Real Madrid 92-75 Panathinaikos: El mejor Causeur permite soñar.

post

El Real Madrid consiguió una importante victoria ante el Panathinaikos, rival directo en la lucha por la ventaja de campo en las eliminatorias por el título (92-75), liderado por un Fabien Causeur desatado, autor de 26 puntos, junto a Facu Campazzo, 15, y Edy Tavares, 14, que no se quedaron atrás.

La buena puesta en escena del Real Madrid se vio recompensada con un 8-0 en los tres primeros minutos de un partido fundamental para ambos protagonistas. La buena defensa, con Jeffery Taylor sobre Matt Lojeski, y la intimidación de Edy Tavares hicieron su efecto, hasta que Xavi Pascual, entrenador del Panathinaikos y perfecto conocedor del juego madridista, decidió empezar a mover piezas desde el banquillo para equilibrar la balanza.

Lo consiguió en apenas 3 minutos (10-10, min.6.30), pero no solo logró el equipo griego equilibrar el partido sino que pasó a dominarlo tras obtener un parcial de 0-12 (desde el 10-4 a un 10-16), gracias a 4 triples consecutivos, dos de ellos del exmadridista KC Rivers.

El roto defensivo del Real Madrid coincidió con el momento de mejor puntería helena y la cosa pudo haber sido peor, así es que el 19-20 con el que se llegó al final del primer cuarto hay que darlo por bueno.

El segundo acto comenzó con problemas defensivos para el Real Madrid, pero entonces apareció Fabien Causeur para liderar el ataque de los españoles con sus penetraciones y continuaciones a canasta. La escasa ventaja conseguida, 27-25, la cercenó Rivers con su tercer triple sin fallo.

Los dos equipos, conscientes de lo que se jugaban (muchas opciones de poder seguir luchando por el factor cancha en el playoff), tomaron muchas precauciones para no descolgarse en el marcador más de lo deseado y con ambos entrenadores buscando las ventajas en los emparejamientos defensivos de sus hombres. El 38-37 con el que se llegó al descanso prometió lucha, balón a balón, rebote a rebote, centímetro a centímetros y segundo a segundo.

Volvió a salir con brillantez el Madrid tras el paso por vestuarios con un 8-2 de parcial (46-39), con Taylor destacando también en ataque, y con Pascual volviendo a parar el partido para recomponer a sus huestes. Lo primero que pasó es que Rivers clavó su cuarto triple sin fallo.

El partido se descontroló un poco y el Madrid supo sacar provecho, de nuevo Causeur y ahora Tavares, para alcanzar una ventaja ya considerable, 56-42 (min.26), obligando al técnico de los griegos a volver a parar el partido para intentar que sus jugadores no se desenganchasen.

Laso no dejó esta vez margen al error y fue dando entrada paulatina a Gustavo Ayón, Felipe Reyes y Rudy Fernández, su guardia pretoriana en defensa junto con Taylor, para asegurar la ventaja de cara a los últimos diez minutos a los que llegó con un 64-55. La presión y los nervios de los griegos la escenificó Nick Calathes que, pese a su experiencia, se hizo acreedor de una técnica nada más comenzar el cuarto de la verdad.

El Madrid pese a su falta de triples, 3 de 15 en los primeros 30 minutos de juego, se instaló en la decena de puntos de ventaja (67-57 (min.32) para intentar llegar al final del partido sin demasiados sobresaltos, habida cuenta de su pobre bagaje esta temporada en los finales apretados.

El intercambio de canastas, con Mike James como protagonista por el Panathinaikos, y con Reyes por parte madridista favoreció al Real Madrid que fue restando minutos a un partido más o menos controlado, 75-65 (min.34). James se echó el equipo a la espalda y mantuvo un espectacular duelo anotador con Causeur, del que salió vencedor el Real Madrid que acabó ganando por 92-75 y también la diferencia de puntos con los griegos.

Milan 0-2 Arsenal: El Arsenal se llevó una valiosa victoria de San Siro.

post

Los goles de Mkhitaryan y Ramsey dejaron al borde de la eliminación al Milan y permiten una positiva ventaja a favor de los Gunners para la vuelta.

