post

Federer vuelve a la Final de Wimbledon.

El suizo venció a Tomas Berdych en Semifinal y luchará con Marin Cilic por ganar el octavo título de su carrera en el torneo.

Roger Federer sigue encantando sin necesidad de desgatarse. Este viernes, aunque por primera vez en dos semanas pasó la barrera de las dos horas de juego (2h18m), superó 7-6(4), 7-6(4), 6-4 al checo Tomas Berdych para alcanzar su undécima Final en Wimbledon y ganar el partido No. 90 de su carrera en el torneo. El suizo llega a 26 sets adjudicados de manera consecutiva contando también los partidos del ATP 500 de Halle que conquistó antes del tercer Grand Slam del año.

Tal vez fue el encuentro menos cómodo de Federer en dos semanas: abanicó bolas, intentó sorprender con drops que no tocaron la red, se reprochó en voz alta en varios fallos. De hecho llegó por primera vez a 20 errores no forzados (cometió 15 en 2R ante Dusan Lajovic). Pero esa incomodidad no le impidió mandar en la mayoría de los puntos ni tampoco deleitar al público con sus golpes fantásticos. En total se apuntó 53 tiros ganadores.

Habrían sido más, también habría errado menos, si Tomas Berdych no hubiera representado la gran amenaza que fue este viernes, fastidiando al suizo con su potencia (conectó 9 aces y 31 winners), también exigiéndolo a que usara todo su repertorio para vencerlo. Por eso todos los sets se definieron por pequeños detalles.

Después de una ruptura por cada lado en la primera manga, el tie-break se desequilibró por un error no forzado de derecha del checo en el 4/3. En la segunda manga volvieron al desempate luego de tres break points sin convertir y en el 1-1 fue un tiro ganador de revés de Federer el que marcó el primer mini quiebre, definitivo para encaminarse a la victoria.

En el último set, el tercer cabeza de serie rompió la paridad quebrando por segunda vez en el partido. En el séptimo juego se aprovechó de tres errores rivales y una volea ganadora. Y esta vez, a diferencia de la primera manga, sí pudo sostener la ventaja para evitar el desempate y quedarse con el triunfo No. 19 ante Tomas Berdych. Para así sacar revancha de la derrota en los Cuartos de Final de Wimbledon 2010.

Con esta victoria (la No. 1,110 de su carrera), el suizo se convierte en el segundo jugador más veterano (35 años y 342 días) en alcanzar una final de Wimbledon, tras Ken Rosewall que fue subcampeón en 1974 (con 39 años y 246 días). Además, luego de superar por octava vez consecutiva a Berdych, vuelve más inalcanzable su récord en clasificaciones a finales del torneo, con 11 en total, y también de Grand Slams, con 29.

En la siguiente ronda medirá a Marin Cilic, contra el que tiene récord positivo de 6-1. Los dos últimos duelos entre ambos han sido clave en la confrontación. En los Cuartos de Final de Wimbledon 2016, el suizo remontó un 0-2 en sets y salvó tres match points, mientras que el croata se impuso en la Semifinal del US Open 2014 antes de ganar su único título de Grand Slam. Quien gane este domingo, se llevará un cheque de £2.2m.

Federer, que busca su octava corona en Wimbledon y la No. 19 en Grand Slams, deberá ser campeón para pasar a Stan Wawrinka y Novak Djokovic, y así aparecer el próximo lunes como el nuevo No. 3 del Ranking ATP. Además, quedaría a 1,205 puntos del No. 1 Andy Murray y con muchas posibilidad de desbancarlo teniendo en cuenta que no defiende puntos hasta el final de temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *