Nadal sofoca la rebelión de Basilashvili.

post

El N° 1 continúa la defensa del título y ya pisa los Cuartos de Final.

El Estadio Arthur Ashe dio la bienvenida el domingo a una nueva jornada con una puesta en escena del vigente campeón Rafael Nadal, en la que supo reinventarse a lo largo del partido. El español se presentó en Cuartos de Final del US Open, después de superar a Nikoloz Basilashvili por 6-3, 6-3, 6-7(6) y 6-4, en tres horas y 19 minutos.

A pesar de que el manacorense había arrasado a su rival en Octavos de Final hace apenas un año en Roland Garros (sólo cedió un juego), Basilashvili llegaba después de haber apartado al cabeza de serie N° 18 Jack Sock. El americano era uno de sus potenciales rivales en Octavos de Final, pero el georgiano lo evitó.

Ya desde los primeros minutos del encuentro quedó claro que no iba a ser un paseo para el tres veces ganador del US Open. No obstante, hasta el 3-3, Nadal sólo pudo ganar un punto al resto (1/13). Eso sí, en el octavo juego aprovechó su segunda opción de break para asestar un golpe al marcador (5-3). Y a continuación con su saque cerró por 6-3.

La autoridad del español continuó al inicio del segundo set. Toda la seguridad de Bashilashvili con el servicio se esfumó una vez más en el primer juego cuando Nadal quebró por segunda vez para escaparse (2-0). Cinco juegos consecutivos fueron una ventaja demasiado amplia para el N° 1 del mundo.

Incluso cuando el georgiano apretó al resto colocándose con tres ventajas que le dieron la posibilidad para devolver el break con 2-1, el manacorense las fue salvando una a una. Con un 81% de puntos ganados con el primer saque amarró también el segundo parcial, tras otro nuevo quiebre (6-3).

Con tenis control, apretando el acelerador cuando era necesario, Nadal iba manejando el partido sin aparentes problemas. E incluso cuando se despistó con su servicio tuvo la capacidad para volver de inmediato.

En el inicio del tercer set Basilashvili convirtió un break en su cuarta oportunidad para colocarse 2-1 y saque. Pero el español reaccionó al resto para igualar 2-2. Los saques se impusieron hasta el final del set y el tie-break decidió la balanza por 8-6. Un balance de 23 winners y 17 no forzados fueron el espejo de la agresividad del georgiano en cada tiro.

Pero Nadal apenas tardó en sofocar el intento de rebelión de su rival. Tal y como ocurrió en el segundo set, arrancó con una ventaja de 2-0 aunque tampoco pudo cerrarle la puerta a su rival para siempre. Basilashvili volvió a rescatar la diferencia para ponerse 3-3, antes de que el español acelerara definitivamente hacia la victoria.

En Cuartos de Final Nadal se enfrentará por cuarta vez esta temporada a Dominic Thiem. Y por primera vez, después de diez partidos en el head to head (7-3 para el español) se medirán en pista dura.

Por octava vez en su carrera, el español accede a los Cuartos de Final del US Open. Las últimas cuatro veces que lo ha hecho se ha presentado en la final (2010, 2011, 2013 y 2017). ¿Se repetirá también en 2018?

GP Italia: Hamilton pega el golpe del año en Monza.

post

El inglés, que salía tercero, tocó a Vettel en la primera vuelta y el germano tuvo que remontar desde atrás.

Carrera épica y triunfo de auténtico campeón. Lo que hizo Hamilton el domingo en Monza sólo está a la altura de unos cuantos elegidos. Un auténtico espectáculo. “Es normal, lleva el mejor coche”, han reiterado muchos aficionados a la F1 durante los años precedentes. Pero ese argumento ya no sirve para nada. Ferrari tiene el mejor monoplaza, más regular en todo tipo de pistas y un motor que ya es más veloz que el de las ‘flechas de plata’. Ferrari tiene el coche campeón (debería serlo en condiciones normales). Pero el campeón pilota un Mercedes. Y ese es el mayor problema de los de MaranelloHamilton lo demostró en Monza con una auténtica exhibición con todo en contra, un triunfo espectacular con el que vuelve a aumentar su ventaja en el Mundial sobre Vettel tras una cita en la que la moral del germano quedó igual de tocada que su vehículo después de que Lewis le rompiera el alerón en la primera vuelta. Nada que achacarle al inglés pese a las quejas del germano. Hamilton dio un gran paso en tierra hostil para acercarse a cantar ‘jaque’ al que aspira a quitarle la corona. Pero rey, sólo hay uno. Y con su victoria demostró que sigue ocupando el trono con todo el mérito. Raikkonen fue segundo, con Bottas tercero y Vettel en cuarta posición tras una gran remontada.

Todo parecía escrito para que Ferrari completara un doblete en su casa y que Vettel recortara puntos respecto a Hamilton en la lucha por el título. Con un coche mejor, con la primera fila con los dos coches rojos, todo estaba de cara para los italianos y para ‘Seb’’. Pero si algo tiene un campeón como Hamilton es que nunca se rinde. Tras ser abucheado durante todo el fin de semana, consciente de que lo tenía muy difícil para ganar. Entre silbidos y mucha presión de los ‘tifosi’, habló en pista saliendo desde la tercera posición con una salida espectacular.

Kimi salió bien, tapando el interior de la curva para defenderse de su compañero Sebastian Vettel y Hamilton se benefició de dicha lucha para ir al ataque.El de Stevenage olió la sangre de su rival y fue a la ‘caza’ sin pensarlo dos veces. En plena pelea por el Mundial, consciente de que un toque le podía complicar mucho las cosas, lo arriesgó todo y le salió de maravilla. Cogió el rebufo de Vettel en la recta posterior a la primera chicane, y en la segunda, en la Variante della Roggia, el británico hizo el adelantamiento del año.

Mientras Vettel dudaba en si atacar a Kimi, Hamilton fue a por todas por el exterior y, con el coche por delante de Vettel, tomó por el interior la siguiente curva, la de salida. En dicha acción, el inglés tocó a Vettel y el germano se llevó la peor parte. No sólo perdía la posición, sino que dañaba el alerón delantero e hizo un trompo que le dejaba en la cola del pelotón. De luchar por el triunfo y el Mundial, a las últimas plazas.

El germano tuvo que entrar a boxes y salió de nuevo bajo el régimen de Safety Car en la penúltima posición, con otro trocito de Mundial perdido en detrimento de Lewis, que quería más.

Empezó entonces una tremenda batalla entre Hamilton y Raikkonen por el triunfo. Pero en ella, Lewis contaba con la ayuda de su escudero y eso ayudó en la perfecta aunque arriesgada estrategia de Mercedes. Hamilton lo intentó en pista. Encendido tras pasar Vettel, en la resalida logró un espectacular adelantamiento sobre Raikkonen a rebufo del finlandés, pero esta vez, Kimi no sólo sacó el escudo sino que también su espada y le devolvió la jugada en la chicane.

Entonces, entró en juego el muro. Mercedes hizo el ‘teatrillo’ sacando a sus mecánicos al pit lane para fingir que Hamilton pararía, y Ferrari picó el anzuelo. Paró con su número 7 mientras Hamilton seguía en pista. “Es hora del hammer time”, le decían a Lewis por radio, y éste respondió con una vuelta rápida. Parecía que la jugada maestra de Mercedes saldría bien, pero Raikkonen salió a pista encendido y sus tiempos le dejaban en primera posición de nuevo cuando Hamilton paraba. Pero no estaba todo acabado. La idea de Mercedes iba mucho más allá, habían planificado una carrera a largo plazo. Y en ese plan estaba Bottas.

El de Nastola hizo de tapón de su compatriota, aguantando 39 vueltas con el neumático súperblando de inicio. Eso arruinaba su carrera, pero estaba ayudando a Lewis, que iba con el cuchillo entre los dientes recortando décima a décima la desventaja con Kimi. Mercedes estaba sacrificando a su peón para que su rey venciera. Y así fue. Le prepararon un perfecto bocadillo a Raikkonen y Hamilton terminó pasando al de Ferrari en la vuelta 45 en la primera chicane.

De nuevo, por el exterior, como hizo con Vettel. Aunque aquí Kimi fue limpio, evitó el toque, reconociendo la superioridad de Lewis Mercedes. Ganaron con todo en contra. Y con victorias así es como se ganan los títulos.