El caprichoso destino quiso que  Milan y Arsenal , dos de los peso pesados que tiene la actual edición de la  UEFA Europa League , se cruzaran en los Octavos de Final. Y los de Arsene Wenger se encargaron este jueves de dar un fuerte golpe en su visita a San Siro para quedar con claras oportunidades de avanzar a cuartos:triunfo por 0-2.

La tenencia de pelota y el dominio en el juego no fueron suficientes para el inofensivo dueño de casa. Suso y Hakan Calhanoglu condujeron a partir de su habilidad, Ricardo Rodriguez intentó llevar peligro a través de su proyección, Patrick Cutrone no se encontró con el gol, mientras que Giacomo Bonaventura fue otro de los que se aproximó con riesgo al área gunner.

Por el contrario, el visitante dio el primer cachetazo a los 14 minutos, gracias al potente remate del armenio Henrickh Mkhitaryan , quien ya había dado un aviso a la porteria de Gianluigi Donnarumma y que en la segunda opción no perdonó.

El conjunto Rossoneri se apagó y el Arsenal celebró su segundo tanto sobre el cierre de la primera mitad después de un fenomenal pase de Mesut Özil, quien dejó mano a mano a Aaron Ramsey con el portero local: lo dejó en el camino y definió con la porteria vacia.

Los de Gennaro Gattuso no reaccionaron en la segunda parte y, pese a que su rival lo esperó, no consiguió profundidad en sus avances ni amenazar la portería defendida por el colombiano David Ospina. La entrada del portugués André Silva no surtió efecto y el equipo italiano quedó resignado. Los Gunners hicieron un gran trabajo y en la vuelta sólo les quedará defender la buena ventaja en el marcador global frente a su gente, la próxima semana, en el Emirates Stadium.

Tottenham 1-2 Juventus: Higuain y Dybala resucitan a la Juventus.

post

La Vecchia Signora era superada por Tottenham en Wembley, pero aparecieron los argentinos en tres minutos y sentenciaron la eliminatoria a su favor.

Impensado. No lo merecía para nada, pero Juventus apeló a sus figuras, a los argentinos, para avanzar a los Cuartos de Final de la Champions LeagueGonzalo Higuaín Paulo Dybala marcaron los goles en momentos justos y dieron vuelta en Wembley, para dejar en el camino a Tottenham, que se había llevado un valioso empate por 2-2 en Turín.

Los Spurs fueron muy superiores en la primera mitad. Dominaron la pelota, los tiempos del partido y las ocasiones de gol. Pero esa fue la faceta que le terminaría costando al dueño de casa, que se perdió grandes oportunidades de abrir el marcador. Finalmente, el que pudo abrir la cuenta fue el coreano Son Heung-Min, una de las figuras de su equipo en ese aspecto.

En la segunda parte, la Juventus, obligada a dar la vuelta, pareció ir más al ataque. Pero este equipo de Allegri ya no es el de la temporada pasada, cuando era infalible en la defensa y creativo en ataque.

Desaparecidos todo el partido, los argentinos solo necesitaron un momento de lucidez para dejar su marca: primero el Pipa definió después de una bonita jugada colectiva y luego fue “La Joya”, tras una asistencia descomunal del 9 argentino, quien definió ante la salida de Lloris.

¿Qué tuvo que hacer la Juve el resto del partido? Defender. Lo que más le gusta y sabe hacer. Y lo hizo y de qué manera. Con Barzagli y Chiellini sacando todo, la Vecchia Signora lo aguantó y terminó sacando su pase a Cuartos de Final.

Manchester City 1-2 Basilea: El City se dio el lujo de clasificarse con una derrota.

post

El conjunto celeste perdió como local frente a Basilea, pero el 0-4 conseguido en la Ida había dejado la eliminatoria virtualmente sentenciada.

Sólo 90 minutos le habían alcanzado a Manchester City para cumplir el objetivo. El 0-4 en territorio suizo dejó encaminada la serie de Octavos de Final, que debía cerrarse este miércoles en el Etihad Stadium.

Como muestra de la tranquilidad que reinaba en los Citizens, Pep Guardiola decidió dejar en el banquillo a Sergio Agüero, Kevin De Bruyne y Nicolás Otamendi. Y la calma fue tanta, que llevó al equipo inglés a clasificarse a los cuartos con una derrota por 1-2 con Basilea.

