Panathinaikos 82-89 Real Madrid: El campeón ya está en su hábitat.

post

Los de Pablo Laso no dieron opción al susto y cerraron la eliminatoria por la vía rápida. Tras las dos victorias en el Palacio, el Panathinaikos griego confiaba en reducir la ventaja blanca en su casa. Pero otra gran actuación de Campazzo (16 puntos y 10 asistencias) y Rudy Fernandez (16 puntos), borraron las esperanzas locales y sellaron la clasificación a la Final Four de Vitoria.

Templado, con las ideas claras y la muñeca certera, así salió el Real Madrid en el OAKA, que se trasladó al marcador con un 4-12 (m.4) y que hizo que saltaran las primeras alarmas en el Panathinakos. Matt Lojeski, con un papel muy marginal en su equipo hasta el momento, fue el que se echó al equipo a la espalda con 7 puntos sin fallo que dieron vida a los griegos. Pero el equipo de Laso no acusó el golpe y de la mano de Facundo Campazzo y Rudy Fernández cerró el primer cuarto con ventaja, 18-23.

En el segundo acto los ataques no fueron tan fluidos, ni su defensa tan eficaz y poco a poco, a trompicones, con buenas canastas de Deshaun Thomas y Lojeski, el Panathinaikos le fue comiendo el terreno en el marcador, hasta empatar 34-34 (m.18:20) y marcharse al vestuario en ventaja, 41-36, después de un parcial demoledor de 21-6 en los últimos siete minutos de ese segundo periodo.

Tras el descanso, el tercer cuarto volvió a ser muy igualado y parecía que el equipo griego podría reducir la ventaja que el Madrid traía de su casa. Pero en el último periodo, Campazzo y Ayón asumieron el protagonismo con pases y canastas decisivos para encarar los cuatro minutos finales con una ligera ventaja madridista, 68-72.

Llegados a ese punto, el Madrid siguió a rajatabla el papel de campeón y un triple de Anthony Randolph puso un 72-78 a falta de 1:55 minutos. Y otro estratosférico de Facu Campazzo le permitió entrar en el último minuto con un 74-81, que le permitió llegar a ese 82-89 que le permite defender el título en Vitoria.

PSG 3-1 Monaco: Título con hat-trick de Mbappé y la vuelta de Neymar.

post

El campeón de la liga francesa derrotó 3-1 a Monaco con pleno de goles del joven atacante. Además, el brasileño regresó después de tres meses, así como también Edinson Cavani.

Paris Saint-Germain no pudo cumplir con su deseo de ser campeón mediante un triunfo propio, por lo que fue su escolta, Lille, el que le facilitó dicho trámite: el empate sin goles a primer turno consagró automáticamente a los de Thomas Tuchel antes de salir a jugar al Parque de los Príncipes frente al Monaco.

El conjunto de la capital francesa salió dispuesto a vivir una fiesta y así fue como se lo tomó. En lo futbolístico, tuvo a Kylian Mbappé en su mejor versión y el joven atacante no tuvo piedad de su ex equipo, al que le anotó un hat-trick.

La acción del primer gol fue orquestada por el propio delantero Nº 7 al iniciar jugada desde la mitad del campo, abrir con Moussa Diaby a la izquierda y éste volvió a servir a un Mbappé que voló y le ganó la posición a sus marcadores, para recibir el balón en el área y empujarlo para la apertura del marcador a los 14 minutos.

A los 37′, el veloz galo volvió a golpear al aprovechar una asistencia de Dani Alves, con quien realizó una notable pared para burlar a la defensa visitante.

En la segunda parte se vivieron más momentos especiales: el regreso de Neymar después de tres meses fuera por haberse resentido de la lesión en el metatarsiano de un pie, la vuelta de Edinson Cavani, otro que se encontró al margen durante dos meses por una molestia en la cadera, y un nuevo tanto de Mbappé para celebrar su hat-trick y seguir en la lucha por la Bota de Oro.

 PSG cortó la racha de tres partidos sin victorias y pudo al fin celebrar su título en la Ligue 1 con cinco fechas de antelación. Acumula 84 puntos, producto de 27 partidos ganados, 3 empatados y 3 perdidos y buscará dentro de seis días coronarse frente a Rennes en la Final de la Copa de Francia para cerrar la campaña con un doblete.

A nivel histórico, el equipo parisino igualó al Nantes y Monaco con 8 títulos y acecha el trono de Olympique de Marsella (9) y Saint Etienne (10) y sostiene su hegemonía en esta década al haber ganado seis de las últimas siete ediciones.

Del lado de Monaco: Aleksandr Golovin convirtió el gol del honor en París, continúa con su pelea por no descender y Radamel Falcao preocupó por su salida en el inicio de la segunda parte por Carlos Vinicius.

Fognini se corona en Montecarlo.

post

El italiano conquista su primer ATP Masters 1000.

En una final bien inesperada cualquier cosa podía suceder. Fabio Fognini se coronó el Domingo en el Masters 1000 Montecarlo 2019 el título más importante de su carrera, colocando en su palmarés una copa a la altura de su talento. El tenista de San Remo se convirtió en el primer jugador italiano en levantar una copa ATP Masters 1000, categoría inaugurada en la temporada 1990, y dejó su nombre grabado en uno de los torneos más históricos del calendario.

El N° 18 mundial desbordó por 6-3 y 6-4 al serbio Dusan Lajovic en 1 hora y 38 minutos en una Final marcada por los nervios de ambos debutantes. El balcánico, presente en el primer Final ATP Tour de su carrera, sucumbió en una jornada de cielos pesados, bastantes rachas de viento y, sobre todo, una monumental tensión por la copa que tenían entre las manos. Una presión evidente que se notó desde los primeros puntos del encuentro.

Después de avanzar hasta la Final sin ceder una manga, Lajovic creyó en sus opciones desde el desorden. Ante la figura de Fognini, un tenista tan impredecible como definitivo, Dusan procuró ser un objetivo nada fácil de localizar. El serbio comenzó la Final durmiendo la pelota con su revés cortado, tomando la red con decisión y rompiendo cualquier guión desde el fondo en la arcilla. Sin ritmo y alejado de cualquier lógica en el polvo de ladrillo, llegó a romper el saque de Fognini y situarse 2-1 en el marcador.

Si algo caracteriza a Fognini es su indiferencia ante las circunstancias. Con ese aparente temple del que ha hecho firma, el italiano logró imponer su golpe de revés con el paso de los minutos. Un golpe de aceleración máxima, con una capacidad innata para la apertura de ángulos, comenzó a desmontar el difuso plan de Lajovic. Fabio logró ganar cinco de los últimos seis juegos del primer set desde el silencio, apoyado por una grada que lo apoyó mayoritariamente.

El italiano, que superó al 11 veces campeón Rafael Nadal en la Semifinal, tuvo razones de sobra para confiar en que la ocasión sería gloriosa. Fognini rompió a Lajovic en el primer juego del segundo set y comenzó a vislumbrar una opción real de campeonato. Y los problemas nunca desaparecieron: Lajovic recuperó de inmediato la rotura, un vendaje en su pierna derecha fue colocado en mitad de la segunda manga y la agresividad de su rival fue en ascenso hacia el final del partido.

Con todo, la mano de Fognini siempre estuvo un paso por delante. Las derechas invertidas del italiano fueron un martillo contra el revés a una mano de Lajovic. Sus pasos cortos, un arma clave para medir los durísimos golpes de su rival y su intuición, siempre alerta en momentos decisivos, fundamentales para alcanzar las dejadas de emergencia de su adversario. Cuando lo necesitó, Fabio siempre tuvo la respuesta adecuada.

El título supone un balón de oxígeno para Fognini, que asciende a la mejor posición de su carrera en el N° 12 mundial. Montecarlo estrenó nuevo rey.

Juventus 2-1 Fiorentina: La juve campeón de Liga.

post

El triunfo le alcanzó a la Vecchia Signora para concretar una nueva celebración, esta vez a cinco fechas del cierre de la temporada.

Juventus vuelve a ser campeón del fútbol italiano, con amplia diferencia y varias fechas antes del cierre. Una muestra de su absoluta hegemonía en la Serie A que se rubricó con el triunfo por 2-1 ante la Fiorentina, en Turín, para el octavo título de forma consecutiva.

El campeonato lo pudo haber obtenido en la fecha pasada, pero SPAL dio la sorpresa con la victoria por 2-1 y postergó la fiesta una semana más. Aunque en el arranque ante el equipo viola volvieron las dudas por medio de Nikola Milenkovic, que capturó un rebote y puso en ventaja a los visitantes al minuto 6.

Kevin Mirallas asustó con un disparo que se fue alto y el árbitro anuló el tanto conseguido por Gio Simeone. La Vecchia Signora sólo necesitaba un empate para la consagración y la tranquilidad la tuvo antes de llegar al descanso, a los 37´, en un esforzado cabezazo de Alex Sandro que metió el balón por el primer palo.

La fortuna estuvo del lado bianconero y sentenció el encuentro en la segunda parte: en una escapada de Cristiano Ronaldo por derecha, al minuto 53, el centro rebotó en el argentino Germán Pezzella que la mandó dentro de su propia porteria.

Juventus celebró el campeonato ante su gente, con cinco fechas por disputarse, y alcanzó el título 35 en Serie A que sirve de consuelo ante la dura eliminación en Cuartos de Final de Champions ante el Ajax.

Barcelona 3-0 Manchester United: Messi convierte al Camp Nou en el ‘Teatro de los Sueños’.

post

Doblete del argentino, genio y figura en una victoria que completó Coutinho; los culés, a Semifinal de Champions League.

El Barcelona ha vencido 3-0 al Manchester United en el Camp Nou y clasificó a Semifinal de la Champions League. Lionel Messi convirtió un doblete en el primer tiempo para dejar sin esperanzas a los de Old Trafford y Coutinho definió el partido en la segunda parte.

El conjunto visitante sorprendió en el inicio del juego y Marcus Rashford estrelló un remate en el travesaño antes de los 30 segundos de juego. Sin embargo, Lionel Messi se iluminó a los 15 minutos, le hizo un caño a Fred, abrió el marcador con un gran zurdazo que se metió contra el palo y luego puso el 2-0 con un remate débil que se escurrió entre las manos de David De Gea.

Con la clasificación en el bolsillo, el equipo de Ernesto Valverde manejó la pelota con tranquilidad en el segundo tiempo y definió el partido con un disparo espectacular de Coutinho, que se metió lejos de la estirada de De Gea.

Barcelona había sido eliminado en los Cuartos de Final de la Champions en las últimas tres temporadas. La última vez que superó esta fase fue en la edición 2104-15 y terminó siendo el campeón.

Manchester United 0-1 Barcelona: Los culés pegan primero.

post

Un autogol de Shaw tras un cabezazo de Luis Suárez da la ventaja a los españoles en los Cuartos de Final de la Champions League.

Paso adelante para el Barcelona camino de la Semifinal de la Champions League. En Old Trafford, un autogol de Luke Shaw le dio a los catalanes la victoria sobre el Manchester United, que deberá ganar en el Camp Nou la próxima semana si quiere eliminar a los españoles.

En los primeros minutos, el Barcelona tuvo el balón y el Manchester United no se acercó. Hasta que Suárez cabeceó un centro de Messi y un desvío en Shaw dio la única ventaja del partido a los catalanes, VAR mediante. Desde entonces, apuró el equipo local pero sin dañar. El conjunto de Ernesto Valverde supo cuidar esa diana hasta el final, mientras que el propio técnico azulgrana gestionó bien los cambios en la segunda parte y el triunfo nunca estuvo en peligro.

Con este resultado, al Barcelona le alcanzará con ganar o empatar en la ciudad condal para quedarse a un paso de la ansiada Final del Metropolitano. Una victoria del Manchester United por 0-1 llevaría la eliminatoria a la prórroga, mientras que cualquier otro triunfo de los ingleses dejaría eliminado a los azulgrana por el valor extra de los goles marcados fuera de casa.