Real Madrid 4-1 Leganes: Karim Benzema se sienta en el trono blanco.

post

Tremendo juego del conjunto merengue para quedarse con los tres puntos y casi mantener el liderato antes del parón internacional.

Varias noticias que destacar en el encuentro que ha enfrentado al Real Madrid y al Leganés en el Santiago Bernabéu. Todo comenzó con el cambio en la portería, puesto que Keylor Navas partió desde el banquillo para que Thibaut Courtois pudiera estrenarse en el feudo madridista con la elástica blanca. Poco trabajo para el belga, pero eficiente salvo en un penalti que, en la mayoría de los casos, depende de la suerte. Julen Lopetegui también optó por devolverle la titularidad a Luka Modric por primera vez desde su regreso de la selección. Bale abrió la lata en la fiesta Blanca en el Santiago Bernabéu. Carrillo empató de un penalti cometido por Casemiro. Benzema marcó los dos siguientes -provocando que haya conseguido anotar a los 33 equipos a los que se ha enfrentado en LaLiga- y Ramos cerró con otra pena máxima ganada por Asensio. El Leganés apenas tuvo ocasiones de poner en peligro el resultado.

El dominio del conjunto dirigido por Julen Lopetegui fue latente y protagonista durante todas las facetas de un partido que solo tenía un nombre: el del Real Madrid. Avisó Asensio con un remate por encima de Cuéllar que se marchó rozando el larguero. No tardó mucho el cuadro blanco en adelantarse en el marcador. El reloj marcaba el minuto 17 cuando Carvajal puso con la cabeza un pase medido al punto de penalti, donde Gareth Bale, más listo que nadie, enganchó completamente solo con la derecha un remate que no pudo repeler Cuéllar. Sin embargo, las pretensiones del Real Madrid parecían verse amenazadas después de que, tan solo siete minutos después, Casemiro cometiera un claro penalti sobre Eraso. Carrillo fue el encargado de probar a Courtois en su primera acción decisiva en el Santiago Bernabéu, pero el argentino le ganó la partida. A partir de ahí, los de Julen Lopetegui se durmieron momentáneamente, aunque Benzema tuvo con una volea la oportunidad de poner el 2-1 en el marcador a falta de escasos minutos para el final del primer tiempo. Cuéllar, con una gran parada, lo evitó.

Tras el paso por vestuarios, el Real Madrid salió más que enchufado ante un Leganés que no fue capaz de ver por dónde le venían los golpes. Llegó el segundo en el minuto 48 después de que el VAR diera por válido un tanto que, previamente, había anulado el colegiado por una falta inexistente de Benzema. El francés remató de cabeza en un forcejeo con un defensor un centro de Asensio. Pase medido y testarazo impecable para el 2-1. El rodillo comenzó a circular solo era cuestión de tiempo que el resultado fuera aumentando su diferencia. A punto estuvo Toni Kroos de hacerlo en el 58 tras un precioso remate de volea que se marchó lamiendo la cepa del poste. No tardó Karim Benzema en firmar su doblete, tan solo tres minutos después. Jugada combinativa preciosa en la frontal del área que acaba con una pared con Luka Modric y el ariete galo se encargó de rematar cruzado pegado a la madera, imposible para Cuéllar. El Leganés, completamente vencido, apenas pudo resistir las ofensivas del Real Madrid. Con tal ventaja, Asensio quiso hacer más daño y provocó un nuevo penalti tras los dos cometidos durante la jornada anterior en Gerona. Sergio Ramos, de nuevo, materializó la pena máxima en el minuto 66.

Así las cosas, la escuadra capitalina decidió mantener la posesión y buscando más tantos con el paso de los minutos, pero el resultado no volvió a moverse y el árbitro del partido pitó el final. La superioridad del Real Madrid de Julen Lopetegui en estas tres primeras jornadas de LaLiga es más que evidente, un gran nivel que esperarán no disminuya tras el parón internacional. De esta manera, el Santiago Bernabéu ha sido testigo de un gran fútbol. El regreso de la cuarta jornada liguera se tornará, sin duda, interesante para la Casa Blanca.