Medvedev gana su primer Masters 1000 en Cincinnati.

post

Medvedev se convierte en el tercer campeón primerizo de la temporada a nivel ATP Masters 1000.

Daniil Medvedev consiguió muchos triunfos el Domingo en el Western & Southern Open. Tras batir a David Goffin por 7-6(3) y 6-4 en una hora y 39 minutos, el ruso de 23 años se convirtió en el campeón más joven del torneo desde Andy Murray en 2008. Y también se transformó en el noveno campeón primerizo en Masters 1000 en los últimos 21 torneos de la categoría.

Gracias a su triunfo, el ATP Tour llega a tres temporadas consecutivas con al menos tres campeones primerizos de la categoría, algo que no ocurría desde 1999. En el presente curso también estrenaron su palmarés en Masters 1000 Dominic Thiem (Indian Wells) y Fabio Fognini (Montecarlo). Mientras que en 2018 y 2017 lo consiguieron Juan Martín del Potro (Indian Wells), John Isner (Miami), Karen Khachanov (París), Alexander Zverev (Roma), Grigor Dimitrov (Cincinnati) y Jack Sock (París).

La victoria de Medvedev significa también que ahora ya hay cinco rusos campeones de al menos un torneo de esta categoría. Medvedev iguala a Safin (5), Davydenko (3), Chesnokov (2), Khachanov (1); y hace que Rusia se convierta en el sexto país con al menos 12 títulos de la categoría, después de España (54), Estados Unidos (48), Serbia (33), Suiza (29) y el Reino Unido (16).

Pero lo más importante a nivel personal para Medvedev luego de dejar en 2-1 su historial con Goffin, quien estaba debutando en una Final Masters 1000, es que garantiza irrumpir por primera vez en el Top-5 del Ranking ATP. Un ruso no lo conseguía desde Nikolay Davydenko en la semana del 28 de junio del 2010. Medvedev consigue mejorar su marca personal en el Ranking ATP por séptima vez en el año, luego de que en 2018 a esta altura de la temporada ocupaba el puesto N° 56.

De manera que Medvedev corona la mejor semana de su carrera, no solo por estos logros, sino por la forma de conseguirlos. El ruso conectó más de 50 aces en el torneo y perdió apenas un set en el camino (contra Djokovic en Semifinal). Además, el Domingo siguió creyendo a pesar de desaprovechar la ventaja de un quiebre en la primera manga y de empezar el tie-break con mini-quiebre abajo.

En el segundo set no desperdició la ruptura en el primer game y supo administrar la ventaja (incluso remontó un 15/40 en el game final) hasta sellar su quinto título en el ATP Tour. Este triunfo es su N° 44 del año, lo que lo convierte en el jugador con más partidos ganados de la temporada (lo sigue Rafael Nadal con 41). Además, Medvedev abandona este torneo afianzado como el tenista con más victorias sobre pistas rápidas (31) en 2019.

Su próximo reto: el US Open. Desde ya las luces alumbran sobre él. En el último Grand Slam de la temporada, Medvedev será uno de los grandes favoritos.

Nadal revalida el título en Canadá.

post

Por primera vez, el español defiende un trofeo en pista dura al ganar la Coupe Rogers.

Rafael Nadal consiguió el Domingo en la Coupe Rogers algo que le faltaba en su carrera. Y no fue ni ganar su quinto título en Canadá, su 35 ATP Masters 1000 o su trofeo N° 83 en total. No. El tenista español, que venció a Daniil Medvedev por 6-3 y 6-0, logró revalidar la corona que levantó en Toronto el año pasado, defendiendo por primera vez en su carrera un título en pista rápida.

Nadal convirtió a Montreal en el tercer ATP Masters 1000 donde más éxito ha tenido en su carrera, empatado con el Madrid Open. La lista la lidera Montecarlo, donde ha ganado 11 veces el trofeo, Roma, donde ha conseguido nueve, y Madrid y Canadá, donde tiene cinco trofeos de campeón.

Hasta hoy, Nadal y Medvedev no se habían visto nunca las caras. Y el arranque del partido sirvió para que el ruso demostrase de lo que es capaz. Sin fallar una bola, jugando solo al contraataque, Medvedev llevó al límite a Nadal, y ambos disputaron puntos de más de 30 golpes, haciendo las delicias de la grada.

Nadal, que había ganado el último ATP Masters 1000 disputado este año en Roma, salió de esa situación elevando su nivel. En poco tiempo, el español consiguió romper el saque de Medvedev para colocarse 3-1 en el primer parcial, con todo controlado. Mantener la renta, una buena brecha, fue suficiente para que el N° 2 del mundo se llevase la primera manga, dando un paso importante hacia el título y golpeando la moral de su contrario.

Medvedev comenzó el segundo parcial lamentándose por las ocasiones perdidas, y cuando quiso darse cuenta había cedido de nuevo su saque, dejando que Nadal se colocase 2-0. Con todo en contra, el ruso se lanzó a luchar, aunque no encontró el éxito que buscaba ante uno de los mejores tenistas de todos los tiempo.

Con todo a su favor, Nadal no se detuvo, al revés. El español decidió seguir buscando aumentar la ventaja con Medvedev, y lo consiguió en forma de otra rotura de saque, que le dio el 3-0 y le despejó el camino hacia el título de campeón.

Jugó un gran juego, algunos intercambios muy largos. Para mí, personalmente, fue importante comenzar el partido en buena forma. Llegó a este partido jugando muy bien, jugando muchos partidos [en las últimas] semanas. Para mí, fue una historia diferente. Solo jugué tres partidos en dura antes de este”, dijo Nadal, quien jugaba en su final N° 51 de Masters 1000.

“Creo que también jugué un buen primer juego. Tenía punto de break. Jugué bien y salvé ese juego. Después de eso, creo que jugué un partido sólido, mi mejor partido de la semana hasta ahora sin lugar a dudas”.

“Mi táctica era no darle tanto tiempo, intentar jugar profundo, no darle golpes fáciles. Funcionó al principio del partido, pero luego perdí el impulso por completo. Solo él controlaba el juego”, dijo Medvedev.

“El simplemente jugó demasiado bien”.

“Hice muchas cosas bien: cambiando direcciones, cambiando ritmos durante el punto. El cortado funcionó bien esta tarde. Jugué algunas bolas altas, luego cambié la línea. Creo que jugué de manera inteligente esta tarde”, dijo Nadal.

El español ganó su tercer título del año (Roma, Roland Garros). Con su quinta corona de Masters 1000 en Canadá (2005, 2008, 2013, 2018), mejoró a 5-0 el balance en las finales canadienses Masters 1000 y consiguió una de las marcas de todos los tiempos de Ivan Lendl. El N° 2 del mundo solo ha perdido un set en sus cinco finales canadienses (2005 vs Andre Agassi, 6-3, 4-6 y 6-2).

“Siempre he estado rodeado de buenas personas y buenos profesionales que me ayudan en todos los términos. Creo que he sido lo suficientemente humilde e inteligente para escuchar todo el tiempo a las personas que son mayores que yo y que tienen un mejor conocimiento que yo de la vida en general y al mismo tiempo en el tenis”, dijo Nadal.