Cabe recordar que el Barcelona no pasa la barrera de los Cuartos de Final desde la temporada 2014/15, cuando consiguieron un histórico triplete de la mano de Luis Enrique Martínez. Desde entonces, siempre se ha encontrado con un obstáculo insuperable en la Ronda de 8: Atletico Madrid en 2016, Juventus en 2017 y Roma en 2018.

Federer reina en Miami.

post

El suizo suma el título N° 101 de su carrera y llega a 28 ATP Masters 1000.

A los 37 años, Roger Federer continuó haciendo historia. El suizo, que hace unas semanas llegó a los 100 títulos en Dubai, venció 6-1 y 6-4 a John Isner en la Final del Miami Open y siguió rompiendo récords. Así, al llegar a los 101 trofeos en su carrera, Federer sumó su ATP Masters 1000 número 28, el cuarto en Miami, y cerró exitosamente su primer tramo de la temporada: quitando la derrota contra Stefanos Tsitsipas en los Octavos de Final del Open Australia, Federer ha ganado dos torneos (Dubái y Miami) y ha llegado a la Final en otro (Indian Wells, donde perdió con Dominic Thiem). Para enmarcar.

Y Federer lo hizo de una forma extraordinaria: ganando todos los puntos que jugó con su primer saque y cediendo solo 3 en total, ante Isner, uno de los mejores sacadores de todo el ATP Tour.

Hasta ahora, Federer e Isner se habían encontrado en 7 ocasiones, con un balance de 5-2 para el suizo. Sin embargo, la última vez que se vieron las caras, en París 2015, el triunfo se llevó el estadounidense en un partido que se decidió con un tie-break en el parcial decisivo. Aunque de ese último partido habían pasado casi cuatro años, el recuerdo de haber salido vencedor impulsó a Isner en el arranque de la Final.

El estadounidense, campeón de Miami la temporada pasada al imponerse a Alexander Zverev en la Final, logró el gran objetivo de volver a alcanzar el partido decisivo en el segundo ATP Masters 1000 del calendario, colocándose en la posición ideal para defender el título que consiguió en 2018, hasta ahora el primero y único de la categoría para Isner.

Al pisar la pista, Federer se lanzó a disputar su 50ª final de Masters 1000 (con un balance de 27 victorias por 22 derrotas), la quinta en Miami, con una meta entre ceja y ceja: ganar su Masters 1000 número 28, el título 101 de su carrera, el cuarto en Florida tras las victorias de 2005, 2006 y 2017.

Federer, en cualquier caso, no bajó la guardia y aterrizó en el cruce decisivo redoblando las precauciones.

En la previa, Federer había insistido en la importancia de aprovechar sus oportunidades para romper el poderoso saque de Isner, uno de los mejores del circuito. Sin embargo, el suizo no tardó nada en lograr un break, tomándole la delantera a la Final desde bien pronto. Fue en el primer juego del duelo cuando Federer consiguió un break que le colocó con 1-0 en el marcador, una ventaja que rápidamente convirtió en 2-0.

El suizo, como siempre decidido a practicar un tenis muy agresivo, se mostró igualmente decidido a morder al resto, lo que se tradujo en resultados muy favorables para el campeón de 20 torneos del Grand Slam. En 18 minutos de final, Federer le había roto el saque a Isner otra vez para ponerse 4-1, abriendo una brecha enorme en la pelea por el título cuando ganó su siguiente turno de servicio en blanco para mandar 5-1.

Lanzado por la confianza de encontrarse jugando muy cómodo, Federer se hizo con el primer parcial en 25 minutos, rompiendo de nuevo el saque de Isner, sumando un total de tres breaks en esa primera manga. El suizo, que tuvo un balance de 7 golpes ganadores por tan solo 2 errores no forzados, controló a Isner a placer, anulando todas las armas de su contrario.

Aunque más apretado, el segundo parcial fue un reflejo del partido: Federer fue ganando sus saques con solvencia mientras Isner se resintió de unos problemas en su rodilla derecha que le hicieron terminar la Final con evidentes problemas de movilidad, aguantando las lágrimas de impotencia en los ojos.

Así ganó Federer en Miami: tras romperle el servicio a Isner cuando el estadounidense buscaba el 5-5 en el marcador, la forma de cerrar otra gran tarde en su carrera.