Real Madrid 91-72 Valencia Basket: El Real Madrid hunde al Valencia en la noche negra de Doncic

post

El Real Madrid coge aire en la Euroliga tras conseguir su segunda victoria consecutiva ante otro equipo español. El equipo de Pablo Laso venció con autoridad ante un Valencia competitivo que suma su décima derrota en la competición europea. La joven perla del Madrid, Luka Doncic, fue expulsado por dos técnicas en el segundo cuarto.

Demasiado bonito pintaba para el Valencia Basket en el inicio de partido para haber caído derrotado 19 puntos abajo en el marcador. El equipo naranja, que llegaba con una racha de 8 jornadas consecutivas sin vencer en Euroliga, arrancaba el encuentro con un nivel de acierto por encima del alcanzado en sus mejores sueños. Tal situación no permitió al Valencia Basket lograr una alargada ventaja en el electrónico debido a la actuación de Campazzo y a los buenos números en anotación del francés Caseur. De esta manera, el cuadro visitante se fue diluyendo de esa efervescencia inicial y el Real Madrid consiguió llegar al final del primer cuarto con una ventaja de 6 puntos, gracias también al triple conseguido por Luka Doncic a 10 segundos del final. El niño seguía haciendo de las suyas.

Sin embargo, no todo iba a ser de color de rosa para el joven esloveno. Quizá, su actitud, obligó a colorearlo de negro. Apenas transcurrido el primer minuto del segundo cuarto se produjo la jugada más polémica del encuentro. Doncic llega hacia canasta ante la defensa del ex barcelonista Tibor Pleiss y los colegiados señalan con rotundidad falta sobre el jugador esloveno. Estos no dudaron hasta que el jugador visitante se giró hacia uno de los árbitros mostrando su nariz ensangrentada. En ese preciso instante, las imágenes hicieron de jurado y señalaron jugada antideportiva para Luka Doncic. Dos tiros para Valencia, uno para Real Madrid y balón para los blancos. El marcador favorecía 8 puntos a los hombres de Laso, pero la jugada que acababan de presenciar marcaría el final del partido para ese jovencito que tanto deslumbra a Europa. Pese a levantar el WiZink Center con un nuevo triple asombroso, Doncic provocó su segunda falta técnica en una jugada de ataque. Aquella decisión, unida a las airosas protestas del jugador acabaron en su expulsión. Luka abandonaba la pista del WiZink enrabietado como si fuera un niño de su edad. Nos tenía muy mal acostumbrados. Tras esta decisión arbitral llegaron los momentos de dudas en el conjunto blanco que acumulaba 5 faltas a tan solo 4 minutos del descanso. Y entonces apareció San Emeterio. El veterano jugador del Valencia Basket arengó a los suyos adelántandolos en el electrónico con casi 8 puntos seguidos y una actuación estelar. El Valencia Basket había remontado, se colocaba dos arriba y se enganchaba al partido. Por desgracia para ellos, Campazzo y su recital volvieron a la pista, esta vez, acompañados de la muñeca mágica de Carroll. Dos triples seguidos de Jayce devolvieron la ventaja al Real Madrid, que llegaba al descanso venciendo 43-41.

La vuelta del túnel de vestuarios estuvo marcada por la agresividad en ambos conjuntos. El Madrid, después de ver dos faltas en menos de un minuto, obtuvo la misma reacción naranja. A estos se les fue de las manos cuando llegaron al bonus en tan solo tres minutos y medio. Este juego defensivo del Valencia les permitió seguir luchando por la victoria de la mano de Guillem Vives y la puntuación del recuperado Dubljevic. Finalmente, las esperanzas visitantes se acabaron hasta que apareció Tavares. El gigante pívot del Madrid se llevó absolutamente todo por los aires en este tercer cuarto, teniendo Vidorreta que dar entrada a Pleiss para que luchara junto al de Cabo Verde esos balones aéreos. Este último acabó penalizando a los visitantes con sus pérdidas en ataque.

El tercer cuarto acabó con ventaja de 6 puntos para los blancos dando entrada al cuarto que determinó la victoria local. Tan desorbitada fue la apisonadora del Real Madrid en ataque como alarmante la pasividad visitante en el tramo final del encuentro. Jeffery Taylor y Felipe Reyes pusieron el espectáculo final en el Wizink Center que acabó presenciando una nueva victoria blanca con 19 puntos de ventaja. En el bando naranja, en cambio, una nueva derrota deja al Valencia en plena crisis cuya mejor noticia es la recuperación del lituano Dubljevic, máximo anotador del partido con 18 puntos.