La energía y ambición del equipo local se apagaron con el correr de los minutos. Porque empezó con entusiasmo e intentó demostrar que quería hacer más abultado el marcador global. Y lo consiguió rápido, gracias a la conducción de Leroy Sané, quien asistió a Bernardo Silva y el portugués que brindó el pase debajo de porteria para que el brasileño Gabriel Jesus sólo la tuviera que empujar a los 7 minutos de juego.

Marchó de mayor a menor el líder de la Premier League y le concedió la posesión -de esa que tanto presume el equipo de Pep- al conjunto helvétivo. Es por eso que no tardó en llegar con riesgo al área local. Y a los 16′ fue Mohamed Elyounoussi el que sacó rédito de una estática defensa y remató fuerte ante un Claudio Bravo que no pudo evitar la igualdad.

Pese a la desconexión, el elenco de Manchester consiguió sostener el resultado y sufrió el segundo golpe a los 25′ de la segunda parte, a partir del tanto de Michael Lang. Brahim Diaz -en lugar de Ilkay Gündogan- y Tosin Adarabioyo (por Phil Foden) fueron las únicas modificaciones del técnico catalán, que no se desesperó ante la caída y su equipo sólo debió consumir minutos hasta el final.

Segundo traspié de los Citizens en la actual edición de la Champions League, otra vez en un partido de relleno como fue en la fase de grupos con Shakhtar Donetsk, que juegan con margen y administran energías para la recta final de la temporada.

PSG 1-2 Real Madrid: Siguen tachando cuentas.

post

El equipo de Zidane consiguió dos bombazos por primera vez: ganó en el Parque de los Príncipes y eliminó al conjunto francés.

De todo un poco en la victoria del Real Madrid ante PSG. Historia, pura historia. El equipo de Zinedine Zidane consiguió por primera vez dos cuentas pendientes: logró ganar en el Parque de los Príncipes, por un lado, y liquidó al equipo francés en un mano a mano, en su segundo enfrenamiento.

En un partido más bien cómodo para el conjunto de Zidane, Real Madrid ganó 2 a 1 en el partido de vuelta, con goles de Ronaldo y Casemiro, y se clasificó a los Cuartos de Final de la Champions League.

De esta manera, tachó algunas de las espinas que tenía clavada en un torneo que le sonríe cada vez más.

Liverpool 0-0 Oporto: Liverpool cerró su pase a la siguiente ronda con un empate.

post

Tras el 5-0 en la ida, los Reds igualaron sin goles frente al Oporto, en Anfield, y se metieron dentro de los ocho mejores equipos del continente.

Las hazañas ocurren en contadas ocasiones. Y el encuentro de este martes entre Liverpool y Oporto no fue una de ellas .Tras el 5-0 en el Estadio do Dragao, los Reds igualaron 0-0 frente al elenco dirigido por Sérgio Conceição, en Anfield, y avanzaron a los Cuartos de Final de la Champions League.

La abultada ventaja en el partido de ida le permitió a Jurgen Klopp cuidar a sus dos máximas figuras, el delantero egipcio Mohamed Salah y el defensor holandés Virgil Van Dijk. Más allá de esa elección, el entrenador alemán dispuso de un equipo con mayoría de titulares, que mantuvo la posesión de balón en la primera mitad, pero inquietó poco a Iker Casillas.

Durante la segunda parte, la pasividad que mostró el conjunto portugués, prácticamente obligó al dueño de casa a ir por una victoria que decorase la clasificación. Sin apuro, monopolizó el balón y avanzó hacia la porteria rival.

En una de las pocas ocasiones claras que tuvo el encuentro, Roberto Firmino ingresó con balón dominado al área, superó al exportero de Real Madrid con una gambeta y definió débil para que la defensa visitante se luciera sacando el balón en la línea.

Sobre el final, el técnico local decidió hacer ingresar a Salah por Sadio Mané -que se fue ovacionado por todo el Anfield-, para darle vértigo al ataque. Sin embargo, el extremo poco pudo hacer y no consiguió darle el triunfo a su equipo, que, gracias a la avasallante victoria conseguida en Portugal, se metió entre los ocho mejores equipos del continente.