del Madrid, Luka Doncic, fue expulsado por dos técnicas en el segundo cuarto.

Demasiado bonito pintaba para el Valencia Basket en el inicio de partido para haber caído derrotado 19 puntos abajo en el marcador. El equipo naranja, que llegaba con una racha de 8 jornadas consecutivas sin vencer en Euroliga, arrancaba el encuentro con un nivel de acierto por encima del alcanzado en sus mejores sueños. Tal situación no permitió al Valencia Basket lograr una alargada ventaja en el electrónico debido a la actuación de Campazzo y a los buenos números en anotación del francés Caseur. De esta manera, el cuadro visitante se fue diluyendo de esa efervescencia inicial y el Real Madrid consiguió llegar al final del primer cuarto con una ventaja de 6 puntos, gracias también al triple conseguido por Luka Doncic a 10 segundos del final. El niño seguía haciendo de las suyas.

Sin embargo, no todo iba a ser de color de rosa para el joven esloveno. Quizá, su actitud, obligó a colorearlo de negro. Apenas transcurrido el primer minuto del segundo cuarto se produjo la jugada más polémica del encuentro. Doncic llega hacia canasta ante la defensa del ex barcelonista Tibor Pleiss y los colegiados señalan con rotundidad falta sobre el jugador esloveno. Estos no dudaron hasta que el jugador visitante se giró hacia uno de los árbitros mostrando su nariz ensangrentada. En ese preciso instante, las imágenes hicieron de jurado y señalaron jugada antideportiva para Luka Doncic. Dos tiros para Valencia, uno para Real Madrid y balón para los blancos. El marcador favorecía 8 puntos a los hombres de Laso, pero la jugada que acababan de presenciar marcaría el final del partido para ese jovencito que tanto deslumbra a Europa. Pese a levantar el WiZink Center con un nuevo triple asombroso, Doncic provocó su segunda falta técnica en una jugada de ataque. Aquella decisión, unida a las airosas protestas del jugador acabaron en su expulsión. Luka abandonaba la pista del WiZink enrabietado como si fuera un niño de su edad. Nos tenía muy mal acostumbrados. Tras esta decisión arbitral llegaron los momentos de dudas en el conjunto blanco que acumulaba 5 faltas a tan solo 4 minutos del descanso. Y entonces apareció San Emeterio. El veterano jugador del Valencia Basket arengó a los suyos adelántandolos en el electrónico con casi 8 puntos seguidos y una actuación estelar. El Valencia Basket había remontado, se colocaba dos arriba y se enganchaba al partido. Por desgracia para ellos, Campazzo y su recital volvieron a la pista, esta vez, acompañados de la muñeca mágica de Carroll. Dos triples seguidos de Jayce devolvieron la ventaja al Real Madrid, que llegaba al descanso venciendo 43-41.

La vuelta del túnel de vestuarios estuvo marcada por la agresividad en ambos conjuntos. El Madrid, después de ver dos faltas en menos de un minuto, obtuvo la misma reacción naranja. A estos se les fue de las manos cuando llegaron al bonus en tan solo tres minutos y medio. Este juego defensivo del Valencia les permitió seguir luchando por la victoria de la mano de Guillem Vives y la puntuación del recuperado Dubljevic. Finalmente, las esperanzas visitantes se acabaron hasta que apareció Tavares. El gigante pívot del Madrid se llevó absolutamente todo por los aires en este tercer cuarto, teniendo Vidorreta que dar entrada a Pleiss para que luchara junto al de Cabo Verde esos balones aéreos. Este último acabó penalizando a los visitantes con sus pérdidas en ataque.

El tercer cuarto acabó con ventaja de 6 puntos para los blancos dando entrada al cuarto que determinó la victoria local. Tan desorbitada fue la apisonadora del Real Madrid en ataque como alarmante la pasividad visitante en el tramo final del encuentro. Jeffery Taylor y Felipe Reyes pusieron el espectáculo final en el Wizink Center que acabó presenciando una nueva victoria blanca con 19 puntos de ventaja. En el bando naranja, en cambio, una nueva derrota deja al Valencia en plena crisis cuya mejor noticia es la recuperación del lituano Dubljevic, máximo anotador del partido con 18 puntos.

Real Madrid 3-2 Málaga CF: El Madrid salva la catástrofe y se mantiene vivo en Liga

post

El Real Madrid vence en apuros al Málaga de Míchel en un partido cuanto menos tranquilo para los blancos. El equipo local tuvo que ponerse por delante en tres ocasiones tras ver cómo le empataba dos veces un equipo que aun no conocía lo que era marcar gol fuera de casa. Cristiano Ronaldo dio la victoria a los suyos en el rechace a un penalti fallado por él mismo.

En el día de la vuelta de Míchel al Santiago Bernabéu, todo brillaba con luces de colores para la afición madridista, un buen inicio de los blancos, un planteamiento valiente del Málaga y un gol tempranero de Benzema auguraban una próspera tarde en Chamartín. Sin embargo, el fútbol es más complejo de lo que todos creemos, y después de que el Madrid planteara un primer cuarto de hora con buen fútbol y dominio de la pelota, su “indefenso” rival en esta jornada 13, le mostraría que en esto del fútbol se vive de rentabilizar las ocasiones. Por ello, pese al gol inaugural de Benzema a los 9 minutos de juego, tras aprovechar un rechace del travesaño a remate de Cristiano, el Málaga supo aguantar las embestidas iniciales de Marcelo y Lucas Vázquez para crearle peligro al Madrid a la contra.

Los visitantes lograron empatar el partido a los 18 minutos de juego, cuando Keko asistió a Rolan para que dentro del área tuviera tiempo de sobra para controlar con el pecho y batir por bajo a Kiko Casilla. La pasividad defensiva del Real Madrid, las intervenciones de Roberto y el buen rollo de la pareja Adrián-Recio en el medio campo malaguista acabaron con ese cuarto de hora fulgurante con el que había ilusionado el equipo de Zidane. Los minutos más positivos y rescatables de todo el partido en el conjunto merengue. Con el Málaga creyéndoselo con el paso de los segundos, poco tardó el Bernabéu en festejar otro gol madridista. La brújula de Toni Kroos decantó la balanza. El centrocampista alemán botó un saque de esquina medido a la cabeza de Casemiro para adelantar a los suyos tan solo 5 minutos después de la igualada en el marcador.

El Madrid ya no lograba convencer ni sentirse cómodo con su juego. Solo el empuje que habitualmente caracteriza al Madrid propició más ocasiones, las que sirvieron para engrandecer la figura de Roberto, que sacó una mano de superhéroe a un tiro forzado de Cristiano dentro del área. En los minutos finales a la primera mitad, Benzema también tuvo una gran ocasión para ampliar la ventaja, pero cruzó demasiado su disparo. Karim, con la tranquilidad a la que nos acostumbra, ve como se lleva los decibelios del Bernabéu a su favor cuanto más se aleja de la portería rival. Aplausos en sus detalles técnicos cuando baja a recibir y pitos cuando ejerce de rematador. La situación más longeva entre este jugador y su estadio.

A pesar de haber presenciado tres goles en 25 minutos, lo más destacado de la primera mitad ocurría en el último segundo de esta. Sacaba una falta lateral muy peligrosa el Málaga en el descuento. La bota Recio y gol de Boysse, que acababa de entrar al terreno de juego por la lesión de Juankar, el único lateral izquierdo que le quedaba a Míchel. Y, de repente, pih, pih, pih… Varios silbatos del colegiado Gil Manzano interrumpen la jugada. Ahora en versión traducida al castellano. Lo que el Señor Manzano indicó fue el gol anulado visitante por falta de Boysse, y de seguido, el final de los primeros 45 minutos. Para el club de la comedia no está mal, pero para la liga española…una decisión más que discutida. Y no por la ilegalidad, que aparentemente Boysse se apoya con el codo en el hombro de Carvajal, sino por la ineptitud de conducir una jugada tan pésima. Difícil de intuir rápidamente para todo aquel que estuviera pendiente del partido.

El comienzo de la segunda mitad volvía a reflejar el mismo guión que se ha visto en otros partidos del Real Madrid en las últimas fechas. Partido sin dominio de los locales, y con muchas posibilidades abiertas para el rival. El Málaga, que no había marcado fuera de casa en 12 jornadas, aprovechó la situación para empatar el partido por segunda vez. A los 57’ minutos de partido, el Chory Castro lo intentó con un disparo desde la frontal, y entre el bote y Kiko Casilla, desembocaron la ilusión en los visitantes y los pitos en la afición que reside en la Castellana.

El Bernabéu empezaba a cobrar síntomas de nerviosismo y la polémica entraba en escena. Con un penalti reclamado y no pitado en cada área, Gil Manzano sí que le otorgó una pena máxima al Real Madrid en la segunda caída de Modric en el área. Era el momento de Cristiano. Y, por un momento, el portugués falló lo que nadie esperaba, Roberto volvía a ganarle la partida y detuvo el penalti. Pero por suerte para unos y desgracia para otros, Ronaldo aplicó su gran olfato goleador y mandó el rechace de Roberto al fondo de la red. El luso ya sonríe. Cristiano ya lo celebra, y el portugués ya le da puntos al Real Madrid en esta liga.

Los minutos finales de partido no peligraron para el Madrid ante un Málaga con 10 jugadores. Recio caía lesionado ya con los tres cambios cortando las pocas esperanzas que al Málaga le quedaban en este esperanzado partido para ellos. El Madrid salva una victoria muy sufrida en su estadio y ya espera ansioso el partido que depara Mestalla para engancharse a la Liga.

Ficha técnica

3 – Real Madrid: Casilla; Carvajal, Vallejo, Varane, Marcelo; Casemiro, Kroos (Theo Hernández, min. 81), Isco (Modric, min. 62); Lucas Vázquez, Cristiano Ronaldo y Benzema (Borja Mayoral, min. 90).

2 – Málaga: Roberto; Rosales, Luis Hernández, Diego González, Juankar (Baysse, min. 36); Recio, Adrián, Keko (Juanpi, min. 66), Chory; Rolan y Peñaranda (Borja Bastón, min. 61).

Goles: 1-0, min. 9: Benzema; 1-1, min. 17: Rolan; 2-1, min. 21: Casemiro; 2-2, min. 58: Chory; 3-2, min. 76: Cristiano.

Árbitro: Gil Manzano (C. Extremadura). Amarillas a Peñaranda (min. 29) y Adrián (min. 43) por parte del Málaga, y a Marcelo (min. 48) y Toni Kroos (min. 45) por parte del Real Madrid.

Incidencias: Partido correspondiente a la 13ª jornada de La Liga Santander disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 75.671 espectadores.