post

Real Madrid 4-1 Leganes: Karim Benzema se sienta en el trono blanco.

Tremendo juego del conjunto merengue para quedarse con los tres puntos y casi mantener el liderato antes del parón internacional.

Varias noticias que destacar en el encuentro que ha enfrentado al Real Madrid y al Leganés en el Santiago Bernabéu. Todo comenzó con el cambio en la portería, puesto que Keylor Navas partió desde el banquillo para que Thibaut Courtois pudiera estrenarse en el feudo madridista con la elástica blanca. Poco trabajo para el belga, pero eficiente salvo en un penalti que, en la mayoría de los casos, depende de la suerte. Julen Lopetegui también optó por devolverle la titularidad a Luka Modric por primera vez desde su regreso de la selección. Bale abrió la lata en la fiesta Blanca en el Santiago Bernabéu. Carrillo empató de un penalti cometido por Casemiro. Benzema marcó los dos siguientes -provocando que haya conseguido anotar a los 33 equipos a los que se ha enfrentado en LaLiga- y Ramos cerró con otra pena máxima ganada por Asensio. El Leganés apenas tuvo ocasiones de poner en peligro el resultado.

El dominio del conjunto dirigido por Julen Lopetegui fue latente y protagonista durante todas las facetas de un partido que solo tenía un nombre: el del Real Madrid. Avisó Asensio con un remate por encima de Cuéllar que se marchó rozando el larguero. No tardó mucho el cuadro blanco en adelantarse en el marcador. El reloj marcaba el minuto 17 cuando Carvajal puso con la cabeza un pase medido al punto de penalti, donde Gareth Bale, más listo que nadie, enganchó completamente solo con la derecha un remate que no pudo repeler Cuéllar. Sin embargo, las pretensiones del Real Madrid parecían verse amenazadas después de que, tan solo siete minutos después, Casemiro cometiera un claro penalti sobre Eraso. Carrillo fue el encargado de probar a Courtois en su primera acción decisiva en el Santiago Bernabéu, pero el argentino le ganó la partida. A partir de ahí, los de Julen Lopetegui se durmieron momentáneamente, aunque Benzema tuvo con una volea la oportunidad de poner el 2-1 en el marcador a falta de escasos minutos para el final del primer tiempo. Cuéllar, con una gran parada, lo evitó.

Tras el paso por vestuarios, el Real Madrid salió más que enchufado ante un Leganés que no fue capaz de ver por dónde le venían los golpes. Llegó el segundo en el minuto 48 después de que el VAR diera por válido un tanto que, previamente, había anulado el colegiado por una falta inexistente de Benzema. El francés remató de cabeza en un forcejeo con un defensor un centro de Asensio. Pase medido y testarazo impecable para el 2-1. El rodillo comenzó a circular solo era cuestión de tiempo que el resultado fuera aumentando su diferencia. A punto estuvo Toni Kroos de hacerlo en el 58 tras un precioso remate de volea que se marchó lamiendo la cepa del poste. No tardó Karim Benzema en firmar su doblete, tan solo tres minutos después. Jugada combinativa preciosa en la frontal del área que acaba con una pared con Luka Modric y el ariete galo se encargó de rematar cruzado pegado a la madera, imposible para Cuéllar. El Leganés, completamente vencido, apenas pudo resistir las ofensivas del Real Madrid. Con tal ventaja, Asensio quiso hacer más daño y provocó un nuevo penalti tras los dos cometidos durante la jornada anterior en Gerona. Sergio Ramos, de nuevo, materializó la pena máxima en el minuto 66.

Así las cosas, la escuadra capitalina decidió mantener la posesión y buscando más tantos con el paso de los minutos, pero el resultado no volvió a moverse y el árbitro del partido pitó el final. La superioridad del Real Madrid de Julen Lopetegui en estas tres primeras jornadas de LaLiga es más que evidente, un gran nivel que esperarán no disminuya tras el parón internacional. De esta manera, el Santiago Bernabéu ha sido testigo de un gran fútbol. El regreso de la cuarta jornada liguera se tornará, sin duda, interesante para la Casa Blanca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *