post

Málaga 2-0 Celta de Vigo: Cada vez más fuertes

Los hombres de Gracia no pudieron comenzar de mejor forma el año. Y es que ya lo advertía el técnico malaguista en la rueda de prensa previa al encuentro ” en estos momentos podemos ganar a cualquiera”.

A los malagueños se les presentaba un partido difícil en casa ante uno de los equipos revelación de esta campaña, el Celta de Vigo. Y cómo era de esperar, el balón empezó siendo de éstos, mientras los de martiricos aguardaban en campo propio. Pronto se iba a dejar ver esta nueva versión de un Málaga que sabe hacer goles. Cuando en el minuto siete del encuentro, una jugada a balón parado ponía el marcador de cara a los locales. Marcó Charles, de cabeza. El brasileño aprovechó una salida en falso de Rubén tras un saque de esquina,  para cabecear un centro de Rosales y abrir el marcador, sumando así el séptimo tanto en su cuenta personal.

Por su parte, el conjunto de Berizzo no decayó e intentó sorprender en alguna que otra ocasión a Kameni por mediación de Iago Aspas, quien, hasta el momento, era el que ponía el broche de calidad del encuentro. Con el paso de los minutos, la ofensiva visitante comenzaba a estancarse a las par que los blanquiazules se acomodaban en el partido. En este contexto llegaba el segundo. También a balón parado. Otra mala salida del guardameta celeste dejaba a merced el segundo tanto a favor de los locales, esta vez por mediación de Albentosa. El central valenciano cabeceó el centro de Juanpi desde la esquina para aumentar distancias.

La cosa se le fue complicando al Celta, que desperdició una de sus ocasiones más claras antes de finalizar el primer tiempo. Orellana sirvió con el exterior a Aspas para que el delantero asistiera de cabeza a Wass en un mano a mano que terminaría por estrellar en el travesaño.

La segunda parte iba a pintar aún peor para el conjunto vigués con la expulsión de Rubén por una mala salida ante Amrabat. Partido holgado para el marroquí a pesar de ver su quinta cartulina amarilla- por lo que se perderá el próximo encuentro ante Las Palmas- y desperdiciar la oportunidad de poner el tercero con un pésimo lanzamiento de penalti que atajó Sergio sin dificultad.

Con los gallegos volcados por encontrar el primero, el delantero marroquí seguía hilando ocasiones a favor de un Málaga que no terminaba de rematar el encuentro.

El Málaga comenzaba este nuevo año regalando a la afición malaguista la cuarta victoria consecutiva de la temporada. El cuadro andaluz parece afianzarse en la zona media de la tabla una jornada más.

 

One thought on “Málaga 2-0 Celta de Vigo: Cada vez más fuertes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *